LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 
 
 


Fotos ampliables

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Más fotos (29)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Noticias | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


BEOWULF


Dirección: Robert Zemeckis.
País:
USA.
Año: 2007.
Duración: 113 min.
Género: Animación, drama, fantasía.
Interpretación: Ray Winstone (Beowulf), Anthony Hopkins (rey Hrothgar), John Malkovich (Unferth), Robin Wright Penn (Wealthow), Brendan Gleeson (Wiglaf), Crispin Hellion Glover (Grendel), Alison Lohman (Ursula), Angelina Jolie (madre de Grendel).
Guión: Neil Gaiman y Roger Avary.
Producción: Steve Starkey, Robert Zemeckis y Jack Rapke.
Música: Alan Silvestri.
Fotografía:
Robert Presley.
Montaje: Jeremiah O'Driscoll.
Diseño de producción: Doug Chiang.
Vestuario: Gabriella Pescucci.
Estreno en USA: 16 Noviembre 2007.
Estreno en España:
23 Noviembre 2007.

CRÍTICA por Miguel A. Delgado

  “Beowulf” parte de un hándicap de inicio: su propia condición de catálogo de presentación tecnológica, la puesta de largo (tras el primer balbuceo que supuso "Polar Express") de lo que muchos se apresuran en llamar “el cine del futuro”, en el que los personajes animados son reconstrucciones píxel a píxel de actores reales, mediante un sistema de captura de movimiento patentado, entre otros, por el señor Robert Zemeckis. Por ello, el primer recelo que acecha a quien se acerque hasta un cine (sea de los de toda la vida o en 3-D), es el temor de que los árboles no dejen ver el bosque, que la espectacularidad eclipse cualquier otra cualidad, en aras de un apabullamiento que termine de abrir las puertas a lo que, hoy por hoy, sigue siendo una apuesta vanguardista a la espera de abrirse un verdadero mercado.

 

  Pues bien, la primera sorpresa (agradable) es que eso no sucede. Basada en un antiquísimo relato épico inglés, hay trama en “Beowulf”, una trama que va más allá de la mera acción (de hecho, el diálogo no escasea en el largometraje) para trazar un retrato sorprendentemente contemporáneo de la capacidad de corrupción del poder (Beowulf, el protagonista, es un héroe que acude a un reino amenazado por un monstruo para matarlo, y que no duda en hacer un pacto con la fuerza demoníaca creadora de éste para sustituir al rey, conseguir a la reina y mantenerse en el trono), en el que no faltan escenas de una triste épica (la de la playa con el frisón) y la trascendencia que cabe esperar de una historia de estas características.

  En general, la animación responde: añadiendo espectacularidad en los momentos de acción (las luchas contra el dragón o el monstruo Grendel, de clara inspiración en los videojuegos) y, en términos generales, la adecuada expresividad en las interpretaciones individuales (soberbio es el arranque, con el discurso de un borracho rey Hrothgar, un Anthony Hopkins de tan inmenso talento que es, incluso, el que mejor sobrevive a su traslación a dibujo informático). Sin embargo, hay otros momentos en los que la animación no llega a lo que sería necesario para que la tensión dramática funcione (el cuerpo de Angelina Jolie, la forma en la que se muestra la madre de Grendel, es rotundo, pero su expresividad facial falla, hasta el punto de que su último plano, tan importante para el desenlace de la cinta, resulta poco menos que de cartón piedra). Y todo ello en un título que ni ahorra violencia cuando es necesario (el ataque del monstruo es verdaderamente de pesadilla), ni carece de atrevidas insinuaciones eróticas. Aviso a navegantes: por muy animada que sea, la película no está pensada para los más pequeños.

  De hecho, uno no puede evitar pensar por momentos que hubiese sido estupendo haber visto esta misma historia en un largometraje más tradicional en el que se aprovecharan mejor las posibilidades del relato. Sin embargo, “Beowulf” es una cinta más que digna, que no ahorra momentos de puro deleite y espectáculo (especialmente en su versión tridimensional), y desde luego con mucho más calado que la mayor parte de los estrenos comerciales, animados o no, que pueblan nuestra cartelera. Y no deja de ser curioso cómo, en su pixelización, se conservan incluso los peores tics de los actores originales; y si no, ahí tenemos a John Malkovich, que repite su interpretación en piloto automático, entre aburrida y monótona, a la que nos tiene acostumbrados. Por contra, Ray Winstone pone su memorable voz (que no su cuerpo, claro, verdaderamente mejorado) al grito que se unirá, sin duda, al de Gerard Butler en su Leónidas de "300" como una coletilla que perdurará en el recuerdo: su «¡Soy Beowulf!», en versión original y potente sensorround desbocado, es de los que dejan huella.

Calificación:


Imágenes de "Beowulf" - Copyright © 2007 Warner Bros. Pictures, Shangri-La Entertainment e ImageMovers. Distribuida en España por Warner Bros. Pictures International España. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Beowulf"
Añade "Beowulf" a tus películas favoritas
Opina sobre "Beowulf" en nuestro blog
Recomienda "Beowulf" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

La última legión (The last legion)          La promesa: La leyenda de los Caballeros del Viento (Wuji)     El guía del desfiladero (Pathfinder)     300

 


   La Butaca   Internet

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | críticas | cartelera | preestrenos | top10 | noticias | opinión | DVD | carteles
de compras |
sorteos | videojuegos | BSO | clásicos | enlaces | archivo | suscripción
quiénes somos | contacto | publicidad