LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 


Fotos ampliables

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Noticias | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


LA FAMILIA SAVAGES
(The Savages)


Dirección y guión: Tamara Jenkins.
País:
USA.
Año: 2007.
Duración: 113 min.
Género: Drama, comedia.
Interpretación: Laura Linney (Wendy Savage), Philip Seymour Hoffman (Jon Savage), Philip Bosco (Lenny Savage), Cara Seymour (Kasia), Peter Friedman (Larry), Gbenga Akinnagbe (Jimmy), Tonye Patano (Srta. Robinson), Guy Boyd (Bill), David Zayas (Eduardo), Debra Monk (Nancy Lachman).
Producción: Ted Hope, Anne Carey y Erica Westheimer.
Música: Stephen Trask.
Fotografía:
Mott Hupfel.
Montaje: Brian A. Kates.
Diseño de producción: Jane Ann Stewart.
Vestuario: David C. Robinson.
Estreno en USA: 28 Noviembre 2007.
Estreno en España: 4 Abril 2008.

CRÍTICA por Julio Rodríguez Chico

Brecht se pone sentimental

  El paso de los años y la llegada de la vejez tiene sus sorpresas y perplejidades, y eso lo sabe cualquier anciano y también los familiares que han de cuidarle. Pero estos problemas aumentan si el egoísmo y la falta de comunicación han marcado las pautas de padres e hijos, como sucede en el caso de la familia Savages. Wendy aspira a ser dramaturga, pero sus intentos se cuentan por fracasos, mientras que su afecto ha de volcarlo en un gato y una planta o consolarse con el sexo que le ofrece un vecino casado. Su hermano Jon es profesor de teoría del teatro y ahora estudia la obra de Bertolt Brecht, mientras que su falta de compromiso con una novia polaca hace que ésta sea obligada a volver a su país. En el fondo, son dos personas tristes y fracasadas, dos adultos aún en proceso de maduración, quizá porque es lo que recibieron de una madre que pronto les abandonó y de un padre con el que no se hablan desde hace tiempo. Un día reciben una llamada telefónica que les advierte de la degradación senil de su padre: la visita termina con su ingreso en una residencia de ancianos, mientras que intentan resolver sus no pequeños problemas personales psíquicos y afectivos.

 

  No es casualidad que Tamara Jenkins haya elegido para Wendy el trabajo de escritora de obras dramáticas, y para Jon el de teórico experto en Brecht. El teatro como el escenario de los conflictos existenciales, vistos bajo la óptica de la implicación emocional (ella) o del distanciamiento reflexivo (él): dos aproximaciones válidas en el mundo académico, pero imperfectas en la vida real. Eso lo experimentan de continuo nuestros protagonistas, que ante el drama de la muerte de su padre intentan adoptar posturas tan diferentes entre sí como insuficientes, en lo que no es otra cosa que el miedo a enfrentarse a la propia realidad. Wendy sufre con inquietud e histeria la situación en que se queda su padre, mientras que Jon se esfuerza por reprimir sus sentimientos con análisis juiciosos y poco afectuosos. Y ambos ahogan su fracaso personal y su sentimiento de culpa entre calmantes y antidepresivos, trasladando su distinta percepción de la realidad a las obras que escriben para el teatro. Dos mundos y dos maneras de acercarse a la vida que requieren un aprendizaje, que aún pueden alcanzar ante un padre senil que necesita de su ayuda.

  La situación es dramática y triste de partida, con familias rotas y amores imposibles que confluyen en torno a un anciano, en lo que es una llamada a reconciliarse. Apenas existe el lirismo y la contemplación de que hacía gala Sarah Polley en "Lejos de ella", y sí la realidad de un deterioro —sin notas de hiperrealismo— que ha de venir y sobre todo de la vaciedad de unas vidas sin amor que se ocultan bajo miradas tristes. En este aspecto, las interpretaciones de Laura Linney y Philip Seymour Hoffman resultan antológicas: los ojos de Linney trasmiten la inquietud de quien necesita ser reconocida y querida —muy expresiva es la reacción ante el asistente del hospital que se interesa por su obra—, lo mismo que su implicación emocional con la realidad y su fuerte carácter idealista; por su parte, la vista cansada de Seymour es todo un poema de resignación y pragmatismo, de ausencia y represión de sentimientos, como si siguiera el manual de distanciamiento de su maestro Brecht.

  Dos grandes interpretaciones que aportan naturalidad y matices a una historia construida en el guión que, sin ellos, fácilmente hubiera caído en el esquematismo maniqueo de dos actitudes vitales, de dos escuelas dramáticas. Sutilidad en la escritura y ausencia de énfasis en pequeños detalles que alegóricamente hablan de ese mundo afectivo, a su fragilidad e inconsistencia: un globo, una caja de cereales, una planta, un audífono... Sin embargo, a pesar de ese pesimismo existencial, Jenkins introduce su dosis cómica aunque sea de manera un poco forzada, con instantes que parecerían sacados de teatro del absurdo, como esa escena con un Jon "torturado" por un collarín doméstico, o los momentos con el grupo de apoyo a familiares, o durante la sesión de "cine de negros" en la residencia de ancianos. Por último, se aprecia cómo el simbolismo no se termina en el teatro y alcanza a la luz, con un trabajo fotográfico que reserva los tonos cálidos para las escenas que protagoniza Linney, mientras que el azul frío se impone en el mundo de Jon: es sintomático, en este sentido, la escena en que la habitación del anciano en la residencia está iluminada con un fluorescente cuando le acompaña el hijo, que ella se encarga de apagar cuando llega para encender una lámpara de mesa.

  Una historia familiar donde hay mucho que enmendar y corregir, con la enfermedad y la muerte como piedra de toque para la regeneración, bien narrada y mejor interpretada, que mereció nominaciones a los Oscar® por su guión original y su actriz protagonista. Pequeña película típica del circuito Sundance, mordaz en su crítica de una sociedad individualista, y con un lúcido y delicado retrato de personajes que gana en profundidad si se ve a través de las teorías de un Brecht enriquecido con una dosis de sentimiento.

Calificación:


Imágenes de "La familia Savages" - Copyright © 2007 Fox Searchlight Pictures, Lone Star Film Group, This Is That, Ad Hominem Enterprises y Cooper's Town Productions. Distribuida en España por Hispano Foxfilm. Todos los derechos reservados.

Página principal de "La familia Savages"
Añade "La familia Savages" a tus películas favoritas
Opina sobre "La familia Savages" en nuestro blog
Recomienda "La familia Savages" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Cometas en el cielo (The kite runner)     La guerra de Charlie Wilson (Charlie Wilson's war)     Juno     El niño de Marte (Martian child)     Conociendo a Jane Austen (The Jane Austen Book Club)

 


   La Butaca   Internet

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2008 LaButaca.net. Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | críticas | cartelera | preestrenos | top10 | noticias | opinión | DVD | carteles
de compras |
sorteos | videojuegos | BSO | clásicos | enlaces | archivo | suscripción
quiénes somos | contacto | publicidad