LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
   APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 

SECUESTRO INFERNAL
(The way of the gun)


cartel
Ampliar cartel
Dirección y guión: Christopher McQuarrie.
País:
USA.
Año: 2000.
Duración: 119 min.
Interpretación: James Caan (Joe Sarno), Benicio del Toro (Longbaugh), Ryan Phillippe (Parker), Juliette Lewis (Robin), Taye Diggs (Jeffers), Henry Griffin (P. Whipped), Nicky Katt (Obecks), Dylan Kussman (Dr. Allen Painter), Kristin Lehman (Francesca Chidduck), Geoffrey Lewis (Abner), Scott Wilson (Hale Chidduck).
Producción: Kenneth Kokin.
Música: Joe Kraemer.
Fotografía:
Dick Pope.
Montaje: Stephen Semel.
Diseño de producción: Maia Javan.
Dirección artística: Thomas Meyer.
Vestuario: Genevieve Tyrrell y Heather Neely McQuarrie.
Decorados: Lees Boothe.
Título en Argentina: Al calor de las balas.

 

CRÍTICA
por Leandro Marques
Buenos Aires, Argentina

Aventuras, vértigo y tiros al por mayor en Al calor de las balas

  La propuesta es simple: sentarse en una butaca, olvidarse del mundo por un rato, y disfrutar de una buena pe-lícula de acción. A base de mu-chos tiros, algo de suspenso y bas-tante tensión, "Al Calor de las Ba-las" se convierte en una buena op-ción, favorecida especialmente por estos tiempos en que las pelí-culas estadounidenses del género, salvo algunas excepciones, en-cuentran imposible desembarazarse de los clichés y lugares comu-nes que las terminan convirtiendo en obras intrascendentes.

  Años atrás, una película sí logró escaparse de la mediocridad ge-neralizada. Fue "Los Sospechosos de Siempre", cuyo guión, mere-cedor de un Oscar de la Academia, fue escrito por Christopher McQuarrie, el mismo que ahora dirige esta nueva obra protagoni-zada por Benicio del Toro (Oscar al mejor actor de reparto por "Traffic"), el ascendente Ryan Phillippe ("Corazón de Héroes"), la bella Juliette Lewis y el legendario James Caan.

  Pese a no alcanzar la genialidad y los giros imprevistos de aquella otra, "Al Calor de las Balas" ofrece una his-toria brutal pero sincera. Parker (Phi-llippe) y Longbaugh (otra vez muy bien Del Toro) son dos eternos lucha-dores en la "industria del delito" que intentarán aprovechar al máximo una posibilidad que se presenta frente a sus narices para dar el gran golpe y poder, de una vez por todas, dejar de sufrir las penurias que la sociedad tiene reservadas para ladronzuelos de su estirpe.

  El plan consiste en secuestrar a una mujer embarazada y pedirle un suculento rescate a su multimillonario marido. En un operativo relámpago, y no sin descargar para lograrlo una inusitada cantidad de balas, Parker y Longbaugh cumplen con éxito el primer paso de la misión, arrebatar a la chica. Pero para lo más difícil, cobrar los 15 millones que piden por el rescate, hace falta mucho más que un arsenal de armas. Y ni hablar si el multimillonario marido, el señor Chidduck (Scott Wilson), es nada menos que el jefe de una aso-ciación mafiosa.

  Claro que no se trataría de un pelí-cula digna del guionista de los "Sos-pechosos de Siempre" si la trama se quedara ahí. Y quizás sea en los in-tentos demasiado esforzados y artifi-ciales para agregarle condimentos a la historia (los que sobraban en la ma-gistral cinta interpretada por Kevin Spacey) donde pueda encon-trarse la principal falla del director. En efecto, todo empieza a com-plicarse cuando los "héroes villanos" se enteran de que la mujer (correcta interpretación de Lewis), no es en verdad la esposa de Chidduck sino que es el vientre que él y su bella esposa alquilaron para tener un hijo. Desde ese momento, comienzan entrecruzarse dilemas morales de los secuestradores con su lucha por la vida y su afán por llevarse el dinero que les cambiaría la vida.

  Mcquarrie usa repetidamente fuertes escenas en las que la vio-lencia, los tiros (interminables) y la muerte se contrastan con la presencia del sufrido personaje de Lewis, símbolo de la vida en gestación. Suele decirse que la muerte es ambivalente, siempre trae consigo un nacimiento o una renovación. Acá se da este do-ble juego, en el que los delincuentes matan, pero al mismo tiempo defienden su vida, ellos quieren acabar con la "mortalidad en vida" que llevan, y empezar a vivir otra vez.

  Aunque nunca deja de entretener, y la historia, además de abundantes momentos de acción y su intenso ritmo, ofrece buenas composiciones de personajes –especialmente el del viejo matón interpretado por Caan–, muchas veces cuesta demasiado seguir el hilo del relato, justamente por el complicado entra-mado ideado por el director y también guionista de este largo-metraje. La sensación es que podrían haberse eliminado algunos momentos que más que enriquecer sólo ensucian la trama, sin de-masiada razón de ser.

  Tal vez por eso, lo mejor podría ser no dejarse distraer por el inne-cesariamente rebuscado curso de la historia, quedarse sólo con sus puntos esenciales y, fundamentalmente, dedicarse a disfrutar de una buena película de tiros. Tan simple como eso.


Imágenes de "Secuestro infernal"- Copyright © 2000 Artisan Entertainment. Distribuidora en España: Lauren Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Secuestro infernal"
Añade "Secuestro infernal" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos