LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 
 
 


Fotos ampliables

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Más fotos (26)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9



Suscripción a LaButaca.net vía feed

Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Actualidad | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


LA JUNGLA 4.0
(Live free or die hard)


Dirección: Len Wiseman.
País:
USA.
Año: 2007.
Duración: 130 min.
Género: Acción, thriller.
Interpretación: Bruce Willis (John McClane), Timothy Olyphant (Thomas Gabriel), Justin Long (Matt Farrell), Maggie Q (Mai), Cliff Curtis (Bowman), Mary Elizabeth Winstead (Lucy McClane), Cyril Raffaelli (Rand), Kevin Smith (Frederick Kaludis).
Guión: Mark Bomback; basado en un argumento de Mark Bomback y David Marconi; sobre el artículo "A farewell to arms" de John Carlin.
Producción: Michael Fottrell.
Música: Marco Beltrami.
Fotografía:
Simon Duggan.
Montaje: Nicolas de Toth.
Diseño de producción: Patrick Tatopoulos.
Vestuario: Denise Wingate.
Estreno en USA: 27 Junio 2007.
Estreno en España: 7 Septiembre 2007.

CRÍTICA por Leandro Marques

Duro como siempre, previsible también

  Si debiera mencionarse un héroe de otro tiempo, de otra época, de otra generación, John McClane sería sin dudas un nombre a tener en cuenta. Él representa al último, tal vez, héroe de la era pre-tecnológica. Su fuerza se concentra en sus puños, su principal arma es su cuerpo, su voluntad derriba montañas, y en el look con el que se presenta al mundo no pueden faltar sus ya clásicos ropajes teñidos por su propia sangre. McClane, además, caracteriza el prototipo de hombre viril, recio, testarudo, solitario, que durante una época no muy lejana –con los Stallone, Schwarzenegger, Gibson, entre otros– eligió construir el cine de acción proveniente de las grandes producciones norteamericanas de las décadas del 80 y 90. En esta cuarta edición de "Jungla de cristal" sucede algo que se había vislumbrado en su antecesora. Porque más allá de la perseverancia de siempre para revertir una situación límite en la que se ve involucrado de casualidad y que le encuentra peleando solo frente al resto del mundo, más allá de su carisma y de su simpático desencuentro con el universo de las computadoras y tecnologías de última generación, este John McClane luce monótono, cansado, aburrido y, fundamentalmente, sin nada nuevo que decir.

 

  En un voluntarioso esfuerzo del guión por enhebrar situaciones cuya alta complejidad no logra compensar su falta de ingenio, “La jungla 4.0” se presenta como otra previsible propuesta de acción de la saga. Su previsibilidad reside en el tono general –no en cada desafío específico que debe sortear el personaje central– y en la organización de la narración, que apela a la misma estructura que definió las anteriores películas, con exactamente los mismos guiños, los mismos giros, el mismo manejo de los tiempos del relato. Esto produce que el recorrido de la aventura de McClane no alcance picos demasiado elevados de emoción, y que cada uno de sus pasos estén atravesados por todos los momentos que ya podían esperarse de antemano. En resumen, no faltan ni la frase graciosa del héroe en un momento de adrenalina, ni los vidrios que se rompen, ni un sinfín de explosiones y disparos, ni destrezas extraordinarias e inverosímiles, ni matones cayendo uno tras otro frente al poder de sus golpes, ni un ser amado por el protagonista en peligro por su culpa.

  Más allá de todo, no puede asegurarse que lo previsible anula lo entretenido. Es que el film dirigido por Len Wiseman no frena la marcha ni un segundo. Y cada uno de los 130 minutos del metraje están dominados por una acción incesante, que no excluye coches volando y chocando por doquier, helicópteros, golpes, disparos, hombres cayendo desde las alturas y cualquier otra ocurrencia extravagante que pueda imaginarse. Entonces, si "entretenido” se entendiera como la infinita construcción de hechos sucediéndose uno tras otro, sin dudas "La jungla 4.0” excede con holgura esa definición. Pero el significado de esa palabra no es fijo e inflexible, sino que varía de acuerdo al parecer de cada espectador. Otra lectura que puede ofrecerse de esta exagerada concatenación de sucesos que caracteriza a la cinta, podría también comprenderse como un mecanismo utilizado para suplir la notoria imposibilidad del film de salirse de sus propios códigos y estereotipos narrativos.

  Bruce Willis, el eterno, no exhibe la apariencia decadente que muchos colegas suyos han evidenciado en terceras, cuartas o quintas partes de una saga. Si bien no cuenta con la agilidad y destreza de otras ocasiones, sus golpes siguen percibiéndose duros, y sus toques de humor tradicionales acompañan la caracterización de este personaje al que, por menos que guste, no puede dejar de reconocérsele cierta inobjetable simpatía. El actor Justin Long le acompaña bien en el rol de su ocasional coequiper, un hacker que le ayudará a salvar al vulnerable sistema informático estadounidense del colapso absoluto. En general, el trabajo del resto de los intérpretes es mediocre, aunque tampoco es que el guión se interese demasiado por otorgarles un margen de expresividad que les aleje de un rol meramente funcional a los efectos de la trama.

  El film avanza sin detenerse. Pulveriza cada uno de sus minutos. Pero la acumulación de efectos visuales y sonoros, la ascendente progresión de los conflictos que presenta la trama, y el permanente recurso de la acción para cada secuencia, no confluyen para construir una atmósfera de tensión, suspense y adrenalina que sí logró alcanzar "Jungla de cristal" en su primera parte (especialmente) y en la segunda (en menor medida). En definitiva, este nuevo capítulo cuenta con casi todos los condimentos necesarios para convertirse en una gran película de acción. Sin embargo, se termina convirtiendo en apenas una buena cinta del género porque carece de un elemento fundamental, que tiene que ver con la construcción de climas, de una trama que apele algo más al ingenio y a la sugestión para no mostrar todo, para no ser tan llana y lineal. En este sentido, propone un entretenimiento mecánico, carente de sorpresa, demasiado apegado a una fórmula, a una receta. Prefiere mantenerse fiel a los rasgos que hicieron de la saga una de las más taquilleras e importantes de las décadas pasadas, y que convirtieron a John McClane en un gran ídolo, por atributos que hoy ya lucen anticuados, de otra época. Esta última parte de la saga, en la que tal vez sea su mayor debilidad, no contempla el hecho de que la imprevisibilidad, tan necesaria en el cine, es consecuencia del cambio, de la renovación, de un movimiento que obligadamente conlleva abandono y búsqueda de nuevos horizontes.

Calificación:


Imágenes de "La jungla 4.0" - Copyright © 2007 20th Century Fox, Dune Entertainment e Ingenious Film Partners. Fotos por Frank Masi. Distribuida en España por Hispano Foxfilm. Todos los derechos reservados.

Página principal de "La jungla 4.0"
Añade "La jungla 4.0" a tus películas favoritas
Opina sobre "La jungla 4.0" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "La jungla 4.0" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Spider-Man 3     300     Shooter: El tirador (Shooter)     Flyboys: Héroes del aire (Flyboys)    

 


   La Butaca   Internet

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Prohibida su reproducción
sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad