LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    INSERTA TU MAIL

Recibe cómodamente
en tu buzón los estrenos
de cine de cada semana

 

OCEAN'S ELEVEN (Hagan juego)


cartel
Ampliar cartel

Comprar esta película en DVD

Dirección y fotografía: Steven Soderbergh.
País:
USA.
Año: 2001.
Duración: 112 min.
Interpretación: George Clooney (Danny Ocean), Brad Pitt (Dusty Ryan), Julia Roberts (Tess Ocean), Casey Affleck (Virgil Malloy), Scott Caan (Turk Malloy), Don Cheadle (Roscoe Means), Matt Damon (Linus Caldwell), Andy Garcia (Harry Benedict), Elliot Gould (Ruben Tischkoff).
Guión: Ted Griffin; basado en el guión de 1960 de Harry Brown y Charles Lederer; a su vez basado en una historia de George Clayton Johnson y Jack Golden Russell.
Producción: Jerry Weintraub.
Música: David Holmes.
Montaje:
Stephen Mirrione.
Diseño de producción: Philip Messina.
Dirección artística: Keith P. Cunningham.
Vestuario: Jeffrey Kurland.
Decorados: Kristen Toscano Messina.

 

CRÍTICA

Josep Alemany

MUCHAS ESTRELLAS Y POCO BOTÍN

En su museo, Tess Ocean (Julia Roberts) contempla satisfecha una obra cubista. Cuesta entender, sin embargo, tanta satisfacción. El cuadro, desde luego, se ajusta a los esquemas de dicha escuela, pero resulta bastante anodino. Con Ocean’s Eleven nos ocurre lo mismo. Es una película correcta, en el sentido de que respeta las reglas del género –el robo superinteligente–; pero todo es tan convencional, tan estandarizado, que resulta sosa, insípida, sin inventiva. Francamente, uno esperaba más de Soderbergh. Pocas veces se ha reunido a tantas estrellas para un botín –cinematográfico– tan magro. Veamos por separado los tres aspectos esenciales: el estilo, la trama y los personajes.

1) Steven Soderbergh rehúye los efectos especiales y las estridencias. Esto, por supuesto, es muy de agradecer. Precisamente las películas más logradas son las que no recurren a la pirotecnia. Por ejemplo: Lazos ardientes –también en el género del robo superinteligente, aunque con pocos personajes–, Jackie Brown, El beso de Judas. El prescindir de la pirotecnia es condición necesaria pero no suficiente. Soderbergh cumple este requisito, pero no va más allá de él. Despliega un estilo competente, a veces incluso elegante, pero de tan comedido se trueca en insulso.

2) En cuanto al plan ideado para introducirse en la cámara acorazada, coger el dinero y largarse, los contratiempos son tan insignificantes, todo sale tan a pedir de boca, que la película –casi dos horas– está al borde del aburrimiento. La única intriga estriba en saber cómo saldrá de la caja el acróbata chino para alcanzar la posición idónea.

3) En el retrato de personajes encontramos la misma tónica anodina. Desgraciadamente, el triángulo destinado a brillar se luce bien poco. Nos referimos a Danny Ocean (George Clooney), Tess y Terry Benedict (Andy García). Entre Ocean y Tess no surgen chispas de tensión (son ex) ni de pasión (se reconcilian). Un fracaso inesperado, porque en películas anteriores, a las órdenes de Soderbergh, tanto Clooney como Roberts ofrecieron actuaciones notables (en Un romance muy peligroso y Erin Brockovich, respectivamente). Pero aquí no. Julia Roberts queda reducida a un papel meramente decorativo. No basta con pasear una sonrisa de suficiencia para dar entidad a George Clooney. Andy García, por su parte, aspira a ser la reencarnación del Robert de Niro de Casino. Quiere ser frío, pero se queda en hierático, como si estuviera intimidado por la personalidad del modelo. De la constelación de estrellas que adornan Ocean's Eleven, la que sale mejor librada es el soldado Ryan. Perdón, quiero decir Matt Damon.

Martin Scorsese, con Casino (1995), intentó dinamizar la clásica historia de la ascensión y caída de un mafioso importante. A nuestro juicio, el resultado no era del todo convincente. Pero al menos lo intentó. Soderbergh ni siquiera eso.

¿UN RESQUICIO DE ESPERANZA?

También Tim Burton nos decepcionó un poco con El planeta de los simios. No en relación con la anterior versión de Franklin Schaffner –en este caso la comparación, más que odiosa, es ociosa–, sino porque se echaba en falta la inventiva visual característica del estilo burtoniano. Un director que incluso con un material tan manoseado como Batman logró hacer una obra personal y original, en particular con Batman vuelve (Batman Returns, 1992). La pequeña decepción que tuvimos con El planeta de los simios no empaña, sin embargo, la trayectoria de Burton ni las otras cualidades de la película.

Pero en el caso de Steven Soderbergh ya van tres. Hubo un tiempo en que Soderbergh soñó con ser un cineasta independiente y darle la espalda a Hollywood; Schizopolis (1996) marca el punto culminante de esa orientación. Después alternaba obras más personales con otras más comerciales. Con Ocean's Eleven Soderbergh confirma la línea descendente de sus tres últimas películas, cada vez más convencionales, conformistas y aburridas. ¿Ha sido El halcón inglés (The Limey, 1999) su canto del cisne? ¿Se trata de un declive definitivo? La última palabra, en definitiva, la tiene el propio Soderbergh. Ya ha declarado que su próxima película, Full Frontal, «va dirigida a quienes odian Ocean's Eleven». Extraña declaración. Por un lado, da a entender que no cree mucho en Ocean's Eleven y, por otro, abre un resquicio de esperanza.

Tendremos que esperar, pues, a que se estrene Full Frontal. Entonces sabremos si se trata de un declive definitivo. O no.


Imágenes de Ocean's eleven - Copyright © 2001 Warner Brothers, Village Roadshow Productions y Jerry Weintraub Productions. Fotos por Bob Marshak. Todos los derechos reservados.

estrenos | críticas | novedades | cartelera | preestrenos | vídeo | de compras
especiales | reportajes | carteles | buscar | afiliación | listas de cine | contacto

La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

LA BUTACA
Revista de Cine online

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Vídeo
De compras
Especiales
Reportajes
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

 


Internet Explorer
800x600