LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 
 
 


Fotos ampliables

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Más fotos (16)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9



Suscripción a LaButaca.net vía feed

Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Actualidad | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


CONVERSACIONES CON MI JARDINERO
(Dialogue avec mon jardinier)


Dirección: Jean Becker.
País:
Francia.
Año: 2007.
Duración: 109 min.
Género: Comedia.
Interpretación: Daniel Auteuil (el pintor), Jean-Pierre Darroussin (el jardinero), Fanny Cottençon (Hélène), Alexia Barlier (Magda), Hiam Abbass (esposa del jardinero), Élodie Navarre (Carole).
Guión: Jean Cosmos, Jacques Monnet y Jean Becker; basado en la novela de Henri Cueco.
Producción: Louis Becker.
Fotografía: Jean-Marie Dreujou.
Montaje: Jacques Witta.
Diseño de producción: Thérèse Ripaud.
Vestuario: Annie Périer Bertaux.
Estreno en Francia: 6 Junio 2007.
Estreno en España: 14 Septiembre 2007.

CRÍTICA por Albert Meroño Peñuela

  Existe en “Conversaciones con mi jardinero” una humilde pero expresa revuelta contra el artificio humano. No me refiero, con "artificio", a artefactos tecnológicos ni obras de ingeniería, sino a una concepción sintética del hombre, a un esquema tan singular que resulte realmente improbable o socialmente imposible. Un ejemplo de ello sería la línea en que se debate la figura de Gregory House (“House M.D.”, 2004), cuya clasificación en ser humano queda en entredicho con una hipótesis tan sencilla como la misantropía. La repulsa a la propia especie es un signo claro de diferenciación, un acto de puro individualismo que, paradójicamente, se gana la empatía de los semejantes odiados. Es hacia este impulso del humano a no parecer humano donde se dirige la mirada de Jean Becker (director).

 

  Aunque exista de forma explícita en la humillación al crítico de galería de pintura, la mirada despectiva a todo alarde intelectual o pretensión grandilocuente está plantada en la relación entre sus dos protagonistas, un pintor y un jardinero apodados Del Pincel y Del Jardín, respectivamente, que se reencuentran casualmente en un pueblo de la Francia profunda. En su honesta relación de amistad afloran pronto los patrones de comportamiento de ambos: el artista y el obrero se diferencian por algo más que aquello que los ha mantenido ocupados los últimos cuarenta años. El artista posee todo aquello que lo caracteriza en realidad como tal, como la inestabilidad emocional, el disgusto por la propia obra, el victimismo del que siempre proclamó que el arte era su oficio, o el asqueo del que acepta que, pese a venderse al mejor postor, mancillando así sus principios básicos, sólo consigue malvivir. En el obrero, ahora transformado en jardinero, hallamos en cambio una rectitud férrea, un respeto casi sagrado a las propias normas, un pasado cuadriculado por la fe ciega en el trabajo y la aburrida repetición de vivencias.

  Y aquí es donde Becker introduce su revelación de fondo, puesto que es en esta última figura, de conducta totalmente predecible, donde podría esperarse no hallar atisbo alguno de humanidad: sólo la firme ejecución de una secuencia de pasos, regidos por la absurdidad de vivir. Nada más lejos de la realidad: la sencillez de Del Jardín y su praxis acérrima arremeten contra el individualismo. De hecho, el dogma básico de mantener los pies en el suelo acaba contagiando a Del Pincel –que finalmente riega el jardín–, pero también al resto de la audiencia, cuya empatía –curiosamente la misma que sienten por House– termina por convencerles de que vivir no era, al fin y al cabo, tan complicado.

  Incluso la fórmula cinematográfica usada por Becker abusa de la simplicidad: a excepción de sus últimos compases, rellenados con metáforas sobre carpas de lago y la muerte, casi todo el metraje es una cadena de secuencias plano-contraplano en que ambos protagonistas conversan al natural, sin apenas sonidos de fondo (el "zas" de una guadaña o el trueno tras mencionar la palabra "mujer") ni banda sonora; sólo unos breves segundos de Verdi o Mozart se mofan de la trascendencia de la que Becker quiere deshacerse obviando este apartado.

  Podría pensarse en este punto, como consecuencia del poco aporte de lo visual, en la poca adecuación del formato cine para las intenciones de esta película: su guión podría estar más cerca de la narrativa que de la pantalla. Sin embargo, y a pesar de contar con un final al que se le escapa por poco un ápice de soberbia, la simbiosis entre lo complejo y lo sencillo, la flexibilidad y la rigidez, la duda y la fe, demuestra en la ecuación de la vida de Becker que no existen extremos irreconciliables. Si acaso sólo ramas de un árbol que, aunque crecieron en su día hacia lados opuestos en busca de luz, siguen siendo alimentadas por el mismo tronco original.

Calificación:


Imágenes de "Conversaciones con mi jardinero" - Copyright © 2007 Ice 3, KJB Production, StudioCanal, France 2 Cinéma y Rhône-Alpes Cinéma. Distribuida en España por Golem. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Conversaciones con mi jardinero"
Añade esta película a tus favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Conversaciones con mi jardinero" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Un engaño de lujo (Hors de prix)     Enemigos íntimos (Il mio miglior nemico)     2 rivales casi iguales     Ciudad en celo     Hotel Tívoli

 


   La Butaca   Internet

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad