LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

Compras de cineFnac

Novela "Hannibal: El origen del mal" (Thomas Harris)
NOVELA

 
 
 


Fotos ampliables

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Más fotos (28)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


     Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


HANNIBAL: EL ORIGEN DEL MAL
(Hannibal: Rising)


Dirección: Peter Webber.
Países:
USA, Reino Unido y Francia.
Año: 2007.
Duración: 117 min.
Género: Drama, thriller, terror.
Interpretación: Gaspard Ulliel (Hannibal Lecter), Gong Li (Lady Murasaki), Rhys Ifans (Grutas), Kevin McKidd (Kolnas), Dominic West (inspector Popil), Richard Brake (Dortlich), Stephen Walters (Milko), Ivan Marevich (Grentz), Charles Maquignon (Paul Momund).
Guión: Thomas Harris; basado en su novela.
Producción: Martha De Laurentiis, Dino De Laurentiis y Tarak Ben Ammar.
Música: Ilan Eshkeri y Shigeru Umebayashi.
Fotografía:
Ben Davis.
Montaje: Pietro Scalia y Valerio Bonelli.
Diseño de producción: Allan Starski.
Vestuario: Anna Sheppard.
Estreno en USA: 9 Febrero 2007.
Estreno en España: 16 Marzo 2007.

CRÍTICA por Miguel Laviña Guallart

Cada vez más lejos de Hannibal

  Imposible imaginar a un Hannibal Lecter con unos rasgos distintos a los de Anthony Hopkins, al menos de momento. Hasta que pasen suficientes años y se saquen de la manga una especie de "Hannibal return" que trate de hacer olvidar al intérprete británico, cabe la posibilidad de seguir explotando la franquicia dando marcha atrás, remontándose a sus orígenes. Una saga que se ha sostenido gracias a la todavía impactante irrupción en la pantalla del célebre personaje en la extraordinaria "El silencio de los corderos" –aquellos magnéticos interrogatorios entre Jodie Foster y Hopkins permanecen suspendidos en la memoria y se extienden como una sombra sobre el resto de las entregas–. Tras su indigna secuela, la demencial "Hannibal", y una correcta precuela "El dragón rojo", “Hannibal: El origen del mal” se descuelga definitivamente de los signos distintivos del punto de partida.

 

  El director Peter Webber se hace cargo del proyecto, siguiente trabajo a su prometedor debut con "La joven de la perla". Trata de sacar adelante un guión del propio creador de la saga, el novelista Thomas Harris, que narra la niñez y juventud de Hannibal, rastreando las posibles causas que le llevaron a convertirse en uno de los psicópatas más refinados de la ficción. El escritor se permite imbuir tal cantidad de elementos tomados de distintos sitios, que llega un momento en el que dejan de sorprender las lagunas e incongruencias de la historia. Personajes que se cruzan media Europa en plena Guerra Fría y se encuentran y desencuentran con una facilidad pasmosa, similar con la que aparecen y desaparecen de los operísticos escenarios, la extraña inclusión de una misteriosa mujer oriental en el asunto y la consiguiente iniciación en las artes marciales, y así un largo etcétera. Unos diálogos rutinarios y pretendidamente profundos no contribuyen a dar forma a unos personajes de plana psicología. Todo ello deja al descubierto una escasa capacidad como guionista que empuja a recordar a Ted Tally como responsable de las dos partes más estimables, “El silencio de los corderos” y "El dragón rojo".

  Al margen de esta deshilvanada narración, se percibe una cuestión de fondo todavía más objetable, directamente relacionada con el planteamiento básico de la esencia del protagonista. El film traiciona una figura que producía una increíble mezcla de repulsión y atracción, el psicópata aristocrático, seductor, que parecía disfrutar imprimiendo un arte a sus crímenes, y cuyas causas por este placer en el mal se desconocían. Pasa muy por encima de los aspectos patológicos en la difícil determinación del origen de la psicopatía, y se decanta por señalar como motivo de esta alteración unos traumas de su niñez que le empujan a la venganza, dejando al margen la exploración de los laberínticos enigmas de la mente. El primer Hannibal producía un sordo miedo, inquietud acentuada por hecho de que sus acciones entraban dentro de lo factible, y podían engrosar la lista de los crímenes que día a día recogen los periódicos. El joven Hannibal, convertido en una mera caricatura del asesino en serie, impone una distancia insalvable que impide olvidar en ningún momento que lo que se está viendo es una guiñolesca ficción, en forma de mera sucesión de secuencias sangrientas.

  Webber logra al menos dotar a la propuesta de cierto estilo visual, mediante su fina percepción de las atmósferas, la composición de las imágenes y los elegantes movimientos de cámara. Parece que también fue el responsable de confiar el protagonismo a Gaspard Ulliel, actor francés que tras despuntar con "Fugitivos" de André Téchiné y que Jean-Pierre Jeunet emparejó con Audrey Tautou en "Largo domingo de noviazgo", realiza aquí un trabajo ajustado, esforzándose por mimetizar el porte y algunos gestos y expresiones de Hopkins. Junto a él, resulta estimulante la presencia de Gong Li, aunque su participación sea uno de los hechos insólitos del film y su discreto cometido no le permita demasiado margen de actuación.

  Si algo tiene de positivo también “Hannibal: El origen del mal”, es el saludable hecho de no intentar pasar por una obra de presunta calidad, tal y como sucedió con la primera secuela firmada por un Ridley Scott en sus horas más bajas. Resulta revelador que la distribuidora oriente la explotación de la cinta de tal forma que en Madrid no exhiba ni una sola copia en versión original, y la disemine por multitud de multisalas de centros comerciales: un asumido subproducto de consumo rápido que no puede llevar a la decepción. Del desasosiego de sus inicios ha logrado pasar a provocar las carcajadas en el patio de butacas, reacción ante los ejercicios de sadismo de un nuevo Hannibal que podría llevar cualquier otro nombre.

Calificación:


Imágenes de "Hannibal: El origen del mal" - Copyright © 2007 Dino De Laurentiis Company, Quinta Communications e Ingenious Film Partners. Distribuida en España por Aurum. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Hannibal: El origen del mal"
Añade "Hannibal: El origen del mal" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Hannibal: El origen del mal" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Diamante de sangre (Blood diamond)     Apocalypto     La caja Kovak     Banderas de nuestros padres (Flags of our fathers)     Mentes en blanco (Unknown)

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad