LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
  INSERTA TU MAIL

Recibe cómodamente
en tu buzón los estrenos
de cine de cada semana

 

BANDITS (BANDIDOS)


cartel
Ampliar cartel | Comprarlo
Título en Latinoamérica: Vida bandida.
Dirección:
Barry Levinson.
País:
USA.
Año: 2001.
Duración: 122 min.
Interpretación: Bruce Willis (Joe Blake), Billy Bob Thornton (Terry Lee Collins), Cate Blanchett (Kate Wheeler), Troy Garity (Harvey Polard), Brian F. O'Byrne (Darill Miller), Stacey Travis (Cloe Miller), Bobby Slyton (Darren Head), Azura Skye (Cheri), Peggy Miley (Mildred Kronenberg), William Converse-Roberts (Charles Wheeler), Richard Riehle (Lawrence Fife), Micole Mercurio (Sarah Fife).
Guión: Haley Peyton.
Producción: Ashok Amritraj, Michele Berk, Michael Birnbaum, David Hoberman, Barry Levinson, Arnold Rifkin y Paula Weinstein.
Música: Christopher Young.
Fotografía:
Dante Spinotti.
Montaje: Stu Linder.
Diseño de producción: Victor Kempster.
Dirección artística: Dan Webster.
Vestuario: Gloria Gresham.
Decorados: Merideth Boswell y Jenni Engleman-Prange.

 

CRÍTICA

Leandro Marques
Argentina

Sueños de "asalta bancos"

Si alguna encuesta tuviera como objetivo conocer la actividad delictiva más respetada por la sociedad, indudablemente la profesión "asaltante de bancos" tendría un lugar en el podio. Inteligencia, talento, audacia, decisión, valentía y ambición son algunos de los requisitos vitales para cumplir con el perfil ideal. El asalta bancos es más que un vulgar ladrón necesitado de dinero; es un hombre con ideales, que desafía a una de las instituciones emblemáticas del sistema y que además de llenar sus bolsillos de plata, aspira a glorificarse y convertirse en un símbolo de admiración social.

Así lo demuestran varios robos en la historia real (en Argentina, años atrás, fue idolatrado un grupo de ladrones que a través de boquetes subterráneos vació las arcas de un banco). Y así trata de mostrarlo en "Vida Bandida" (título en Argentina de "Bandits")* el director Barry Levinson, el mismo que allá por 1988 obtuvo el Oscar por "Rain Man", la recordada película protagonizada por Dustin Hoffman y Tom Cruise.

En esta ocasión, el realizador también utiliza una dupla con peso específico propio: Bruce Willis y Billy Bob Thornton. Y también hace de ellos el eje fundamental alrededor del cual gira la historia. En ese aspecto, no hay razones para esgrimir algún reproche demasiado profundo. La destacada actuación del protagonista de "Un plan simple", que esta vez interpreta con gracia y espontaneidad a un traumatizado fóbico (que hace recordar al personaje de Jack Nicholson en "Mejor Imposible"), más los aportes de siempre de Willis, alcanzan para sostener el desarrollo de la trama en el límite de lo soportable.

Joe Blake (Willis) es valiente, decidido, y lee el Tao para conseguir (a través de la doctrina de vida oriental del libro) poner freno a su violencia innata. Terry Collins (Thornton) es su hipocondríaco socio, inteligente y estratega. Luego de escapar de la cárcel, deciden que su sueño es poner un hotel en las paradisíacas playas de Acapulco. Un sueño que, lógicamente, está mucho más allá de sus posibilidades financieras. Por eso empiezan a robar, utilizando un plan de ejecución peculiar: la noche anterior al golpe, van a la casa del gerente, lo secuestran a él y su familia, siempre con buenos modales, y se lo llevan al banco bien temprano al día siguiente, donde sin gente ni empleados, el trabajo se les hace simple y desestresado. Ése es el ritual que los ladrones realizan cada dos semanas por distintos pueblos de los Estados Unidos. Y el que de a poco los va convirtiendo en personajes famosos y místicos.

La principal falla de la cinta tiene que ver con su dispersión narrativa. Nunca queda claro qué es lo que el director planea lograr con lo que muestra. Qué es lo que quiere decir (si es que hay algo). Amaga con querer llevarla al terreno de la comedia, pero pocas veces sus gags son lo suficientemente graciosos y originales. Cuando incorpora a una mujer (Cate Blanchett) entremedio de los dos protagonistas, el filme se conduce, con torpeza y rozando el absurdo, a un terreno de triángulo amoroso en el que tampoco hace pie firme. Tratándose de prófugos ladrones de bancos, podría pensarse en una película de acción, pero ésta aparece sólo en cuentagotas y en situaciones que llaman la atención por lo forzadas que lucen (el escape de prisión y un insólito choque en la ruta, son algunos ejemplos).

En síntesis, podría sostenerse que "Vida Bandida" es un producto liviano e intrascendente, bastante largo por cierto, que pasará al depósito jamás revisado de viejos recuerdos. Sin solidez en el guión, contada de manera poco original, con un final supuestamente imprevisible que no engaña a nadie, demasiado desinteresada en establecer vínculos con el espectador, sin respuestas creativas. Raspando, la salvan algunos chispazos de sus protagonistas. Demasiado poco.


* Nota del editor.


Imágenes de Bandits - Copyright © 2001 Metro Goldwyn Mayer. Fotos por Richard Cartwright. Todos los derechos reservados.

Ver página principal de "Bandits"
Añadir "Bandits" a tus películas favoritas

estrenos | críticas | novedades | cartelera | preestrenos | vídeo | de compras
especiales | reportajes | carteles | buscar | afiliación | listas de correo | contacto

La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

LA BUTACA
Revista de Cine online

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Vídeo
De compras
Especiales
Reportajes
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de correo
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos


 


Internet Explorer
800x600