LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 
 
 


Fotos ampliables

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Más fotos (21)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Noticias | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


EN EL VALLE DE ELAH
(In the valley of Elah)


Dirección: Paul Haggis.
País:
USA.
Año: 2007.
Duración: 120 min.
Género: Drama, thriller.
Interpretación: Tommy Lee Jones (Hank Deerfield), Charlize Theron (detective Emily Sanders), Frances Fisher (Evie), Susan Sarandon (Joan Deerfield), James Franco (sargento Dan Carnelli), Jonathan Tucker (Mike Deerfield), Jason Patric (teniente Kirklander), Josh Brolin (Buchwald), Wes Chatham (cabo Penning), Jake McLaughlin (Gordon Bonner), Mehcad Brooks (Ennis Long).
Guión: Paul Haggis; basado en un argumento de Paul Haggis y Mark Boal.
Producción: Paul Haggis, Patrick Wachsberger, Steven Samuels, Darlene Caamaño Loquet y Laurence Becsey.
Música: Mark Isham.
Fotografía:
Roger Deakins.
Montaje: Jo Francis.
Diseño de producción: Laurence Bennett.
Vestuario: Lisa Jensen.
Estreno en USA: 28 Septiembre 2007.
Estreno en España: 18 Enero 2008.

CRÍTICA por Julio Rodríguez Chico

Inocencia perdida

  De un tiempo a esta parte, el cine americano se ha decidido a alzar su voz frente a la administración que les ha llevado a la guerra y ocultado la verdad. Brian de Palma y Nick Broomfield lo hicieron recientemente con "Redacted" y "La batalla de Hadiza", y ahora le ha llegado el turno a Paul Haggis. Como sus predecesores, se sirve de una estética hiperrealista y de una imagen que se nutre de las nuevas tecnologías para mostrar la verdadera realidad, pero sigue a su amigo y maestro Clint Eastwood a la hora de indagar en el interior de unos personajes que atraviesan por duros momentos de contradicción y perplejidad. La huella de tristeza y desencanto del director de "Million dollar baby" se deja ver entre el patriotismo agridulce y el desgarrón paterno-filial de sus protagonistas, en una historia de hondo calado moral y profunda melancolía por una época de ideales.

 

  Es la odisea titánica de un veterano de guerra decidido a investigar las circunstancias de la desaparición de su hijo nada más llegar de Iraq, entre la indiferencia de la policía y los obstáculos del ejército. Sólo una detective, movida por su instinto materno, parece estar dispuesta a ayudarle en la búsqueda de una verdad que resultará dolorosa pero también esclarecedora sobre el mundo actual. Y esto porque la indagación que emprende Hank servirá no sólo para averiguar lo sucedido al desaparecido, sino para descubrir la verdadera identidad de un hijo, de un ejército, de un país desconocidos para él, transformados por la violencia y la crudeza de una guerra que en nada se parece a la que él vivió.

  Es la mirada de un patriota que tiene que aprender a pedir disculpas y a reconocer que un virus de miedo y desconfianza se ha incubado en el país, que en el ejército se ha perdido la lealtad y nobleza de antaño, que retoma la bandera antigua para izarla con orgullo pero también con el dolor de la pérdida (del hijo y del espíritu de entonces). Al hombre de fuertes convicciones se le ha caído la venda de los ojos y ha visto la degradación de un buen muchacho que llega a pedirle que le saque de aquel infierno, ha asistido a la transformación de la antigua camaradería entre soldados en una huida del horror bajo la anestesia de la droga, la prostitución o la muerte, y también ha presenciado cómo la mentira intenta en vano mantener una imagen de integridad pero carcomida en su interior. Es el análisis post 11-S que Haggis hace de la sociedad norteamericana, enferma en sus paranoias y también en su lucha por imponer una democracia teñida de petróleo. Para ello se sirve de multitud de detalles simbólicos o de comentarios personales que son elevados a la categoría social, como esa doble bandera comentada, los recelos y desconfianzas entre los padres del desaparecido Mike, el racismo y machismo latentes en el ámbito laboral, o la fragmentación familiar que se vislumbra como otro fracaso social. Pero ninguno como el de ese niño al que le da miedo la oscuridad de la noche, que escucha por primera vez la historia de David y Goliat, y que acaba pidiendo a su madre que le compre una honda para defenderse de sus temores: es la imagen de la indefensión, de la inocencia perturbada y pervertida por el odio y los intereses de los mayores, de una educación basada en la fuerza que más tarde tendrá sus frutos.

