LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 
 
 


Fotos ampliables

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Más fotos (18)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9



Suscripción a LaButaca.net vía feed

Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Actualidad | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


LA GRAN ESTAFA (THE HOAX)
(The hoax)


Dirección: Lasse Hallström.
País:
USA.
Año: 2006.
Duración: 116 min.
Género: Comedia dramática.
Interpretación: Richard Gere (Clifford Irving), Alfred Molina (Dick Suskind), Hope Davis (Andrea Tate), Marcia Gay Harden (Edith Irving), Stanley Tucci (Shelton Fisher), Julie Delpy (Nina Van Pallandt).
Guión: William Wheeler; basado en el libro de Clifford Irving.
Producción: Mark Gordon, Leslie Holleran, Joshua D. Maurer, Betsy Beers y Bob Yari.
Música: Carter Burwell.
Fotografía:
Oliver Stapleton.
Montaje: Andrew Mondshein.
Diseño de producción: Mark Ricker.
Vestuario: David Robinson.
Estreno en USA: 20 Abril 2007.
Estreno en España: 28 Septiembre 2007.

CRÍTICA por Albert Meroño Peñuela

  Diga lo que diga el dominio público, no se pilla antes a un mentiroso que a un cojo. Y la clave no es que el cojo se haya o no equipado con una prótesis cibernética –algo fuera de la técnica de los años que presenciaron la estafa de Clifford Irving–, sino en el complicado arte o innato don del saber mentir. En su aproximación a la novela expiatoria de Irving, titulada “The hoax” (literalmente "La estafa" y erróneamente traducida “La gran estafa”, por no ser realmente tan grande), Lasse Hallström pone un pie en terreno de la profesión del arquitecto del bulo, otro en la del escritor –y del artista en general–, da la espalda al biopic y mantiene la mirada fija hacia una larguísima cadena que sostiene una insondable caja negra sobre el abismo.

 

  Cada eslabón de esta cadena es una trola como la copa de un pino. Pero como ocurre con lo falso como antónimo de lo verdadero, no hay ninguna diferencia sustancial entre la verdad y una mentira excelente cuando se trata de convencer a alguien –o a todo el mundo–; y esa es la historia de Clifford Irving. O al menos eso dice él, porque ¿no sería pecar de ingenuidad fiarse de quien ya ha intentado engañarnos una vez? No hablamos de una mentira piadosa o de un engaño útil; Irving intentó la mentira egoísta: la estafa. Consiguió cheques por valor de más de un millón de dólares, al convencer a McGraw-Hill de que podía escribir la biografía oficial de Howard Hughes, pongamos el Bill Gates de la época, cuando apenas le conocía de las revistas de cotilleo. A partir de esta argolla, que por pesada poco firme puede sostenerse, Richard Gere empalma cada nueva anilla del fake de Irving bajo la atenta mirada de todo quien pondría en duda tal poder. Y, precisamente bajo el beneficio de la duda –ayudado además por la incomprensible incompetencia de los calígrafos públicos en más de una ocasión– la cadena llega hasta la caja hermética que representa Hughes en 1971 y el asunto llega a cotas de Estado, para después resquebrajarse desde la base y caer en las zarpas de la opinión pública, el perro sarnoso.

  Pero como el "basado en hechos reales" no deja de empezar por un "basado", Hallström empalma, junto a su guionista William Wheeler, un interesantísimo enfoque de ficción sobre Irving muy generalista: el escritor como jugador de rol. Lo llamamos ficción por separarlo de lo estrictamente real, pero bajo criterio puramente formal lo que no es real no es verdadero y, en consecuencia, es falso. Ningún escritor de ficción es inocente, bajo este punto de vista, de ser un mentiroso. Y aplicando las reglas de mercado, ningún escritor de ficción deja de ser un mentiroso que miente por dinero, la síntesis del caso Irving. De acuerdo: ningún escritor de ficción intenta hacer pasar un relato que sólo existe en su imaginación por algo que existe en el mundo tangible; Clifford Irving era, efectivamente, un estafador. Pero no hay ninguna diferencia, como demuestra Hallström, entre el escritor de ficción al uso e Irving en cuanto al proceso creativo: se trata de congeniar hasta tal punto con el objeto de escritura que, para poder hacer que el receptor crea lo que lee, el autor necesita mutar en ese objeto para creerse a sí mismo. De este modo se explica el paso a un segundo plano de toda fuente de información fiable sobre la que elucubrar, y la posterior paranoia que Gere imprime en Irving, explicada de forma realista con el alcohol y la presión mediática, pero también desde el punto artístico de la creatividad como modo de vida, del fantaseador que puede ver el contenido de la caja inescrutable sin siquiera abrirla.

  Sin embargo, este fondo se teje sobre tintes cómicos que configuran un largometraje inocuo: aunque puedan interpretarse los guiños de Hallström en el robo de documentos vitales para la investigación sobre Hughes como su puesta en duda –recuerden: Irving no es un tipo de fiar–, el toque humorístico no pega con el escándalo pre-Watergate ni con cola. Tampoco los tijeretazos de Andrew Mondshein para enchufarnos exteriores de archivo, en contraste con la conseguida puesta en escena, como si los mismos Hallström y Mondshein hubieran emulado a sus investigadores análogos en un intento frustrado de documental rocambolesco. Menos mal que, haciendo ejercicio de autocrítica, las letritas que nos despiden de la sala con desdén –ya inevitables en todo lo que se fundamente en trocitos de Historia– bailotean sobre planos de la desdicha de Irving, ese buen intento de ingeniero de la patraña. Que lo hubieran hecho sobre el fondo negro, tan grave como él solo, hubiera añadido aires de pretenciosidad a la lista de cosas que no venían a cuento.

Calificación:


Imágenes de "La gran estafa (The hoax)" - Copyright © 2006 Miramax Films, Bob Yari Productions, The Mark Gordon Company, Syndicate Films International y City Entertainment. Distribuida en España por Aurum. Todos los derechos reservados.

Página principal de "La gran estafa (The hoax)"
Añade "La gran estafa (The hoax)" a tus películas favoritas
Opina sobre "La gran estafa (The hoax)" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "La gran estafa (The hoax)" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

2 días en París (Deux jours à Paris)     Mi mejor amigo (Mon meilleur ami)     Ocean's thirteen     Borrachera de poder (L'ivresse du pouvoir)     The Darwin Awards: Muertes de risa (The Darwin Awards)

 


   La Butaca   Internet

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad