LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 


Compras de cine  

"Las crónicas de Spiderwick: El libro fantástico" (Tony DiTerlizzi y Holly Black)

NOVELA

Videojuego de "Las crónicas de Spiderwick" (PS2)

VIDEOJUEGO

 
 
 


Fotos ampliables

Más fotos (30)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Noticias | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


LAS CRÓNICAS DE SPIDERWICK
(The Spiderwick chronicles)


Dirección: Mark Waters.
País:
USA.
Año: 2008.
Duración: 97 min.
Género: Aventuras, fantasía.
Interpretación: Freddie Highmore (Simon/Jared), Mary-Louise Parker (Helen), Nick Nolte (Mulgarath), Joan Plowright (tía Lucinda), David Strathairn (Arthur Spiderwick), Seth Rogen (Hogsqueal/Cerdonio), Martin Short (Thimbletack/Dedalete), Sarah Bolger (Mallory).
Guión: John Sayles, Karey Kirkpatrick y David Berenbaum; basado en la serie de novelas de Tony DiTerlizzi y Holly Black.
Producción: Mark Canton, Larry Franco, Ellen Goldsmit Vein y Karey Kirkpatrick.
Música: James Horner.
Fotografía:
Caleb Deschanel.
Montaje: Michael Kahn.
Diseño de producción: James Bissell.
Vestuario: Joanna Johnston y Odette Gadoury.
Estreno en USA: 14 Febrero 2008.
Estreno en España: 14 Marzo 2008.

CRÍTICA por Julio Rodríguez Chico

Aprendiendo los misterios de la vida

  El cine de Hollywood y la imaginación de un niño nos trasladan de la cruda realidad a un mundo de fantasía y emoción, en un viaje de iniciación que es también una aventura de búsqueda y aceptación de la vida con sus misterios e imperfecciones. Es la adaptación de la primera de las novelas fantásticas de otro bestseller anglosajón, que recoge la sempiterna lucha entre el Bien y el Mal, y donde una criatura debe madurar rápidamente para ser el pequeño héroe que salve a los suyos del abismo. Una historia muy visitada por el cine y la literatura juvenil reciente, pero magníficamente tratada por Mark Waters en la recreación de ambientes mágicos, en la fluidez de una ágil narrativa y en el empleo de la animación digital.

 

  A un caserón gótico y abandonado —similar al del orfanato, también en su aire misterioso— llegan Helen y sus tres hijos, los gemelos Simon y Jared y su hermana Mallory. La madre está a punto de divorciarse de su marido, algo que está suponiendo un trauma especial para Jared, un chico inquieto e imaginativo —a diferencia de su hermano— que la culpa a ella de la situación. Pero el muchacho pronto descubre un enigmático “libro de campo” escrito por su bisabuelo Arthur Spiderwick, que encierra toda una sabiduría sobre unos seres mágicos: será el comienzo de increíbles aventuras entre quienes quieren conservarlo o destruirlo, y que amenaza con un fatal y catárquico desenlace. Pasadizos y galerías en una casa protegida del ogro Mulgarath y sus trasgos por un círculo mágico, donde Jared contará con la ayuda de otras criaturas invisibles como Cerdonio o Dedalete, e incluso de un majestuoso grifo al que habla con el lenguaje de los elfos.

  El mundo de fantasía que la imaginación del protagonista regala al espectador es espectacular, tanto en los momentos luminosos como en los tenebrosos. Es el mismo contraste que se produce en su mente adolescente, que no entiende que papá y mamá se separen, que crea monstruos y faunos a los que acusar de su infelicidad, que le empuja a encerrarse en su propio mundo cuando no en un baúl o en un hogar precintado del mal del mundo exterior. De esta manera, lo que hace Waters es llevar a la pantalla un cuento moral, una historia de iniciación y madurez del niño, que habla también de la búsqueda del padre ausente (son dos los que se fueron), del perdón y de la necesidad de dar una segunda oportunidad a quien olvidó la familia absorbido por su orgullo investigador. De esta manera, como suele suceder en el género fantástico, bajo la trama de aventuras y épicas imposibles circulan ríos subterráneos de verdadera crítica social, de mensaje familiar, de formación de la personalidad.

