LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 
 
 


Fotos ampliables

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Más fotos (31)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Actualidad | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


RESIDENT EVIL: EXTINCIÓN
(Resident Evil: Extinction)


Dirección: Russell Mulcahy.
Países:
USA y Alemania.
Año: 2007.
Duración: 95 min.
Género: Acción, terror, ciencia-ficción.
Interpretación: Milla Jovovich (Alice), Oded Fehr (Carlos Olivera), Ali Larter (Claire), Iain Glen (Dr. Isaacs), Ashanti (Betty), Chris Egan (Mikey), Spencer Locke (K-Mart), Jason O'Mara (Albert Wesker), Mike Epps (L.J.).
Guión: Paul W.S. Anderson; basado en el videojuego de Capcom.
Producción: Bernd Eichinger, Samuel Hadida, Robert Kulzer, Jeremy Bolt y Paul W.S. Anderson.
Música: Charlie Clouser.
Fotografía:
David Johnson.
Montaje: Niven Howie.
Diseño de producción: Eugenio Caballero.
Vestuario: Joseph Porro.
Estreno en USA: 21 Septiembre 2007.
Estreno en España: 31 Octubre 2007.

CRÍTICA por José Arce

  Paul W.S. Anderson inició su trayecto tras las cámaras con “Shopping” (1994), interesante película en la que un jovencísimo Jude Law empezaba a dar sus primeros pasos firmes en la industria. Tras esta experiencia iniciática, el director decidió lanzarse de cabeza a la piscina de la ciencia ficción, para no abandonarla hasta hoy. Si bien su dedicación al género es de agradecer, su carrera, tras seis títulos en su haber, sigue siendo de lo más errática. Títulos infumables –“Mortal Kombat” (1995)–, notables –“Horizonte final” (1997)–, o simplemente entretenidos –“Soldier” (1998)–, componían su filmografía hasta que una de las franquicias más famosas de la historia de los videojuegos se cruzó en su camino: "Resident evil" (2002) supuso la confirmación de Anderson como realizador comercial, de suerte que aún sigue explotando, desde su silla de guionista, el éxito de la traslación del título de Capcom a la gran pantalla.

 

  La tercera entrega de la serie incorpora un buen montón de cambios respecto de sus predecesoras. Básicamente, la diferencia fundamental reside en que se aleja definitivamente de los parámetros marcados por los dos primeros capítulos, mucho más ceñidos a su fuente inspiradora, aunque esto supusiera una traba para el producto final –el forzado personaje de Némesis, un enfrentamiento metido con calzador en "Resident evil 2 - Apocalipsis" (Alexander Witt, 2002)–. Ahora, Alice (Milla Jovovich) y sus compañeros de aventura trasladan su epopeya al exterior, más allá de Raccoon City, en una historia que se desarrolla casi totalmente a plena luz del día, en el desierto post-apocalíptico; así, aparece ante nosotros una producción cercana a las pesadillas antropófagas de George A. Romero, con ingentes hordas de muertos vivientes recorriendo la tierra yerma en la que se ha convertido nuestro planeta tras el avance incontenible del Virus-T. Este nuevo planteamiento favorece el espectáculo de los espacios abiertos, de las planicies inacabables y desoladoras, en las que el horizonte recorta las patosas figuras de los que buscan sustento en la carne de los vivos. Anderson, apegado a su trabajo en los dos primeros capítulos, es fiel al no-muerto tradicional, alejado de las nuevas características del género, en las que prima la velocidad impuesta por "28 días después" (Danny Boyle, 2002) y "Amanecer de los muertos" (Zack Snyder, 2004). Pero aporta, por otra parte, un elemento diferenciador: los zombis ahora comen por placer, no por necesidad, lo que impide que mueran de inanición, redundando en las pocas esperanzas de supervivencia de una humanidad reducida a un pequeño grupo que subsiste como puede bajo tierra, oculto a los ojos inertes que dominan la superficie. Además, la toxina ha secado los lagos y acabado con la flora y la vegetación, con lo que la arena y la roca son los elementos dominantes en esta desesperanzadora visión de nuestro futuro.

  En cuanto al argumento, alejarse del germen original incluye el riesgo de tener que crear la historia por sí mismo, y el guionista no se ha esforzado demasiado: la caravana encabezada por Alice, Claire (Ali Larter) y Carlos (Oded Fehr) se dirige a las lejanas y apartadas tierras de Alaska, donde es posible que la infección no haya llegado todavía. Temática recurrente en el catálogo fílmico dedicado a los muertos vivientes, la falta de ideas hace que todo sea previsible y quede en manos del director, el temible –por lo impredecible– Russell Mulcahy, que orquesta un correcto espectáculo palomitero y falto de pretensiones que se deja ver con agrado y fugacidad. Los fans de la saga encontrarán más de los mismo, sí, tanto en lo bueno como en lo malo. Escenas de acción espectaculares, personajes tópicos hasta decir basta –la niña, el infectado que lo oculta hasta el último momento, el héroe que se sacrifica por el grupo– y un desarrollo tan rápido como lleno de incongruencias y fallos de raccord, entre los que destaca, por lo llamativo, la capacidad de la Jovovich para estar maquillada y estupenda o sucia y sudorosa en cuestión de segundos. La mano de L'Oreal y su contrato blindado parece que todo lo alcanza.

  En lo tocante al reparto, la modelo ucraniana es la estrella indiscutible, siendo imposible apartar la mirada de su sobrehumana belleza cada vez que aparece en pantalla. Dura y divertida, la actriz se lo pasa en grande repartiendo a diestro y siniestro, en un festival preparado para su lucimiento que no requiere de grandes esfuerzos interpretativos. Junto a ella –más bien, a su alrededor– pulula Ali Larter, habitual del fantástico reciente y en estado de gracia al haberse llevado uno de los papeles centrales de la serie televisiva “Heroes”, metida en el papel de la ruda Claire Redfield, que junto a Alice representa el triunfo de la mujer en un mundo devastado; el simpático Oded Fehr repite como Carlos, el machote sensible de turno, mientras que Iain Glen despliega con cómoda solvencia toda la maldad de su rol, el doctor Isaacs que conocimos vagamente en los últimos minutos de le entrega anterior.

  En el recuerdo quedan, como es evidente, las escenas de puro despliegue adrenalítico, como el ataque de los pájaros o la trepidante pelea en una sepultada Las Vegas. Los tintineos de las melodías creadas por Marilyn Manson para el primer episodio de la franquicia resuenan, ya habituales, cada vez que descendemos a las instalaciones subterráneas en las que un Comité decide por los pocos humanos que quedan vivos –el presidente Wesker (Jason O'Mara) pone una nota ochentera realmente casposa y trash cada vez que interviene–, en una producción que, nuevamente, se estrella en un clímax atropellado y resuelto como si a Anderson, otra vez –y van…– se le acabaran las ideas a medida que llega a las últimas páginas de su libreto. El ambiguo y extravagante final, más abierto de lo que se pudiera esperar, invita a nutrir la máquina de rumores, ya puesta en marcha, que dispara los avisos de la llegada de una cuarta entrega. Ya se verá.

  En definitiva, un título que cierra, al menos por ahora, una trilogía digna y perfectamente disfrutable, cuyos errores, que tampoco importan demasiado, se diluyen rápidamente si pensamos que las adaptaciones de este videojuego habían podido caer en manos de ese terrorista cinematográfico que es Uwe Boll. Menos mal.

Calificación:


Imágenes de "Resident evil: Extinción" - Copyright © 2007 Screen Gems, Davis Films, Constantin Film e Impact Pictures. Fotos por Rolf Konow. Distribuida en España por Sony Pictures Releasing de España. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Resident evil: Extinción"
Añade "Resident evil: Extinción" a tus películas favoritas
Opina sobre "Resident evil: Extinción" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Resident evil: Extinción" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

300     Hannibal: El origen del mal (Hannibal: Rising)     Ghost Rider: El Motorista Fantasma (Ghost Rider)     The messengers     Ultravioleta (Ultraviolet)

 


   La Butaca   Internet

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad