LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 


Fotos ampliables

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Más fotos (19)

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Noticias | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


DOOMSDAY: EL DÍA DEL JUICIO
(Doomsday)


cartel
Dirección y guión: Neil Marshall.
Países:
USA y Reino Unido.
Año: 2008.
Duración: 105 min.
Género: Acción, thriller, ciencia-ficción.
Interpretación: Rhona Mitra (comandante Eden Sinclair), Bob Hoskins (Bill Nelson), Adrian Lester (sargento Norton), Alexander Siddig (Primer Ministro Hatcher), Malcolm McDowell (Dr. Kane), David O'Hara (Michael Canaris), Craog Conway (Sol).
Producción: Steven Paul y Benedict Carver.
Música: Tyler Bates.
Fotografía: Sam McCurdy.
Montaje: Andrew MacRitchie.
Diseño de producción: Simon Bowles.
Vestuario: John Norster.
Estreno en USA: 14 Marzo 2008.
Estreno en España: 24 Julio 2008.

CÓMO SE HIZO "DOOMSDAY: EL DÍA DEL JUICIO"
Notas de producción © 2008 Universal Pictures

2. Imaginando el futuro

  El director Neil Marshall, al comparar DOOMSDAY - EL DÍA DEL JUICIO con sus dos películas anteriores, dice: “Éramos un pequeño grupo de personas en un ambiente muy delimitado. A lo sumo, había 20 personas en una escena, pero en DOOMSDAY - EL DÍA DEL JUICIO ya habría 50 figurantes el primer día y llegaríamos a mil en las escenas finales. Además, rodaríamos en calles, bosques, montañas, castillos y barcos. Quería rodar una película a gran escala, nada parecido a lo que había hecho antes. Ha sido un reto desde el principio, una enorme aventura”. Para llevar esta aventura a buen puerto, el realizador decidió trabajar con sus colaboradores habituales, como el director de fotografía Sam McCurdy, el diseñador de producción Simon Bowles y el diseñador de maquillaje protético Paul Hyett. Neil Marshall dice: “Me gusta trabajar con mis amigos. Aportan frescura a cada película que hacemos juntos. Nos llevamos muy bien y contagiamos al resto del equipo y a los actores. Simon diseña maravillas para los decorados; Sam maneja la iluminación para que todo parezca fantástico, y Paul nunca me ha decepcionado cuando he necesitado más sangre y vísceras”. Juntos han creado el “estilo Marshall”. “Si tengo un estilo visual propio, es porque me gusta rodar lo máximo posible sin recurrir a la posproducción por ordenador. Es algo que me enseñó Ridley Scott”, dice el director. “No ha quedado más remedio que usar algunos efectos visuales en DOOMSDAY - EL DÍA DEL JUICIO, pero no quiero depender de eso. Me gustan las cosas puras y duras. Si van a dar a alguien con un hacha, no me asustan las consecuencias. Si se trata de una caída, alguien se hará daño, no se levantará y se irá inmediatamente. Quiero que parezca realista y brutal. Creo que los efectos reales aguantan el paso del tiempo, mientras que los efectos visuales son cada vez más refinados y pasan de moda enseguida”. Antes de que empezase la película, el director trabajó con un storyboard muy detallado, sobre todo para las escenas de acción. Sin embargo, durante el rodaje no lo usó ya que prefiere permanecer abierto a cualquier cambio que pueda mejorar una escena. La mayoría del rodaje de DOOMSDAY - EL DÍA DEL JUICIO tuvo lugar en Sudáfrica debido a la variedad paisajística y a que las instalaciones cinematográficas del país permitían un gran ahorro. Además, ya que se empezaría a rodar en enero, pleno verano en Sudáfrica, era perfecto para las escenas de exteriores. Después de un rodaje de sesenta y seis días, el equipo se trasladó a Inglaterra para una estancia de dos semanas en Escocia y para rodar una escena en Londres. ¿Qué sería de una película que transcurre en Inglaterra sin una toma del puente de Londres?

 

  En Sudáfrica se instalaron en Ciudad del Cabo, donde obtuvieron todo tipo de cooperación. En palabras del director: “El rodaje de DOOMSDAY - EL DÍA DEL JUICIO en Ciudad del Cabo fue increíble. El equipo técnico era magnífico. Los decorados exteriores, espectaculares. El tiempo, increíble. Nos permitieron hacer explotar bombas de noche en pleno centro. Cerramos una zona muy céntrica un sábado por la tarde para montar una persecución a pie, en autobús y en moto. Nos apropiamos de un parque temático, lo transformamos en la guarida de los malos y lo llenamos con miles de figurantes aullando y agitando bates de béisbol”.

  Obtuvieron permiso para rodar en un carguero ruso en el dique seco. Usaron un tren a vapor para una huida y un matadero abandonado para una complicada secuencia de acción de diez minutos.

  Obtuvieron permiso para usar la fachada del Ayuntamiento de Ciudad del Cabo para hacer las veces del hospital Saint Andrew de Glasgow, donde Sinclair y su equipo esperan encontrar el antivirus. De noche, el equipo artístico cubrió la fachada con plantas trepadoras, colocaron ventanas con cristales rotos y coches quemados delante del edificio para simular un abandono de años.