  Nada nuevo temáticamente, con numerosos lugares comunes y una narrativa convencional, pero magistralmente ejecutado en una puesta en escena atractiva, con un ágil guión que fluye sin caídas de ritmo y sin empantanarse en ningún fondeadero, sin regodearse en sus fantásticos animales, y que sabe pasar del drama y la angustia a los momentos de humor, emoción y aventura: divertida y dinámica es la guerra a tomatazos, conmovedor el clímax familiar que se alcanza, y espectacular el viaje homérico a lomos del grifo. A la vez, la película da muestras de un diseño de producción exquisito, con brillantes y sorprendentes efectos especiales, cuando el ogro muta sus apariencias o cuando es Dedalete quien se apacigua y transforma con la miel, cuando las flores se descubren como sílfides volátiles que inundan de luz el entorno o cuando el grifo surca los cielos y atraviesa los espacios temporales en un “viaje interminable” para los dos aventureros. Una fotografía que se adapta y crea ambientes, según se trate de las galerías subterráneas que bien podrían recorrer los faunos de Guillermo del Toro o los minimoys de Luc Besson —no en vano el investigador también se llama Arthur—, de espacios abiertos y luminosos donde habitan las sílfides, de la buhardilla encantada del caserón rehabilitado, de las tranquilas calles de la modélica ciudad americana, o del tiempo pasado y recuperado con tonos sepia del profesor Spiderwick.

  Grandes y pequeños actores que interpretan sus papeles con convicción: el joven Freddie Highmore ("Descubriendo Nunca Jamás", "Charlie y la fábrica de chocolate") saca nota en su doble trabajo al dar vida a dos gemelos tan diferentes como entrañables (¿una doble personalidad para conciliar?). Su hermana en la historia es interpretada con solvencia por una Sarah Bolger crecidita desde "En América", mientras que Mary-Louise Parker cumple como madre atribulada, o David Strathairn y Nick Nolte aportan una dosis de calidad en su breve aparición. Las interpretaciones están a la altura de una vistosa película de fantasía juvenil, brillante y equilibrada, que transita por lo ya conocido pero que resulta muy entretenida. Que tenga muchos elementos ya vistos en las sagas de Harry Potter o del Señor de los Anillos, que recuerde al mundo de los minimoys o a Terabithia, que sustituya una brújula dorada por un libro o vuelva hacia el universo invisible de Narnia, no debe sino animar al espectador —ojo con los niños muy pequeños, que pueden asustarse con tanto monstruo sangriento— a ir a verla y volver a disfrutar como un crío que aprendió a asumir la dureza de la vida sin cicatrizar mal sus heridas de guerra.

Calificación:


Imágenes de "Las crónicas de Spiderwick" - Copyright © 2008 Paramount Pictures, Nickelodeon Movies, Kennedy/Marshall Productions y Mark Canton Productions. Distribuida en España por Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Las crónicas de Spiderwick"
Añade "Las crónicas de Spiderwick" a tus películas favoritas
Opina sobre "Las crónicas de Spiderwick" en nuestro blog
Recomienda "Las crónicas de Spiderwick" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Los seis signos de la luz (The Seeker: The dark is rising)     Harry Potter y la orden del Fénix (Harry Potter and the order of the Phoenix)     Un puente hacia Terabithia (Bridge to Terabithia)     Mimzy, más allá de la imaginación (The last Mimzy)     Eragon

 


   La Butaca   Internet

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2008 LaButaca.net. Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | críticas | cartelera | preestrenos | top10 | noticias | opinión | DVD | carteles
de compras |
sorteos | videojuegos | BSO | clásicos | enlaces | archivo | suscripción
quiénes somos | contacto | publicidad