LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
   INSERTA TU MAIL

Recibe cómodamente
en tu buzón los estrenos
de cine de cada semana

 

MONSTRUOS, S.A.
(Monsters, Inc.)


cartel
Ampliar cartel

Comprar esta película en DVD

Dirección: Peter Docter.
Codirección:
David Silverman y Lee Unkrich.
País:
USA.
Año: 2001.
Duración: 92 min.
Género: Animación.
Voces originales: John Goodman (Sullivan), Billy Crystal (Mike), Mary Gibbs (Boo), Steve Buscemi (Randall), James Coburn (Waternoose), Jennifer Tilly (Celia), Bob Peterson (Roz), John Ratzenberger (Yeti), Frank Oz (Fungus).
Guión: Andrew Stanton y Daniel Gerson; basado en una historia original de Jill Culton, Peter Docter, Ralph Eggleston y Jeff Pidgeon.
Producción: Darla K. Anderson.
Producción ejecutiva: John Lasseter y Andrew Stanton.
Música: Randy Newman.
Montaje:
Jim Stewart.
Diseño de producción: Harley Jessup y Bob Pauley.
Dirección artística: Tia W. Kratter y Dominique Louis.

 

CRÍTICA
por Joaquín R. Fernández

Puntuación: 8 /10
Banda Sonora Original:
*****

Parece mentira que, tras presentar con orgullo anteriores muestras de su incesante creatividad, la gente de Pixar aún tenga imaginación suficiente como para brindarnos productos tan "rompedores" como Monstruos, S. A. Sería una pena que la calidad de este filme pudiera pasar desapercibida ante el apabullante (y justificado) fervor de la crítica hacia Shrek. No es cuestión de hacer comparaciones, pero será curioso comprobar cómo el primer Oscar que se conceda a una cinta animada seguramente no vaya a parar a las manos de Disney. Una absoluta injusticia, aunque sólo sea por reconocer la influencia que nos ha legado este asombroso imperio de la diversión.

Bien, dejemos a un lado el aspecto técnico de esta obra. Lanzar continuas loas hacia la infografía de Pixar es algo ya habitual, y no resulta original decir que la calidad gráfica que han alcanzado vuelve a situarles en la cima de toda su filmografía. Hecho el elogio acerca de la excelencias técnicas de Monstruos, S. A., centrémonos en la inventiva de quienes han escrito el argumento de una historia en la que cabe la posibilidad de que exista un mundo completamente diferente al que conocemos.

Hemos visto juguetes que hablan e insectos que se organizan para sobrevivir a un enemigo común, pero es justo reconocer el ingenio que hay que tener para dibujar un universo en el que nuestros temores cobran (cómica) forma de dibujo animado. Así, la película es todo un compendio de deliciosos detalles, un cúmulo de gags basados en las peculiaridades de toda una sociedad de monstruos que se ganan la vida asustando a los niños mientras duermen en sus habitaciones. La personalidad de los protagonistas y de todos los personajes secundarios que los rodean están muy bien definidas, consiguiendo con ello una exitosa complicidad con el espectador. A través de un ritmo endiablado, vamos conociendo a Sullivan y Wakowski, siendo el primero un auténtico ídolo entre los suyos, pues ostenta el récord de gritos de niño capturados (alaridos que, por genial ocurrencia de los guionistas, son energía fundamental para los habitantes de Monstrópolis). Sus tranquilas y apacibles vidas pronto se verán perturbadas cuando una inocente niñita atraviese el armario que comunica su mundo con el de los humanos; a partir de ese momento, el delirio y la carcajada están servidos, aunque tampoco falta la consabida emotividad marca de la casa (Sullivan dándose cuenta de que comienza a sentir cariño por Boo).

En definitiva, una película de desbordante originalidad (de verdad, imaginar de una forma tan detallada el hilarante mundo de Monstrópolis no debe de ser nada fácil). Es ingeniosa (los monstruos preparándose para llevar a cabo su faena diaria), divertida (atención a la parodia que se hace del estilo Bruckheimer) y vertiginosa (el final en el almacén de las puertas); Monstruos, S. A. nos confirma que el mejor cine que se hace hoy en Hollywood es el de animación. ¿Alguien lo dudaba?

No siento especial empatía por los trabajos de Randy Newman con Pixar. Por supuesto, su música vuelve a ser aquí eficaz y, en ocasiones, muy agradable, pero parece como si le faltara algo, quizás ese toque especial que consiguen aquellas partituras que dan vida a las imágenes y no sólo las acompañan. En todo caso, se trata de una buena banda sonora conformada por todo un conglomerado de estilos: desde el jazz (los títulos de crédito iniciales) hasta la mayor de las aparatosidades (los trepidantes minutos finales). Me quedo con la descripción que el compositor hace de los momentos previos a que los asustadores comiencen sus quehaceres cotidianos y, faltaría más, con las piezas melódicas que buscan el sensible lagrimeo del espectador.


Imágenes de Monstruos, S.A. - Copyright © 2001 Disney / Pixar. Todos los derechos reservados.

estrenos | críticas | novedades | cartelera | preestrenos | vídeo | de compras
especiales | reportajes | carteles | buscar | afiliación | listas de cine | contacto

La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

LA BUTACA
Revista de Cine online

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Vídeo
De compras
Especiales
Reportajes
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

 


Internet Explorer
800x600