LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


     Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Sorteos | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


MI MEJOR AMIGO
(Mon meilleur ami)


Dirección: Patrice Leconte.
País:
Francia.
Año: 2006.
Duración: 94 min.
Género: Comedia dramática.
Interpretación: Daniel Auteuil (François), Dany Boon (Bruno), Julie Gayet (Catherine), Julie Durand (Louise), Jacques Mathou (padre de Bruno), Marie Pillet (madre de Bruno), Elisabeth Bourgine (Julia), Henri Garcin (Delamotte), Jacques Spiesser (Letellier).
Guión: Jérôme Tonnerre y Patrice Leconte; basado en un argumento de Olivier Dazat.
Producción: Olivier Delbosc y Marc Missonnier.
Música: Xavier Demerliac.
Fotografía:
Jean-Marie Dreujou.
Montaje: Joëlle Hache.
Diseño de producción: Ivan Maussion.
Vestuario: Annie Périer Bertaux.
Estreno en Francia: 20 Diciembre 2006.
Estreno en España: 29 Junio 2007.

CRÍTICA por Julio Rodríguez Chico

El Principito y el zorro

  En el cine francés uno puede encontrar de casi todo porque, además de gozar de un envidiable trabajo de producción, equilibrado y variado, sabe venderse bien fuera de sus fronteras. No hay duda de que mucha culpa de ello la tiene su política proteccionista de larga tradición, pero también el talento de sus artistas, acumulado y traspasado de generación en generación sin renunciar a sus propias señas de identidad. Toda una lección de savoir-faire para los de este lado de los Pirineos, que en estos días tanto alborotan en torno a la polémica Ley del Cine.

 

  Y como demostración de ese poderío industrial-cinematográfico, estos días podemos encontrar en nuestra cartelera nada menos que tres comedias del país vecino, no de excesiva calidad pero todas con la marca tricolor de La Marsellesa y que llegan como si de un producto made in USA se tratara. De una manera u otra, "Un engaño de lujo" (Pierre Salvadori), "Odette: Una comedia sobre la felicidad" (Eric-Emmanuel Schmitt) y “Mi mejor amigo” (Patrice Leconte) se presentan como retratos satírico-burlescos humanizados de una sociedad –la suya, la nuestra– que se esfuerza por encontrar algo de felicidad tras haber experimentado el desencanto y la soledad. Lo hacen desde la voluntad del entretenimiento y la comercialidad, pero sin recurrir a la grosería y la zafiedad, con historias de mayor o menor elegancia e intimismo, y apoyadas en el trabajo actoral y en la fuerza de la imagen como vehículos para trasmitir un estado interior que trascienda la mera trama argumental.

  Centrándonos en la cinta de Leconte, el director de “La viuda de Saint Pierre” nos ofrece el absurdo de quien se propone “fabricar” un amigo para ganar una apuesta y aumentar así su “ego” de coleccionista de obras de arte. Tal individuo es François, un anticuario a quien su colega Catherine le reta a que le presente a un verdadero amigo antes de diez días. Como si se tratara de un nuevo negocio que le reportase la valiosa ánfora griega que está en juego, François buscará en vano al amigo inexistente, hasta que en su camino se cruza Bruno, un taxista tan bueno como ingenuo que también atraviesa su particular calvario afectivo.

  En la primera escena, vemos a nuestro marchante haciendo una gestión por el móvil en el rincón de una iglesia, y que de pronto corta a su interlocutor con un “tengo que colgar, que llega alguien a quien estaba esperando”, para después mostrar la cámara cómo un cortejo fúnebre introduce el ataúd en el templo. A continuación, oímos las palabras del sacerdote que se dirige al difunto con un “se han reunido aquí todos tus amigos para acompañarte” mientras la cámara muestra un exiguo número de personas repartidas en los bancos. Son los primeros instantes de una cinta que mezcla gags visuales con diálogos llenos de una comicidad inteligente, dirigida a un público avispado y algo ilustrado, y que esconden ideas de cierta profundidad crítica tras la aparente superficialidad de la comedia.

  Por eso, a este sentido del humor tan "francés" y racional, Leconte le añade un toque icónico y cultural, con referencias al diálogo entre el Principito de Saint-Exupéry y el zorro al que quería domesticar, o a la propia ánfora griega del siglo V regalada, según la Iliada, por Aquiles a Patroclo para honrar su fiel amistad en la vida y la muerte. En ambos casos, se resalta el carácter único y particular de cualquier relación de amistad, cuando el hombre pasa a ser un lobo domesticado para el hombre, y lo que podía quedarse en un ser-objeto se convierte en un tesoro de incalculable valor. Esto no lo entiende el pobre François, empeñado en adquirir la técnica de hacer amigos, en tener una lista de estos o en llevar la cuenta del tiempo dedicado a cada uno o los favores intercambiados. Leconte exagera la situación hasta el extremo para caricaturizar un planteamiento absurdo e infantil, pero así parece dejar claro a dónde conducen el individualismo y materialismo de nuestra sociedad. La mirada del director apunta a un hombre maduro y egoísta que huye de su fracaso como persona, que se obsesiona y encapricha con el ánfora griega por significar aquello de lo que carece y esperar adquirirlo con su compra. Es la misma soledad que sufre el taxista Bruno, simpático, sonriente y sincero –las claves para hacer amigos en el “manual François”–, un personaje muy interesante porque, a pesar de esas cualidades, su vida parece un calco de la del marchante (incluso los dos son coleccionistas, de arte o de cromos). Parece que su bondad e ingenuidad naturales conviven con una verborrea pedante y pesada, más propia de un crío que vive en su mundo o en el de sus concursos que en la verdadera realidad. En ningún momento le vemos acompañado por un solo amigo, y sí en situaciones que provocan lástima por su indefensión o puerilidad. Curiosamente ambos, François y Bruno, son personas que han sufrido desencantos en sus matrimonios y que han terminado en el mismo punto –la soledad– después de recorrer caminos inversos. Por eso, parece como si el egoísmo de François no explicase la realidad sufrida y el director francés buscase otras causas sociológicas que lo justificasen.

  El peso de la historia recae sobre la pareja de actores protagonistas, que se esfuerzan por evitar el histrionismo que toda caricatura conlleva. Daniel Auteuil vuelve a demostrar su variedad de registros interpretativos y hace creíble lo increíble: en su papel cómico, la sola escena de la subasta o de su primer cumpleaños permiten ver la fractura y pugna interior que padece, y su huida hacia delante. Por su parte, Danny Boon cumple sobradamente en una interpretación compleja que resuelve con alguna que otra salida más propia del cuento paródico. Los secundarios aportan más bien poco, y casi se limitan a completar el bosque habitual de Leconte, con una adolescente que busca su lugar en el mundo, unas lesbianas sin complejos que ocupan el suyo, y unos padres hiperprotectores que aniñan a la criatura treintañera. Paralelismos de vidas que el montaje lleva al unísono con un ritmo medido y cartesiano, donde el plano-contraplano contribuye al esfuerzo por construir la identidad personal de los personajes, y donde la puesta en escena busca no distraer al espectador.

  La historia no es novedosa y sí predecible, pues recuerda a las versiones de “El coleccionista” y la imposibilidad de forzar el movimiento del amor-amistad. Sin embargo, su falta de pretensiones y una cuidada factura la acercan a un público amplio, que no se emocionará con esta comedia, amable y agradable, porque su humor va más a la cabeza que a la risa o la emoción fácil. Sorprende el final por venir de un “autor” poco dado a complacer, moralizar o dar aires de esperanza al espectador, y se echa en falta un poco más de corazón y un tratamiento menos cerebral a un tema tan humano. En esta ocasión, parece que la razón de Descartes se haya impuesto al candor y sentimiento del Principito, que intentó domesticar a un zorro solitario en solo diez días.

Calificación:


Imágenes de "Mi mejor amigo" - Copyright © 2006 Fidélité, Wild Bunch, TF1 Films Productions y Lucky Red. Distribuida en España por DeAPlaneta. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Mi mejor amigo"
Añade "Mi mejor amigo" a tus películas favoritas
Opina sobre "Mi mejor amigo" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Mi mejor amigo" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Un engaño de lujo (Hors de prix)     Enemigos íntimos (Il mio miglior nemico)     La caja     2 rivales casi iguales     Confianza ciega (La confiance règne)

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad