LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    INSERTA TU MAIL

Recibe cómodamente
en tu buzón los estrenos
de cine de cada semana

 

SPY GAME


cartel
Ampliar cartel
Dirección: Tony Scott.
Países:
Reino Unido, USA.
Año: 2001.
Interpretación: Robert Redford (Nathan Muir), Brad Pitt (Tom Bishop), Catherine McCormack (Elizabeth Hadley), Stephen Dillane (Charles Harker), Marianne Jean-Baptiste (Gladys Jennip), Larry Bryggman (Troy Folger).
Guión: Michael Frost Beckner y David Arata; sobre una historia de Michael Frost Breckner.
Producción: Marc Abraham y Douglas Wick.
Música: Harry Gregson-Williams.
Fotografía:
Daniel Mindel.
Montaje: Geraint Huw Reynolds y Christian Wagner.
Diseño de producción: Norris Spencer.
Dirección artística: Andy Nicholson.
Vestuario: Louise Frogley.

 

SOBRE LA PRODUCCIÓN
© 2001 Universal Pictures

Hace cinco años que el guión original de SPY GAME, escrito y concebido por Michael Frost Beckner, atrajo la atención de los Productores Douglas Wick, de Red Wagon Entertainment, y Marc Abraham, Presidente de Beacon Communications. SPY GAME es una historia de ficción acerca de la relación entre dos hombres, que recrea la compleja metamorfosis que experimentó la CIA desde 1975 a 1991, un periodo muy inestable con muchos frentes abiertos.

"Quería analizar la segunda mitad de la Guerra Fría, con un agente veterano evocando aquel periodo mientras se prepara para el retiro, y entonces, filtrarlo a través de la mirada del joven discípulo" —nos dice Beckner, que ha investigado y escrito acerca de la CIA durante muchos años, y también ha creado la nueva serie televisiva THE AGENCY—. "También quería echar un vistazo al tema del patriotismo en una época de moralidad ambigua, y mostrar cómo, en última instancia, el patriotismo es algo personal que tiene que ver con hacer lo adecuado por un motivo justo."

"La CIA de 1991 y la CIA actual son dos entidades completamente distintas" —puntualiza el guionista—; "pero SPY GAME no tiene intención alguna de servir como vehículo iniciador acerca de las interioridades de la Agencia. Es una historia humana que versa sobre las cosas con las que la gente se ve obligada a vivir para el resto de sus días."

Esta historia sugiera a Wick y Abraham ciertos significados: "Entiendo SPY GAME como una metáfora, como una historia de redención, acerca de un personaje que se cruza con ese joven, quien en cierto modo no es sino el espejo de sí mismo, y lo empieza a moldear gradualmente como agente especial de la CIA" —opina Wick.

"El guión era emocionante" —admite Abraham—. "El modo en que explora la historia a través de la labor de la CIA en Vietnam, Berlin, y Beirut aportaba una componente épica. SPY GAME es un título irónico para lo que de hecho versa sobre la vida y la muerte. Los temas de la amistad, del dolor y del desencanto que sobrevienen con la fractura en esa amistad resultan enormemente profundos e intensos."

El guión también auspiciaba secuencias de acción muy estimulantes que se desarrollaban en localizaciones exóticas, deviniendo así un aliciente muy poderoso para Tony Scott, quien ha dirigido thrillers de acción tan destacados como TOP GUN (TOP GUN—ÍDOLOS DEL AIRE, 1986); CRIMSON TIDE (MAREA ROJA, 1995); DAYS OF THUNDER (DÍAS DE TRUENO, 1990); y ENEMY OF THE STATE (ENEMIGO PÚBLICO, 1998).

"Se trata de un viaje trepidante" —nos dice Scott—. "La historia empieza en China, para luego seguir en Vietnam, donde los héroes se encuentran por primera vez, más tarde en Berlín, donde Muir adiestra a Bishop, y sigue en Beirut, en pleno conflicto. Recogemos un espectro temporal de 16 años de la historia de los EE.UU, la mayoría por medio de flash backs. Ofrecemos unas localizaciones espectaculares, sorprendentes saltos del presente al pasado, unos personajes fascinantes, y un reparto increíble. Es un enorme caleidoscopio, un bufete de colores, emociones, lugares y sonidos que pueden saborearse a través de todos esos distintos ambientes."

EL DREAM TEAM

Se logró involucrar a Robert Redfort en el proyecto en fechas tan tempranas como el año 1998. El actor mostró al instante interés por el guión y el personaje de Nathan Muir. Para los Productores, esto significó un tremendo tanto en lo referente al reparto. "Cuando Bob dijo que estaba interesado y que haría la película" —expresa Abraham—, "supimos que estábamos metidos en algo grande. Creo que uno de los más extraordinarios filmes de espías que se hayan hecho jamás es THREE DAYS OF THE CONDOR (LOS TRES DÍAS DEL CONDOR, 1975), en el que Bob aportaba una buena dosis de carisma y autenticidad a su papel. Estaba convencido que nos encantaría verle de nuevo en algo parecido."

Redford también ofrecía otros extremos muy característicos. "Hay dos cosas que Robert Redford hace mejor que casi cualquier otro actor" —dice Wick—. "Una de ellas es la amistad, y gran parte de esta película habla de la amistad entre su personaje y el de Brad Pitt. El segundo aspecto es que Robert Redford es uno de esos actores que siempre parece tener un secreto. Allá donde esté, uno piensa que está tramando algo. De tal modo que la idea del actor evolucionando por la CIA siempre un paso por delante del resto, sin ser enteramente él mismo, y suscitando la pregunta acerca de lo que esconde, se convirtió en algo tremendamente seductor. Creo que en SPY GAME, el público va a ver a Robert Redford en plena forma, como no le hemos visto nunca antes."

A Redford le pareció que SPY GAME ofrecía muchas cosas con que deleitarse: "Se trata de una película de acción sobre un hombre que reflexiona; básicamente, eso fue lo que me atrajo del projyecto. El trabajo de Nathan Muir exige una dedicación casi absoluta. Debido a la naturaleza de su labor, se ve constantemente forzado a afrontar acciones en pos de la seguridad del país. Sabe perfectamente que para hacer el trabajo bien, se debe ser fuerte, y no hacer concesiones, incluso cuando se trata de un ser humano. Ha ejercido esta ocupación durante tanto tiempo, y se lo ha pasado tan bien con ello que, probablemente sin ser consciente, ha perdido toda oportunidad que hubiera podido tener jamás para una relación personal, favoreciendo así su compromiso con el trabajo. Pero lo que aprende finalmente con la acción del rescate es el valor de lo humano. "

Con Redford en el proyecto, la gran cuestión que se planteaba era quien podría aportar el peso específico, el humor y la capacidad para la acción que exigían el papel de Tom "Boy Scout" Bishop.

Abraham conocía la respuesta. ¿Quién era el actor idóneo para encarnar al excepcional francotirador del Vietnam que finalmente se convierte en todo un experto en espionaje? ¿Quién podría ser el oponente de Robert Redford en un mundo perfecto? No sucede con frecuencia, pero tuvimos mucha suerte porque cuando Brad Pitt leyó el guión respondió inmediatamente y, por supuesto, le encantaba la idea de trabajar con Bob."

El hecho de que Redford y Pitt hubieran trabajado juntos como director y actor en A RIVER RUNS THROUGH IT (EL RÍO DE LA VIDA, 1992), aportó a sus respectivos papeles para SPY GAME, como mentor y discípulo, un perfil sugerente. "Debido al hecho que dirigí a Brad, la relación entre nosotros fue distinta" —nos dice Redford—. "Estuvimos muy unidos en EL RÍO DE LA VIDA, por lo que pudimos aplicar aquella familiaridad en esta película."

La química que se percibe en pantalla se produjo de modo instantáneo y emotivo. Muchos de los que veían las tomas diarias del rodaje tuvieron la impresión de que estaban siendo testigos de una química reminiscente de la de Newman y Redford, sólo que en esta ocasión Redford era el veterano que poseía la tenacidad, la sabiduría y la madurez, y Pitt el joven impulsivo.

"No se hubiera podido pedir dos mejores tipos para estos papeles" —opina Scott—. "Igual que Muir, Bob es contemplativo, parsimonioso; y cada cosa debe estar en su lugar. En tanto que Brad, como Bishop, es ese típico individuo instintivo y espontáneo que se deja llevar por la pasión. Pero acaban por aprender uno del otro. Se trata de una relación recíproca."

Una vez conseguido el Dream Team de Redford y Pitt, los realizadores tenían que hallar a continuación la actriz que encarnara a Elizabeth Hadley, una responsable de ayuda humanitaria en Beirut que pone en peligro la amistad y la relación profesional que Muir y Bishop han forjado.

"Se trataba de una decisión difícil" —dice Scott—. "Era preciso que el personaje fuera convincente; había que creer que la actriz se dedica verdaderamente al trabajo que hace su personaje, que no es otro que dirigir un campo de refugiados en Beirut. Había que creer también en la atracción sexual y emocional entre ese personaje y el de Brad. Pocas actrices tienen esa capacidad. Catherine McCormack resulta muy creíble, muy auténtica, y es muy bella."

McCormack estuvo encantada de estar tan bien acompañada : "Adoro a Tony. Se trata de alguien muy centrado, y sabe crear en el plató la atmósfera necesaria."

Redford y Pitt también sirvieron de inspiración para la actriz. "Brad estuvo muy predispuesto a hacer que la relación de nuestros dos personajes fuera tan auténtica como fuera posible, con objeto de que tuviera sentido que arriesgase su vida por mí" —nos dice McCormack—. "Soy desde hace tanto tiempo admiradora de Bob, se trata de alguien que he reverenciado tanto, que haber trabajado con ambos actores me resulta asombroso."

UN RODAJE ALREDEDOR DEL MUNDO

La organización y arranque de una historia como la de SPY GAME exigía un intenso trabajo de localizaciones y un montaje muy penetrante. "La película se narra desde el interior del Cuartel General de la CIA" —subraya Scott—, "sin embargo, dos terceras partes de la acción se muestra en flash backs. Quería hacer contraste entre la tranqulidad del interior burocrático y el caos de los puntos calientes del globo a lo largo de este periodo de 16 años, entrecruzando ambos mundos. El uso de flash backs y la capacidad de saltar adelante y atrás en el tiempo es un logro del montaje.

Ha habido otros logros. La primera localización importante ha sido una prisión abandonada de Oxford del siglo XVI, que la convertimos en la húmeda cárcel de China donde se halla Tom Bishop. "No creo que en China haya un presidio con un aspecto como éste de Oxford" —admite Scott—. "Parece una prisión victoriana, pero si uno hace las cosas con convicción, la gente se lo creerá."

El Diseñador de producción Norris Spencer trabajó duro para conseguir un efecto plausible. "La información acerca de nuestros escenarios chinos es absolutamente inexistente" —explica—. "La antigua prisión de Oxford nos ofrecía la escala que necesitábamos y se constituía como un buen telón de fondo a partir del cual crear nuestra cárcel."

A continuación, el reparto y equipo técnico se trasladaron a Budapest, Hungría, cuyo escenario sirvió para las escenas alemanas del largometraje. "Exploré Berlín" —recuerda Scott—, "sin embargo, el Berlín actual no tiene nada que ver con el aspecto del Berlín de 1975. Budapest se aproxima más a esa apariencia: está un tanto raída, un poco descuidada, sin embargo es una ciudad bella."

La mayoría del trabajo en Budapest fue en exteriores, lo que significó que se formó un enorme gentío ávido de poder ver a dos ídolos cinematográficos trabajando. Y también pudieron presenciar algo del fantástico rodaje. "Empleamos helicópteros en nuestro rodaje en Budapest para una escena de diálogo —una confrontación sostenida entre los dos protagonistas sobre una azotea" —informa Scott—. "Con la cámara evoluciono alrededor de ellos sosteniendo un primer plano, y entonces cambio a un helicóptero que avanza en sentido contrario."

"La ciudad resulta de lo más espectacular, y eso estaba bien. Sin embargo, no sólo se trataba de lo visual" —subraya el director—. "También se trataba de construir la ansiedad con sensaciones distintas. Siempre se está buscando un modo diferente de mostrar las cosas, sin embargo, lo diferente debe dar soporte a la escena, y esta escena versa sobre la traición."

Para las escenas situadas en Vietnam y Beirut, la producción se trasladó a Marruecos. La secuencia bélica se rodó en Quarzazate, una pequeña población a un extremo del Desierto del Sahara que ya ha dado cabida a importantes producciones como THE LIVING DAYLIGHTS (007: ALTA TENSIÓN, 1987), SPIES LIKE US (ESPÍAS COMO NOSOTROS, 1985), THE FOUR FEATHERS (LAS CUATRO PLUMAS, 1977), GLADIATOR (GLADIATOR, 2000), y THE MUMMY RETURNS (EL REGRESO DE LA MOMIA, 2001).

Avanzando hacia ese enclave, se cruzan desiertos muy áridos antes de alcanzar un oasis muy exuberante donde impera el verde y hay palmeras. Fue aquí donde se rodó el primer encuentro entre Muir y Bishop. También se rodaron en este enclave unas impresionantes secuencias con helicópteros en las que aparece Pitt como sargento del ejército sorprendido en un fuego cruzado.

Más tarde, el equipo se trasladó a Casablanca, la mayor de las ciudades de Marruecos. Se transformó la urbe para que pareciera el Beirut destrozado, con localizaciones en azoteas, viviendas, bazares, calles, callejones, y el famoso puerto. "Casablanca es el puerto más antiguo y de mayores dimensiones de África" —destaca Scott—. "Se trata de un lugar exótico y frenético; haber logrado rodar allí ha sido un regalo celestial."

Una vez que todo el rodaje en el extranjero se acabó, el reparto y equipo técnico regresaron al Reino Unido para rodar dentro y en los alrededores de Londres, así como en los Shepperton Studios, donde se crearon todas las secuencias cruciales concernientes al santuario de la CIA.

La CIA no significaba sólo el reto mayor para el Diseñador de producción Spencer, sino también la responsabilidad más fascinante e imponente. "Las instrucciones de Tony" —explica—, "consistían en lograr que todo fuera lo más exacto posible. Ello implicaba una investigación muy profunda. Tony localizó un documental del Discovery Channel acerca de la manera de operar de la Agencia que me pareció excelente. La CIA posee una mística poderosa, y obviamente, una gran responsabilidad, pues cada día debe dar cuentas directamente al Presidente."

El primer escenario para la CIA se diseñó y filmó en los Shepperton Studios. Otras localizaciones que muestran las principales vías de acceso y diversos pasillos se localizaron en una compañía farmacéutica del norte de Londres, la cual era la primera vez que permitía que un equipo de filmación captara la arquitectura de sus interiores.

ACCIÓN EN EL AIRE

Otro desafío considerable fue el despliegue de la acción aérea de SPY GAME, en la que hay temerarias secuencias en helicóptero. Para conseguir la máxima espectacularidad, Scott contrató al experto en coordinación aérea y piloto especialista para el cine Marc Wolf. Habiendo trabajado con Scott en varios anuncios publicitarios hace dos décadas, Wolf se ha forjado desde entonces una gran reputación en lo concerniente a escenas de acción aéreas en series de largometrajes como los de INDIANA JONES o STAR WARS (LA GUERRA DE LAS GALAXIAS), o en filmes como SAVING PRIVATE RYAN (SALVAR AL SOLDADO RYAN, 1998) o MISSION IMPOSSIBLE (MISIÓN IMPOSIBLE, 1996).

Wolff describe su cometido para SPY GAME. "En primer lugar, todo cuanto hago debe coreografiarse pormenorizadamente" —subraya—. "Dispongo de un equipo excelente tras mi pendiente de la seguridad sobre el terreno. Lo medimos todo a pie, disponemos marcas donde Tony quiere que estemos, luego avanzamos lentamente paso a paso, asegurándonos que tenemos el espacio adecuado para las palas de rotor. Trabajamos con márgenes muy pequeños: en ocasiones, tan sólo poco más de un metro entre las palas y los árboles o los edificios. Nuestros guardas de seguridad en tierra se aseguran que reproduzco exactamente lo mismo en cada ocasión y no me salgo de las marcas."

"Llevamos a cabo un par de secuencias verdaderamente emocionantes usando helicópteros U.S. Huey y Laotian M 1.2 para un aterrizaje sobre la azotea de la prisión" —continúa Wolf—. "Lo hicimos de noche, en medio de la niebla y la lluvia. También realizamos algunas secuencias del Vietnam con Brad."

"El M 1.2 de que disponíamos se diseñó por primera vez en 1962, toda una proeza para la época, con un aspecto tremendo, que le encanta a Tony. Fue todo un desafío la escena en la que tuvimos que estrellarlo. No se trata precisamente de la máquina que tenga mayor capacidad de respuesta, y los controles se resisten. Tuvimos que lograr que girara sobre sí mismo, lo que no fue nada fácil aunque sí muy divertido."

Estas secuencias aéreas le ofrecieron a Wolf la oportunidad de trabajar personalmente con las dos estrellas del cine. "Tanto Brad como Bob son estupendos. A Bob le encanta pilotar helicópteros, por lo que se hallaba en ambiente, y en cuanto a Brad, para él fue como estar en un parque de atracciones; simplemente se lo pasó en grande."

Después de varios años de planificación, SPY GAME, tras cuatro meses, terminó el rodaje el 16 de marzo de 2001.


Fuente:
Lauren Films


Imágenes y notas de producción de Spy game - Copyright © 2001 Universal Pictures. Fuente: Lauren Films. Todos los derechos reservados.

<< Página principal de Spy game

estrenos | críticas | novedades | cartelera | preestrenos | video | de compras
especiales | reportajes | carteles | buscar | afiliación | listas de correo | contacto

La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

LA BUTACA
Revista de Cine online

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Video
De compras
Especiales
Reportajes
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas correo
Contacto
Añadir a Favoritos

 


Internet Explorer
800x600