LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 

SECUESTRO INFERNAL
(The way of the gun)


cartel
Ampliar cartel
Dirección y guión: Christopher McQuarrie.
País:
USA.
Año: 2000.
Duración: 119 min.
Interpretación: James Caan (Joe Sarno), Benicio del Toro (Longbaugh), Ryan Phillippe (Parker), Juliette Lewis (Robin), Taye Diggs (Jeffers), Henry Griffin (P. Whipped), Nicky Katt (Obecks), Dylan Kussman (Dr. Allen Painter), Kristin Lehman (Francesca Chidduck), Geoffrey Lewis (Abner), Scott Wilson (Hale Chidduck).
Producción: Kenneth Kokin.
Música: Joe Kraemer.
Fotografía:
Dick Pope.
Montaje: Stephen Semel.
Diseño de producción: Maia Javan.
Dirección artística: Thomas Meyer.
Vestuario: Genevieve Tyrrell y Heather Neely McQuarrie.
Decorados: Lees Boothe.
Estreno en España: 27 Septiembre 2002.

 

SOBRE LA PRODUCCIÓN
© 2000 Lauren Films

"Un plan sólo es una lista de cosas que no ocurren"

Parker

Esta regla se podría aplicar a la visión que tienen Parker y Longbaugh sobre la vida y los negocios, pero no a su propia historia.

Desde el momento en que el director y guionista Christopher McQuarrie empezó a conceptualizar una historia de secuestros al estilo de un western contemporáneo repleto de toques del cine negro, siempre siguió un plan – "Explicar una historia sin comprometerme y hacer que el público sintiera simpatía por los malos sin que estos ni siquiera se disculparan por sus acciones."

¿Su motivación? El propio Hollywood.

"Una cosa que siempre me ha preocupado sobre las películas de hoy en día es este sesgado sentido de la justicia, este falso sentido de la responsabilidad," dice McQuarrie, cuyo último guión, Sospechosos habituales sobre la verdadera naturaleza de los criminales, acabó consiguiendo el aplauso de la crítica y un Oscar al Mejor Guión Original. "En realidad, hay gente muriendo todo el rato y el marcador no se iguala, su muerte no está justificada. Lo que es frustrante de las versiones de Hollywood es que, ves a alguien haciendo algo malo y son castigados hasta 10 veces por ello. Esto, no sólo no es real, sino que le estás confirmando a la gente que su juicio sobre algo es correcto."

Después de trabajar en varios proyectos de estudio, se sintió frustrado al intentar aplicar este sentido de la realidad en el desarrollo del guión. Así que decidió embarcarse en su propia historia, dirigiéndola él mismo, asegurándose que prevalecería la perspectiva de la realidad."

"Parker no siente ningún remordimiento por toda la gente a la que ha matado," continúa McQuarrie. "Su actitud básicamente es ‘No asesinaremos por ti, ni tampoco te protegeremos.’ Él y Longbaugh van contra todo lo que normalmente estamos acostumbrados a ver en un protagonista. No se trata a las mujeres de una forma diferente que a los hombres. Se asesina a espectadores inocentes simplemente porque están en medio del camino. No hacen ningún prisionero."

Aunque su estilo de explicar las historias ha sido comparado al del director Sam Peckinpah, el maestro de la violencia en el género del western, McQuarrie asegura que a la hora de dirigir The Way of the Gun se inspiró en los magníficos John Huston y Sidney Lumet. Deliberadamente evitó realizar un trabajo de cámara ostentoso y el exceso de primeros planos, optando en su lugar por lo que él llama "una forma de filmar mucho más real, colocando las cámaras a lo alto como hizo Lumet y dando libertad a los actores, dejándolos improvisar. No quería que esta película fuera comparada con Peckinpah. Él es muy elegante , utiliza mucho la cámara lenta y la violencia loca y desenfrenada," añade. "En esta película, hay mucha violencia emocional, no es una baño de sangre. Trata sobre lo que se hace y no sobre cómo se hace."

El productor Kenneth Kokin, que también produjo los anteriores guiones de McQuerrie (Sospechosos habituales , Puclic Access) y actualmente es socio del guionista y director en su empresa Aqaba, comenta que los cineastas se propusieron demostrar que los personajes que aparecen no tenían que ser los clásicos personajes simpáticos. "Tienen que ser guais," apunta Kokin. " Ser guai o simpático son dos cosas diferentes."

