LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 
 
 


Fotos ampliables

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Más fotos (25)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9



Suscripción a LaButaca.net vía feed

Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Actualidad | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


SIETE MESAS (DE BILLAR FRANCÉS)


Dirección: Gracia Querejeta.
País:
España.
Año: 2007.
Duración: 113 min.
Género: Drama.
Interpretación: Maribel Verdú (Ángela), Blanca Portillo (Charo), Jesús Castejón (Antonio), Víctor Valdivia (Guille), Enrique Villén (Tuerto), Raúl Arévalo (Fele), Ramón Barea (Jacinto), Lorena Vindel (Evelin), José Luis García Pérez (Fran), Amparo Baró (Emilia).
Guión: David Planell y Gracia Querejeta.
Producción ejecutiva: Elías Querejeta, Tedy Villalba y Gracia Querejeta.
Música: Pascal Gaigne.
Fotografía:
Ángel Iguácel.
Montaje: Nacho Ruiz Capillas.
Dirección artística: Llorenç Miquel.
Vestuario: Maiki Marín.
Estreno en España: 5 Octubre 2007.

CRÍTICA por Julio Rodríguez Chico

Sombras del pasado

  Hay películas en las que, al poco de comenzar, sientes que te han atrapado, que notas que te metes suavemente en la vida de sus personajes y les comprendes con facilidad, y de las que sales reconfortado cuando aparecen los títulos de crédito. La que ahora firma Gracia Querejeta es una de ellas. Y lo es porque tiene un guión equilibrado y que avanza con paso ajustado, porque sus personajes –tanto los protagonistas como los secundarios– están bien caracterizados y respiran autenticidad, y porque los actores saben encarnarlos sin interponerse entre sus historias y el espectador. Guión e interpretaciones como base para una buena película, algo que también entendió así el jurado del pasado Festival de San Sebastián.

 

  Como viene haciendo en sus anteriores trabajos, la directora de "Héctor" busca el lado humano de unas historias dramáticas que lleva al límite. Y en esa situación difícil, obliga a sus personajes a crecerse en la dificultad, a sobreponerse a la adversidad y sacar lo mejor de sí mismos. Aquí, Ángela es una joven mujer que en poco tiempo ha visto cómo su marido estaba ocultándole un pasado de infidelidad y corrupción, cómo se muere un padre del que se había distanciado hace años, y cómo hereda unos billares que tienen más deudas que beneficios. Pero no es la única a quien la vida trata con dureza: Charo, amante del difunto Leo, tiene su particular historia de cárcel y abandonos; Evelin, emigrante que trabaja en el establecimiento, espera en vano la venida de su marido desde Honduras; Antonio, capitán del equipo de billar, también ha tenido sus renuncias y sufrido sus engaños... Con todo, en torno a una mesa de billar intentarán matar los fantasmas y miedos del pasado, acabar con la sombra de un Leo que amenaza con ganarles de nuevo la partida de la vida, y coger el último autobús para tener un aliento de esperanza en un mundo difícil.

  Estamos ante un drama existencial en el que la trama del negocio y del equipo de billar no es más que el cañamazo por el que discurren unas vidas y actitudes más profundas: la necesidad de perdonar y dar una segunda oportunidad, de dejarse querer y ayudar superando el propio orgullo, de seguir luchando y no quedarse en la cuneta, de ser pacientes y leales en la amistad. Pero no hay moralismo fácil ni mensaje explícito en la cinta, porque los personajes están bien construidos y esas realidades constituyen parte integral de su personalidad: Charo es una mujer de trato difícil y “terca como una mula”, sin remilgos ni sentimentalismos, pero de buen corazón y de una pieza; Antonio es “un buen hombre, un buen amigo”, paciente, atento y sensible; Evelin es una joven un tanto ingenua, pero cariñosa y también buena persona; Emilia –la madre de Charo– es una anciana tan aguda como sabia que pregunta «¿para qué sirve una vieja?»; y Ángela es otra mujer fuerte, una “madre coraje” que tiene que crecerse ante la desgracia y que también tendrá que curar una herida emocional de la infancia. Todos los personajes tienen un pasado que va creciendo a medida que la película avanza, y que les da cuerpo y consistencia en su actuar presente. El espectador enseguida se da cuenta de que son historias ya comenzadas, que el cuadro torcido de un Leo escayolado tiene su leyenda, que la cárcel de Charo y su antigua relación con Antonio son episodios que aún están sangrando, que el “affaire” de Fran es un drama de muchos quilates y matices...

  Historias y personajes muy cuidados en su escritura y también en su interpretación. Si Blanca Portillo tiene bien merecida la Concha de Plata como mejor actriz –sus intervenciones rápidas y directas, sus gestos parcos y auténticos son una lección de interpretación–, no menos mérito tiene Maribel Verdú en un papel incluso más difícil por exigir una mayor evolución y versatilidad dramática, o unos secundarios que hacen que pueda hablarse de película coral: por eso Amparo Baró, Lorena Vindel, Jesús Castejón o Raúl Arévalo son tipos tan verosímiles como diversos, y sin caer en el estereotipo o la simpleza.

  Por otra parte, Gracia Querejeta sabe crear un ambiente coherente de barrio popular y extracción social más bien baja, de tono realista pero humano, con algunos momentos de conseguida emotividad –como esa escena en la que rompen los cuadros o la del regalo de cumpleaños de Emilia a su hija–, y otros de indudable sentido del humor –la escena del footing nocturno o en el restaurante oriental–. A todo ello le añade un claro enfoque social en el que denuncia el machismo –escena del puesto de peaje de la autopista, quizá un poco forzada y fuera de onda– o la corrupción –subtrama que afortunadamente no desarrolla–, a la vez que postula la capacidad de la mujer para sobreponerse y abrirse paso en la vida, o se apuntan algunas situaciones matrimoniales dolorosas con abandonos a este lado del “charco” y al otro, o una problemática de la inmigración que deja muertos –no sólo físicos– por el camino. Sin embargo, la directora hace un tratamiento esperanzador de la tragedia y deja a sus personajes –y al espectador– con el convencimiento de que la carambola es posible, que basta un poco de esfuerzo y buena voluntad, de dejarse ayudar y no aislarse en la soledad –tema que une a las tres mujeres de la película– para escapar de la sombra del fatalismo.

  Película de infortunios y lucha, de abandonos y lealtad, y también de soledades y esperanza, de mentiras y arrepentimiento... ideal para un público que busque historias humanas con trasfondo social. Bien contada e interpretada, sin alardes narrativos ni visuales que quizá hubieran estorbado y confundido, pues la historia exige una óptica realista y clásica, donde la cámara ceda el protagonismo a los personajes y a sus dramas. Ahí el espectador sólo tiene que mirar por ese agujero de la habitación superior de la sala de billares, y ver –como hace el niño Guille– los movimientos de cada jugador... en torno a una mesa de billar francés.

Calificación:


Imágenes de "Siete mesas (de billar francés)" - Copyright © 2007 Enrique Cerezo Producciones, Elías Querejeta Producciones y Ensueño Films. Distribuida en España por Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Siete mesas (de billar francés)"
Añade esta película a tus favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Siete mesas (de billar francés)" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

     Líbero (Anche libero va bene)     En la ciudad de Sylvia     ¿Y tú quién eres?     Qué tan lejos

 


   La Butaca   Internet

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad