LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


     Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Sorteos | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


UNA MUJER INVISIBLE


Dirección: Gerardo Herrero.
País:
España.
Año: 2007.
Duración: 106 min.
Género: Drama.
Interpretación: María Bouzas (Luisa), Adolfo Fernández (Jorge), Nuria Gago (Marina), Tamar Novas (Javier), María Salgueiro (Teresa), Carlos Blanco (Jaime), Ricardo Birmaun (entrenador), Pepo Suevos (Marcos), Sonia Méndez (Clara).
Guión: Belén Gopegui.
Producción: Rosalía Mera, Javier López Blanco, Gerardo Herrero y Pancho Casal.
Música: Lucio Godoy.
Fotografía:
Alfredo Mayo.
Montaje: Berta Frías.
Dirección artística: Sandra Frantz.
Vestuario: Marta Anta.
Estreno en España: 25 Mayo 2007.

CRÍTICA por Albert Meroño Peñuela

  Las personas –y esto no es ninguna novedad– envejecemos. Este hecho tiene su particular párrafo en la historia de las diferencias entre hombres y mujeres; y si realmente existen tales diferencias, el paso de los años para unos y otras está en la lista de las más notables. Cuando se relacionan –ellos y ellas– la edad toma especial relevancia, aunque por supuesto el baño cultural de cada uno hace que las cosas se vuelvan de un color u otro.

 

  El caso español no se separa demasiado de las líneas generales. La madre de un buen amigo suele decirnos –ateniéndose a nuestra soltería– que estamos en buena edad para relacionarnos: hasta los veintiséis las chicas son guapas. Y con esta aplastante simplicidad se hace patente un factor nítido en el binomio pareja-edad: la edad de ellas importa más que la de ellos; ello derivado, posiblemente, de la supuesta trascendencia de la mujer bella. Tampoco es nuevo que éste sea –y con razón– uno de los frentes más activos en la guerra feminista.

  Y con este punto de partida, materializado en la mujer de cuarenta y tantos (que por supuesto ya no tiene veintiséis), el director Gerardo Herrero (“Territorio Comanche”, 1997) firma “Una mujer invisible”, un film de doble fondo, un resultado poco relevante y un tono de desfasada alegoría. Si bien en un principio es posible decir que su protagonista se enfrenta al problema de la seducción pasada la barrera de los cuarenta y cinco, la cinta evoluciona hacia un lugar bien conocido por la producción local, eternamente encarcelada por los géneros. No importa si el cuarentón esnob debe enfrentarse a sí mismo por pretender amar de forma simultánea a dos mujeres –una por joven bonita y otra por madura estilosa; el devenir fogoso y acelerado (quizá achacable más al estrato cultural que al punto de vista de los realizadores) resuelve todo en un abrir y cerrar de ojos, de modo que el público sólo pueda pensar algo tan poco sustancial como “este tío es idiota”, cuando las circunstancias dan para mucho más.

  El guión de Belén Gopegui se enfrenta a un par de situaciones interesantes: dotar del poder de seducir a la que no lo tiene, y plantear la posibilidad de discernir si estamos enamorados de alguien o no, aun cuando quizá no era lo que pretendíamos. El primer paso se da mediante tres personajes casi vacíos que asesoran a la protagonista: una amiga y una actriz circunstancial que encajan en el patrón dramático, y un entrenador de tenis de mesa que adopta el rol de máquina de metáforas con las que sermonea litúrgicamente (y no pongo en duda cuánto de la vida real hay en la práctica de este deporte). El drama emocional, por su parte, sale mejor parado gracias casi exclusivamente a la interpretación, irregular en todos los personajes y segmentos, pero adecuada a las tragedias de la segunda mitad.

  Aunque con algunos planos paisajísticos agradecidos, otros altibajos en la puesta en escena y atrevimientos con la cámara ofrecen resultados dispares. El seguimiento de la tensa conversación en el despacho, con un único objetivo que toma los perfiles, justifica el mareo que produce sólo por tratarse de la enésima analogía con el partido de tenis de mesa, al que también desde producción se le ha dado más importancia de la que el realismo permite. En los puntuales primerísimos primeros planos o en la escena de la revelación infiel, en cambio, los despuntes de María Bouzas y Nuria Gago enfatizan las máscaras o el llanto espontáneo, este último realmente convincente.

  Pero por encima de todas sus dolencias predomina su longevidad. Resulta decepcionante que ésta se produzca por simple dejadez, por haber caído en la tentación de creer que la vejez, aquello que supuestamente las convierte en “invisibles”, no daba para más que un punto de arranque que dispusiera a personajes y situaciones para contar –una vez más– el drama de las mujeres víctimas del machismo. Hastiados como estamos de elevar tópicos y más tópicos en el insaciable afán de convertirlos en tesoro cultural, ¿concebiremos algún día una historia entre hombres y mujeres que hable sólo de hombres y mujeres?

Calificación:


Imágenes de "Una mujer invisible" - Copyright © 2007 Milú Films, Tornasol Films y Continental Producciones. Distribuida en España por Alta Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Una mujer invisible"
Añade "Una mujer invisible" a tus películas favoritas
Opina sobre "Una mujer invisible" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Una mujer invisible" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Alta sociedad (Chromophobia)     Candy     La línea recta     Tuya siempre     Atlas de Geografía Humana

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad