LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 


Fotos ampliables

Más fotos (16)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Noticias | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


EL ÚLTIMO GRAN MAGO
(Death defying acts)


Dirección: Gillian Armstrong.
Países:
Reino Unido y Australia.
Año: 2007.
Duración: 97 min.
Género: Drama, thriller, romance.
Interpretación: Guy Pearce (Harry Houdini), Catherine Zeta-Jones (Mary), Saoirse Ronan (Benji), Timothy Spall (Sr. Sugarman).
Guión: Tony Grisoni y Brian Ward.
Producción: Marian Macgowan y Chris Curling.
Música: Cezary Skubiszewski.
Fotografía:
Haris Zambarloukos.
Montaje: Nicholas Beauman.
Diseño de producción: Gemma Jackson.
Vestuario: Susannah Buxton.
Estreno en España: 4 Abril 2008.

CRÍTICA por José Arce

  A pesar de la facilidad con la que exprime todo tipo de temáticas, Hollywood ha sido bastante benévolo, al menos por el momento, con el mundo que rodea a los espectáculos de magia. Los últimos años han visto cómo a las carteleras llegaban dos películas estupendas, "El truco final (El prestigio)" y "El ilusionista", dibujando las trazas de una tendencia cinematográfica que continúa evolucionando paso a paso, sin prisa y con calma sorprendente, con este manso producto que ahora se estrena en nuestras salas.

 

  Harry Houdini (estupendo, como siempre, Guy Pearce) ofrece una descomunal recompensa a quien contacte con su madre, fallecida tiempo atrás, y exponga en público las últimas palabras que ésta le dirigió en vida. Experto en desenmascarar farsas y triquiñuelas a lo largo y ancho del planeta, el que ha quedado para la Historia como el ilusionista más famoso de todos los tiempos no consigue encontrar a nadie capaz de establecer el más mínimo nexo de unión con el más allá; pero cuando llega con su troupe a Dublín conoce a Mary McGarvie (Catherine Zeta-Jones) y a su hija, Benji (Saoirse Ronan), estafadoras de medio pelo con un show de segunda que deciden optar al premio. A pesar de las advertencias de su representante y confidente, Sugarman (Timothy Spall), Houdini no puede evitar caer rendido ante los encantos de la mujer, seducido hasta el punto de creer que es posible que los poderes de la vidente sean ciertos. En primer lugar, hay que señalar que "El último gran mago" emerge como el último ejemplo de la sorprendente capacidad del circuito comercial español para destrozar un film con su denominación castellana; así, el título original —"Death defying acts"— se refiere literalmente a los "actos que desafían a la muerte" por parte de los protagonistas, mucho más explícito y específico a pesar de su simbolismo, ya que no estamos ante una producción centrada en las exhibiciones populares del personaje central, sino en la búsqueda desesperada de unos instantes más con quien fue el eje de su existencia. Una premisa atractiva, la de la fe a la que trata de aferrarse aquél que vive creando falsas verdades...

  Lo realmente curioso de la película es, más allá de lo inane de su presentación y planificación, la inverosimilitud de lo que ofrece. Zeta-Jones no ostenta la fuerza suficiente como para encandilar con tan pasmosa facilidad a alguien tan supuestamente imponente y seguro como el legendario Harry Houdini; la infantilización que sufre la pareja capital dota de una dimensión mucho más madura a los partenaires de ambos, unos Spall y Ronan que quedan como lo mejor y lo peor del film según en qué momentos y pasajes. Desgraciadamente, el planteamiento de la directora Gillian Armstrong carece de la pasión necesaria para que nos impliquemos en la trama, siguiendo unos derroteros narrativos que a veces resultan incluso ridículos por lo insustancial, máxime según se aproxima el clímax de la historia, triste pantomima ingenua y disparatada derivada de un estiramiento excesivo de los instantes finales. Una lástima, teniendo en cuenta la sequedad que otorga la ciudad irlandesa de principios del siglo XX, fresco ideal para plasmar el vacío interior de los participantes en la obra, entes emocionalmente huecos pero capaces de llenar de ilusión las almas y los ánimos de quienes les rodean, gracias a sus dotes para el entretenimiento en una época marcada por la fantasía del nacimiento del cinematógrafo, todo un milagro de la técnica en aquellos tiempos tan lejanos y casi primitivos a nuestros ojos.

  Con todo, y pesar de estar más cerca de un folletín rosa que de un intenso y emocionante biopic y drama de época, hay que reconocerle el mérito de eludir la pirotecnia que envolvía los espectáculos de la era dorada de la magia para mostrarnos que, en el fondo, todo es una quimera, una triste y gris falacia donde la cruda realidad adquiere aún más fiereza. Porque cuando las luces se apagan, nos enfrentamos a nosotros mismos. Y pocas veces nos gusta lo que vemos.

Calificación:


Imágenes de "El último gran mago" - Copyright © 2007 Film Finance Corporation Australia, Myriad Pictures, Macgowan Lupovitz Nasatir Films y Zephyr Films. Distribuida en España por DeAPlaneta. Todos los derechos reservados.

Página principal de "El último gran mago"
Añade "El último gran mago" a tus películas favoritas
Opina sobre "El último gran mago" en nuestro blog
Recomienda "El último gran mago" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

El amor en los tiempos del cólera (Love in the time of cholera)     Los crímenes de Oxford     Expiación: Más allá de la pasión (Atonement)     Deseo, peligro (Se, jie)     Cerrando el círculo (Closing the ring)

 


   La Butaca   Internet

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2008 LaButaca.net. Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | críticas | cartelera | preestrenos | top10 | noticias | opinión | DVD | carteles
de compras |
sorteos | videojuegos | BSO | clásicos | enlaces | archivo | suscripción
quiénes somos | contacto | publicidad