The Way of the Gun supone la tercera colaboración de Kokin con McQuarrie, pero su primera película con McQuarrie como director. "Creo que él siempre estuvo dirigiendo a través de su escritura." comenta Kokin. "Es un escritor fantástico pero un cineasta aún mejor. Su escritura es tan cinematográfica. Básicamente, es un magnífico narrador de historias, tanto si las está escribiendo, como explicando o dirigiendo."

Fue esta capacidad para explicar historias lo que atrajo a este estelar reparto a su proyecto.

Para Ryan Phillippe, la historia saltaba de las páginas gracias a los diálogos de Chris y a esta sensación de que ha reinventado un género a través de su escritura."

Su compañero Benicio del Toro también se hace eco de estos elogios: "La impredecibilidad del guión y la forma en que se muestra y se explica topa en cada elemento del argumento. Sus escenas son tan perfectamente elaboradas que parece que rimen."

Juliette Lewis cree que McQuarrie es un guionista y director que "encuentra todos los detalles del material que nosotros muchas veces no vemos a primera vista....un material que tiene muchas capas. Chris tiene una mente brillante y puede articular su visión perfectamente."

El veterano actor James Caan considera que McQuarrie es más que un brillante cineasta y un tipo agradable, dice de él que es un cineasta único que puede convertir una producción en una experiencia memorable para el reparto y el equipo técnico que se extiende más allá del final de la producción. "Hay una esencia que llega al espectador cuando nota que la gente involucrada en la realización de la película, disfruta con lo que hace," dice Caan. "Eso pasó con ésta. Y me gustaría que pasara más a menudo."

La película está diseñada para hacer sentir al público "como si se encontraran de golpe en medio de esta situación, viviendo con los personajes minuto a minuto, sin nadie que se pare a ayudarte en todo lo que te vas encontrando," añade McQuarrie. "Es una forma muy honesta de explicar una historia pero a cambió tienes que renunciar a los habituales trucos narrativos, los primeros planos, etc. Quería que el público se sintiera como un espectador inocente."

Kokin subraya una escena que muestra esta aproximación del director. Hay una persecución de coches, sugerida por Del Toro, que invierte la norma del género sobre el tema de la acción.

"En la mayoría de películas, se realizan las típicas persecuciones con saltos al estilo de San Francisco," apunta Phillippe. " En este film, vamos a 8 km/h. Jeffers y Obecks van conduciendo detrás nuestro. Reducimos la velocidad, sacamos los pies fuera del coche, como Los picapiedra. No es la habitual persecución de coches. Hay muchisima acción pero es diferente. Y funciona."

Jeffers (TAYE DIGGS) y Obecks (NICKY KATT) son los dos estafadores contratados por Chidduck para tratar con los secuestradores y sus exigencias de rescate. "Se jactan de ser lo último en protección personal," comenta Katt. Pero subestiman a Sarno, el devoto secuaz de Chidduck. "Es muy, muy tranquilo pero muy, muy mortal." Revela Caan sobre su papel de mercenario. "Pero parece ser el único tipo con algún tipo de posición moral."

Cuando Taye Diggs fue abordado por primera vez para el papel de Jeffers, "Pedía a Chris que me la describiera (la historia) y dijo, ‘es un western moderno donde los móviles no funcionan."

Los 47 días de rodaje, que empezaron a finales de junio de 1999 y finalizaron a mediados de septiembre, se filmaron en Salt Lake City, Utah, y alrededores. El marco era en algún lugar no especificado del Suroeste y un pueblo no identificado de frontera en México.

"No queríamos estar en un pueblo determinado," anota McQuarrie. "De hecho la única referencia a un lugar específico se produce cuando Benicio dice ‘Sal si puedes’ (en español) cuando está dando las instrucciones del rescate."

El vestuario y el diseño de producción fue deliberadamente minimizado y la película se rodó en amarillos, marrones y colores tierra, añade el director de fotografía Dick Pope. Él y McQuarrie escogieron esta paleta de colores después de que los dos hubieran mirado numerosas películas de los años 50 y 60, "y empecé a darme cuenta de que el look de las películas que le gustaban a Chris era bastante viejo," comenta Pope. "Había un montón de westerns e incluso de films contemporáneos que no eran westerns (de esa época). Todos tenían colores poco saturados, amarillos o marrones. Intenté dar a The Way of the Gun esa misma sensación."

La diseñadora de vestuario Heather Neely McQuarrie atribuye parte de ese look al filtro que utilizó Pope. "Ese filtro significaba que había ciertos colores que no se podían utilizar como los azules o rojos, porque habrían aparecido muy chillones. Chris quería que los vestidos se mezclaran y no destacaran, por eso nos concentramos en cosas más sutiles. Por ejemplo, Francesca Chidduck siempre va de verde porque sólo piensa en el dinero, mientras que su marido siempre viste con grises. Tenía que ser neutral, porque su personalidad tenía que fundirse en su interior. Era una blanqueador de dinero y tenía que parecer inocuo. En cuanto a los viejos estafadores como Sarno y Abner, van vestidos de marrón y colores terrosos porque eran como camaleones. Tenían que evitar ser vistos al acercarse. Eran la especie de tipos que llevan ropa muy modesta."

En resumen, dice, "Esta película trata sobre estos dos tipos, Parker y Longbaugh, lo que le pasa a Robin y como todos los demás personajes giran en órbita a su alrededor. No quieres fijarte en lo que llevan puesto."

Cuando Lewis aceptó el papel de Robin, en vez de fijarse en qué ropa llevaba se concentró en cómo la llevaba puesta....de una forma muy pesada al estilo de una embarazada de nueve meses. Resultó ser un papel muy físico para la actriz, que tomó a su hermana como mentora. "Me inspiré en mi hermana que tiene niños. Trabajó hasta los nueve meses de embarazo y se mantuvo siempre muy activa y con mucha fuerza de voluntad." Recuerda Lewis. "Esa es la forma en la que veo a Robin."

Al principio, Robin se mantiene alejada del niño que va creciendo en su interior. Simplemente le pagan una enorme suma de dinero por el embarazo y el parto. "Es tan inocente como para pensar que puede mantenerse indiferente" pero pronto "siente ese profundo amor que experimentan todas las mujeres durante el embarazo... un amor que alimenta una feroz determinación" a proteger ese niño a cualquier precio, añade Lewis. A pesar del terror al secuestro y su potencial destino, empieza a conectar realmente con el niño todavía no nacido, lo que al final le permite soportar más de lo que hubiera podido imaginar.

Su compañero Phillippe comentó que su respeto por Lewis como actriz creció significantemente al ver como manejaba la interacción y el extraño vínculo que se desarrolla entre Robin y Parker en varias intensas escenas. "Siempre había respetado a Juliette como actriz, pero en esta película hubo un par de escenas donde ella me arrasó," recuerda. "Creo que (Parker) tiene algunas cuestiones de su vida sin resolver y ve en Robin a alguien que sinceramente desea dar al niño una vida decente. Hay una parte de este tipo frío que piensa que eso no es algo tan malo y quizás él mismo hubiera sido diferente si hubiera recibido este tipo de atención cuando era pequeño."

Irónicamente, Phillippe se estaba enfrentando a la situación de convertirse en padre primerizo durante el rodaje. Él y la actriz Reese Witherspoon tuvieron un niño el día después de finalizar el rodaje.

"Eso es lo que era realmente extraño de esta producción," apunta Kokin. "Todo el mundo parecía estar comprometiéndose, casándose, quedándose embarazada o teniendo un niño."

A parte de Phillippe, McQuarrie y la diseñadora de vestuario Heather Neely (McQuarrie) se casaron durante la post producción y ahora está embarazada; Juliette Lewis se casó el penúltimo día de rodaje; Nicky Katt se casó durante el rodaje; y Kristin Lehman se prometió durante la producción.

"Es realmente extraño porque tienes esta historia sobre este terrible secuestro de una mujer embarazada y todo lo que tiene que pasar y en la vida real, todo lo que rodea a esta historia oscura y sombría es felicidad," dice Heather Neely McQuarrie. "Es como el antídoto perfecto para una situación terrible."


Imágenes y notas de producción de "Secuestro infernal"- Copyright © 2000 Artisan Entertainment. Distribuidora en España: Lauren Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Secuestro infernal"
Añade "Secuestro infernal" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos