LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
 

INSERTA TU MAIL

Recibe cómodamente
en tu buzón los estrenos
de cine de cada semana

 

DESDE EL INFIERNO
(From hell)


cartel
Ampliar cartel
Dirección: Albert Hugues y Allen Hugues.
Países:
USA, República Checa.
Año: 2001.
Duración: 121 min.
Interpretación: Johnny Depp (Fred Abberline), Heather Graham (Mary Kelly), Ian Holm (Sir William Gull / Jack el Destripador), Jason Flemyng (John Netley), Robbie Coltrane (Peter Godley), Lesley Sharp (Kate Eddowes), Susan Lynch (Liz Stride), Terence Harvey (Ben Kidney), Katrin Cartlidge (Dark Annie Chapman), Estelle Skornik (Ada), Paul Rhys (Dr. Ferral), Nicholas McGaughey (oficial Bolt).
Guión: Terry Hayes y Rafael Yglesias; basado en la serie de libros de comics de Alan Moore y Eddie Campbell.
Producción: Jane Hamsher y Don Murphy.
Producción ejecutiva: Albert Hugues, Allen Hugues, Thomas M. Hammel y Amy Robinson.
Música: Trevor Jones.
Fotografía:
Peter Deming.
Montaje: George Bowers y Dan Lebental.
Diseño de producción: Martin Childs.
Dirección artística: Mark Raggett.
Vestuario: Kym Barrett.

LA HISTORIA
© 20th Century Fox

FROM HELL, que se refiere a la dirección del remitente en una carta escrita por el Destripador, es acerca de la gente que se encuentra en el “infierno”, intentando sobrevivir a las circunstancias más desoladoras. En el centro de todo se encuentran cinco prostitutas empobrecidas que comparten una desesperada amistad, que se torna más estrecha conforme su rango social se ve aterrorizado por un espeluznante asesino. Mary Kelly (Heather Graham), Kate Eddowes (Lesley Sharp), Liz Stride (Susan Lynch), Dark Annie Chapman (Katrin Cartlidge) y Polly (Annabelle Apsion) viven al margen, ganándose la vida pobremente con sus cuerpos en una sociedad que frecuentemente las deshonra y, a su vez, se alimenta de ellas. Con nada de valor entre sus propiedades, son amenazadas por un monstruo que les roba su única posesión: su existencia.

Heather Graham indica: “Mi personaje y sus amigas viven en este horrible barrio a punto de morir de hambre. Cada día es una lucha. Tener un lugar donde dormir es un lujo. La única cosa que sostiene a Mary Kelly es su sueño de regresar a Irlanda, donde vivió cuando era niña”.

En una de las escenas para ubicar el filme, las mujeres son despertadas después de haber dormido irregularmente, atadas juntas a una banca una incómoda opción para aquellos incapaces de tener los medios para una cama. El propietario llega en la mañana a desatar la soga para que regresen a las calles, donde deberán ganarse la vida para comer y tener un refugio para la noche siguiente. Es un ciclo de supervivencia cruel y despiadado. “La vida de estas mujeres es horrible y triste”, señala Lesley Sharp. “Su existencia diaria siempre se ve amenazada-desde padrotes, clientes violentos, criminales callejeros, enfermedades y adicciones”.

Pero algo que amenaza todavía más sus vidas es un peligroso secreto que las mujeres comparten inadvertidamente, un secreto que amenaza la Corona y a ellas mismas. La única autoridad aparentemente preocupada en proteger a estas “desafortunadas”, que de otra manera son vistas como seres sacrificables, es el Inspector Fred Abberline (Johnny Depp). Sin embargo, Abberline, se encuentra afligido. Atormentado por recuerdos insoportables, busca escapar temporalmente de su vida con opio. Su adicción intensifica sus ataques de clarividencia que aportan tanto discernimiento como incapacidad. “Abberline ha sido doblegado por la vida”, comenta Johnny Depp. “Perdió a su esposa e hijo, y depende de auto-medicación para lograr sobrevivir durante el día”. El Inspector, promovido de Whitechapel después de prestar años de servicio, se encuentra asignado nuevamente al miserable distrito para encabezar la investigación del Destripador. La productora ejecutiva Amy Robinson comenta, “Abberline es un personaje que recuerda a los protagonistas de las novelas clásicas del siglo XIX. Es un héroe con defectos, que soporta una grave lucha interior mientras intenta lidiar con los horribles eventos que se desarrollan”.

El Inspector es auxiliado durante su problemática investigación por el imponente Sargento Godley, interpretado por Robbie Coltrane (“The World Is Not Enough”). Godley es un amigo leal que cuida con esmero a Abberline cuando se pone a alucinar. “Godley es un policía escocés sincero que saca conclusiones a partir de evidencia concreta”, comenta Coltrane”, “tales como cuchillos manchados con sangre y recuentos de testigos. Le parece intrigante la intuición y los métodos nada ortodoxos de Abberline. Son cosas que van en contra de la naturaleza de Godley, pero acepta las visiones de Abberline como algo genuino y se siente forzado a actuar por ellas”. Johnny Depp agrega: “Godley es la única persona en el mundo a la que Abberline escucha y respeta. Godley lo mantiene vivo, lo cuida. Es su amigo más cercano”.

Conforme los asesinatos en Whitechapel se incrementan, los dos hombres son obstaculizados por sus superiores, quienes están más interesados en desentenderse de los crímenes, en lugar de encontrar al asesino. La única excepción es el reconocido Sir William Gull (Ian Holm), un doctor de la familia real, y una figura lo suficientemente poderosa para asistir al escurridizo Inspector. “Para Gull es evidente que estos asesinatos están siendo cometidos por alguien con conocimientos de medicina”, declara Ian Holm. “El asesino posee habilidades quirúrgicas más allá de las que pudiera tener un carnicero u obrero. Sus asesinatos involucran un ritual bizarro y terrible”. Gull le da informes a Abberline con respecto a los instrumentos que probablemente fueron utilizados y de la manera en la que quizás fueron cometidos los asesinatos. Gracias a su asesoramiento, Abberline es capaz de deducir que los asesinatos forman parte de una conspiración amenazante que involucra a la Orden de Masones, quienes, a su vez, están actuando a instancias de la monarquía misma.

Los Masones son una organización enigmática, como de culto, cuyos miembros a lo largo de los años han sido algunos de los hombres más acaudalados y poderosos del mundo. Los masones han sido tema de numerosas teorías de conspiración, debido a sus misteriosas ceremonias de iniciación y sus juramentos de silencio. La noción de que la Corona haya conspirado en los asesinatos de Jack el Destripador ha sido por mucho tiempo expuesta por varias facciones en Europa, donde el caso provoca entre los británicos una fascinación tal como sucede con el asesinato de JFK entre los norteamericanos. La responsabilidad Real es aceptada en la aclamada novela gráfica From Hell del escritor Alan Moore, escrita en 1999 y originalmente publicada como una serie de diez partes en la antología periódica Taboo. Las tiras, que presentan dibujos del artista Eddie Campbell, fueron compradas por el productor Don Murphy (“Natural Born Killers”). Murphy comenta, “Alan Moore es el decano de los novelistas gráficos. Soy un aficionado de las tiras cómicas y he admirado su trabajo desde hace mucho tiempo. Quedé inmediatamente enganchado con From Hell, sin siquiera haberme dado cuenta al principio que se trataba de Jack el Destripador. Es una historia brillante, compleja y obsesiva, bien documentada con una investigación extensa e innumerables notas de pie de página”.

La adaptación cinematográfica de la novela de Moore fue realizada por Terry Hayes y Rafael Yglesias, en la que éste último vio la perspectiva de la conspiración en una forma más metafórica. “Que si la monarquía británica estaba literalmente involucrada o no en los asesinatos del Destripador no aminora el poder de la acusación asestada a la clase gobernante”, comenta Yglesias. “Que las autoridades se rehusaran a incluso considerar la posibilidad de que el sospechoso pudiera haber sido una persona adinerada habla muchísimo acerca de la época victoriana. Los malestares de la sociedad eran vistos exclusivamente como algo provocado por los pobres y las clases bajas”. Al ser un miembro de esa clase baja, así como una prostituta, Mary Kelly no está acostumbrada a la compañía de hombres “respetables”, al menos cuando no está trabajando. Desconfiada y cautelosa para que no sea utilizada, inicialmente desaprueba la investigación de Abberline. “Las mujeres que trabajan las calles tenían la guardia arriba”, comenta Allen Hughes. “Mary Kelly ve a Abberline como cualquier otro tipo que la quiere utilizar. Su decencia y sinceridad eventualmente provocan que baje sus defensas y comience a confiar en él”.

Conforme su relación se intensifica, una barrera todavía más amenazante que las costumbres sociales y la diferencia de clases se interpone entre ellos. Tienen apuntado hacia su corazón una daga de conspiración e intención despiadada, que se encuentra en la mano de un maniático sanguinario destinado a quedar en las páginas de la historia. En retrospectiva, la afirmación del Destripador de que gracias a él nació el siglo XX, introduciendo una nueva época de prensa sensacionalista y de culto a la fama, ha sido confirmada. Los tabloides británicos quedaron instantáneamente enamorados con la historia, que desde entonces se ha convertido en una leyenda.

Johnny Depp, quien está muy familiarizado con el caso, señala, “Antes de Jack el Destripador, existían unos cientos de periódicos en Londres. En el punto más álgido de su cadena de asesinatos, miles de periódicos adicionales emergieron”. Jack el Destripador, creado en parte por la prensa, se convirtió en su primera “estrella de los tabloides”. El caso del Destripador también hizo que progresara la policía forense, que se encontraba en sus etapas iniciales en los años 80 del siglo XIX. Allen Hughes comenta: “En aquel entonces, si la policía no te atrapaba cerca del cuerpo con sangre en tus manos era casi imposible que te declararan culpable. No existían procedimientos estándares para tomar huellas digitales o pruebas de sangre. Pero este caso ayudó a que se desarrollaran nuevos procedimientos y herramientas científicas para aprehender criminales”. Desde luego que Jack el Destripador nunca fue capturado. Es el misterio de su identidad, su audacia para cometer asesinatos brutales en lugares públicos y su habilidad para escabullirse entre la noche que ha intrigado a la gente por más de un siglo. “Él es el némesis perfecto para una película”, admite Robbie Coltrane. Albert Hughes recalca, “El reto y lo que nos atrajo a nosotros fue abordar un misterio famoso, pródigo en leyenda, y utilizar nuestra imaginación para darle una dimensión amplificada”. Allen Hughes comenta: “Las víctimas de Jack el Destripador nunca han sido humanizadas. Queríamos darles vida. No solamente fueron víctimas. Fueron seres humanos”.


Fuente: Fox México


Imágenes y notas de producción de Desde el infierno - Copyright © 2001 20th Century Fox. Fotos por Jurgen Vollmer. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Desde el infierno"
Añadir "Desde el infierno" a tus películas favoritas

estrenos | críticas | novedades | cartelera | preestrenos | video | de compras
especiales | reportajes | carteles | buscar | afiliación | listas de correo | contacto

La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

LA BUTACA
Revista de Cine online

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Video
De compras
Especiales
Reportajes
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas correo
Contacto
Añadir a Favoritos

 


Internet Explorer
800x600