LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 
 
 


Fotos ampliables

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Más fotos (30)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Actualidad | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


EL ASESINATO DE JESSE JAMES POR EL COBARDE ROBERT FORD
(The assassination of Jesse James by the coward Robert Ford)


Dirección: Andrew Dominik.
País:
USA.
Año: 2007.
Duración: 160 min.
Género: Drama, western.
Interpretación: Brad Pitt (Jesse James), Casey Affleck (Robert Ford), Sam Shepard (Frank James), Mary-Louise Parker (Zee James), Paul Schneider (Dick Liddil), Jeremy Renner (Wood Hite), Zooey Deschanel (Dorothy), Sam Rockwell (Charley Ford), Garret Dillahunt (Ed Miller).
Guión: Andrew Dominik; basado en la novela de Ron Hansen.
Producción: Brad Pitt, Dede Gardner, Ridley Scott, Jules Daly, Brad Grey y David Valdes.
Música: Nick Cave y Warren Ellis.
Fotografía:
Roger Deakins.
Montaje: Dylan Tichenor y Curtiss Clayton.
Diseño de producción: Patricia Norris.
Estreno en USA: 21 Septiembre 2007.
Estreno en España: 31 Octubre 2007.

CRÍTICA por José Arce

  En el año 2000, Andrew Dominik sorprendió con su ópera prima,  "Chopper", un título complicado, divertido y hasta extenuante que seguía los pasos dados por el asesino en serie más conocido de Australia, Mark Brandon Read, que adquiría los rasgos de un fantástico Eric Bana que no desaprovechó la oportunidad y llamó la atención de la industria americana, en la que ya está sólidamente asentado. Ahora, siete años más tarde, Dominik demuestra ser un realizador poco prolífico pero tremendamente interesante, vista la fascinante y soberbia película que presenta.

 

  “El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford” es todo un ejercicio de tranquilidad, sobriedad y un extremado y excelente cuidado por los detalles. El film se centra en lo que llevó a Robert Ford (Casey Affleck) a perpetrar el rastrero crimen que da nombre al film y que acabó con la vida de uno de los más auténticos forajidos de leyenda del Oeste americano, Jesse James (Brad Pitt). Casi tres horas tarda en llegar el fatídico episodio final, tiempo en el que el realizador despliega una descomunal batería de imágenes poderosísimas que dan sentido al acto criminal por parte de un retardado e infantil Ford, un personaje cuya evolución pasma por lo sereno y mecánico de su actitud, brutal pero absurdamente aniñada –seguramente, cerca de cómo debía de ser Jesse James a su edad–, que surge de una frustración irreprimible derivada de no ser aceptado como uno más en el clan de asaltantes de trenes. Los participantes de esta tragedia viven en un marco frío y desolado, un momento histórico en el que la nación americana todavía daba sus primeros pasos, apenas una centuria después de haber nacido de la Guerra de Independencia; la violencia, intuida o explícita, así como el vacío espiritual, envuelven su existencias, más allá de las riquezas de que puedan o no disponer.

  El centro de todas las miradas es, indudablemente, el legendario Jesse James. Llegamos a su vida en plena decadencia del mito, a pesar de lo cual se muestra magnético e irresistiblemente atractivo, atrayendo el interés de todos los que pululan a su alrededor, despertando envidias y recelos por su carisma y encanto. Pero también es impredecible, cruel e implacable, con una veta psicópata que cuando se despliega aterra por la fuerza de su ira desatada. Así pues, los que le acompañan en este viaje le admiran, pero también le temen, una mezcla de miedo y respeto que se refleja cada segundo en todos los que le rodean en la pantalla. De esta mezcla de sentimientos hacia su persona derivan los acontecimientos; Ford le observa embelesado, pero no recibe nada a cambio, salvo brusquedad y reprimendas que alimentan su odio hacia el que fuera un héroe para él. Hay que decir que Brad Pitt es el gran reclamo, omnipresente en todo el metraje gracias a un trabajo interpretativo soberbio, pero no hace sombra al pequeño de los Affleck en ningún momento, sin duda el gran descubrimiento del proyecto. El juego entre ambos es continuo, y cuando parece que el ídolo va a reconocer el apoyo y la amistad del lacayo, todo se viene abajo: porque el gran regalo de James para Ford es, en realidad, una treta para perpetuar su leyenda antes de que la enfermedad acabe con él, como si, desde el Más Allá, supiese de qué manera van a avanzar los acontecimientos una vez que se haya ido.

  El otro gran protagonista de esta narración épica es el tratamiento visual. Paisajes eternos e inagotables, con planos abiertos o vistos a través de un ojo de pez, de bordes difuminados y contrastes de colores tan vivos que embriagan al espectador. Un trabajo de fotografía mayúsculo, envuelto en la mansa voz de Hugh Ross como el narrador que arrulla acompañado de una banda sonora que baila entre un cuento infantil y la parquedad de unos simples acordes de guitarra, convirtiendo el conjunto en una obra tan clásica como posmoderna por el tránsito entre los episodios. Todo es tan bonito como triste, tan hermoso como implacable, dejando un sabor agridulce en el observador. Saber lo que va a suceder no evita la incomodidad y la tensión en este western grandioso, inapelable, desolador, un film bipolar, que presenta una misma figura desde dos prismas diferentes; todo un sereno homenaje a un icono que vivirá siempre en el recuerdo de la imaginería popular, que supo ganarse de un modo extraño a una sociedad que, si le rechazó en vida –no hay que olvidar que era un violento asesino y ladrón–, le beatificó una vez muerto, sepultando el recuerdo de su carrera criminal para centrar sus iras en quien acabó con él tratando, con un acto cobarde y vil, de convertirse en alguien especial, alguien que, paradójicamente, hubiese sido considerado digno de su amistad.

Calificación:


Imágenes de "El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford" - Copyright © 2007 Warner Bros. Pictures, Virtual Studios, Plan B Entertainment y Scott Free Productions. Distribuida en España por Warner Bros. Pictures International España. Todos los derechos reservados.

Página principal de esta película
Añade esta película a tus favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

La extraña que hay en ti (The brave one)     Promesas del Este (Eastern promises)     La huella (Sleuth)     Corazones solitarios (Lonely hearts)     Fracture

 


   La Butaca   Internet

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad