LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 
 
 


Fotos ampliables

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Más fotos (23)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9



Suscripción a LaButaca.net vía feed

Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Actualidad | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


CABEZA DE MUERTE (FUNGUS MORTALITAS)
(Shrooms)


Dirección: Paddy Breathnach.
País:
Irlanda.
Año: 2006.
Duración: 86 min.
Género: Terror.
Interpretación: Lindsey Haun (Tara), Jack Huston (Jake), Max Kasch (Troy), Maya Hazen (Lisa), Alice Greczyn (Holly), Rob Hoffman (Bluto), Don Wycherley (Bernie), Sean McGinley (Ernie).
Guión: Pearse Elliott.
Producción: Paddy McDonald y Robert Walpole.
Música: Dario Marianelli.
Fotografía:
Nanu Segal.
Montaje: Dermot Diskin.
Diseño de producción: Mark Geraghty.
Vestuario: Rosie Hackett.
Estreno en España: 14 Septiembre 2007.

CRÍTICA por José Arce

  «La película trata de aunar la fuerza narrativa del terror americano con el poder visual del terror oriental». Son palabras de Paddy Breathnach, director de “Cabeza de muerte (Fungus Mortalitas)”, película que llega con un año de retraso a nuestro país y que definen a la perfección lo que el realizador ha tratado de plasmar –sin éxito, desgraciadamente–, aunque es de agradecer que reconozca, involuntariamente, que ha preferido renunciar a cualquier viso de originalidad en aras de una pesada y tonta sucesión de clichés y situaciones por todos conocidas.

 

  La historia se centra en las desgracias de cinco universitarios norteamericanos que viajan a Irlanda para encontrarse con un amigo, Jake (Jack Huston, nieto del legendario John Huston), y disfrutar con él de las que, como afirma con vehemencia, «son las mejores setas del mundo». Durante la recolección previa a la ingesta, el experto informa a sus compañeros que eviten por todos los medios el hongo que da nombre al film, caracterizado por tener un desagradable punto negro en su corona. Se trata de un ejemplar letal, que tiene propiedades tan dispares e improbables como la fuerza sobrehumana, la capacidad de comunicarse con los muertos, la habilidad de cambiar de forma y la posibilidad de realizar premoniciones. Dicho y hecho: Tara (Lindsey Haun), por motivos incomprensibles, se zampa el primero que ve. Esa noche, Jake narra al amparo de la hoguera una leyenda local sobre un niño deforme maltratado en un orfanato cercano, del que se dice que aún sigue vivo y asesina a los desprevenidos turistas que deambulan por el bosque… la matanza está servida.

  Como puede comprobarse, no estamos ante una producción excesivamente original, más allá del hecho de que los acontecimientos se desaten por un motivo tan trivial como un viaje alucinógeno provocado por una droga natural. El prólogo presenta a unos personajes tan tópicos como planos, a pesar de lo cual no dejan de resultar simpáticos por lo sincero de sus actitudes, tanto en sus interacciones como en sus propósitos –drogarse y disfrutar del sexo, básicamente–. Los diálogos y situaciones en esta presentación resultan amenos, ligeros y entretenidos, una distensión apoyada en un tratamiento visual que se ayuda de lo hermoso del paisaje, un imponente soto irlándes rematado por un lago de reflejos acerados; sin embargo, y curiosamente, en el mismo momento en el que la trama abandona la calma plácida de la acampada para sumergirse en los terrenos del terror nocturno, todo se desploma. La herramienta principal de la que dispone Breathnach es la borrosa barrera que separa la realidad de la alucinación provocada por los hongos. En teoría, la incapacidad de distinguir lo real de lo que no lo es debería dar poder a la narración, dejando al espectador en manos del juego del realizador. No es así, y el guión comienza a flojear progresivamente hasta que se pierde todo el interés por lo que sucede.

  La mano del director carece totalmente de firmeza, convirtiendo lo que acontece en un esbozo desdibujado de lo que pretende ser. La representación de la historia en el orfanato, mostrada a base de flash backs granulosos, es de lo más pueril, como si tuvieran prohibido mostrar algo explícito, más allá del típico niño con un saco en la cabeza para ocultar su deformidad, al más puro estilo del pequeño Jason Vorhees. Y esta es, precisamente, la característica principal a partir de este momento: lo ligeramente intuitivo muy, pero que muy por encima de lo gráfico. Una película de psicópata oculto y misterioso toma buena parte de su fuerza en la brutalidad del ente misterioso a la hora de liquidar a un elenco que, en la inmensa mayoría de los casos, es totalmente prescindible para la platea; pero en “Cabeza de muerte (Fungus Mortalitas)” no se nos muestra nada, los asesinatos son presentados de forma burda a través de las premoniciones de la sosaina heroína, decorados con una pretenciosa vistosidad vanguardista que no ayuda en nada al avance de la historia, por lo fuera de contexto de su tratamiento estético.

  Incapaz de mantener el pulso narrativo –uno de los dos pilares que han inspirado este trabajo–, el realizador decide centrarse definitivamente en su otro influjo fundamental: el pavor visual nipón. De esta manera, desaparece la coherencia de lo que acontece para centrar todo el metraje en una sucesión de imágenes y planos más o menos inquietantes en plan J-horror inconexo, con figuras intuidas que se mueven fotograma a fotograma acompañados de crujidos y chirridos, en un uso y abuso que acaba por desenmarañar el último ápice de interés que queda, esto es, la sorpresa final, un giro sorpresivo que no es tal porque hace mucho que todos sabemos cómo acaba esta historia. Para el recuerdo quedan momentos lisérgicos como el encuentro en la cabaña con los dos rednecks babeantes y algún que otro apunte estético, pero poco más. Todo aquél que haya visto más de cinco películas de género de los últimos veinte años puede recrearse en sus propios poderes premonitorios adivinando lo que va a pasar sin necesidad de engullir fungus mortalitas. Un tostón.

Calificación:


Imágenes de "Cabeza de muerte (Fungus Mortalitas)" - Copyright © 2006 Capitol Films, Ingenious Film Partners, Bórd Scannán na hÉireann, Irish Film Board, Nordisk Film A/S Film Production, Northern Ireland Film and Television Commission. Distribuida en España por DeAPlaneta. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Cabeza de muerte"
Añade "Cabeza de muerte" a tus películas favoritas
Opina sobre "Cabeza de muerte" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Cabeza de muerte" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Wolf Creek          El retorno de los malditos (The hills have eyes 2)     Hostel 2 (Hostel: Part II)     Turistas

 


   La Butaca   Internet

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad