LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 
 
 


Fotos ampliables

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Más fotos (21)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Noticias | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


LAS AVENTURAS AMOROSAS DEL JOVEN MOLIÈRE
(Molière)


Dirección: Laurent Tirard.
País:
Francia.
Año: 2007.
Duración: 116 min.
Género: Comedia.
Interpretación: Romain Duris (Molière), Fabrice Luchini (Jourdain), Laura Morante (Elmire), Edouard Baer (Dorante), Ludivine Sagnier (Celimena), Fanny Valette (Henriette), Gonzague Requillart (Valère), Mélanie Dos Santos (Louison), Gilian Petrovski (Thomas), Sophie-Charlotte Husson (Madeleine).
Guión: Laurent Tirard y Grégoire Vigneron.
Producción: Olivier Delbosc y Marc Missonnier.
Música: Frédéric Talgorn.
Fotografía:
Gilles Henry.
Montaje: Valérie Deseine.
Diseño de producción: Françoise Dupertuis.
Vestuario: Pierre-Jean Larroque.
Estreno en Francia: 31 Enero 2007.
Estreno en España: 16 Noviembre 2007.

CRÍTICA por Manuel Márquez

  A todo aquel espectador incauto que, guiado por la literalidad del título, se acerque a la sala oscura a ver "Las aventuras amorosas del joven Molière" con la pretensión de encontrar un film biográfico al uso, le espera un chasco de consideración: desconozco los detalles de la vida, obra y milagros del inmortal dramaturgo galo, pero, aun así, mucho me temo que la fidelidad histórica de los hechos narrados no se acerca ni a un tenue viso de cercanía. En contrapartida, eso sí, tendrá la oportunidad de hallar —si olvida sus objetivos iniciales, y, con espíritu de cinéfago glotón, se abandona a un ejercicio de disfrute incondicionado— un film que, lejos de constituir ninguna suerte de obra maestra ni de pretensiones trascendentaloides, sí que se trata de una comedia romántica ágil, ligera y chispeante. Una sorprendente nota de frescura en una cartelera poco habituada a productos de este origen, corte, estilo y tendencia.

 

  He de suponer que en ningún momento fue intención del equipo de producción de estas aventuras “molièrescas” el ofrecernos un retrato fidedigno y documentado —y, mucho menos aún, exhaustivo— de su personaje central (encarnado por un vehementente apasionado Romain Duris que, si bien físicamente —con su delgadez y desaliño— nos puede recordar en algún momento al Joseph Fiennes de "Shakespeare in love [Shakespeare enamorado]", ofrece un punto mucho mayor de desparpajo y naturalidad). Si así hubiera sido, quizá cabría calificar la película de un fiasco monumental.

  Pero lo que sí han hecho, y con un acierto indudable —a partir también de la disponibilidad de un generoso soporte económico, necesario para dotar al producto de la debida solvencia en sus rubros técnicos y artísticos (no olvidemos que estamos ante una producción de época, con altas exigencias de corte estético): es una de las “pequeñas ventajas” de contar con una industria sólida de la que en otras latitudes no tan lejanas a la francesa carecemos ostensiblemente…—, es armar, con talento y cariño, una comedia plena de encanto, en la que el elemento romántico siempre prevalece sobre el más estrictamente literario (un tremendo acierto, repito, salvando una trampa en la que productos de este tenor suelen caer, olvidando el pobre juego que la materia literaria “pura y dura” suele dar en pantalla), el ritmo narrativo se mantiene siempre vivo e intenso (no hay otra fórmula válida para hacer que casi dos horas de metraje se pasen en un suspiro) y la arquitectura de las relaciones entre personajes, siempre cabalgando entre equívocos, enredos, engaños y sentimientos encontrados —tamizados, eso sí, por un fino y amable sentido del humor—, demuestra un trabajo de construcción del guión francamente digno de encomio.

  Una película en la que, también, por qué no decirlo, cabe apreciar influencias, magníficamente bien aprovechadas, de precedentes tan exitosos y solventes como el "Cyrano de Bergerac" más reciente (el de la versión de 1990 a cargo de Jean-Paul Rappeneau) —especialmente, en lo que se refiere a su apuesta por el poder de la palabra como elemento de seducción— o ciertos elementos tomados de "Las amistades peligrosas", de Stephen Frears, en lo que atañe a la introducción de determinados ambientes y personajes que nos ofrecen un retrato bastante poco complaciente de determinados tipos (como esos dos personajes de “villano suave”, Dorante y Celimena, trasunto refinado de los pícaros más conspicuos de ese periodo, y a los que ni una visión humorística redime de sus miserias y mezquindades) y usos cortesanos de la época y lugar (aunque, en este caso, evidentemente, falta la acidez vitriólica que recorría el espíritu de la propuesta del inglés).

  Para finalizar, no quisiera dar finiquito a esta reseña sin hacer mención expresa de los dos intérpretes que, dejando aparte al protagonista —cuyo peso y presencia son incuestionablemente mayores—, más gratamente han llamado mi atención: la bellísima y plena de madurez Laura Morante, capaz de conciliar en un mismo personaje aspectos tan dispares (y tan inusuales para la época) como el de mujer culta y sensible, madre sensata, esposa escéptica y amante apasionada (y hacerlos creíbles, todos ellos, gracias a una interpretación serena y equilibrada), y el excelente Fabrice Luchini, un veterano actor de carácter (con varios premios César en sus alforjas) que cuaja una creación, la del fatuo y desgraciado Jourdain —un personaje que me hacía rememorar, por sus concomitancias argumentales, al que encarnara Agustín González en la legendaria "El viaje a ninguna parte"—, que no cabría calificar sino de extraordinaria.

  En fin, amigos lectores, me temo que, una vez más, se me vuelve a ver el plumero. Y es que a los amantes incondicionales del cine francés siempre nos suelen terminar pasando cosas como ésta. Pero la culpa no es mía (por prejuicioso, entreguista, esnob o fascinado a la violeta); es de ellos, por hacer las películas que hacen: porque saben, porque quieren y porque pueden. Qué envidia…

Calificación:


Imágenes de "Las aventuras amorosas del joven Molière" - Copyright © 2007 Fidélité, Wild Bunch, France 2 Cinéma y France 3 Cinéma. Distribuida en España por Golem. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Las aventuras amorosas del joven Molière"
Añade esta película a tus favoritas
Opina sobre esta película en nuestro blog
Recomienda esta película a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Stardust     La joven Jean Austen (Becoming Jane)     Hora punta 3 (Rush hour 3)     El romance de Astrea y Celadón (Les amours d'Astrée et de Céladon)     Amor y otros desastres (Love and other disasters)

 


   La Butaca   Internet

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | críticas | cartelera | preestrenos | top10 | noticias | opinión | DVD | carteles
de compras |
sorteos | videojuegos | BSO | clásicos | enlaces | archivo | suscripción
quiénes somos | contacto | publicidad