LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 


Fotos ampliables

Más fotos (27)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Noticias | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


LA NOCHE ES NUESTRA
(We own the night)


Dirección y guión: James Gray.
País:
USA.
Año: 2007.
Duración: 117 min.
Género: Drama, thriller policiaco.
Interpretación: Joaquin Phoenix (Bobby Green), Mark Wahlberg (Joseph Grusinsky), Eva Mendes (Amada Juárez), Robert Duvall (Burt Grusinsky), Tony Musante (Jack Shapiro), Antoni Corone (Michael Solo), Alex Veadov (Vadim Nezhinski), Moni Moshonov (Marat Buzhayev), Danny Hoch (Falsetti), Maggie Kiley (Sandra Grusinsky).
Producción: Marc Butan, Joaquin Phoenix, Nick Wechsler y Mark Wahlberg.
Música: Wojciech Kilar.
Fotografía: Joaquin Baca-Asay.
Montaje: John Axelrad.
Diseño de producción: Ford Wheeler.
Vestuario: Michael Clancy.
Estreno en USA: 12 Octubre 2007.
Estreno en España: 28 Marzo 2008.

CRÍTICA por Julio Rodríguez Chico

Donde la venganza se esconde

  Cuando desapareció el peligro soviético tras el final de la Guerra Fría, comenzó a forjarse otro tipo de amenaza rusa en forma de mafia organizada. Y cuando a Estados Unidos le golpearon en su corazón de Manhattan, algunos perdieron la inocencia a la vez que asumían un espíritu de justicia que fácilmente se confundía con la venganza. Pues bien, ese panorama geopolítico y social es el que se recoge en este thriller policial que es también un drama familiar con sabor a regeneración de la oveja perdida. En el microcosmos de la familia en cuestión se ve reflejada la evolución de una sociedad herida, donde los dos hermanos vienen a simbolizar el orden y la pasión de manera un tanto simplista y maniquea, como dos realidades que no acaban de conciliarse armónicamente en un mismo sujeto.

 

  En Brooklyn, el vividor e irresponsable Bobby se encarga de sacar adelante un club de alterne y baile, propiedad del ruso Marat. Es hijo del jefe de la policía de Nueva York, pero hace tiempo que ha roto con su familia y nadie en el club sabe de ese parentesco. En el polo opuesto está Joseph, ahora sargento de la policía que persigue el tráfico de droga, y que hace una redada en el club de su hermano al seguir la pista de un importante narcotraficante, Vadim, sobrino de Marat. La venganza rusa está servida cuando un encapuchado dispara a bocajarro a Joseph, y Bobby entiende que debe decidir entre seguir permaneciendo al margen de su familia o ayudar a la policía a encontrar al culpable.

  Como decíamos, el director opta por dibujar dos hermanos y dos mundos diametralmente opuestos en sus estilos de vida para acabar redimiendo al descarriado, y así insuflar de esperanza a una sociedad dividida frente a las mafias de violencia y corrupción. Joseph encarna la vida ordenada y familiar, sujeta a la estabilidad y también a la sumisión, mientras que Bobby es la amoralidad y el hedonismo en persona, con una trayectoria de rebeldía y anarquía que le han llevado a buscar un nuevo padre (o padrino, Marat), un cuasi-hermano y una medio-novia, Amada. Una nueva familia que no será como la natural y primigenia, porque las apariencias nunca pueden oscurecer lo auténtico, y la sangre acaba siempre acudiendo a la herida para frenar la vida que se va.

  En la construcción de la historia familiar y de la lucha contra el narcotráfico hay que aceptar algunos supuestos más que discutibles en su verosimilitud, como ese anonimato o secretismo de la identidad de Bobby que una mafia tan capaz debería haber conocido, o la forma en que el delincuente Vadim se escapa —que al director no le interesa referir—, o la misteriosa facilidad con que la policía acaba por desbaratar una y dos veces los planes rusos. Sin embargo, lo que más se echa en falta es el retrato de personajes, esquemáticos y huecos, con un Bobby que, por mucho que se esfuerce Joaquin Phoenix, evoluciona asombrosamente desde la frivolidad e indiferencia familiar hacia una implicación afectiva y profesional inaudita. Está claro el tirón de los lazos sanguíneos y la fuerza pasional de la venganza, pero da la impresión de que su personaje ha sido dibujado en el guión sin tonos intermedios, con trazos excesivamente gruesos. Algo parecido sucede en un modélico y gris Joseph o en un sanguinario Vadim, ambos traídos desde el estereotipo, o en una Amada tan sensual como nada determinante en la trama. En definitiva, personajes sin fuerza y con escasa consistencia, muy alejados de los rusos de "Promesas del Este" o de los "Infiltrados" de Martin Scorsese. Sólo Robert Duvall da peso al jefe de la policía, padre absorbente y atribulado, pero es insuficiente para dotar de entidad dramática a la cinta.

  Quizá lo mejor del largometraje esté en la recreación de ambientes siniestros y turbios, gracias a una fotografía pictórica que trasmite toda la sordidez y amoralidad de unos traficantes despiadados, lo mismo que el alma de un juerguista reconvertido en ángel exterminador con placa y pistola. Una historia de venganza encubierta, de lucha entre familias, de choque de culturas y modos de vida, que está llevada con corrección y buen ritmo y que entretiene, pero que no pasa de ser una película que navega por territorios muy transitados: en ocasiones, algunas escenas y planteamientos de James Gray parecen traslaciones de recientes títulos construidos sobre la venganza, las mafias y sus infiltrados, pero con una mayor explicitud y una menor ambigüedad en la puesta en escena. A los aficionados al thriller policiaco de los años 70 les gustará, pues permanece en los territorios de Francis Ford Coppola y Michael Cimino y sabe mantener el pulso narrativo, aunque no pase de ser una fábula construida desde el artificio para trasmitir un mensaje moral de tono fatalista, donde una familia rota busca en vano redimirse por el sacrificio de un héroe que buscó justicia y venganza a partes iguales.

Calificación:


Imágenes de "La noche es nuestra" - Copyright © 2007 Columbia Pictures y 2929 Productions. Fotos por Anne Joyce. Distribuida en España por Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados.

Página principal de "La noche es nuestra"
Añade "La noche es nuestra" a tus películas favoritas
Opina sobre "La noche es nuestra" en el blog
Recomienda "La noche es nuestra" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

wΔz     No es país para viejos (No country for old men)     En el valle de Elah (In the valley of Elah)     El espía (Breach)     American gangster

 


   La Butaca   Internet

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2008 LaButaca.net. Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | críticas | cartelera | preestrenos | top10 | noticias | opinión | DVD | carteles
de compras |
sorteos | videojuegos | BSO | clásicos | enlaces | archivo | suscripción
quiénes somos | contacto | publicidad