LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 


Fotos ampliables

Más fotos (18)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Noticias | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


THE CONTRACT


Dirección: Bruce Beresford.
Países:
USA y Alemania.
Año: 2006.
Duración: 96 min.
Género: Drama, thriller.
Interpretación: Morgan Freeman (Frank Carden), John Cusack (Ray Keene), Jamie Anderson (Chris), Alice Kridge (Miles), Megan Dodds (Sandra), Corey Johnson (Davis), Jonathan Hyde (Turner), Bill Smitrovich (Wainwright), Anthony Warren (Royko), Ned Bellamy (Evans).
Guión: Stephen Katz y John Darrouzet.
Producción: Avi Lerner, Randall Emmett, George Furla, Les Weldon, Danny Lerner y Andreas Schmid.
Música: Normand Corbeil.
Fotografía:
Dante Spinotti.
Montaje: Mark Warner.
Diseño de producción: Herbert Pinter.
Vestuario: Kate Healey.
Estreno en España: 4 Abril 2008.

CRÍTICA por José Arce

  Cada vez que nos acomodamos para disfrutar de una película, es inevitable que nuestra mente juegue a vaticinar qué nos vamos a encontrar. Aunque seamos espectadores más o menos escépticos, no podemos escapar a una mínima expectativa, en base al equipo implicado en la producción o lo que hayamos visto o leído del film en cuestión. En el caso que nos ocupa, toda motivación previa no sirve sino para ahondar en la desilusión más absoluta generada por un despropósito que dota de un nuevo significado a la palabra “mediocre”.

 

  En “The contract”, Ray (John Cusack) pasea con su hijo Chris (Jamie Anderson) por el campo cuando se topa en su camino un peligroso criminal en plena fuga, Frank Carden (Morgan Freeman). Las circunstancias les imponen una convivencia forzosa hasta que el primero, situado en posición dominante por circunstancias que no desvelaremos aquí, entregue a las autoridades al tercero. Los invitados alrededor del trío son, básicamente, un puñado de policías locales, algún que otro agente del servicio secreto y los compinches del supuesto villano de la función. Con este material, a caballo entre “Máximo riesgo”, “El desafío” y una cinta casera de aventuras para toda la familia, el director Bruce Beresford orquesta una obra que consigue, y en esto hay que reconocerle cierto mérito, plagiar de tal manera las pautas básicas de un telefilm dominical de sobremesa que eleva los proyectos destinados a la pequeña pantalla a la categoría de género en sí mismo. No hay presentación previa de los personajes, la planificación visual es de lo más triste que se ha visto en mucho tiempo y, en general, todo lo que rodea a los actores protagonistas cabalga entre lo bochornoso y lo lamentable, debido a la sonrojante utilización de los arquetipos, manidos hasta la saciedad, en los que se basa la construcción de los participantes de este temible producto —en este sentido, cabe subrayar la dupla pretendidamente cómica formada por los polizontes de pueblo, involuntarios rednecks uniformados—.

  Evidentemente, Cusack y Freeman no han de esforzarse lo más mínimo —no lo hacen, de hecho— para cumplir con sus respectivos papeles, aunque sobre la mente del espectador planea una duda razonable: ¿cómo han accedido a participar en semejante despropósito? El mayor atractivo a priori —a la postre, único— es la tensión que pueda derivarse de la relación entre ambos, pero todo se estrella en el tono paternal en que torna la actitud de Carden, que rehuye toda ambigüedad moral que pueda resultar apreciable —los responsables deberían ver “Hard rain” para darse cuenta de que Freeman aparece extraño al otro lado de la ley—. Más allá de esta cuestión, el esbozo de guión en que se basa este pueril intento de obra cinematográfica no resuelve ningún interrogante, comenzando por aclararnos de parte de quién tenemos que situarnos, porque, a decir verdad, no queda nada claro que el fugitivo sea malo, ni bueno... aunque en realidad tampoco importa demasiado, de la misma manera que no nos interesa la suerte que corran los idiotizados campistas que se ven inmersos en la trama forzosamente, ni ese final tristemente edulcorado en el que los Keene parecen hallar un sonriente sustitutivo a la madre fallecida presa del cáncer —uf— poco antes de iniciarse la narración. Y es que, definitivamente, no hay nada que juzgar en esta película, que pasará sin pena ni gloria por carteleras y parrillas televisivas, un nuevo paso adelante-atrás del productor todoterreno Avi Lerner, uno de los estandartes más consolidados del cine basura mundial, al que lo mismo le da producir a De Palma que la quinta entrega de “Delta Force”.

Calificación:


Imágenes de "The contract" - Copyright © 2006 Nu Image, Millennium Films, Revelations Entertainment, Randall Emmett/George Furla Productions y VIP Medienfonds 4. Distribuida en España por Filmax. Todos los derechos reservados.

Página principal de "The contract"
Añade "The contract" a tus películas favoritas
Opina sobre "The contract" en nuestro blog
Recomienda "The contract" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

En el punto de mira (Vantage point)     wΔz     Plaga final (Pars vite et reviens tard)     No es país para viejos (No country for old men)     Los crímenes de Oxford

 


   La Butaca   Internet

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2008 LaButaca.net. Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | críticas | cartelera | preestrenos | top10 | noticias | opinión | DVD | carteles
de compras |
sorteos | videojuegos | BSO | clásicos | enlaces | archivo | suscripción
quiénes somos | contacto | publicidad