  El prestigio de Haggis como guionista queda refrendado aquí con un relato de calculada dosificación narrativa y un perfecto dominio del tiempo fílmico, donde todo tiene su explicación y no da puntada sin hilo. La confusión y segmentación de la realidad mostrada, su uso partidista y manipulador quedan en evidencia al introducir imágenes digitales de móviles o internet, estropeadas, incompletas o distorsionadas por problemas informáticos —como la realidad transmitida a diario por los medios de comunicación—, pero que se van incorporando a la historia en varias entregas hasta esclarecer una verdad incómoda pero necesaria. Es el poder de la imagen virtual y de las texturas borrosas que acercan al espectador a una guerra distinta y desconocida, a unas heridas interiores y sangrantes que convierten al vencedor en vencido, al joven “Doc” en un sanguinario desalmado, y a sus compañeros de juegos bélicos y juergas nocturnas en fantasmas deshumanizados.

  La tarea de dar hondura y humanidad a un personaje que debe evolucionar con los acontecimientos y hacerlo de manera convincente recae en Tommy Lee Jones, que dota a su personaje de toda la fuerza dramática y entereza necesarias para que el espectador se convenza de la honestidad de ese padre bueno, noble y patriota, pero también ciego y engañado. Lee Jones sostiene toda la historia con una mirada profunda y grave, con una decidida y firme voluntad, y también con unas maneras torpes —por ejemplo, al contar al niño la historia de Goliat— pero no exentas de ternura. También Charlize Theron logra una interpretación llena de contención y mesura, bien matizada entre su imagen de policía dura que debe resistir al acoso laboral y su registro más maternal. Más dudosa es la presencia de Susan Sarandon, innecesaria narrativa y emocionalmente, excesiva en su dramatización. Quizá en el retrato de los secundarios policías se le vaya un poco la mano a Haggis, y caiga en la caricatura al presentar a semejantes corruptos e impresentables de manera nada sutil ni ingeniosa, aunque sea con una voluntaria intención crítica.

  Una nueva película sobre la guerra de Iraq, que apunta hacia las heridas interiores que la violencia deja en quien la emplea, en el clima de miedo y desencanto social que genera. Hondura moral y conflictos personales para un excelente guión y una pareja de protagonistas en estado de gracia. Poco importa si Haggis sigue las pisadas de Eastwood y le “copia” en forma y fondo, porque en ese caso... bienvenidos sean tan perfectos "falsificadores" y tan valientes propuestas.

Calificación:


Imágenes de "En el valle de Elah" - Copyright © 2007 Warner Independent Pictures, Nala Films, Summit Entertainment, Samuels Media y Blackfriars Bridge. Fotos por Lorey Sebastian. Distribuida en España por DeAPlaneta. Todos los derechos reservados.

Página principal de "En el valle de Elah"
Añade "En el valle de Elah" a tus películas favoritas
Opina sobre "En el valle de Elah" en nuestro blog
Recomienda "En el valle de Elah" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Un corazón invencible (A mighty heart)     La extraña que hay en ti (The brave one)     Disturbia     Fracture     Promesas del Este (Eastern promises)

 


   La Butaca   Internet

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2008 LaButaca.net. Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | críticas | cartelera | preestrenos | top10 | noticias | opinión | DVD | carteles
de compras |
sorteos | videojuegos | BSO | clásicos | enlaces | archivo | suscripción
quiénes somos | contacto | publicidad