LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 
 
 


Fotos ampliables

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Más fotos (16)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Noticias | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


SILENCIO DESDE EL MAL
(Dead silence)


Dirección: James Wan.
País:
USA.
Año: 2007.
Duración: 90 min.
Género: Terror, thriller.
Interpretación: Ryan Kwanten (Jamie Ashen), Amber Valletta (Ella Ashen), Donnie Wahlberg (detective Lipton), Bob Gunton (Edward Ashen), Judith Roberts (Mary Shaw), Laura Regan (Lisa Ashen).
Guión: Leigh Whannell; basado en un argumento de Leigh Whannell y James Wan.
Producción: Gregg Hoffman, Oren Koules y Mark Burg.
Música: Charlie Clouser.
Fotografía:
John R. Leonetti.
Montaje: Michael N. Knue.
Diseño de producción: Julie Berghoff.
Vestuario: Denise Cronenberg.
Estreno en USA: 16 Marzo 2007.
Estreno en España: 9 Noviembre 2007.

CRÍTICA por José Arce

  ¿Qué es lo que da más miedo? Aquello que aparentemente es inocente e inofensivo. Y el género lo sabe perfectamente, explotándolo hasta la saciedad, de suerte que juguetes, niños o payasos han preñado un inmenso catálogo de producciones, desde el diabólico Chucky a los killer klowns de los Chiodo, o la saga de los muñecos asesinos de la Full Moon... incluso Pinocho, icono de la bondad encerrada en un cuerpo de madera, se desahogó con furor de la mano de Kevin S. Tenney en 1996. Ahora, los creadores de la exitosa saga de "Saw", tras colocar a la marioneta protagonista en las estanterías de los aficionados, regresan con la historia de una titiritera asesina, demostrando que el filón no se ha agotado.

 

  “Silencio desde el mal” cuenta la tremebunda historia de Mary Shaw (Judith Roberts), que tras secuestrar y matar –supuestamente– a un niño que pone en duda sus dotes para la ventriloquia, es ejecutada sin compasión por los enfurecidos habitantes del pueblo; el espíritu de la anciana pervive en una cantinela local, perpetuando una maldición que se concreta en los asesinatos cometidos por un ente misterioso que persigue a los descendientes de los que acabaron con ella. Las comparaciones con la pesadilla de los vecinos de Elm Street, cuyos hijos pagan por los pecados de sus padres, son tan evidentes como innecesarias; porque si aquella se ha convertido ya en un clásico imperecedero, esta nueva propuesta de James Wan y Leigh Whannell resulta absolutamente intrascendente, una película de virtudes más que limitadas que entretiene lo justo –y eso siendo benévolos–, máxime viniendo de las mentes pensantes de una serie que, tras cuatro entregas, no presenta excesivos signos de agotamiento.

  Si bien el tratamiento visual es correcto, sobre todo a partir del momento en el que volvemos con el protagonista a su pueblo natal, en el que un frío azul acerado es el tétrico color dominante, la falta de ritmo es una traba insuperable. Los acontecimientos se anticipan sin problemas por parte del espectador, en una cadena de sucesos tan previsibles como repetidos hasta la saciedad en las historias de fantasmas a las que este título homenajea. Las interpretaciones tampoco son para recordar, en un reparto coral encabezado por el soso Ryan Kwanten, al que parece dolerle tanto la muerte de su esposa como la pérdida de las llaves de casa; Donnie Wahlberg parodia su personaje detectivesco en la franquicia de Jigsaw, eternamente desaliñado y obsesionado con una maquinilla de afeitar que, o no sabe utilizar, o le reporta un placer inexplicable; y el pobre Bob Gunton no aporta demasiado, absurdamente maquillado y con un aspecto más aburrido que cansado. En fin, una dirección de actores de lo más desatinada, que depende de la efectividad de las fantasmagóricas apariciones de Mary Shaw y de la inquietud que pueda provocar en el público el muñeco Billy, a pesar de que no hace otra cosa que no sea mover los ojos y la cabeza.

  Lógicamente, uno de los reclamos de la propuesta es la espectacularidad de los efectos especiales, correctos aunque tampoco abundan, a decir verdad. El imponente escenario del teatro aparece a veces como un edificio monumental, pero otras da la impresión de ser una triste diapositiva más propia de una clásica producción Corman de los años 60. La banda sonora, centrada en la repetición continua de unas parcas notas de piano, tampoco contribuye a valorar un conjunto que se hunde definitivamente en una sorpresa final que raya en lo ridículo. Lamentablemente para Wan y Whannell, este “Silencio desde el mal” demuestra que, por desgracia para ellos, y a falta de orégano, no todo el monte es "Saw".

Calificación:


Imágenes de "Silencio desde el mal" - Copyright © 2007 Universal Pictures. Fotos por Michael Gibson. Distribuida en España Por Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Silencio desde el mal"
Añade "Silencio desde el mal" a tus películas favoritas
Opina sobre "Silencio desde el mal" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Silencio desde el mal" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Cabeza de muerte (Fungus Mortalitas) (Shrooms)     Los ojos del mal (See no evil)     Wolf Creek     Cocodrilo: Un asesino en serie (Primeval)     Hostel 2 (Hostel: Part II)

 


   La Butaca   Internet

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad