LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 


Compras de cine  

Banda sonora de "Sweeney Todd, el barbero diabólico de la calle Fleet" (Stephen Sondheim)

BSO

 
 
 


Fotos ampliables

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Más fotos (22)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Noticias | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


SWEENEY TODD, EL BARBERO DIABÓLICO DE LA CALLE FLEET
(Sweeney Todd, the demon barber of Fleet street)


Dirección: Tim Burton.
País:
USA.
Año: 2007.
Duración: 116 min.
Género: Drama, thriller, musical.
Interpretación: Johnny Depp (Benjamin Barker/Sweeney Todd), Helena Bonham Carter (Sra. Lovett), Alan Rickman (juez Turpin), Timothy Spall (Beadle), Sacha Baron Cohen (Pirelli), Jamie Campbell Bower (Anthony), Laura Michele Kelly (Lucy), Jayne Wisener (Johanna), Edward Sanders (Toby).
Guión: John Logan; basado en el musical de Stephen Sondheim y Hugh Wheeler.
Producción: Richard D. Zanuck, Walter F. Parkes, Laurie MacDonald y John Logan.
Música: Stephen Sondheim.
Fotografía:
Dariusz Wolski.
Montaje: Chris Lebenzon.
Diseño de producción: Dante Ferretti.
Vestuario: Colleen Atwood.
Estreno en USA: 21 Diciembre 2007.
Estreno en España: 15 Febrero 2008.

CRÍTICA por Leandro Marques

  Sólo a un grupo selecto de directores de cine les puede alcanzar una imagen para dejar irrefutables indicios sobre de quién es la película que se está mirando. Esto sucede, en la gran mayoría de los casos, con realizadores que además de ser dueños de una estética muy personal que los define, son poseedores de una constancia y continuidad en los proyectos encarados, y de una trayectoria que los respalda. Tim Burton, no hay dudas de ello, es uno de estos autores. Él es uno de esos artistas cuyos trabajos, por sus particularidades estéticas y narrativas, ya no pueden ser observados en sí mismos, de forma autónoma al resto de sus anteriores producciones, sino que irremediablemente conducen a una mirada analítica más amplia, que abarca a toda, o al menos parte, de su obra.

 

  “Sweeney Todd, el barbero diabólico de la calle Fleet”, adaptación al cine de la conocida obra musical, presenta los ya típicos componentes audiovisuales de varias cintas del realizador de "Big fish". Si bien no se trata de una película escrita por él, adquiere su personalidad a través de una ambientación invadida por tonos grisáceos contrapuestos por chispazos de un color brillante (rojo más que sangre en este caso), en el marco de una ciudad atravesada por neblina y sombras, con una notable prolijidad en la composición de cada imagen, personajes que lucen extraños y misteriosos, una banda de sonido siempre presente y que, como sucedió también en sus producciones animadas ("La novia cadáver de Tim Burton" y “Pesadilla antes de Navidad”), adopta por momentos el género musical como canal de expresión de los diálogos y pensamientos de los protagonistas. Ya desde un inicio, que muestra la llegada del protagonista principal a una sórdida y fantasmagórica Londres de finales del XIX, el film anuncia que retomará la línea de sus trabajos precedentes. Sostenido por una delicada composición visual, una excelente fotografía y el uso de una cámara que acompaña con toques de humor —por el uso de determinados planos—, el realizador, básicamente, se dedica a dotar a cada escena de una atmósfera que transmita tensión e intriga en cada instante.

  Más allá de lo que la historia se propone contar en sí, el film se focaliza en los componentes audiovisuales que sirven de vehículos para la comunicación y evolución de la trama. Sin embargo, a diferencia de otros trabajos de Burton, el despliegue técnico y estético utilizado en la película, ya no tan novedoso ni original, pareciera no exponer demasiadas inquietudes ni apostar a explorar territorios más desconocidos. Cada escena del largometraje está montada de manera impecable, desde el punto de vista técnico, y es innegable que Burton se mueve como pez en el agua dentro del formato artístico escogido. Los puntos negativos de esta situación pueden percibirse a lo largo de varios fragmentos en los que la cinta luce monótona, densa, sin lugar para sorpresas, como carente de curiosidad por recorrer nuevos surcos o por avanzar más profundamente hacia lugares menos seguros. Burton construye universos oscuros y misteriosos con tanta naturalidad y aparente facilidad, que hasta pareciera, en esta ocasión, que lo hace automáticamente. La injusticia en este asunto radica en que si no se tratara de un nuevo trabajo suyo, si fuera la obra de algún director ignoto, probablemente recibiría más halagos que cuestionamientos. Pero lo cierto es que se trata de la última película de Tim Burton, que no se puede analizar en sí misma sino dentro de lo que es el marco de su filmografía y que, en este sentido, no es posible dejar de percibir una especie de quietud como esencia de cada imagen. Una indefectible sensación de que, esta vez, no hay mucho nuevo para decir o mostrar.

