LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
 

INSERTA TU MAIL

Recibe cómodamente
en tu buzón los estrenos
de cine de cada semana

 

DESDE EL INFIERNO
(From hell)


cartel
Ampliar cartel
Dirección: Albert Hughes y Allen Hughes.
Países:
USA, República Checa.
Año: 2001.
Duración: 121 min.
Interpretación: Johnny Depp (Fred Abberline), Heather Graham (Mary Kelly), Ian Holm (Sir William Gull / Jack el Destripador), Jason Flemyng (John Netley), Robbie Coltrane (Peter Godley), Lesley Sharp (Kate Eddowes), Susan Lynch (Liz Stride), Terence Harvey (Ben Kidney), Katrin Cartlidge (Dark Annie Chapman), Estelle Skornik (Ada), Paul Rhys (Dr. Ferral), Nicholas McGaughey (oficial Bolt).
Guión: Terry Hayes y Rafael Yglesias; basado en la serie de libros de comics de Alan Moore y Eddie Campbell.
Producción: Jane Hamsher y Don Murphy.
Producción ejecutiva: Albert Hugues, Allen Hugues, Thomas M. Hammel y Amy Robinson.
Música: Trevor Jones.
Fotografía:
Peter Deming.
Montaje: George Bowers y Dan Lebental.
Diseño de producción: Martin Childs.
Dirección artística: Mark Raggett.
Vestuario: Kym Barrett.

 

CRÍTICA

Mateo Sancho Cardiel

Como el propio título reza, esta nueva aproximación al mito de Jack el Destripador nos empapa de un aliento llegado "Desde el infierno", una atmósfera embriagadora, obsesiva y fascinante del Londres de finales de siglo XIX que tan cinematográfico ha resultado siempre. Un ambiente que comprende miseria e impecable realeza en un mismo seno y que ofrece, entre neblinas y penumbras, lluvia y luz de gas, el campo de cultivo perfecto para estudiar una mentalidad británica racista, megalómana y fanática.

Efectivamente, "Desde el infierno" arroja una teoría tan sugestiva como increíble acerca del mítico asesino de prostitutas, basada en el cómic del mismo título, pero que sirve de excusa para crear un fresco de la sociedad victoriana, un retrato subversivo y brillante que aporta un inusitado interés a una trama que parecía no tener nada más que decir pasada la primera hora de metraje. Porque la historia se centra, en un principio, en un investigador poco ortodoxo, que basa su método en el consumo de opio y que tiene visiones acerca de los crímenes que llevará a cabo Jack el Destripador. Su llegada a los suburbios londinenses y su seguimiento del caso comienzan de manera más o menos previsible y tipificada, pero indudablemente entretenida y, sobre todo, interesante gracias a todo el trabajo técnico.

La película, de presupuesto modesto, fue rodada en Praga para conseguir económicamente una factura de producción de gran estudio, con lujosos decorados y cuidadísima ambientación, sin perder, a su vez, ninguno de los mejores rasgos de la serie B, fuente de la que bebe empezando por una inspiración tan minoritaria como el cómic. Los hermanos Hughes, directores de "Desde el infierno", desarrollan una estética muy particular para esta traslación a la sociedad decimonónica sin prescindir para nada de un estilo visual rabiosamente actual, que explora las técnicas del videoclip para conseguir ese efecto que tanto dinamiza la acción en este subapartado que es la literatura en viñetas. Cada plano está escrupulosamente medido para ofrecer una emoción concreta, un ritmo espectacular, y siempre evitando la truculencia en las escenas de los asesinatos, algo que se va perdiendo conforme avanza el filme. Este poderío artístico de los hermanos Hughes consigue sustentar el vacío que empieza a hacerse demasiado evidente a mitad de película, pero que levanta el vuelo milagrosamente cuando entran en juego las hipótesis que defiende o más bien describe la película: el decisivo papel que juega la casa real y la masonería en los crímenes de Jack el Destripador, no por improbable menos seductora teoría que trae a colación un mensaje de lo más inquietante. Es entonces cuando entendemos lo que se ha detenido el filme en contextualizar toda la historia, en dejar caer muchos tintes de la mentalidad de la época, porque con esta conspiración política como motor del primer asesino en serie mitificado, la película se eleva hasta el sobresaliente, realmente atrapa en su opresión y angustia al intrigado espectador.

"Desde el infierno" es de nuevo una interesante propuesta en la carrera de Johnny Depp, actor de refinadísimo criterio de selección que supone una garantía más por ello que por la calidad de su trabajo. Por mucho que sea estéticamente parecida a "Sleepy Hollow", "Desde el infierno" no tiene, temáticamente, nada en común con el horror cómico de Tim Burton, ni Depp se acomoda al mismo tipo de personaje. También llama la atención por su versatilidad la muy interesante Heather Graham, pero quien se lleva todos los honores es un soberbio Ian Holm, que evoluciona con su personaje de manera ejemplar a lo largo de la película.

En definitiva, "Desde el infierno" es una interesantísima cinta, un entretenimiento plausible de excelente factura y que, inesperadamente, consigue reflexionar y abarcar temas mucho más complejos de lo que en principio prometía. Para sorprenderse en el cine e imbuirse en el siempre desasosegante ambiente londinense.


Imágenes de Desde el infierno - Copyright © 2001 20th Century Fox. Fotos por Jurgen Vollmer. Todos los derechos reservados.

estrenos | críticas | novedades | cartelera | preestrenos | video | de compras
especiales | reportajes | carteles | buscar | afiliación | listas de correo | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Vídeo
De compras
Especiales
Reportajes
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

 


Internet Explorer
800x600