LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 
 
 


Fotos ampliables

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Más fotos (14)

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Noticias | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


NO ES PAÍS PARA VIEJOS
(No country for old men)


cartel
Dirección: Ethan Coen y Joel Coen.
País:
USA.
Año: 2007.
Duración: 122 min.
Género: Drama, thriller.
Interpretación: Tommy Lee Jones (sheriff Bell), Javier Bardem (Anton Chigurh), Josh Brolin (Llewelyn Moss), Woody Harrelson (Carson Wells), Garrett Dillahunt (agente Wendell), Kelly Macdonald (Carla Jean Moss), Tess Harper (Loretta Bell).
Guión: Joel Coen y Ethan Coen; basado en la novela de Cormac McCarthy.
Producción: Joel Coen, Ethan Coen y Scott Rudin.
Música: Carter Burwell.
Fotografía:
Roger Deakins.
Montaje: Roderick Jaynes.
Diseño de producción: Jess Gonchor.
Vestuario: Mary Zophres.
Estreno en USA: 21 Noviembre 2007.
Estreno en España:
8 Febrero 2008.

CÓMO SE HIZO "NO ES PAÍS PARA VIEJOS"
Notas de producción © 2007 Universal Pictures

3. La producción

  NO ES PAÍS PARA VIEJOS transcurre en uno de los paisajes más viscerales y emblemáticos de Estados Unidos, las desoladas y pedregosas tierras fronterizas tejano-mejicanas, donde el río Grande separa los dos países. Para capturar con autenticidad los solitarios paisajes aplastados por el sol, el equipo técnico y los actores se desplazaron a las secas llanuras del oeste de Texas y a los desiertos de Nuevo México. Los hermanos Coen volvieron a colaborar con el director de fotografía Roger Deakins, nominado a cinco Oscar. “Los decorados naturales son una de las razones por las que queríamos rodar la película”, explica Ethan Coen. “Rodamos nuestra primera película (Sangre fácil) en Texas, en Austin concretamente, pero habíamos ido al oeste de Texas, y el paisaje nos atraía mucho antes de que leyéramos la novela”. Sigue diciendo: “Los decorados naturales son una parte íntegra del libro, de la historia. El lugar es un personaje más. El paisaje es magnífico, pero desolado, no es nada pintoresco. No es fácil vivir en estos parajes, y eso también tiene su importancia en la película, la supervivencia en un ambiente tan duro”. Joel está de acuerdo con su hermano: “Es una tierra inhóspita con una historia de violencia. Al igual que en la novela de Cormac McCarthy, el paisaje es un personaje, no debe separarse de la historia”. Roger Deakins recalcó esa sensación mediante una fotografía muy austera que permitía que los decorados cobraran vida inesperadamente. Recuerda que en las primeras conversaciones con los hermanos Coen “hablamos del calor, de la luz y de los colores del motel y de las calles de noche”. El director de fotografía también tenía ideas propias. “Veía NO ES PAÍS PARA VIEJOS como una película de Sam Peckinpah”, dice. “Da la sensación de ser una película de época, pero el mundo contemporáneo se entromete. Pensé sobre todo en Quiero la cabeza de Alfredo García, de Peckinpah, donde los personajes viven acorde a las reglas de un tiempo pasado sin tener contacto con el mundo moderno”. Para aumentar la tensión, el director de fotografía se sirvió de la luz como de un instrumento para contar la historia de NO ES PAÍS PARA VIEJOS: “Me gustó el contraste entre la luminosidad del exterior con la oscuridad de los interiores, y la tonalidad blanquecina del paisaje con los colores llamativos del mundo nocturno”, dice. “Una de las dificultades era conseguir una transición suave entre la noche y el amanecer en el lugar donde transcurre el trato y en el río. La única solución fue rodar al amanecer y al atardecer, y recrear un ‘amanecer falso’ con luces”.

 

  Pero Roger Deakins cree que el paisaje sólo es el telón de fondo para lo más importante dentro del encuadre, los personajes. “Todas las películas que he iluminado se basan sobre todo en los personajes”, dice. “Siempre siento que ante todo fotografío a los personajes. Por muy bonita que sea una toma, si no aporta nada al desarrollo o a la ambientación de la película, no tiene ningún sentido. Me gusta fotografiar caras, y los actores de esta película están entre los mejores”.

  El trabajo del director de fotografía con los hermanos Coen ha sido muy aclamado; fue nominado a un Oscar por Fargo, Barton Fink y El hombre que nunca estuvo allí. Para él, su relación creativa con los hermanos es la base de una colaboración de éxito. “Nos conocemos bien y vemos las cosas del mismo modo”, dice. “Espero que la fotografía funcione para esta historia y sea la más idónea”.

  El enigmático montador británico Roderick Jaynes, que ha montado todas las películas de los hermanos Coen desde Sangre fácil, también se ha ocupado de esta.

  El rodaje empezó en Marfa, Texas, una zona muy agreste a unas tres horas y media de El Paso. Conocida por ser el lugar donde se rodó la épica Gigante en los años cincuenta, Marfa, con una población de 2.030 habitantes, se enorgullece de su principal atractivo turístico: el Hotel Paraíso, donde James Dean, Elizabeth Taylor, Rock Hudson y Dennis Hopper se instalaron durante el rodaje.

  El joven diseñador de producción Jess Gonchor, que se ha ocupado, entre otras, de El diablo se viste de Prada y del drama intimista Truman Capote, siguiendo las instrucciones de los hermanos Coen, empezó a buscar localizaciones para las escenas más dramáticas de la película. En su opinión, la clave residía en el comedimiento. “El guión de los Coen es una obra maestra, no quería intentar superarlo. Quería limitarme a apoyar la historia con el diseño de los decorados”, explica.

  Uno de los mayores retos para Jess Gonchor fue la casa de madera de Ellis, donde el sheriff Bell, al borde de la desesperación, pide consejo a su tío, un ex sheriff. “Prefabricamos la estructura en Santa Fe para que Joel y Ethan pudieran seguir el proceso. La pintamos, envejecimos y dimos los últimos toques antes de cargarla en un remolque y llevarla a Texas”.

  A pesar de la distancia entre un decorado y otro, el tiempo imprevisible, los insectos y otros animales venenosos, y las altísimas temperaturas que tuvieron que soportar, rodar en decorados naturales permitió a los cineastas plasmar la singular y desolada atmósfera de la zona fronteriza de Texas.

  Una vez acabado el rodaje en Texas, todo el equipo se trasladó a Nuevo México. En este estado rodaron en Las Vegas, una ciudad histórica a unos cien kilómetros de Santa Fe. Las calles y edificios atemporales al estilo tejano hicieron la vez de una pequeña ciudad de Texas. También fue el lugar donde Jess Gonchor erigió otra de sus maravillas prefabricadas, el paso fronterizo de Eagle Pass.

  La falsa frontera se colocó en el puente de la autovía de University Boulevard, por lo que se cerró el paso a los vehículos durante una semana mientras se alzaba y colocaba la estructura de acero de más de 100.000 kilos. Los habitantes de Las Vegas lo tomaron con humor, pero los turistas no acababan de entender por qué la frontera se había trasladado tan al norte de repente.

  La ambientación también incluye las cabezas de los protagonistas, sobre todo la de Javier Bardem, que luce un evocador corte de pelo diseñado por el oscarizado estilista Paul Leblanc (Amadeus). “Trabajé muy de cerca con Mary Zophres, la diseñadora de vestuario, y los ‘chicos’ (los hermanos Coen) para conseguir el aspecto físico del personaje de Javier”, dice el estilista. “Queríamos que pareciera extraño, que diera miedo, pero sin exagerar. Diseñé un corte de pelo que transmite la sensación de misterio, que obliga a preguntar: ‘¿De dónde será este hombre?’, pero sin dejar claro que es un asesino. Es un corte algo ‘bihistórico’, podría funcionar en el siglo XVII y en los años setenta del siglo XX”.

  Paul Leblanc, que ya había trabajado con los hermanos Coen en O Brother y Ladykillers, estaba encantado de volver a trabajar con ellos a pesar de haberse retirado. “Son mis cineastas favoritos”, dice. “Siempre están dispuestos a colaborar. Además, creo que se interesan sinceramente por los cortes de pelo, se centran mucho en esas cosas. Al fin y al cabo, el pelo es como todo, sirve para crear el personaje”.

  En NO ES PAÍS PARA VIEJOS, los hermanos Coen han adaptado la obra de Cormac McCarthy, autor considerado como uno de los novelistas más importantes del momento. Apodado el “Shakespeare del Oeste”, se ha convertido en la poderosa voz de una zona en pleno cambio. En sus diez novelas, los inolvidables personajes, a menudo parias, hombres solitarios que intentan retener un sentido del honor y de la libertad que ya no existe en Estados Unidos en la época actual, han cautivado la imaginación de millones de lectores. Describe un modo de vida, una forma de ser condenadas a desaparecer. Este tema va aún más lejos en su novena obra, No es país para viejos, una tensa historia de crímenes en la frontera entre Texas y México en los años ochenta.

  Después de la aclamada obra No es país para viejos, el autor cambió de rumbo y escogió una ambientación aún más dura que el Nuevo Oeste, un mundo posapocalíptico de cenizas y devastación donde un padre y un hijo luchan por sobrevivir en La carretera. Esta nueva novela fue aclamada como una obra maestra y galardonada con el Premio Pulitzer 2007.

  No es país para viejos quizá contenga la prosa más directa y la acción más salvaje del autor. Como todas sus novelas, explora la zona fronteriza entre Texas y México, que se convierte en el terreno metafórico donde la integridad y la justicia se enfrentan con la apatía y la violencia. En un artículo publicado en The Guardian, la aclamada autora Annie Proulx dice que Cormac McCarthy “ha transformado la típica historia entre un bueno y un malo en literatura seria”. Alan Cheuse, en el Chicago Tribune, dice que más que cualquiera novela anterior de McCarthy, esta “es el testamento inesperado y poderoso del profundo sentimiento humano y de la esperanza ante la desesperanza”.

  Con No es país para viejos, Cormac McCarthy regresó al oeste de Texas, donde transcurre su célebre Trilogía de la frontera, que incluye tres novelas de aventuras unidas entre sí ubicadas en la zona fronteriza entre Texas y México: Todos los hermosos caballos, adaptada al cine por Billy Bob Thornton; En la frontera, la historia de un joven que viaja a México e intenta proteger a una mujer loba, y Ciudades de la llanura, donde se unen los personajes de las dos anteriores.

  El autor fue aclamado por su lírica evocación de la esencia del Nuevo Oeste, un lugar que no ha perdido su carácter majestuoso y agreste, pero de donde han desaparecido los valores morales y los héroes.

  En todas las novelas de Cormac McCarthy, entre las que también están Meridiano de sangre, que trata de la Guerra Civil, y Suttree, una historia al estilo de Faulkner que transcurre en el Tennessee rural de los cincuenta, el paisaje siempre ocupa un lugar importante. Se sirve de la desolación de las zonas yermas, de su belleza y majestuosidad, para reflejar los sentimientos de sus personajes, dando mayor profundidad a la narración. En No es país para viejos, la frontera, representada por el río Grande, se convierte en una encrucijada metafórica, mientras los personajes la cruzan una y otra vez en una mareante persecución.


Imágenes y notas de cómo se hizo "No es país para viejos" - Copyright © 2007 Paramount Vantage, Miramax Films y Scott Rudin Productions. Distribuida en España por Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados.

Página principal de "No es país para viejos"
Añade "No es país para viejos" a tus películas favoritas
Recomienda "No es país para viejos" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

En el valle de Elah (In the valley of Elah)     Los crímenes de Oxford     American gangster     El espía (Breach)     La sombra del reino (The kingdom)

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2008 LaButaca.net. Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | críticas | cartelera | preestrenos | top10 | noticias | opinión | DVD | carteles
de compras |
sorteos | videojuegos | BSO | clásicos | enlaces | archivo | suscripción
quiénes somos | contacto | publicidad