  Johnny Depp, una vez más cumpliendo un rol protagónico al lado del realizador, encarna al complejo barbero del título. Separado de su bella mujer y su hija recién nacida a la fuerza, por el capricho de un poderoso juez, regresa a Londres atravesado por el dolor y la sed de venganza. Insensible para el resto de las personas del mundo, y extremadamente introvertido, sufre además la invasión de una locura que le domina. Cada fase de la personalidad de este personaje es representada con acierto y convicción por el actor. Y por si fuera poco, hasta no desentona cuando canta (de hecho, recuerda bastante a Ewan McGregor en "Moulin Rouge"). En esta oportunidad, al actor de "Charlie y la fábrica de chocolate" lo acompañan, entre otros, dos actores que también interpretan con acierto a personajes complicados: Helena Bonham Carter y Alan Rickman. Y además, la cuota de extravagancia es aportada por Sacha Baron Cohen, ex Borat que ofrece una participación pequeña en tiempo pero divertida en contenido.

  La película se construye a través de la elaboración de un clima constituido por tonos oscuros, música, personajes intrigantes sobre los que se tiene alguna información pero que permanecen en definitiva siempre más allá, inaccesibles. El móvil de la trama, la venganza, no despierta demasiado atractivo. Tampoco la presencia constante de sangre, de muertes. Y a esto se suma que el personaje central, Sweeney Todd, siempre distante y lejano a las emociones, obra según una lógica que sólo encaja con los caprichos del guión y con los de su propia locura. La búsqueda de verosimilitud que encara el largometraje obedece a un enfoque vinculado más con la concepción de una estética que de una narrativa. El tema es que justamente en la construcción de esta estética, tan asociada a parte de la filmografía de Burton —en especial las ya nombradas obras de animación y "Sleepy Hollow"—, a la que no se le pueden encontrar defectos, sí se le puede achacar su falta de imprevisibilidad y cierta parsimonia. Esto de ninguna manera significa que se trate de una obra insignificante o descuidada: es muy difícil no dejarse envolver por la gozosa atmósfera audiovisual que se edifica escena tras escena, ni puede desmerecerse la cuidadosa composición estética de cada imagen, como tampoco la confortable sensación de estar viajando por un universo extraño y misterioso. Simplemente destaca el hecho de que esta vez Burton apeló más a una receta conocida que a una apuesta artística basada en la exploración y búsqueda de territorios aún sin descubrir. Aquel espectador no muy familiarizado con la filmografía de este director, seguramente se podrá encontrar con la propuesta de un viaje fascinante y cargado de tensión. Para quien conozca más en profundidad su obra, probablemente se tratará de la invitación a un viaje placentero, pero hacia algún lugar al que ya ha viajado con anterioridad. Con las implicancias negativas y positivas de esa cuestión.

Calificación:


Imágenes de "Sweeney Todd, el barbero diabólico de la calle Fleet" - Copyright © 2007 Warner Bros. Pictures, DreamWorks Pictures, Parkes/MacDonald Productions y Zanuck Company. Distribuida en España por Warner Bros. Pictures International España. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Sweeney Todd"
Añade "Sweeney Todd" a tus películas favoritas
Opina sobre "Sweeney Todd" en nuestro blog
Recomienda "Sweeney Todd" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Kilómetro 31     30 días de oscuridad (30 days of night)     Monstruoso (Cloverfield)     La criatura perfecta (Perfect creature)     Halloween: El origen (Halloween)

 


   La Butaca   Internet

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2008 LaButaca.net. Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | críticas | cartelera | preestrenos | top10 | noticias | opinión | DVD | carteles
de compras |
sorteos | videojuegos | BSO | clásicos | enlaces | archivo | suscripción
quiénes somos | contacto | publicidad