LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Actualidad | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


ENCANTADA: LA HISTORIA DE GISELLE
(Enchanted)


Dirección: Kevin Lima.
País:
USA.
Año: 2007.
Duración: 107 min.
Género: Comedia romántica, fantasía.
Interpretación: Amy Adams (Giselle), Patrick Dempsey (Robert Phillip), James Marsden (príncipe Edward), Timothy Spall (Nathaniel), Idina Menzel (Nancy), Rachel Covey (Morgan Phillip), Susan Sarandon (Narissa).
Guión: Bill Kelly.
Producción: Barry Josephson y Barry Sonnenfeld.
Música: Alan Menken.
Fotografía:
Don Burgess.
Montaje: Stephen A. Rotter y Gregory Perler.
Diseño de producción: Stuart Wurtzel.
Vestuario: Mona May.
Estreno en USA: 21 Noviembre 2007.
Estreno en España:
23 Noviembre 2007.

CÓMO SE HIZO "ENCANTADA: LA HISTORIA DE GISELLE" Notas de producción © 2007 Walt Disney

2. El reparto

  El hechizo de ENCHANTED (ENCANTADA. LA HISTORIA DE GISELLE) es que no se trata de un solo tipo de historia. Para el director, "Es un compendio de todos los géneros. Y ese es el máximo reto que entraña la película: fusionar todos esos géneros en un solo. Hay animación. Hay comedia dramática. Hay también unas dosis de aventura y acción. Y también hay comedia musical. Y todo ocurre al mismo tiempo. Encontrar un equilibro justo de todos estos registros es la verdadera magia de esta película”. Es la típica y a la vez fascinante aventura que emprendes cuando trabajas con Kevin Lima", afirma Chase, el productor ejecutivo. Y añade: "A Kevin le gusta reunir a músicos, pintores, actores, técnicos y animadores de gran talento. A todo el que sea el mejor en su campo y que pueda hacer realidad sus ideas. Esa es una de las razones por las que tanto él como yo trabajamos tanto para Disney. Ellos comprenden y saben cómo se trabaja con verdaderos artistas”. La magia empezó cuando una actriz en ciernes llamada Amy Adams se presentó a la audición para el papel de Giselle. Lima estaba enfermo en ese momento, con más de 40º de fiebre y no tenía ninguna gana de asistir a una sesión de casting. El fantástico trabajo que Adams había hecho en "Junebug" todavía no había salido así que los realizadores que estaban presentes no reconocieron su cara. Sin embargo, su audición de 15 minutos se convirtió en una audición de 45 minutos gracias a su capacidad para meterse en la piel de una chica joven e inocente. Y su cara se quedó grabada en la mente de Lima. Así que podo después le dieron el papel. Encontró su alma gemela en Lima y declara: "“Proviene de la animación, así que tiene un sentido visual maravilloso. Sabe que un personaje animado lo haría mucho mejor que yo, así que me ayudó muchísimo a comprender como era Giselle y cómo debía interpretarla. Él me dio las claves del personaje. Además, yo crecí en Colorado y siempre me gustaron las películas y los personajes de Disney. Y al igual que otras muchas niñas, yo también quería ser una princesa. Pero ser una princesa de Disney es mucho más difícil de lo que jamás había imaginado. ¡Creo que es más fácil ser una princesa de dibujos animados! Blancanieves no se parece nada a mí porque no tuvo que hacer acrobacias ni tampoco bailar”.

 

  Cuando le dieron el papel, la actriz sabía que no le habían regalado nada: “Estaba muy emocionada y supe que tenía que esforzarme al máximo. Había hecho mucho teatro musical de niña y también de adulta, y eso me fue de gran ayuda. En la película, me pongo a cantar muy a menudo porque eso es lo que hacen las princesas de Disney. El elemento musical es realmente divertido. También me gustó mucho ver esos dibujos animados pintados a mano al más puro estilo Disney. Fue un honor que unos artistas con tanto talento me dibujaran representando a Giselle”.

  El papel le sentaba como un guante a la actriz tal y como afirma el productor Barry Josephson: “Eso se debe a que Amy se metió totalmente en la piel del personaje ya le tocara hablar, cantar o bailar. Ella vivía totalmente el personaje. Es muy expresiva y sabes perfectamente lo que está sintiendo. Se entrega completamente y siempre tiene algo nuevo que ofrecer en cada toma. Esa capacidad de emocionarse que podemos ver en el personaje se parece mucho a cómo es ella de verdad. Es simplemente maravillosa”.

  El viaje emocional que vive Giselle era uno de los atractivos del papel. Adams afirma: "Giselle descubre lo que es el verdadero amor y qué significa ser humano, lo que se siente cuando se tienen emociones de verdad. Se da cuenta de que la vida es más complicada de lo que parecía... y que no todo son finales felices. Es algo mucho más profundo, mucho mejor. Es lo que más me gusta de la historia, y encarnar ese tipo de viajes es a lo que aspira cualquier actor”.

  Patrick Dempsey también es muy conocido por recrear con maestría ese tipo de viaje emocional. Como eje central de la serie coral "Anatomía de Grey", Dempsey encarna al Sr. Derek Shepherd, un papel que le ha valido premios y una enorme popularidad, al igual que le ocurrió en sus anteriores trabajos cinematográficos. Los realizadores se dieron cuenta enseguida de que Dempsey era el actor perfecto para interpretar al implacable abogado divorcista llamado Robert Phillip, el hombre que ha dejado de creer en los finales felices, y que sólo intenta criar a su hija en el mundo actual, cruel y cínico. Para Lima, este personaje es una especie de conejillo de indias en la historia. Es un personaje vulnerable que no comprende el rumbo que ha tomado su vida. Al principio del proceso de casting, se realizó una lectura con Patrick y Amy para ver si había química entre ellos, y el resultado fue mágico.

  Dempsey lo explica: "Su mujer le ha abandonad y está criando él solo a su hija pequeña. De repente, una princesa aparece en su vida. Su primer pensamiento es que está loca. Después, en un arranque de fe, empieza a creer en quién es ella y por lo que lucha". Para el actor, recorrer esa delgada línea de comedia romántica se convirtió en un auténtico desafío: "Es un hombre con el corazón roto. Y adora a su hija. La pregunta está en averiguar cómo puedo convencer al público de que me puedo enamorar de alguien como Giselle. Es difícil de creer, pero yo soy el tipo real que entra en su mundo de fantasía. Y los realizadores han logrado que funcione gracias a un trabajo realmente sofisticado. La dificultad y el reto residen en mostrar una realidad creíble, y que mi personaje también lo sea. Interpreto a un padre cuya máxima preocupación en la vida es su hija. Me he divorciado pero en cierto sentido también represento al público. ¿Qué harían en una situación tan extraña? ¿Por qué le permito entrar en mi apartamento y en mi vida? ¿Y cómo convenzo al público de todo eso? Ella es una princesa de cuento de hadas que aterriza en la realidad y yo soy el tipo real que aterriza en un mundo de fantasía. Es un poco complicado”.

  Lo cierto es que hacer de "hombre normal" en una comedia le gustó mucho a Dempsey, que afirma: "La película trata sobre el verdadero amor. También hay un equilibrio muy bonito. Es al mismo tiempo una película para evadirse, es divertida y moderna y además tiene algo de antiguo con todos esos números musicales. Es extravagante y divertida a la vez. Yo no canto y creo que eso ayuda a que el público se identifique con mi personaje porque no creo que ellos canten mucho en su vida diaria”.

  Es cierto que en las películas animadas los Príncipes cantan bastante. El Príncipe Edwards canta y presume de lo bien que lo hace, y busca incansablemente el amor. En resumen, el clásico príncipe de Disney. Para interpretar ese papel, los realizadores llamaron a James Marsden, más conocido por su trabajo en la mundialmente famosa saga “X-Men” que por parecerse a un príncipe encantado.

  Y eso es precisamente lo que le gustó a Marsden: "Pensé que hacer una película que pudieran ver mis hijos era una gran oportunidad. Tengo un niño de cinco años y una niña de dos y últimamente no suelo ir mucho al cine. Pero las películas que veo son justamente este tipo de películas... Así que creo que sería divertido hacer una película para toda la familia y sobre todo para mis hijos".

  Para el personaje de Marsden se trata de una verdadera misión de búsqueda y rescate. “La yuxtaposición de esos perfectos personajes de Disney—Giselle de Andalasia aterrizando en medio de Times Square en Nueva York, y mi personaje, el Príncipe Edwards, siguiéndole los pasos—con un Nueva York actual y más cínico ofrece un montón de situaciones repletas de humor. Una de las partes más difíciles de mi papel es que sabes que estás interpretando a ese impecable dibujo de un Príncipe de Disney, y que tienes que representarlo cuando entras en el mundo real. Así que de repente, sabes que te estás observando con lupa y que todo tiene que ser perfecto”.

  Para Lima, Marsden encaja perfectamente con un príncipe algo engreído y bravucón pero que destila sinceridad. Lima observa: "Jimmy borda el papel. Está fantástico en el papel de príncipe e irradia una maravillosa luz interior. Supo ser teatral sin necesidad de sobreactuar”. Chase, el productor ejecutivo, lo recuerda. "La audición de Jimmy fue igual que la de Amy. Ambos realizaron la prueba y clavaron los papeles. Kevin estaba encantando porque empezó a creer que por fin íbamos a insuflar vida a estos personajes”.

  Marsden considera que ENCHANTED (ENCANTADA. LA HISTORIA DE GISELLE) es "... un verdadero homenaje a los clásicos cuentos de hadas de Disney, que luego se vuelven reales. Estos personajes son como extraterrestres correteando por Manhattan. Es muy divertido. Este príncipe es un gran personaje, un pavo real engreído, pero al mismo tiempo es un buen chico, inocente y sincero”.

  El veterano cómico británico (a la par que actor dramático) Timothy Spall también borda una interpretación divertidísima encarnando a Nathaniel, un "malo cómico", el lacayo de la Reina Narissa (que además está enamorado de Narissa), cuya misión consiste en intentar envenenar a Giselle por orden de su señora. Afortunadamente para él, no sabe que la Reina lo desprecia y que le considera un bufón. Spall recuerda: "Cuando leí el guión por primera vez, pensé que era muy inteligente e ingenioso. Me pareció una historia muy entretenida y comprendí inmediatamente que era una nueva visión de los clásicos de Disney que había visto en mi niñez. Pero era un guión tremendamente original e ingenioso, con una historia muy buena y unos maravillosos personajes cómicos y románticos, un compendio de lo que debe ser una película entretenida. Me dije que si me quería, yo también quería hacerla”.

  Josephson bromea al respecto: "Tanto Jimmy como Tim pasan buena parte de la película actuando con una ardilla animada por ordenador y para soportar esto creo que tienes que tomarte tu trabajo con sentido del humor, y afortunadamente ambos lo tienen. Sus interpretaciones traslucen una gran alegría”.

  Otra de las muchas sorpresas de ENCHANTED (ENCANTADA. LA HISTORIA DE GISELLE) es ver en la gran pantalla a Idina Menzel, la superestrella de Broadway ganadora de un Premio Tony. Menzel explica: “Soy una verdadera neoyorquina de corazón, y así es Nancy, mi personaje. Supongo que la conozco bastante bien y me identifico con ella. Has crecido en Nueva York y estás un poco de vuelta de todo. Pero no debes olvidar que hay gente que tiene sueños y que vive cuentos de hadas. Esta película es un excelente recordatorio. Es una impresionante combinación de géneros: es un musical, con el que obviamente me siento muy a gusto, una película de animación, un cuento de hadas, una película de acción, y sobre todo, es una gran comedia romántica”.

  Para Menzel fue “...la película ideal. Normalmente se representa Nueva York como una ciudad triste y oscura, pero Giselle aporta color y una gran energía a la ciudad de Nueva York. Incluso mi personaje y el de Patrick acaban cayendo en las redes de la visión idealizada de Giselle. Y a pesar de que nos resistimos a ser optimistas y a sentirnos hechizados por su presencia, no lo logramos, no podemos evitar sentir algo especial y aprender de ella. Nancy es muy ambiciosa y tiene una gran motivación, pero también es desesperadamente romántica—trata de esconderlo y ser más moderna de lo que realmente es. Se transforma y decide que merece vivir el amor, aunque sea un amor muy moderno”.

  En el formato clásico, sobre todo en lo que se refiere a las princesas y a las damiselas, las historias no pueden llegar muy lejos sin un malvado villano. Y para interpretar a la grandiosa y malvada reina, los realizadores ficharon a un icono de la belleza con un gran talento, corazón e inteligencia: la oscarizada Susan Sarandon. Un sueño hecho realidad.

  Desde el punto de vista de Sarandon: “La película es original, pero también tiene mensaje porque, al contrario de lo que sucede con muchas heroínas de los cuentos de hadas, Giselle no sólo es una mujer fuerte, sino también muy femenina. Me gusta ENCHANTED (ENCANTADA. LA HISTORIA DE GISELLE) porque la princesa es valiente y en realidad es ella quien salva al príncipe. La historia tiene un elemento muy novedoso ya que utiliza personajes que simbolizan a Disney con los que todos hemos crecido. En realidad, todo el estilo de la película es muy original. Me gusta que esté hecha con el tipo de animación de la vieja escuela. Normalmente no te sueles encontrar con demasiados conceptos originales, y creo que está película es original y ¡es genial!”

  El director comenta: “Susan puede hacer cualquier cosa que se proponga, y pasa de ser un personaje de dibujos animados a una villana con una maravillosa malicia y un magnífico sentido de la teatralidad. Se inspiró en lo que era en el personaje animado, tanto como reina como vieja bruja, y lo reprodujo perfectamente en la acción real. Es impresionante verla. Incluso bajo toda esa caracterización de vieja bruja, consigue sacar a flote su interpretación. Lo consigue sólo con su mirada. Es algo maravillosamente terrorífico”.

  Josephson añade: “Hay mucha alegría y pasión en la maldad de Susan. Tuvimos mucha suerte ya que ella llevaba cinco años queriendo interpretar este personaje. Se implicó tanto que estuvo trabajando en el personaje y dándonos notas para el guión—se entusiasmó con el proyecto. Quería ser muy malvada y a la vez muy expresiva. Pero no es la 'mala' habitual. Ella y Kevin idearon una malvada única, algo que nunca antes habíamos visto”.

  La joven actriz Rachel Covey interpreta a Morgan, la hija de seis años de Robert. La joven actriz del reparto reveló: “Se supone que Morgan tiene seis años, pero en realidad mientras rodábamos yo ya casi tenía ocho. Es muy buena, y por eso hice ese papel…¡porque se parece mucho a mí!

  Los realizadores también querían que los personajes de ENCHANTED (ENCANTADA. LA HISTORIA DE GISELLE) tuviesen unas características similares a las de sus homólogos de Disney, y que además, el guión rindiera homenaje al género que estaba recreando. Lima comenta: “Al principio del proceso, intentamos que el guión reviviese toda la tradición de las películas de , y preparamos el viaje de los personajes con muchas ideas y muchos guiños a los personajes de clásicos como ‘Blancanieves,’ ‘Cenicienta’ y ‘La Bella Durmiente’. Así que buscamos la forma de representar esos clásicos, como una campana de cristal o una manzana envenenada (sobre todo el momento en el que la muerde y la manzana cae al suelo, y se ve cómo el brazo del personaje toca el suelo y la manzana sale rodando; acabamos llamándolos los 'momentos princesa' de la película), y hay muchos de ellos escondidos en toda la cinta.

  Además, el guión de ENCHANTED (ENCANTADA. LA HISTORIA DE GISELLE) contiene pequeñas y grandes referencias, tanto sonoras como visuales, del estudio y su legado: Robert representa a un cliente cuyo apellido es Banks (la familia de “Mary Poppins”); el reflejo de Giselle aparece en un montón de burbujas (al igual que en “Cenicienta”); la Reina Narissa aparece reflejada en el agua, tanto en botellas de cristal como en cazuelas de sopa (“Espejito, espejito” de “Blancanieves”); Giselle se tropieza con un hombre de negocios muy bajito y muy enfadado, al que equivocadamente llama Gruñón; y muchos otros guiños que el público reconocerá sin lugar a dudas. Chase comenta: “Lo divertido es que si no reconoces estas referencias no tiene ninguna importancia para comprender la película. Pero hace sonreír a los que crecimos con Disney”.

  ¿Y qué sería una alegre princesa (tanto animada como humana) sin un compinche, preferiblemente algún tipo de criatura telegénica y divertida? Y aquí es donde entra en escena una decidida ardilla llamada Pip.

  El director Lima comenta sobre el parlanchín roedor: “Estoy encantado porque es el resultado de uno de esos raros momentos en los que consigues plasmar algo que te rondaba la cabeza. Recuerdo que cuando estaba en el plató me imaginaba dónde estaría Pip y qué diría y cómo se movería entre la gente. No paraba de decir cosas como: ‘Y luego se sube a la taza. Después te mira y dice: “¡GRRR!”’. La gente me miraba como si estuviese loco”.

  “Ya desde el principio me hice una idea sobre cómo debía de ser. Pero es increíble hacerla real con imágenes generadas por ordenador y que sea mejor de lo que yo pensaba. Me encanta que hayamos podido crear toda una interpretación con un personaje sin que diga ni una sola palabra. Se sabe perfectamente qué le pasa a Pip sólo por la forma de encogerse de hombros o de bajar los párpados, o por la forma en que se toca la cabeza o por sus cambios de expresión. Los animadores han hecho un gran trabajo, ya que la actuación de Pip es auténtica y muy sincera. En esta ardilla se refleja todo lo sublime del arte de la animación”.

  El director también está orgulloso de que, aunque durante mucho tiempo estos compinches tenían la voz de un actor muy divertido y a menudo muy famoso, Pip se mantiene callado durante la mayoría de la película, a excepción de sus gritos. Por cierto, es el mismísimo Lima el que hace los gritos.

  Lima continúa: “En realidad fue más que nada por necesidad. Cuando empezamos a insertar a Pip en las escenas de acción real, empezamos a cortar los diálogos. Y necesitábamos algo más además de los dibujos. Así que empecé a grabar una especie de diálogo de chillidos. Surgió así, y como a la gente le pareció divertido, lo metimos en la película.

3. La producción >>


Imágenes y notas de cómo se hizo "Encantada: La historia de Giselle" - Copyright © 2007 Walt Disney Pictures, Barry Sonnenfeld y Josephson Entertainment. Fotos por Barry Wetcher. Distribuida en España por Walt Disney Studios Motion Pictures Spain. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Encantada: La historia de Giselle"
Añade "Encantada" a tus películas favoritas
Opina sobre "Encantada" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Encantada" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Stardust     Los Totenwackers     ¡Movida bajo el mar! (Shark bait)     Locos por el surf (Surf's up)     Los seis signos de la luz (The Seeker: The dark is rising)

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad