LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 
 
 


Fotos ampliables

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Más fotos (29)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


     Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Sorteos | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


28 SEMANAS DESPUÉS
(28 weeks later)


Dirección: Juan Carlos Fresnadillo.
País:
Reino Unido.
Año: 2007.
Duración: 99 min.
Género: Acción, Terror, ciencia-ficción.
Interpretación: Robert Carlyle (Don), Rose Byrne (Scarlet), Jeremy Renner (Doyle), Harold Perrineau (Flynn), Catherine McCormack (Alice), Imogen Poots (Tammy), Idris Elba (general Stone), Mackintosh Muggleton (Andy).
Guión: Juan Carlos Fresnadillo, Enrique López Lavigne, Rowan Joffe y Jesús Olmo.
Producción: Andrew Macdonald, Allon Reich y Enrique López Lavigne.
Producción ejecutiva: Danny Boyle y Alex Garland.
Fotografía: Enrique Chediak.
Montaje: Chris Gill.
Diseño de producción: Mark Tildesley.
Vestuario: Jane Petrie.
Estreno en Reino Unido: 11 Mayo 2007.
Estreno en España: 29 Junio 2007.

CRÍTICA por Javier Quevedo Puchal

  Con "28 días después", el director Danny Boyle y el guionista Alex Garland refutaron lo que cualquier aficionado al terror sabe de sobra: no hay nada más susceptible de provocar pavor que el propio ser humano. Para ello, se valieron de los resortes de algo tan agotado como las películas de muertos vivientes y le insuflaron un nuevo aliento, un nuevo ritmo más acorde con nuestros tiempos. Mordaces apuntes sociológicos bajo la superficie puramente genérica del film, una atmósfera cargada y opresiva pese a la tendencia a enmarcar la acción en espacios abiertos y, sobre todo, una lúcida comprensión y puesta en práctica de los mecanismos del buen terror hacían de "28 días después" una propuesta sobresaliente, algo más que un vulgar revival de aquellas películas con las que George A. Romero aterrorizó a medio mundo hace varias décadas.

 

  Por supuesto, el experimento tuvo tal éxito que muy ingenuos teníamos que ser para no dar por hecha una secuela, la cual nos llega cinco años después y, por obra y gracia de estas cosas de la globalización, bajo la batuta de un director español: Juan Carlos Fresnadillo, responsable de la excelente "Intacto" y del corto “Esposados”, candidato al Oscar® en 1997. En esta ocasión, y después de una introducción bastante speedica y prometedora, la acción arranca también en Londres, donde, al amparo de Naciones Unidas, el ejército norteamericano ha acotado varias zonas en las cuales va a comenzar a repoblar la ciudad. Así, con la primera llegada de refugiados, somos testigos de la reunión de una familia separada por la terrible pandemia. Pero, como por todos era de esperar, algo falla en los planes... y la historia comienza de nuevo.

  El director, así como los espectadores mismos, saben cuáles son las reglas del juego y las acatan tácitamente. Los infectados siguen poniendo los pelos de punta con sus gruñidos rabiosos y su voraz rapidez, justo en las antípodas de los muertos vivientes popularizados por Romero, y la historia apunta hacia una cierta desesperanza en el ser humano, si bien esta vez amplificada y llevada hasta sus últimas consecuencias, de tintes apocalípticos. Huelga decir que, como ocurre con toda secuela que se precie, el primer handicap al que se enfrenta "28 semanas después" respecto a su predecesora es la pérdida del factor sorpresa. La visión de ese Londres desolado, metáfora visual del miedo al espacio urbano, ya no nos impacta del mismo modo en que lo hizo la primera vez y, por otro lado, las bases asentadas por su precedente hacen que en ocasiones nosotros mismos podamos anticiparnos al curso de los acontecimientos. Todo lo cual, por otro lado, no resta eficacia a una historia que no se conforma con ser simplemente “la segunda parte de”, sino que rescata algunos de los ingredientes que mejor funcionaban en la primera y los lleva a su propio terreno, aún más oscuro y macabro, si cabe. El choque emocional, relativamente más sereno con anterioridad, se enmarca ahora directamente en el terreno de lo mitológico o del cuento de hadas (¿hay algo más aterrador que el miedo a ser devorado por tus propios padres?). Los apuntes sociales se vuelven aún más comprometidos y evidentes que en la primera parte y, en efecto, será difícil para muchos no contemplar la secuencia de la matanza “no selectiva” sin tener en mente determinados pasajes de la guerra de Irak. Y por último, hay varias escenas en las que se consigue sacar mucho mejor partido de los escenarios claustrofóbicos y el pánico colectivo, llegando incluso a escenificar algunos de los hechos que su predecesora tan sólo relataba sin llegar a mostrarlos (y sin dejar por ello de convertirlos, dicho sea de paso, en algunos de los elementos más puramente escalofriantes).

  Aun con todo, hemos de admitir que el auténtico gran problema con que se topa esta secuela es la ambición de Fresnadillo por estar a la altura. Su afán por provocar tensión en el espectador le lleva a caer no sólo en un desarrollo no siempre lógico y convincente (nada que una buena suspensión de incredulidad no pueda arreglar, por otra parte), sino sobre todo en un abuso verdaderamente exagerado de la steadycam, especialmente en los enfrentamientos con los infectados, lo cual resulta del todo contraproducente si tenemos en cuenta que la sensación de caos y desesperación que se pretendía acaba convirtiéndose en algo completamente distinto, una sensación de desorden que posiblemente termine provocando más irritación que tensión en el espectador. De todos modos, la calidad del material y la buena labor general del equipo es suficiente como para que, incluso a pesar de semejante error, que podría haber echado por la borda todo el potencial de la cinta, nos encontremos con una propuesta estimulante, vigorosa y lejos de resultar decepcionante. Una secuela muy digna.

Calificación:


Imágenes de "28 semanas después" - Copyright © 2007 Fox Atomic, DNA Films, UK Film Council, Figment, Sogecine y Koan Films. Distribuida en España por Hispano Foxfilm. Todos los derechos reservados.

Página principal de "28 semanas después"
Añade "28 semanas después" a tus películas favoritas
Opina sobre "28 semanas después" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "28 semanas después" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Pulse (Conexión) (Pulse)     Los abandonados (The abandoned)     El grito 2 (The grudge 2)     Hannibal: El origen del mal (Hannibal: Rising)     The messengers

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad