LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 
 
 


Fotos ampliables

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Más fotos (21)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Noticias | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


LAS AVENTURAS AMOROSAS DEL JOVEN MOLIÈRE
(Molière)


Dirección: Laurent Tirard.
País:
Francia.
Año: 2007.
Duración: 116 min.
Género: Comedia.
Interpretación: Romain Duris (Molière), Fabrice Luchini (Jourdain), Laura Morante (Elmire), Edouard Baer (Dorante), Ludivine Sagnier (Celimena), Fanny Valette (Henriette), Gonzague Requillart (Valère), Mélanie Dos Santos (Louison), Gilian Petrovski (Thomas), Sophie-Charlotte Husson (Madeleine).
Guión: Laurent Tirard y Grégoire Vigneron.
Producción: Olivier Delbosc y Marc Missonnier.
Música: Frédéric Talgorn.
Fotografía:
Gilles Henry.
Montaje: Valérie Deseine.
Diseño de producción: Françoise Dupertuis.
Vestuario: Pierre-Jean Larroque.
Estreno en Francia: 31 Enero 2007.
Estreno en España: 16 Noviembre 2007.

CRÍTICA por Julio Rodríguez Chico

Belleza e ingenio en el amor y la representación

  Hace pocas semanas, veíamos cómo Julian Jarrold buceaba en la vida de Jean Austen para extraer momentos de inspiración que después se reflejarían en sus novelas románticas. Ahora, Laurent Tirard hace lo propio con Molière, y busca también en posibles amores de juventud —de nuevo, lagunas históricas que la ficción aprovecha para articular su historia— la fuente que le impulsaría a transformar la comedia al uso y convertirla en una verdadera exploración del alma humana. Curiosamente, dos escritores que marcaron una época y un estilo, y dos películas que se acercan a sus vidas y amores con el mismo tacto y planteamiento que ellos después plasmarían en sus obras literarias.

 

  Por eso, Tirard estructura su largometraje a modo de obra de teatro, con su prólogo y despedida final de los actores dirigiéndose al espectador, con un nudo argumental que se concreta en un largo flashback en el que conoceremos cómo el ilustre escritor pasó de las farsas que habían llevado a la bancarrota a su compañía teatral a la representación de las obras de Corneille, para terminar creando su propia comedia satírica. Entre medias, amores reales y ficticios, juegos de seducción e ingenio con la palabra, enredos e identidades ocultas, chantajes y falsedades, honor y sacrificio, palabrería hueca y silencios cargados de sentimiento. Aventuras amorosas en las que el joven Molière (Romain Duris) representa el papel de clérigo sin oficio, de maestro del burgués Jourdain (Fabrice Luchini) en el arte de la representación y el galanteo, de instructor de una hija que no entiende de clases sociales pero sí de amor, de amante de una madame Jourdain (Laura Morante) en la que despierta sentimientos dormidos, de dramaturgo capaz tanto de conquistar a la amada con la palabra o la actuación como de imitar a un caballo nervioso o percherón. Actuaciones que hablan del teatro y de las identidades prestadas a la hora de actuar, del amor y de sus engaños o transformaciones en quien lo padece, de la ceguera que comporta o del sacrificio que exige, y en definitiva, del amor como motor de la vida y de la creación artística desde el momento en que impulsa un alma al artificio mecánico de la comedia vacua.

  Pero Tirard no sólo adopta los modos teatrales como vehículo para mostrarnos al joven Molière, sino que también construye una auténtica comedia con su propio estilo irónico y caricaturesco, y busca retratar tipos que se mueven por apariencias o codicia, entre la avaricia y el placer sensual, de la misma manera que lo hiciera el dramaturgo en “Tartufo”, “El misántropo” o “Las preciosas ridículas”. Sus diálogos están muy cuidados y bien construidos, sin caer en lo pretencioso ni en el artificio literario, su puesta en escena es refinada y elegante, con una ambientación costumbrista que se aprovecha de los entornos palaciegos de Versalles y alrededores, y de un vestuario de época preciosista que con el resto del atrezo nos lleva al siglo XVII francés, con su nobleza ociosa y su burguesía adinerada. La música sinfónica de Frédéric Talgorn viene como anillo al dedo para enmarcar esta historia de amores y enredos, de farsas y simulacros jocosos.

  El guión, equilibrado y sin arritmias, mezcla y conjuga con acierto los momentos cómicos —como la escena de Jourdain haciendo de caballo, o en tantas otras en las que muestra su ceguera y torpeza— con los dramáticos, aunque nunca llega a alcanzar el clímax emotivo ni la gravedad necesaria: frialdad por tratarse de una representación del amor y de una tragicomedia que huye de los excesos, pulcra y precisa, artesanal en su concepción, y con unas interpretaciones ajustadas a la propia obra del dramaturgo francés. Espléndida es la secuencia en la que Molière y madame Jourdain ensayan sus mutuas insinuaciones ante el espejo, o la posterior y sensible "declaración de amor" que va pareja al desvelamiento del farsante Tartufo, o la hondura de la escena final ante la agonizante señora donde se funden trece años de perdón, amor y agradecimiento. Romain Duris despliega todo su repertorio interpretativo cómico-dramático, Laura Morante rebosa naturalidad en un papel a medio caballo entre la época y la modernidad, mientras que Fabrice Luchini pone el tono divertido con su patético pero entrañable personaje, y Ludivine Sagnier retrata la frivolidad de una clase y época con su breve aparición.

  Historia de amores y de su representación, de arribistas y ociosos, de genios que buscan inspiración en la vida y de nuevos ricos que no aciertan a ver lo que tienen delante. Inteligente y culta en su construcción, elegante y preciosa en su estética, romántica y delicada en su desarrollo. Gustará a los amantes del cine artístico de época y de ambientes cortesanos, de la comedia francesa y la representación de qualité, y de las aventuras amorosas de seducción. Una interesante propuesta sobre quien intentó hacer reír con lo que haría llorar, sentir el amor con lo que no es más que su apariencia, o criticar los vicios de una sociedad caduca con lo que podría quedarse en un mero espectáculo de entretenimiento.

Calificación:


Imágenes de "Las aventuras amorosas del joven Molière" - Copyright © 2007 Fidélité, Wild Bunch, France 2 Cinéma y France 3 Cinéma. Distribuida en España por Golem. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Las aventuras amorosas del joven Molière"
Añade esta película a tus favoritas
Opina sobre esta película en nuestro blog
Recomienda esta película a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Stardust     La joven Jean Austen (Becoming Jane)     Hora punta 3 (Rush hour 3)     El romance de Astrea y Celadón (Les amours d'Astrée et de Céladon)     Amor y otros desastres (Love and other disasters)

 


   La Butaca   Internet

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | críticas | cartelera | preestrenos | top10 | noticias | opinión | DVD | carteles
de compras |
sorteos | videojuegos | BSO | clásicos | enlaces | archivo | suscripción
quiénes somos | contacto | publicidad