LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
  INSERTA TU MAIL

Recibe cómodamente
en tu buzón los estrenos
de cine de cada semana

 

BANDITS (BANDIDOS)


cartel
Ampliar cartel
Título en Latinoamérica: Vida bandida.
Dirección:
Barry Levinson.
País:
USA.
Año: 2001.
Duración: 122 min.
Interpretación: Bruce Willis (Joe Blake), Billy Bob Thornton (Terry Lee Collins), Cate Blanchett (Kate Wheeler), Troy Garity (Harvey Polard), Brian F. O'Byrne (Darill Miller), Stacey Travis (Cloe Miller), Bobby Slyton (Darren Head), Azura Skye (Cheri), Peggy Miley (Mildred Kronenberg), William Converse-Roberts (Charles Wheeler), Richard Riehle (Lawrence Fife), Micole Mercurio (Sarah Fife).
Guión: Haley Peyton.
Producción: Ashok Amritraj, Michele Berk, Michael Birnbaum, David Hoberman, Barry Levinson, Arnold Rifkin y Paula Weinstein.
Música: Christopher Young.
Fotografía:
Dante Spinotti.
Montaje: Stu Linder.
Diseño de producción: Victor Kempster.
Dirección artística: Dan Webster.
Vestuario: Gloria Gresham.
Decorados: Merideth Boswell y Jenni Engleman-Prange.

 

SOBRE LA PRODUCCIÓN
© Metro-Goldwyn-Mayer Pictures

Terry: "Una pregunta: ¿Cómo vamos a pagar?"
Joe: "Pues… robando bancos".

Joe Blake (Bruce Willis) y Terry Collins (Billy Bob Thornton) se dedican a atracar bancos. Los dos fugitivos están a punto de dar ese último gran golpe que les permitirá retirarse a las playas de los Mares del Sur. El irresistible Joe y su hipocondríaco compañero Terry se convierten en "Los Bandidos que duermen fuera de casa", los ladrones más famosos del país. Van viajando desde Oregón hasta California, dejando tras ellos a banqueros aterrorizados, disfraces horrorosos, y un público completamente entregado.

Su método es sencillo: La noche anterior al golpe, toman a un director de banco y su familia como rehenes, cenan con ellos y duermen en su casa. A la mañana siguiente, van al banco con él. No les hace falta forzar puertas. No hay peligro de tener sorpresas en plena operación. Todo funciona a las mil maravillas.

Pero las cosas se tuercen cuando los dos amigos conocen a Kate Wheeler (Cate Blanchett). Este ama de casa normal y corriente, que lleva una vida aburrida, choca con el coche de Terry. Y Kate se une a los ladrones en sus aventuras por todo el país y acaba robando… sus corazones. Ambos se enamoran de Kate, y Kate empieza a enamorarse también. Ni Joe ni Terry son el hombre ideal, pero juntos, forman el hombre perfecto…

Metro-Goldwyn-Mayer Pictures, en asociación con Hyde Park Entertainment, presenta a Bruce Willis, Billy Bob Thornton y Cate Blanchett en una sofisticada comedia dirigida por el ganador del Premio de la Academia® Barry Levinson. "Bandits" (Bandidos) es una película producida por Empire Pictures, Lotus Pictures, Baltimore/ Spring Creek Pictures y Cheyenne Enterprises. "Bandits" (Bandidos) está dirigida por Barry Levinson y escrita por Harley Peyton. Sus productores son Michael Birnbaum y Michele Berk, Barry Levinson y Paula Weinstein, y Ashok Amritraj, David Hoberman y Arnold Rifkin. Cuenta con Patrick McCormick, Harley Peyton y David Willis como productores ejecutivos.

El impresionante equipo de realización incluye al director de fotografía Dante Spinotti, A.S.C., A.I.C., al diseñador de producción Victor Kempster, al montador Stu Linder y a la diseñadora de vestuario Gloria Gresham. Joel Sill y Allan Mason actúan como productores musicales ejecutivos. Christopher Young ha compuesto la banda sonora de la película. Spinotti y Gresham son profesionales de gran prestigio en sus respectivas disciplinas y han sido nominados al Premio de la Academia® en varias ocasiones. Stu Linder ganó el Oscar® al Mejor Montaje en 1966 por "Grand Prix".

LA HISTORIA

El director Barry Levinson conoce bastante bien el género de la comedia. Sus películas "Diner" y "Good Morning, Vietnam" (Buenos días, Vietnam) figuran en la lista del Instituto de Cine Americano de las 100 películas más divertidas de todos los tiempos. Así que conocía a la perfección el terreno en el que se mueve "Bandits".

Levinson afirma que el guión de "Bandits" (Bandidos) le pareció distinto a los otros. "Es una comedia romántica interesante y con mucha energía", afirma. "Me gustó sobre todo la idea de unir a dos hombres y una mujer. Para mí, era lógico que Kate no supiera elegir entre ambos, porque los dos forman el hombre perfecto. Me pareció una dinámica muy interesante".

El proceso de creación de "Bandits" (Bandidos) fue largo y exigente. Todo empezó gracias a los productores Michael Birnbaum y Michele Berk. Berk expuso el concepto de la película a su amigo Birnbaum, y juntos decidieron desarrollar una historia que ya tenía una base sólida. Birnbaum expuso el proyecto a Harley Peyton, con él que había trabajado previamente, y juntos desarrollaron el guión.

"Harley y yo llevábamos tiempo buscando un proyecto en el que pudiéramos volver a colaborar, y éste era perfecto", declara Birnbaum.

Berk añade: "Harley sabe cómo trabajar los personajes, y entendió rápidamente que eran la fuerza motriz de nuestra historia. No se trataba de atracadores de bancos. El argumento habla de una relación muy especial entre tres personas".

"La historia tomó forma alrededor de un hombre de acción, un hombre reflexivo y una mujer que se interpone entre ellos", dice Birnbaum. "Ella se enfrenta a la típica situación en la que tiene que elegir entre el que piensa y el que actúa. Joe (Willis) es un hombre muy guapo que no se lo piensa dos veces antes de actuar, pero que siempre acaba haciendo lo correcto. Terry (Thornton) es un hombre muy inteligente pero bastante neurótico que no puede dar un paso sin tener un plan establecido de antemano. Necesita saber exactamente lo que va a ocurrir y cómo va a ocurrir antes de poder actuar. La yuxtaposición de estos dos hombres es magnífica. Son las dos mitades de un ser humano de lujo".

Berk y Birnbaum presentaron el guión a Bruce Willis y a Arnold Rifkin. Rifkin era el representante de Willis y presidente de William Morris Agency en ese momento, y estaba negociando un acuerdo entre MGM y los productores Ashok Amritraj y David Hoberman, de Hyde Park Entertainment. Los productores Berk y Birnbaum aceptaron asociarse con Hyde Park, y "Bandits" (Bandidos), con Bruce Willis ya en el equipo, contribuyó a materializar el acuerdo de MGM ya que se convirtió en la primera película de esta nueva colaboración.

"El proyecto me interesó en cuanto lo leí", cuenta Amritraj, "Me gustó el concepto en su conjunto. Era una comedia interesante y muy bien concebida, con romance y acción. Un proyecto con grandes posibilidades. Me lo leí en una noche y a partir de ahí, no pude pensar en otra cosa. Llamé a Arnold al día siguiente para decirle que contara conmigo. Lo presentamos a MGM y les encantó. El resto es historia".

Una vez que convencieron al estudio, tuvieron que buscar a los actores y al equipo técnico que encajara con el proyecto. El resultado es un reparto y un equipo de enorme talento y calidad, que va mucho más allá de lo esperado y conforma una mezcla realmente explosiva. "Te encuentras muy pocas con una historia tan buena y además hemos tenido la suerte de contar con el director y los actores que queríamos desde el principio", afirma el productor David Hoberman. "Ha sido increíble".

EL DIRECTOR

Ya desde el principio, los productores pensaron en Barry Levinson para dirigir la película. Michael Nathanson, presidente y COO de MGM Motion Picture Corp., fue el eslabón que hizo posible la incorporación de Levinson al proyecto. "Todos estábamos muy volcados en el proyecto", dice Rifkin. "Michael Nathanson se puso en contacto con Levinson. Bruce y yo estamos muy agradecidos a Michael. Su entusiasmo y su confianza en el proyecto se convirtieron en un factor esencial para convencer a Barry Levinson para que dirigiera la película".

Uno de los directores más respetados de Hollywood, Levinson ha recibido seis nominaciones al Oscar® y ha sido galardonado con el Premio de la Academia® al Mejor Director por "Rainman". "En todos sus proyectos", dice Birnbaum, "Barry habla de seres humanos y eso era lo que necesitábamos. En ‘Bandits (Bandidos)’ había que seguir cierta línea. Si los actores se tomaban demasiadas libertades o se pegaban demasiado al guión, no iba a funcionar. La visión personal de Barry y la forma en que logra desarrollar unos personajes muy bien definidos y con personalidad propia le convirtieron en el director perfecto para esta historia".

"He colaborado con Barry en ‘Good Morning, Vietnam’ (Buenos días, Vietnam) y ‘Tin Men’ (Dos estafadores y una mujer)", cuenta Hoberman, "así que conozco bien su forma de trabajar. Supe desde el principio que sería el director perfecto para esta historia".

"Muchos directores, cuando ruedan comedias, hacen ‘referencias’ en los momentos cómicos y de mucha emoción", declara Peyton. "En cambio, Barry tiene una forma muy realista de abordar estas escenas. Una de las primeras cosas que me dijo Bruce Willis fue que la película le parecía estupenda porque tenía un estilo auténtico. Barry sabe llegar al fondo de cada escena y sabe transmitir lo que es realmente importante. Los actores responden muy bien a este método. Es un verdadero trabajo de equipo".

Para Levinson, hacer una película es un proceso de colaboración y de continuos intercambios. Sabe lo que quiere, pero al mismo tiempo le gusta descubrir nuevos aspectos de una escena o de un personaje. "Siempre estoy experimentando", declara Levinson. "Me gusta buscar nuevas ideas e incorporarlas a una escena. Una película es una sucesión de errores, de los que aprende y que permiten que una escena evolucione. El cine es un proceso de descubrimiento perpetuo, en el que siempre hay lugar para lo inesperado, para lo que no figura en el guión".

"Los momentos de espontaneidad", prosigue, "son la savia de cualquier película. Por ejemplo, en una de las escenas, los personajes de Bruce y Cate acaban de conocerse y tienen que compartir el mismo dormitorio. Para dar un poco de intimidad a Kate, Joe cuelga una sábana entre ellos como en ‘It Happened One Night’ (Sucedió una noche). Durante una de las tomas, la sábana se cayó, él se levantó para volver a colocarla y ella se acercó a ayudarle. Estaban muy cerca el uno del otro, cada uno de un lado de la sábana y me gustó esa proximidad. Así que rehicimos la escena incorporando el incidente, para expresar la atracción que sienten el uno por el otro. Son estos momentos en que el guión y los actores se funden de forma inesperada, y esa conexión reaviva el interés de una película. Si en un película no ocurren este tipo de cosas, no me divierto, y si yo no me divierto, ¿cómo se va a divertir el público?"

El productor Birnbaum fue todos los días al rodaje y pudo comprobar la habilidad de Levinson para captar esos momentos inesperados e incorporarlos al argumento. "Ser testigo de la forma de trabajar de Barry es un privilegio. Sabe conseguir lo que quiere y aportar cosas nuevas a una historia".

LOS ACTORES Y LOS PERSONAJES

Hablando del reparto de "Bandits" (Bandidos), Levinson afirma: "Hay varias sorpresas en esta película. No recuerdo haber visto a Billy Bob trabajar cómo lo ha hecho en esta película, y desde luego, nunca había visto a Cate Blanchett interpretar a este tipo de personajes. En cuanto a Bruce, ha hecho muchas comedias y también comedias románticas, pero la verdad es que este personaje es a la vez cómico, romántico y duro. La combinación de estas características resultará irresistible para el público".

Del personaje de Bruce Willis, el guionista Peyton declara: "Joe es una persona que sabe hacer lo correcto. No se detiene en darle vueltas a las cosas, y actúa de forma espontánea. No es un hombre reflexivo. Es el típico héroe de acción, al que le gustan todas las mujeres. Hasta que un día se da cuenta que es la primera vez que está ante la chica perfecta".

En cuanto a Billy Bob Thornton, Peyton añade: "Terry, el personaje que interpreta Thornton, es el opuesto de Joe, que interpreta Willis". "Joe nunca piensa antes de actuar. Por el contrario, Terry le da mil vueltas a las cosas, las analiza casi de forma neurótica. Para él, el mundo es un puzzle que hay que terminar, y casi nunca está satisfecho con el resultado. Por esa razón, tiene todo tipo de fobias".

"Me hubiera gustado escribir este guión", dice Billy Bob Thornton, ganador del Premio de la Academia® por anteriores trabajos como guionista, "Lo primero que pensé fue: ‘Es un papel perfecto y una película perfecta para mí’".

"A veces, cuando lees un guión", continúa, "piensas: ‘¡Qué atrevido!’ Esta película es muy realista. El guión incluye muchos elementos divertidos, pero todo es creíble. A veces, cuando rodábamos una escena, pensaba: ‘¿Cómo vamos a salir de ésta?’ Pero los personajes son tan normales y divertidos que no te hacías más preguntas sino que actuabas sin pensar".

Thornton, que también es un excelente director, estuvo encantado de ceder la silla de director a Levinson. "Barry es un magnífico director", cuenta Thornton, "porque ante todo es un gran admirador de los actores. Le encanta estar a tu lado. Para mí, un buen director es una persona que comparte la escena contigo, como si fuera uno más de los que disfrutan de la interpretación."

"Aunque he dirigido varios proyectos", continúa, "no puedo considerarme a la altura de Barry. Él es un modelo para mí. Siempre me sorprende que se lo pase tan bien dirigiendo. La gente se divierte con él. Además, tiene un enorme sentido del humor y de lo cómico".

Kate Wheeler es un ama de casa harta de su marido, que lleva una vida aburrida e insatisfactoria. Un buen día, irrumpe en la vida de los dos protagonistas y desde ese instante, ellos ya no pueden vivir sin Kate. "Es un papel complicado", dice Peyton. "Ella toma una decisión arriesgada sobre la relación que quiere mantener con los dos hombres, así que tuvimos que andar con mucho cuidado a la hora de escoger a la actriz. La elección de Kate no se basa en el atractivo sexual, porque ése no es el objetivo de la película. Tenía que ser una decisión excepcional que toma una persona con un gran corazón, una persona que no desea hacer daño a nadie".

Kate es una de esas personas que no ha encontrado lo que busca y que no sabe realmente lo que echa en falta hasta que no lo descubre. El director Levinson sabía que para interpretar un papel tan complicado, la mejor candidata era Cate Blanchett, que para Levinson es la "mejor actriz de su generación".

"‘Bandits (Bandidos)’ es uno de estos guiones que te hace reír a carcajadas", dice Blanchett. "Cuando supe quién iba a hacer de Joe y Terry, no pude imaginar a otros actores en sus papeles. Supe inmediatamente que con esos grandes intérpretes, la película tendría una nueva dimensión, aún más importante que sobre el papel".

Blanchett tiene claro que una buena comedia tiene que inspirarse en la vida real. "Todo lo que me hace reír se basa en la realidad. Incluso lo más real, como por ejemplo las cosas más absurdas de la vida, tienen que incluir un elemento de veracidad. Y eso, Barry lo hace de maravilla. Un excelente ejemplo es ‘Diner’, una película muy divertida y al mismo tiempo tremendamente negra. La gente tiende a clasificar los géneros en drama o en comedia, pero para mí, Barry tiene su propio género, increíblemente divertido y sobrecogedor al mismo tiempo. Explora a fondo cada escena y sabe explotar todo su potencial cómico".

Al igual que el resto de los actores, Blanchett disfrutó mucho trabajando con Levinson. "Trabajar con Barry es muy agradable porque es muy buen público. Al principio, tuvimos algunos problemas de comunicación porque él es de Baltimore y yo soy de Sydney. Resulta que tiene su propio lenguaje y su particular forma de ver las cosas. Me pareció muy divertido".

Hablando de su personaje, Blanchett afirma: "Kate Wheeler irrumpe por accidente en la historia. Choca literalmente con la historia, y es una forma estupenda de entrar en escena. El problema de Kate es que sueña con una vida mucho más atractiva e interesante que la que lleva en realidad. Está encerrada en un pequeño mundo del que desea salir cueste lo que cueste".

"Creo que Kate siempre ha soñado con vivir al límite", prosigue Blanchett. "Se hace amiga de dos hombres que dejarían perplejos a la mayoría de nosotros. Pero ella parece tener las cosas muy claras. Para mí, la atmósfera de la película procede de ese primer flechazo… salvo que en este caso son dos flechazos".

"Finalmente", concluye Blanchett, "Kate encuentra más de lo que buscaba, y esa parte de la historia es muy emocionante. A medida que avanza el guión, llega más allá de lo que había imaginado. Incluso el desenlace es una sorpresa para ella. Y creo que también es una sorpresa para todos".

El cuarto protagonista de "Bandits" (Bandidos) es el joven primo de Joe, Harvey J. Pollard, interpretado por Troy Garity. Pollard sueña con ir a Hollywood y hacer una gran carrera como especialista. Mientras tanto, Joe le contrata para hacer de hombre de paja de la banda.

Hablando de Garity, Levinson afirma: "Vi un vídeo de prueba y me pareció que Troy tenía una faceta de lo más imprevisible, además de cierta presencia física. La forma en que mueve las manos y se expresa es muy original. Troy tiene un aura excepcional e intentamos explotar al máximo esas cualidades".

Al hablar de su personaje, Garity afirma: "Es un romántico nato, un héroe que intentar salir de su cáscara. Para interpretar a Pollard, imaginé una combinación entre el perro labrador de mi madre y Clint Eastwood. El perro por su sentido de la lealtad hacia mi familia y Clint Eastwood porque Pollard quiere ser un verdadero héroe como él".

Para Pollard, el mundo entero se viene abajo cuando Kate entra en escena. "Poco a poco, ella va usurpando su puesto", explica Garity, "y a él no le gusta. Le entran celos, como en una relación de pareja".

Acerca de la película en general, Garity afirma: "Para mí, ‘Bandits (Bandidos)’ es una historia dramática, profundamente humana, y que encarna un cierto desorden social. Billy Bob interpreta a un hipocondríaco crónico, Cate a un personaje con dos facetas, y Bruce, a través de Joe, representa los temas de la infidelidad y la rabia. Y luego estoy yo, un personaje que siente amor eterno por el que me escuche. Es un cóctel realmente interesante".

LAS LOCALIZACIONES

Harley Peyton creció en el noroeste de Estados Unidos, así que esta región que tan bien conoce le pareció el entorno idóneo para "Bandits" (Bandidos). "Me gustó la idea de ambientar la historia partiendo de un lugar muy verde y frondoso como Oregón", dice Peyton. "Poco a poco, el paisaje se vuelve más árido hasta que finalmente llegan a Los Ángeles. Además, para añadir más realismo al recorrido de los personajes, nos decantamos por lugares pequeños, donde suelen ocurrir este tipo de atracos".

Aparte de las escenas que se rodaron en los estudios de Los Ángeles, "Bandits" (Bandidos) es un auténtico road movie. Levinson y su equipo filmaron las escenas en unas 60 localizaciones distintas, de Oregón a California.

La primera localización fue la Cárcel de Estado de Oregón de Salem, donde el equipo contó con la colaboración de todo el personal para rodar la escena de la evasión. En una escena en particular, 150 presos hicieron de extras. Estaban situados cerca de la carretera principal de la cárcel, que va hasta la entrada. Cuando los especialistas, que conducían un camión de cemento, pasaron la puerta (bajo la dirección de Conrad Palmisano, el coordinador de especialidades de Levinson), Levinson no tuvo ningún problema en hacer que los presos aclamaran a los héroes cuando el vehículo salió del recinto, incluso después de varias tomas.

El rodaje de "Bandits" (Bandidos) continuó en Oregón durante un mes más, en varias localizaciones: un banco de Silverton; un tranquilo pueblo cerca del Lago Oswego; una casa colonial de Oregon City ("el final de la Ruta de Oregón", según declaran sus orgullosos habitantes); el venerado Crown Point Overlook de Portland, con sus majestuosas vistas al Desfiladero del Río Columbia; una espectacular residencia de madera y cristal con vistas al Río Willamette en West Linn, que hace de casa de Kate; y el histórico Puente Broadway de Portland.

El equipo también se desplazó del sur al norte de California, y se instaló en la localidad de Santa Rosa, en el Condado de Sonoma. También se rodaron escenas de carretera en las localidades de Sebastapol, Tomales Bay, Dillon Beach y Bodega Bay, un lugar de difícil acceso. El rodaje también tuvo lugar en el Condado de Marin, en las ciudades de San Anselmo, Mill Valley y Nick’s Cove.

El equipo se instaló en Burlingame, California, para rodar las escenas que se desarrollan en el Hotel del Faro de Point Montara en la Bahía de Half Moon. El hotel representa el Motel Six donde los ladrones se instalan después de uno de sus atracos. Construido en 1875, el Faro de Montara se utilizaba para guiar a los buques por esta peligrosa costa durante la Segunda Guerra Mundial, época en la que también sirvió de Base Naval de Entrenamiento. Funciona como hotel desde 1980.

Antes de regresar a Los Ángeles para llevar a cabo otras dos semanas de rodaje, el equipo viajó a la lejana e histórica localidad californiana de Salinas. La tierra natal de John Steinbeck también acogió a los inolvidables personajes de sus famosas novelas y de películas como "East of Eden" (Al este del Edén), "Tortilla Flat" y "Cannery Row" entre otras.

Levinson explica porque quiso rodar la mayor parte de "Bandits" (Bandidos) en localizaciones reales: "No quería que la película se pareciera a un ‘sitcom’, que es la sensación que me dan muchos proyectos recientes que pretenden incorporar elementos de comedia y romance. Por una parte, quería que la película tuviera un aspecto visual realista, y por otra parte quería darle cierta calidad artística. Tuve la suerte de poder contar con Dante Spinotti y Victor Kempster. Juntos logramos crear un ambiente tan especial".

LA DIRECCIÓN FOTOGRÁFICA

El director de fotografía Dante Spinotti ha estado nominado dos veces al Premio de la Academia® (por "L.A. Confidential" y "The Insider" [El dilema]). "Cuando empecé a trabajar en ‘Bandits (Bandidos)', declara Spinotti, "me di cuenta que la película ganaría mucho si se apoyara en una tela de fondo épica. Una historia como esa tendría mucho menos peso si se basa en un fondo familiar. Teniendo en cuenta los lugares geográficos donde rodamos, la película aprovecha la fuerza dramática de los paisajes del noroeste de Estados Unidos, desde los profundos bosques y lagos de Oregón hasta las turbulentas costas y pequeñas ciudades del norte de California".

Spinotti considera que a la hora de iluminar las escenas, no hay ninguna norma preestablecida, pero afirma: "En la medida de lo posible, ilumino la escena en su totalidad de tal forma que no tenga que volver atrás y aportar modificaciones con el paso de una escena a otra. De este modo, una vez que los actores llegan al plató, no tenemos que detenernos.

"Creo que el cine va progresando poco a poco hacia un enfoque más post-modernista", dice. "No se trata de una toma de particular belleza, sino que está más íntimamente vinculada con la historia y los personajes".

En cuanto a la paleta de colores, Spinotti explica: "Para mí, el color clave de la película ha sido el pelo de Cate Blanchett, un magnífico pelirrojo cobrizo. Crea un efecto estupendo comparado con los fondos amarillos y verdes de los bosques de Oregón y los azules brillantes de la costa californiana. En cierto modo, me recordó al movimiento expresionista alemán".

EL DISEÑO DE PRODUCCIÓN

El diseñador de producción Victor Kempster trabajó en estrecha colaboración con Spinotti y Levinson para crear el aspecto de la película. "Trabajar con Barry ha sido muy fácil", dice Kempster. "Sabe perfectamente lo que quiere. No habla mucho del diseño, pero siempre te dice cuándo te equivocas. Mi trabajo consiste en reproducir lo que él quiere para la película. El diseño de producción es un proceso que evoluciona continuamente. No puedes permitirte el lujo de mostrarte cerrado a otra ideas y hay que aceptar que se trata de un verdadero proceso de colaboración. De lo contrario, el resultado es patético".

"En mis primeras reuniones con Barry, él me dijo: ‘Todo el mundo sabe qué aspecto tiene un motel, y eso no es lo que me interesa’. Este comentario abrió nuevos horizontes y nos permitió modificar un poco los decorados. No estábamos limitados por la naturalidad. Decidimos jugar con el aspecto visual en un modo más estilizado, utilizando e incorporando gráficos o imágenes desconcertantes que la propia escena sugería".

"Por ejemplo, después de robar el camión de cemento y escaparse de la cárcel, los protagonistas se pierden en los bosques. Así que inventamos una tela con motivos ‘de bosques’ para decorar el interior del primer banco que atracan en Silverton".

El equipo de diseño también tuvo que mostrarse creativo en el empleo de los materiales de construcción y decoración de los platós de rodaje. Por ejemplo, en la escena clave de la película que transcurre en el Banco de Alamo, el suelo "estaba hecho de un material muy poroso, una mezcla de teja, granito y mármol. Sabíamos que en la escena iba a derramarse mucha sangre, así que buscamos una forma de colocar un falso suelo impermeable para la sangre".

"Tuvimos la idea de fotografiar y escanear los materiales de los que estaba hecho el suelo. Lo laminamos hasta obtener un linóleo con el que cubrimos el original. Todo el suelo se reprodujo de esta misma forma y el equipo ni siquiera se fijó en ello hasta que se lo señalamos. Es el tipo de cosas de las que se encarga el departamento artístico y que suelen pasar desapercibidas por todos".

EL VESTUARIO

La diseñadora de vestuario Gloria Gresham ha trabajado con Barry Levinson en nueve de sus películas y ha recibido una nominación al Premio de la Academia® por su trabajo en "Avalon". "Cada vez que he trabajado con Barry, he tenido la sensación de dar lo mejor de mí misma", declara Gresham. "Lo mejor es que siempre te deja hacer lo que tú sabes hacer. Si se da cuenta de que vas por el camino equivocado o no le gusta una idea, no duda en pararte, pero la mayoría del tiempo, se conforma con preguntarme por mi visión de las cosas".

Gresham intenta meterse en la piel de los personajes cuando diseña un vestuario y trabaja en estrecha colaboración con los actores en la creación de cada vestuario. Gresham afirma que el personaje de Thornton, Terry, "tenía que ser un poco soso, así que le vestí con camisetas tipo polo de cuello fino. La paleta que utilicé es muy propia de él, y comunica una fuerte sensación aséptica. Terry es un personaje hipocondríaco, y me pareció adecuado ir un poco más lejos que la típica imagen "bata de laboratorio".

"Es la tercera película que hago con Bruce", prosigue, "así que ya tenía una base sobre la que elaborar su vestuario. De antemano sabíamos lo que le iba a quedar bien y lo que no".

También estaba Cate Blanchett. "Tuve mucha suerte", dice Gresham. "Desde el principio, estuvimos de acuerdo. Ella tenía las ideas muy claras y estaba convencida que era la que debía aportar el toque de color al trío. La colaboración resultó perfecta. Cate es una gran profesional y se interesa mucho por su vestuario, por la ropa que lleva. En la película, cambia de 16 a 18 veces de traje, lo que significa que nunca llevó la misma ropa más de cuatro horas seguidas". Willis y Thornton también tienen unos 23-24 cambios de vestuario cada uno, y el diseño y la elección del vestuario de la película constituyeron una actividad intensa de la que Gresham se encargó con su habitual maestría.


Fuente: Buena Vista


Imágenes y notas de producción de Bandits - Copyright © 2001 Metro Goldwyn Mayer. Fotos por Richard Cartwright. Fuente: Buena Vista. Todos los derechos reservados.

Ver página principal de "Bandits"
Añadir "Bandits" a tus películas favoritas

estrenos | críticas | novedades | cartelera | preestrenos | vídeo | de compras
especiales | reportajes | carteles | buscar | afiliación | listas de correo | contacto

La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

LA BUTACA
Revista de Cine online

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Vídeo
De compras
Especiales
Reportajes
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de correo
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos


 


Internet Explorer
800x600