  La sinergia existente entre el equipo inglés y el equipo sudafricano sorprendió gratamente al productor Benedict Carver: “El diseño de producción es fantástico. Esta película depende mayormente de los exteriores, y no construimos muchos decorados, pero los pocos que diseñamos fueron increíbles. Además, hubo que ‘perfeccionar’ varios exteriores y el equipo hizo maravillas a la hora de dar una sensación ruinosa, de abandono”.

  El diseñador de producción Simon Bowles explica que el rodaje de DOOMSDAY - EL DÍA DEL JUICIO implicaba incorporar cinco épocas en una película: “Empezamos en la Escocia actual, donde el virus hace estragos, que queda sellada por un muro de acero. Damos un salto de 25 años hacia el futuro a un Londres casi aislado del resto del mundo por miedo al avance del virus. La ciudad está dividida en dos clases sociales, una muy pobre controlada por la policía, y la de los guerreros futuristas. Volvemos a Escocia y descubrimos el mundo de los Merodeadores, que han usado todo lo que tenían a su alcance para fabricar objetos útiles, sobre todo armas y vehículos. Y finalmente vamos al castillo de Kane, donde los supervivientes se han sumido en una versión moderna de la vida medieval y casi parecen sacados de un museo. El aspecto y la gente que puebla estas cinco épocas son muy diferentes. La dificultad surge cuando se mezclan”.

  Una de las escenas más complicadas de la película es la del rally organizado por Sol, el líder de los muy cabreados supervivientes punks. Neil Marshall recuerda, con una sonrisa: “Estaba convencido de que la escena más difícil de rodar sería la que transcurre en el cuartel general de Sol, con cientos de Merodeadores, tragafuegos, acróbatas, moteros, y con Craig Conway en el papel de Sol arengando a la multitud desde el escenario hasta hacerla enloquecer. Acaba con Sean Pertwee (en el papel de Talbot) asado vivo en el escenario y devorado por la multitud. Sin embargo, una vez que pusimos la logística a punto, fue una de las escenas más fáciles de rodar”.

  El director sigue describiendo el circo infernal: “Había unas bailarinas medio desnudas y unos cuantos gordos vestidos con falditas escocesas bailando el can can detrás de Sol mientras animaba a sus 800 seguidores. Creo que Sam Pertwee se quedó un poco perplejo cuando le subieron al escenario para sacrificarle. Simon Bowles diseñó un vehículo llamado ‘barbacoa asesina’, donde Sean cuelga de una grúa que le sostiene encima de las llamas. Mientras le asan vivo, la multitud hace cola con un plato en la mano para participar en el banquete. Al final, Sean reconoció estar encantado porque había tenido la muerte más espectacular. No se ha visto nada parecido antes”.

  El diseñador de producción llenó el decorado con coches destrozados, esculturas metálicas, pintadas en las paredes y muebles viejos. Los cientos de figurantes tenían pinta de haber crecido detrás de un muro de acero, aislados del resto del mundo, cada uno con maquillaje, ropa y peinados diferentes.

  El departamento artístico, para su versión moderna de la Muralla de Adriano, creó una pared de cien metros de largo y diez metros de alto que corta una carretera comarcal con un ingenioso sistema que usa moldes de metal en los que se vierte hormigón. Los paneles, una vez unidos, se parecen mucho a los que el gobierno británico (dentro de 25 años) podría tener a mano para una emergencia.

  La secuencia se rodó durante tres noches con cientos de figurantes (los desesperados habitantes de Escocia intentando escapar y los soldados rechazándolos), coches y vehículos del ejército y el helicóptero que se lleva a la joven Eden Sinclair. “Los figurantes debían rebelarse y lanzarse contra la muralla mientras el ejército disparaba con cohetes y fusiles”, explica el realizador. “Era complicado y no exento de riesgo, pero el equipo de especialistas supo coreografiarla a la perfección”.

  Después de esto llegó el mayor reto de todos, la persecución en la que el Bentley conducido por Sinclair y con el resto de su equipo a bordo, es perseguido por los Merodeadores y sus excéntricos vehículos hechos a partir de piezas de autobuses, coches de policía y motos. “Fueron necesarias diez cámaras para la escena”, recuerda el director. “Nunca había visto diez cámaras rodando a la vez. La persecución tiene cosas de Bullitt, otras de Mad Max, pero sobre todo, de Marshall”.

  Las últimas tres semanas en Sudáfrica estuvieron dedicadas principalmente a rodar la persecución, por lo que Neil Marshall se ha convertido en el director que más tiempo ha tardado en rodar una única secuencia en la historia del cine.

  Obviamente, con tanta acción, los actores debían estar preparados para cualquier cosa, sobre todo Rhona Mitra, cuyo personaje está presente en casi todas las escenas. Además del periodo de preparación al que se sometieron los actores, Rhona Mitra empezó a trabajar en un gimnasio tres meses antes del rodaje.

  El coordinador de especialistas Cordell McQueen se ocupó de dirigir todos los trucos especificados en el guión. En su opinión, el entrenamiento físico no planteaba problemas, pero sí las explosiones, los saltos y la destrucción que Neil Marshall había imaginado. “Una de las mayores dificultades para mí fue la escena en la que los APC (dos vehículos armados todoterreno construidos especialmente) vuelcan. No disponíamos de un vehículo para hacer pruebas. Sólo nos quedó construir modelos a escala e intentar calcular el tamaño de rampa necesario para volcar un vehículo de acero de unas ocho toneladas y media. No iba a ser fácil, pero salió muy bien”.

  En mayo, el equipo se trasladó a Glasgow, Escocia, para rodar las escenas de montaña, entre las que destaca la más difícil para la actriz Rhona Mitra, el duelo en el que su personaje se enfrenta a Telemon, el abanderado de Kane, interpretado por el gigantesco campeón sudafricano de kárate Hennie Bosmana. El realizador describe la escena como “una ejecución, un combate que equivale a un juicio. Transcurre en un lugar público para entretener a los seguidores de Kane. En el nuevo medievo, la violencia gratuita es del gusto de todos”.

  La escena se rodó en el castillo Blackness, en la costa este de Escocia. Construida en el siglo XV, la fortaleza se proyecta por encima del río Forth. A pesar de no estar lejos de Edimburgo, parece lo bastante aislada para hacer las veces del cuartel general de Kane.

  No hace falta recalcar que morir por los efectos del virus Reaper (Segador) lo es todo menos romántico. Para crear los estragos de la madre de todos los virus, Neil Marshall volvió a recurrir al maquillador Paul Hyett, que se encargó de las prótesis en The Descent. Esta vez se ocupó de todo el maquillaje especial, vírico y no, por lo que fueron necesarios litros de sangre y otros materiales para simular las heridas cuando un personaje era clavado a un poste, se le cortaba la cabeza o le aplastaba un tanque, sin olvidar las pérdidas de brazos y piernas.

  El maquillaje del virus debutó el primer día de rodaje en la escena en que el primer paciente con síntomas ingresa en un hospital de Londres, lo que alerta a las autoridades de la reaparición del Segador. Paul Hyett recuerda: “Neil me dijo: ‘Tiene que ser realmente horrible para dar la impresión de que si el tío te tose encima, estás muerto’. Decidí explorar síntomas de enfermedades tropicales, sobre todo infecciones causadas por hongos, y enfermedades venéreas. Hoy en día es posible encontrar enfermedades de piel realmente horrendas en Internet”.

  A continuación realizó varias pruebas para la cámara con la idea de que Neil Marshall escogiera la que le pareciera más horrible, pero el director, después de pensárselo, decidió incorporarlas todas, pústulas, heridas, sarpullidos y demás. El equipo de maquillaje se esforzó en no omitir ninguna asquerosidad, especialmente en lo referente a los ojos, que “bajaron” para dar la impresión de que la infección hace desaparecer el párpado y el ojo se ve cada vez más. Añadieron lentes de contacto para que el ojo fuera más amarillento.

  La diseñadora de maquillaje y estilista Tahira Herold dice: “Para mí, el mejor momento del rodaje fue la primera noche que sacamos a los Merodeadores, y Neil me hizo un gesto para que me acercara. Supuse que iba a pedirme algún cambio porque teníamos dos días para rodar la escena, pero en ves de eso, dijo: ‘Son fantásticos, muchas gracias’. Conseguí contenerme y no hacer el ridículo, pero en cuanto pude, fui corriendo a ver a mi equipo y empecé a dar saltos de alegría. Fue increíble. Los Merodeadores, con Sol y Víbora a la cabeza, son una amalgama de influencias tribales urbanas, desde los punks hasta el superestudiado look actual”.

  Neil Marshall se quedó sorprendido cuando Paul Hyett le hizo notar que en DOOMSDAY - EL DÍA DEL JUICIO había usado más sangre y vísceras que en sus colaboraciones anteriores. “Paul me explicó que en esta película, la sangre está más repartida, que no aparece de golpe en la última media hora”, dice el realizador, riendo. “No se trata de una película de terror, pero supongo que no puedo resistir salpicarlo todo de sangre”.


Imágenes y notas de cómo se hizo "Doomsday: El Día del Juicio" - Copyright © 2008 Rogue Pictures, Crystal Sky Pictures, Scion Films e Intrepid Pictures. Distribuida en España por Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Doomsday: El Día del Juicio"
Añade "Doomsday" a tus películas favoritas
Recomienda "Doomsday" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

John Rambo (Rambo)     Monstruoso (Cloverfield)     La criatura perfecta (Perfect creature)     Aliens vs. Predator 2 (Aliens vs. Predator: Requiem)     Halloween: El origen (Halloween)

 


   La Butaca   Internet

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2008 LaButaca.net. Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | críticas | cartelera | preestrenos | top10 | noticias | opinión | DVD | carteles
de compras |
sorteos | videojuegos | BSO | clásicos | enlaces | archivo | suscripción
quiénes somos | contacto | publicidad