LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Noticias | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


UN CRUCE EN EL DESTINO
(Reservation Road)


Dirección: Terry George.
País:
USA.
Año: 2007.
Duración: 102 min.
Género: Thriller, drama.
Interpretación: Joaquin Phoenix (Ethan Learner), Mark Ruffalo (Dwight Arno), Jennifer Connelly (Grace Learner), Mira Sorvino (Ruth Wheldon), Elle Fanning (Emma Learner), Eddie Alderson (Lucas Arno), Sean Curley (Josh Learner).
Guión: John Burnham Schwartz y Terry George; basado en la novela de John Burnham Schwartz.
Producción: Nick Wechsler y A. Kitman Ho.
Música: Mark Isham.
Fotografía:
John Lindley.
Montaje: Naomi Geraghty.
Diseño de producción: Ford Wheeler.
Vestuario: Catherine George.
Estreno en USA: 19 Octubre 2007.
Estreno en España: 30 Noviembre 2007.

CRÍTICA por Miguel A. Delgado

  La línea que separa un telefilm de sobremesa y una película sólida es, en muchos casos, muy fina, y una cinta se convierte en una u otra cosa solamente si se cumplen o no una serie de características que le dan mayor entidad. Sobre el papel, el argumento de “Un cruce en el destino” parecía abocarla a ese estatus de obra menor que rellena tantos huecos, preferiblemente en el horario de la siesta del fin de semana, en la programación televisiva: un matrimonio feliz (Joaquin Phoenix y Jennifer Connelly) con dos hijos contempla horrorizado cómo el mayor es atropellado por otro conductor (Mark Ruffalo) que se da a la fuga. A partir de ese momento, las secuelas de una tragedia de semejante calibre sacudirán, por un lado, a la antaño feliz familia, con un padre cada vez más obsesionado por la venganza ante la falta de resultados de la investigación policial, y por otro lado, al culpable huido, que verá cómo en su interior irán creciendo los remordimientos y el sufrimiento, sobre todo cuando se da cuenta de que asumir su responsabilidad significaría tener que distanciarse para siempre de su hijo, del que está a punto de perder cualquier derecho de visita tras un problemático divorcio. Si a eso añadimos una serie de vericuetos de guión no exentos de sorpresa —y que aquí no desvelaremos—, parece que tenemos todo dispuesto para una de esas cintas de rápido consumo e ínfima calidad a las que estamos, por desgracia, ya acostumbrados.

 

  Y sin embargo, eso no llega a ocurrir por una serie de razones, que son las que en definitiva dan la verdadera talla de una obra cinematográfica. En primer lugar, por la planificación y la manera en cómo está rodada la historia, con una sobriedad y elegancia que en ningún momento enfatiza demasiado ni cae en la fácil tentación del melodrama exacerbado. A este respecto, Terry George se revela como un hábil cronista de los tormentos interiores de sus personajes, moviéndose más en el registro de lo psicológico que en lo explícito, una apuesta arriesgada por cuanto se apoya en los planos cortos, en el intento de bucear en lo que sucede a cada uno de los caracteres, de ir más allá de lo evidente.

  En segundo lugar, pero íntimamente conectado con lo anterior, por un reparto en estado de gracia. Si Joaquin Phoenix vuelve a demostrar por qué es uno de los intérpretes más sólidos de su generación, y Jennifer Connelly vuelve a cumplir en uno de esos papeles en los que es especialista —una mezcla de entereza y fragilidad en los que parece estar cómoda—, Mark Ruffalo da todo un recital interpretativo que no sería exagerado situar entre lo mejor que hemos visto este año. La forma en cómo aguanta una cámara que rastrea cada uno de sus rasgos, cada una de sus expresiones, para transmitirnos el infierno literal en que termina convertida su vida diaria, es digna de admiración. Desde luego, y salvando alguna elección más discutible, lleva camino de convertirse en uno de los grandes, una garantía para cualquier título en el que figure su nombre (y eso, cuando aún tenemos bien fresco en la retina su estupendo paso por "Zodiac").

  Con estos mimbres, “Un cruce en el destino” se eleva como una película que, sin ser de las que dejan huella permanente, se contempla con interés y, por momentos, con ese disfrute especial que el cinéfilo siente ante las propuestas honestas, bien construidas, que no insultan ni la inteligencia ni la sensibilidad del espectador, y que te hacen salir de la sala con la sensación de haber visto una pequeña joya suficiente para justificar el precio de una entrada.

Calificación:


Imágenes de "Un cruce en el destino" - Copyright © 2007 Focus Features, Random House Films, Miracle Pictures y Volume One Entertainment. Distribuida en España por Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Un cruce en el destino"
Añade "Un cruce en el destino" a tus películas favoritas
Opina sobre "Un cruce del destino" en nuestro blog
Recomienda "Un cruce en el destino" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Michael Clayton     El caso Wells (The flock)     Adiós pequeña adiós (Gone baby gone) (Gone baby gone)     Cassandra's Dream     La huella (Sleuth)

 


   La Butaca   Internet

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | críticas | cartelera | preestrenos | top10 | noticias | opinión | DVD | carteles
de compras |
sorteos | videojuegos | BSO | clásicos | enlaces | archivo | suscripción
quiénes somos | contacto | publicidad