LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 


Fotos ampliables

Más fotos (27)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Noticias | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


LA NOCHE ES NUESTRA
(We own the night)


Dirección y guión: James Gray.
País:
USA.
Año: 2007.
Duración: 117 min.
Género: Thriller policiaco, drama.
Interpretación: Joaquin Phoenix (Bobby Green), Mark Wahlberg (Joseph Grusinsky), Eva Mendes (Amada Juárez), Robert Duvall (Burt Grusinsky), Tony Musante (Jack Shapiro), Antoni Corone (Michael Solo), Alex Veadov (Vadim Nezhinski), Moni Moshonov (Marat Buzhayev), Danny Hoch (Falsetti), Maggie Kiley (Sandra Grusinsky).
Producción: Marc Butan, Joaquin Phoenix, Nick Wechsler y Mark Wahlberg.
Música: Wojciech Kilar.
Fotografía: Joaquin Baca-Asay.
Montaje: John Axelrad.
Diseño de producción: Ford Wheeler.
Vestuario: Michael Clancy.
Estreno en USA: 12 Octubre 2007.
Estreno en España: 28 Marzo 2008.

CRÍTICA por Manuel Márquez

  Aunque Hollywood suele desenvolverse con muchísima solvencia técnica en la práctica totalidad de los géneros, es evidente que hay algunos por los que, además de tal solvencia, muestra un cariño incondicional e inequívoco. Por ejemplo, el del thriller policiaco, fuente inagotable de producciones de diversos niveles de calidad, enfoque y empaque, tanto artístico como comercial, pero en el que difícilmente se encuentran “fallos” (ni siquiera en las malas, no digamos ya en las buenas...). En esa tradición, y en esa línea, se inscribe el film que llega ahora a nuestras pantallas, "La noche es nuestra", un policiaco más sustentado, por un lado, en un duelo interpretativo de primer nivel, y, por otro, en una trama que, con independencia de su absoluto apego a los cánones del género, se desarrolla con la implacabilidad y contundencia a que este cine nos tiene acostumbrados. O sea, sin prisa, pero sin pausa; directo, y a la mandíbula.

 

  El capítulo interpretativo: he de suponer que no será casual la circunstancia de que los dos protagonistas principales sean, a la vez, productores ejecutivos de la cinta. Porque, ciertamente, tanto Joaquin Phoenix como Mark Wahlberg justifican, a base de un fuerte derroche de entrega y adrenalina (desde perfiles, eso sí, nitidamente diferenciados —marcados tanto por la delineación de sus personajes como por sus condiciones actorales intrínsecas—: mucho más impulsivo e histriónico el primero; más pausado y tranquilo, el segundo), la soldada recibida, y se constituyen en el principal foco de atracción de un film que, aun así, tampoco sería el mismo sin el punto de equilibrio que, a modo de vértice de un triángulo actoral que deja poca cabida a la componente femenina (la presencia de una muy sensual y atractiva Eva Mendes apenas constituye un leve contrapunto, muy disminuido), otorga la interpretación de un magnífico Robert Duvall: serio, sentido, reposado, su posición relativa —el padre de los dos hijos enfrentados por su circunstancia vital— lo convierte en “árbitro” de la situación, y él solventa el expediente con la brillantez a que nos tiene acostumbrados. Un acierto total.

  Y el capítulo argumental: el largometraje se estructura en dos partes claramente diferenciadas, articuladas sobre un eje, un episodio que marca un antes y un después, que establece un punto de inflexión, básicamente, en la actitud de uno de los dos protagonistas (y no entraré en detalles, para no chafarle, naturalmente, al lector que aún no la ha visionado, el “disfrute de la ignorancia”), y aunque tal esqueleto no afecta en lo más mínimo al ritmo y la intensidad del crescendo con que se desarrolla la acción —que se sigue desplegando con total eficacia, especialmente en lo tocante a los episodios de acción, muy logrados desde el punto de vista técnico—, sí que “toca” seriamente la “línea de flotación” de la credibilidad de los personajes, dado que el “afectado”, tras su “metamorfosis”, se introduce en una dinámica que, a juicio del que esto escribe, resulta excesivamente voluntarista —o “buenista”, si así queremos considerarlo—, hasta rozar, en alguna secuencia puntual, un punto de panegírico ridículo.

  En todo caso, "La noche es nuestra" constituye una propuesta bastante estimable, una buena muestra del género, y un film destinado, sin duda, a obtener un excelente resultado de taquilla en nuestro país; algo que se merece por sus buenas hechuras y su innegable atractivo, y respecto al cual no habría de resultar mayor óbice el que se trate de una cinta que pocos elementos novedosos aporta en lo temático. Porque, al fin y al cabo, ¿qué se suele encontrar de nuevo, desde el punto de vista argumental, en la cartelera de cada semana? Cuestión complicada. No le den más vueltas, y disfruten de la película.

Calificación:


Imágenes de "La noche es nuestra" - Copyright © 2007 Columbia Pictures y 2929 Productions. Fotos por Anne Joyce. Distribuida en España por Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados.

Página principal de "La noche es nuestra"
Añade "La noche es nuestra" a tus películas favoritas
Opina sobre "La noche es nuestra" en el blog
Recomienda "La noche es nuestra" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

wΔz     No es país para viejos (No country for old men)     En el valle de Elah (In the valley of Elah)     El espía (Breach)     American gangster

 


   La Butaca   Internet

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2008 LaButaca.net. Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | críticas | cartelera | preestrenos | top10 | noticias | opinión | DVD | carteles
de compras |
sorteos | videojuegos | BSO | clásicos | enlaces | archivo | suscripción
quiénes somos | contacto | publicidad