LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 


Fotos ampliables

Más fotos (15)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Noticias | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


LA BANDA NOS VISITA
(Bikur hatizmoret)


Dirección y guión: Eran Kolirin.
Países:
Israel y Francia.
Año: 2007.
Duración: 90 min.
Género: Comedia dramática.
Interpretación: Sasson Gabai (Tewfiq), Ronit Elkabetz (Dina), Saleh Bakri (Haled), Khalifa Natour (Simon), Imad Jabarin (Camal), Tarak Kopty (Iman), Hisham Khoury (Fauzi), François Khell (Makram), Eyad Sheety (Saleh), Shlomi Avraham (Papi).
Producción: Elion Ratzkovsky, Ehud Bleiberg, Yossi Uzrad, Koby Gal-Raday y Guy Jacoel.
Música: Habib Shehadeh Hanna.
Fotografía:
Shai Goldman.
Montaje: Arik Lahav Leibovitz.
Diseño de producción: Eitan Levi.
Vestuario: Doron Ashkenazi.
Estreno en Israel: 13 Septiembre 2007.
Estreno en España: 11 Abril 2008.

CRÍTICA por Julio Rodríguez Chico

Cuando la convivencia es posible

  El diálogo cultural entre mundos enfrentados por la política, y, sobre todo, el amor y entendimiento entre las personas como elementos superador de las diferencias. Esa es la apuesta de esta película israelí, premiada en Cannes, Tokio, Montreal, Munich, Los Ángeles, Valladolid... y en todos los lugares donde se ha presentado. Su director, Eran Kolirin, cree en las personas para superar el conflicto de Oriente Medio, y se sirve de una comedia de tono agridulce, con elementos de corte lírico-dramático y también con un aliento poético, para dar esperanza y acallar la violencia y cizaña política, para ayudar al espectador a que sonría y disfrute con una delicada y exquisita historia, con una precisa y depurada narrativa cinematográfica.

 

  El punto de partida es mínimo y hasta esperpéntico, y queda reflejado con un estilo visual que recuerda al mejor Jacques Tati. Un autobús llega a la ciudad israelí de Betah Tikva, y el plano del autocar ocupa todo el ancho de la pantalla. Al arrancar vemos que una banda de música se ha bajado y, desorientada, busca a quién dirigirse en un lugar despoblado y situado en tierra de nadie. Es una orquesta de la policía de Alejandría que llega para inaugurar un Centro Cultural Árabe, con el teniente coronel Tewfiq al frente de tan curioso y dispar grupo de músicos militares. Ha habido un error en la comunicación, y en esa localidad no existe ningún Centro Cultural ni nada parecido, con lo que tendrán que regresar en el primer autobús que haya. Mientras, la hospitalidad de Dina permite que pasen la noche de espera bajo techo, y servirá para que unos y otros abran el corazón, se establezca un diálogo tan catárquico como reparador, y vuelvan a creer en la comunicación y en las personas.

  La propuesta de Kolirin es una apuesta por la inteligencia y la delicadeza, con los diálogos justos y necesarios entre unos personajes tan solitarios como necesitados de cariño. La fuerza de su narrativa es visual, con un magistral empleo de la elipsis y un tempo contemplativo que permite a la cámara adentrarse en el alma de sus protagonistas y llegar a la confidencia en una noche que invita a ello. Silencios incómodos llenos de complicidad y rostros muy expresivos desde la contención, ritmo constante que va ganando en fuerza dramática y emotiva a medida que avanza la cinta, momentos estelares y únicos en los que dan ganas de levantarse y aplaudir, o de callar y dejar que la emoción fluya: esa escena a la entrada del bar donde se cuentan sus frustraciones e inquietudes o dejan ver su soledad y sentimiento de culpa, o aquella otra llena de simpatía y gracia en la pista de patinaje donde Haled enseña a un israelí a ligar más que a moverse sobre el hielo... son inolvidables y entrañables momentos para una pequeña obra que se hace grande en el corazón del espectador.

  Sin embargo, la película no se apoya en la provocación sentimental fácil y artificiosa, sino en el arte de llegar a unas almas buenas que nos permiten ver su interior, con suave ternura o toques de fino humor, según convenga, y siempre sin excesos interpretativos ni gestos grandilocuentes. Todos los actores rayan la perfección en sus papeles, pero en especial la pareja protagonista: Sasson Gabai borda su trabajo como director de la orquesta y se convierte en un personaje muy querido por el público, que llega a sentir lástima y compasión por él, a sentirle próximo; lo mismo consigue Ronit Elkabetz, dueña del bar que les acoge, tan fresca e inteligente como triste y desencantada, de carácter fuerte y a la vez frágil por dentro, que recuerda al prototipo de mujer latina que tantas veces ha retratado el cine. También tenemos que hablar de Saleh Bakri, que da vida a Haled, un simpático y díscolo trompetista que encandila a una mujer israelí en una bella historia de amor, y al espectador. Historias personales de inquietudes, amores y desamores, de esperanzas e ilusiones rotas, recogidas por una matizada fotografía de luces blanquecinas o de oscuridades nocturnas que iguala a israelíes y egipcios, y que viene a significar la convivencia pacífica y el entendimiento de unos y otros.

  Una divertida comedia llena de chispa e ingenio, con el absurdo y las miradas que sirven para suscitar un diálogo sin palabras, con la elipsis como elemento narrativo, y una puesta en escena sincera y transparente como vehículo para llegar a los personajes de la historia. Desde el inicio, la cinta atrapa a la platea con suavidad y delicadeza, la poesía inunda poco a poco las relaciones entre sus personajes, y la historia deviene entonces hacia el melodrama contenido e íntimo, para finalmente dejar en el espectador un regusto placentero y agradable. Excelente ópera prima de este israelí, muy recomendable para un público que busque las historias personales e íntimas, de tempo lento y contemplativo pero en absoluto aburrida; su humor y poesía conseguirán más de una carcajada con sus abundantes gags surrealistas, y, sobre todo, dejará una huella y un sentimiento de haber asistido a una historia, a un viaje, tan entrañable como necesario, con el convencimiento de que la convivencia es posible.

Calificación:


Imágenes de "La banda nos visita" - Copyright © 2007 July August Productions, Bleiberg Entertainment y Sophie Dulac Productions. Distribuida en España por Manga Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "La banda nos visita"
Añade "La banda nos visita" a tus películas favoritas
Opina sobre "La banda nos visita" en nuestro blog
Recomienda "La banda nos visita" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Como la vida misma (Dan in real life)     WWW: What a wonderful world     Juno     Viaje a Darjeeling (The Darjeeling Limited)     La guerra de Charlie Wilson (Charlie Wilson's war)

 


   La Butaca   Internet

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2008 LaButaca.net. Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | críticas | cartelera | preestrenos | top10 | noticias | opinión | DVD | carteles
de compras |
sorteos | videojuegos | BSO | clásicos | enlaces | archivo | suscripción
quiénes somos | contacto | publicidad