LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

Compras de cineFnac

Novela  "El corazón de la tierra" (Juan Cobos Wilkins)
NOVELA

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


     Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


EL CORAZÓN DE LA TIERRA


Dirección: Antonio Cuadri.
Países:
España, Reino Unido y Portugal.
Año: 2007.
Duración: 90 min.
Género: Drama.
Interpretación: Catalina Sandino Moreno (Blanca Bosco), Sienna Guillory (Kathleen Crown), Philip Winchester (Robert), Bernard Hill (Sr. Crown), Joaquim de Almeida (Baxter), Ana Fernández (Mercedes), Jorge Perugorría (alcalde), Fernando Ramallo (Carlos), Juan Fernández (Nazario Infante).
Guión: Antonio Cuadri, Shelley Miller y Doc Comparato; inspirado en la novela de Juan Cobos Wilkins.
Producción: Antonio Cuadri y Juan Carlos Orihuela.
Música: Fernando Ortí.
Fotografía:
Javier Salmones.
Montaje: Mercedes Cantero.
Diseño de producción: Luis Manuel Carmona.
Estreno en España: 13 Abril 2007.

CRÍTICA por Miguel Á. Delgado

  No hay nada peor que las sensaciones de déjà vu, y es que de “El corazón de la tierra” uno sale con un conocido regusto amargo, el de la oportunidad perdida: un tema fascinante (los disturbios y la represión por las protestas contra la insalubridad de la explotación minera del cobre en la población onubense de Riotinto, una actividad que cubría la zona con una nube tóxica que le daba a todo un aspecto dantesco), una disponibilidad de medios nada habitual en el cine español (gracias a una generosa coproducción con el Reino Unido y Portugal) y, aunque sin verdaderas estrellas, con un ramillete internacional de intérpretes de cierto interés (como la nominada al Oscar® Catalina Sandino Moreno, la ascendente y bellísima Sienna Guillory, la Arya de "Eragon", o los habituales en el banquillo de los secundarios Joaquim de Almeida y  Bernard Hill, el miembro de la “escudería del Anillo”).

 

  Pues bien, con estos mimbres el resultado es una película tediosa, más cercana al telefilm en que uno sospecha se terminará convirtiendo, con unos personajes planos, diálogos previsibles… y algunas actuaciones bochornosas (como muestra, el botón del ridículo de un Jorge Perugorría que parece asfixiado por su gran bigotón y del que nadie puede creer, con sinceridad, que sea alcalde de un pueblo andaluz). Y en cuanto a la espectacularidad de varias de las escenas, que la tiene, se agota pronto en sí misma: sorprende el plano inicial en el que nos vamos asomando a las minas, hasta revelar toda su apabullante y ominosa proporción (curiosamente, en más de un plano general, uno parece advertir la huella visual de la trilogía de Peter Jackson), pero el problema es que se repite una y otra vez, como si la idea fuese sacar el máximo partido al dinero invertido en ella.

  Pero eso, insistimos, no es lo malo de una producción hecha sin imaginación, que sigue caminos absolutamente trillados, y en la que los únicos actores que parecen tener alguna fe en lo que hacen son Sienna Guillory (siempre intensa, aunque uno sospeche que en más de un momento ni siquiera sabe muy bien por qué tiene que serlo), el malo malísimo Nazario Infante (interpretado por un bastante imponente Juan Fernández) y poco más. Porque la dulzura que uno apreciaba en la composición de Catalina Sandino en "María, llena eres de gracia" parece haberse convertido, con el paso de los años, en pura sosez (aunque, en su descargo, haya que decir que la cursilería con la que está retratado su personaje no ayuda mucho, precisamente). Y en cuanto a la aportación patria, encabezada por Ana Fernández y Fernando Ramallo, no acaba de lucir, la primera porque su papel se agota enseguida, y el segundo porque su limitación interpretativa clama al cielo desde su primera escena.

  Uno se pregunta cómo es posible que se destine un presupuesto tan generoso (trece millones de euros, una auténtica lluvia de dinero para la escala de nuestro cine) para una obra tan endeble y llena de lugares comunes y aburridos. Aunque el verdadero miedo comienza cuando uno empieza a entender que quizá sea ese simplismo y ausencia de cualquier riesgo el que ayuda a que los medios acudan; sin darse cuenta de que, al final, el resultado es el de una cinta que será olvidada prácticamente al día siguiente de su estreno, y que no hace justicia a la extraordinaria historia que en los sucesos de Riotinto se ocultan… sólo un ejemplo más de las innumerables que se acumulan en los pliegues de nuestra historia y que, por algún motivo, el cine español nunca acaba de saber encarar. Esperemos que a este nuevo desaguisado (en la línea del prescindible y más que decepcionante "Alatriste") le siga pronto una propuesta que responda a las expectativas y a los medios: se lo merece nuestro cine y, lo que es más importante, los espectadores que pagan religiosamente sus entradas para salir escaldados, una y otra vez.

Calificación:


Imágenes de "El corazón de la tierra" - Copyright © 2007 Manufacturas Audiovisuales, Future Films y Costa do Castelo Filmes. Distribuida en España por On Pictures. Todos los derechos reservados.

Página principal de "El corazón de la tierra"
Añade "El corazón de la tierra" a tus películas favoritas
Opina sobre "El corazón de la tierra" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "El corazón de la tierra" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

El velo pintado (The painted veil)     Ciudad del silencio (Bordertown)     El buen alemán (The good german)     Man to man     Alatriste

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad