Estrenos en la cartelera de cine

 

LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

 


Compras de cine  

Banda sonora de "Sexo en Nueva York: La película" (Varios artistas)

BSO

"Sexo en Nueva York": Pack DVD de la serie de televisión completa

LA SERIE DE TV COMPLETA EN DVD

 
 
 


Fotos ampliables

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Más fotos (23)

 
 
 


 

APUNTA  TU CORREO

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Noticias | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


SEXO EN NUEVA YORK: LA PELÍCULA
(Sex and the city)


Dirección: Michael Patrick King.
País:
USA.
Año: 2008.
Duración: 148 min.
Género: Comedia romántica.
Interpretación: Sarah Jessica Parker (Carrie Bradshaw), Kim Cattrall (Samantha Jones), Kristin Davis (Charlotte York), Cynthia Nixon (Miranda Hobbes), Chris Noth (Sr. Big), Candice Bergen (Enid Frick), Jennifer Hudson (Louise), David Eigenberg (Steve Brady), Jason Lewis (Smith Jerrod), Mario Cantone (Anthony Marentino), Willie Garson (Stanford Blatch).
Guión: Michael Patrick King; sobre la serie de televisión creada por Darren Star y basada en los personajes creados por Candace Bushnell.
Producción: Michael Patrick King, John Melfi, Sarah Jessica Parker y Darren Star.
Música: Aaron Zigman.
Fotografía:
John Thomas.
Montaje: Michael Berenbaum.
Diseño de producción: Jeremy Conway.
Vestuario: Patricia Field.
Estreno en USA: 30 Mayo 2008.
Estreno en España: 20 Junio 2008.

CÓMO SE HIZO "SEXO EN NUEVA YORK: LA PELÍCULA"
Notas de producción © 2008 TriPictures

  Ponte tus Manolos, coge una magdalena y un Cosmopolitan. Nuestras cuatro fantásticas neoyorquinas: Carrie, Miranda, Samantha y Charlotte vuelven ahora a la gran pantalla en el largometraje Sexo en Nueva York, basada en la serie más popular de todos los tiempos. La serie Sexo en Nueva York debutó en 1998 en la cadena HBO y se mantuvo durante seis ilustres temporadas hasta su final en 2004. La serie obtuvo 50 nominaciones a Premios Emmy® durante todas las temporadas y ganó siete de ellos, incluyendo el de Mejor Actriz para Sarah Jessica Parker y Cynthia Nixon. La serie también obtuvo dos Premios del Gremio de Actores en la categoría de Mejor Elenco en una serie de comedia y fue nominada a 24 Premios Globo de Oro, de los cuales ganó ocho, incluyendo el de Mejor Serie de Televisión, Musical o Comedia, y premios de actuación para Parker and Kim Cattrall. Pero antes de llegar a las pantallas de la televisión, Sexo en Nueva York era una serie de columnas autobiográficas en el periódico The New York Observer de la autora Candace Bushnell. Darren Star, creador y Productor ejecutivo de icónicos shows televisados como “Sensación de vivir” y “Melrose Place,” entendió inmediatamente el potencial de las columnas de Bushnell acerca de las políticas sexuales en el entramado social de Nueva York.

 

“Leí esos artículos y pensé: `guau, esta es una gran ventana a Nueva York´”, recuerda Star. “Me encantó el personaje de la mujer soltera que escribe acerca de sí misma, al tiempo que explora la ciudad y la naturaleza de las relaciones.” Más tarde, Bushnell compiló sus columnas en un libro que se convirtió luego en un éxito de ventas al ser publicado en 1996. Con el inicio de la serie, Star invitó también a Michael Patrick King, quien luego sería el Productor ejecutivo de la serie, y más tarde escribiría y dirigiría el largometraje, a unirse a la serie como escritor y co-Productor ejecutivo. "Darren sabía que Michael traería algo único en términos de sus talentos como escritor," comenta Sarah Jessica Parker, quien vuelve en el papel de Carrie y es también Productora de la película. "Eso fue nuestra buena fortuna y el talento de Darren". Al escribir la serie, King se concentró en desarrollar los personajes de las cuatro mujeres. Comenta: “Miranda es la sarcástica, siempre algo enfadada. Charlotte es la dulce, algo pija, la más tradicional de todas. Samantha es la más sexy, la que siempre está hambrienta de poder. Y luego, está Carrie: la indefinible. A partir de allí, fueron creciendo todos los personajes. Te imaginas sus estados de humor, dentro y fuera de escena. Y luego con cada temporada de la serie, nos conectábamos más y más, como en una relación, a medida que iban creciendo las chicas y las relaciones entre las actrices y los directores se consolidaban“.

  Cuando la serie salió al aire por HBO, el público se enamoró de Carrie, Samantha, Charlotte, y Miranda, y las discusiones acerca de los episodios de la noche anterior se convirtieron en el tema de rigor en las conversaciones por todo el país. “Eso fue completamente inesperado," dice Kristin Davis, quien vuelve a interpretar el papel de Charlotte. “Nunca esperas que algo tenga tanto éxito y durante tanto tiempo. Nos la pasamos realmente muy bien”.

  “El éxito de la serie responde a un gran número de circunstancias, agrega Cynthia Nixon, quien vuelve a interpretar a Miranda. “Todo comienza con la historia. Es realmente inteligente y proviene del corazón. La gente ve la serie una y otra vez, el mismo episodio cinco, diez veces, porque está tan lleno de contenido. No son solo chistes. Son más bien ideas. Y yo creo que los actores son maravillosos”.

  “La historia es sobre un grupo de mujeres que forman algo como un nuevo concepto de familia. Son amigas que se apoyan unas a otras en todas las circunstancias", agrega Kim Catrall, quien vuelve en el papel de Samantha. “Y todas esas relaciones son lo que han convertido a la serie en un fenómeno de popularidad".

  “La serie tuvo éxito porque existía un vacío que tenía que ser llenado,” agrega Michael Patrick King. “Y ese vacío era que alguien tenía que hablar en nombre de las mujeres solteras. Alguien que estuviera viviendo la vida sola, en una sociedad que te dice que todos deben estar en pareja. Y luego, en la serie, de una manera subliminal y otras no tan subliminal, está la voz que dice: ´¡Sé fuerte, sé inteligente, sigue tu propio camino!´"

  Para cuando Sexo en Nueva York dejó de ser televisada en HBO, su público había crecido exponencialmente con nuevos seguidores descubriendo la serie en DVD y con su redifusión. En 2004, fue transmitido el último capítulo de la serie, precedida de una gran cobertura de los medios explicando su importancia como fenómeno cultural. Incluso aquellos que no conocían muy bien el programa sabían que mostraba a un grupo de mujeres independientes, inteligentes, sofisticadas y solteras con una gran debilidad por las sandalias de Manolo Blahnik, las magdalenas de la pastelería Magnolia y los Cosmopolitans más actuales de los más novedosos locales de la Gran Manzana.

  El reunir a los creadores y al reparto en un largometraje parecía el próximo paso natural en la historia de las cuatro mujeres. Para la actriz y Productora de Sexo en Nueva York Sarah Jessica Parker, no había duda alguna de que fuera otro y no Michael Patrick King quien escribiera la historia. “Sin lugar a dudas, nadie hubiese podido contar la historia. Sé que él podía hacerlo," comenta la actriz. "Él es realmente un escritor con mucho talento para la comedia romántica, y yo sentí que no podíamos hacerlo sin él".

  “Llegué a enamorarme de cuatro mujeres, durante muchos, muchos años, y guardarlas en mi corazón, incluso cuando no estábamos haciendo la serie,” agrega King. “Me enamoré de estas cuatro mujeres a quienes en realidad, les di vida. Es raro tener este tipo de relación con la gente”.

  El guión que King escribió al final tiene un tema universal que toca a Carrie, así como a sus amigas. “La serie trataba sobre la búsqueda del amor,” dice King. “Y yo creo que la película trata sobre lo que ocurre cuando lo encuentras. Es acerca de mujeres que están en pareja y la relación con sus amigas”.

  John Melfi, quien fue el Productor de la serie y también el Productor de la película, describe la misma como la pregunta que sigue al clásico final de los cuentos de hadas: "¿qué quiere decir `y fueron felices por siempre´?"

  El guión de Michael Patrick King comienza en el presente, cuatro años más tarde desde que viéramos por última vez a Carrie y a sus amigas. Y como suele suceder con el tiempo, sus vidas han cambiado totalmente.

  Carrie aún sigue trabajando en su apartamento del Upper East Side, aunque ya no escribe su columna para el periódico. “A veces escribe como colaboradora para la revista Vogue," explica Sarah Jessica Parker acerca de su personaje. “Está trabajando en su cuarto libro, y los últimos tres fueron éxitos de ventas. Por eso, está experimentando a la ciudad de Nueva York de una manera diferente. Es la primera vez que se ha portado de manera sensata y prudente y ha podido ahorrar algo de dinero. Es mucho más adulta.” La nueva madurez de Carrie se extiende a su vida amorosa: finalmente tiene una relación estable con el Sr. Big, interpretado por Chris Noth.

  “Sarah Jessica Parker es una musa fenomenal para cualquier escritor,” dice King. “Cuando quieres que sea una estrella, es una estrella. Y sin embargo, tiene la habilidad de ser la que no fue escogida. Puede interpretar toda la gama de roles que tienen que interpretar las personas en la vida real. Sarah Jessica también es inteligente; el personaje no hubiera podido funcionar si no hubiese sido capaz de proyectar ese tipo de intelecto. Además de eso, es muy cómica, realmente sensual y bonita y tiene emociones muy profundas”.

  El Productor John Melfi siempre elogia las habilidades de Parker tanto frente como detrás de las cámaras. “Tiene una habilidad fantástica para estar presente como actriz en el momento adecuado, y literalmente, puede saltar a diferentes papeles de una manera que nunca había visto antes," dice Melfi. "Puede pasar de ser Carrie en este momento, la cámara detiene la filmación, y pasa a ser Productora”.

  Más allá, en Park Avenue, Charlotte, interpretada por Kristin Davis, está viviendo su sueño. Tras haber pasado años soñando con el amor y la maternidad, ella y su peculiar esposo Harry (Evan Handler) se han convertido en los orgullosos padres de Lily, una encantadora niña China que adoptaron. Con esta nueva felicidad, se produce un cambio en Charlotte, según lo que comenta Davis, "porque al tener tanto de lo que ella misma ha soñado, se concentra más en los demás".

  Sorprendentemente, la Samantha de Kim Cattarll, que solía jactarse de sus conquistas en el terreno sexual, también tiene una relación estable, aunque en la costa opuesta. Tras batallar ferozmente contra el cáncer de seno, Samantha decidió seguir los pasos de Smith, su novio actor (Jason Lewis), en su nueva carrera en Los Ángeles. Ahora vive en una bellísima casa de playa en Malibu, pero extraña su vida de Nueva York. “Sus amigas se están casando y teniendo niños", dice Cattrall. "Está el sentimiento de sentirse desplazada, y no solo en cuanto a la distancia física".

  De vuelta a Brooklyn, Miranda, interpretada por Cynthia Nixon, se siente también separada de su amado Manhattan. Tras establecerse con su marido Steve (David Eigenberg) y su hijo Brady, Miranda experimenta la presión de la vida moderna. “Está simplemente exhausta,” explica Nixon. “Es como cualquier madre que trabaja, se tiene que extender en cinco direcciones distintas”.

  La actriz Candice Bergen vuelve a la pantalla en el papel de la fría editora de la revista Vogue: Enid Frick. “Enid es muy muy profesional y muy orientada al desarrollo profesional," comenta Bergen quien interpretó a Enid en varios episodios de la serie. "Yo diría que está muy dedicada a su trabajo y siente mucha necesidad de tener una vida fuera del trabajo," agrega la actriz con una sonrisa. La relación de trabajo de Bergen con Michael Patrick King proviene de la exitosa serie de comedia Murphy Brown, con la que King comenzaría su carrera como escritor. “Es tanto lo que quiero a Michael,” dice. “Para mí, siempre ha sido un placer trabajar con él”.

  Además de los rostros familiares que regresan a la serie, sobresale un personaje en particular: Louise, una chica joven que Carrie contrata como asistente, interpretada por la ganadora de un Premio Oscar® de la Academia Jennifer Hudson. Hudson nunca fue una asidua a la serie Sexo en Nueva York, por lo que cuando escuchó hablar del papel de Louise, inmediatamente se puso a buscar. “Y no he parado desde entonces,” dice riendo. “Soy una adicta a la serie y me encanta”.

  Cuando Carrie, recién estrenada en su éxito como autor, contrata a Louise para que sea su asistente, la joven chica demuestra ser un regalo del cielo, trayendo algo de orden a la vida definitivamente desorganizada de Carrie. Hudson describe a Louise como una chica a quien le gusta la familia, que se ha mudado recientemente a Nueva York. “Louise es una chica de veinticinco años de edad de St. Louis que se muda a Nueva York para encontrar el amor,” dice. “Ella cree en el amor. Y ¿qué mayor tarea existe que repartir amor?”

  En una serie acerca de cuatro mujeres solteras en la ciudad de Nueva York, los hombres que comparten sus vidas tienden a ser pasajeros. Sin embargo, dentro de la historia, sus historias son importantes. “Los hombres son los héroes discretos de Sexo en Nueva York, porque sin ellos no existiría ninguna reacción," explica Michael Patrick King. “No habría ningún estira y encoge”.

  Chris Noth retoma el papel del Sr. Big, el ideal romántico de larga data de Carrie a través de sus numerosas aventuras amorosas. En la serie, "el Sr. Big era el santo grial," dice King con una sonrisa. "Para Carrie, es importante tener a alguien a quien ella no pueda predecir del todo." En la película, el Sr. Big, es finalmente, el novio de Carrie.

  “Chris es un estupendo estupendo actor,” comenta King. “Hay algo en él cuando se convierte en el Sr. Big que es tan imponente que todos querían que la relación con Carrie funcionara. Lo otro es que querían darle un golpe. O querían que se alejara muy lejos de él...”

  “Los hombres lo adoran,” dice Sarah Jessica Parker. “Me decían cosas como: ¿no le vas a hacer nada feo al Sr. Big, verdad? Y las mujeres por supuesto, todas enamoradas de él. Él vale cada discusión, cada pelea. Y no existe nadie en el mundo con quien hubiese querido hacer este papel que no fuese Chris”.

  “La química entre Sarah Jessica y yo era invalorable,” concuerda Chris Noth. “El actuar ella y yo juntos, teniendo una buena relación y cierta química, permitió que la relación fuera mucho más lejos”.

  David Eigenberg vuelve como Steve Brady, el marido de Miranda y el padre de su joven niño. Tras varias relaciones infructíferas, “Steve es el único que captura su corazón y que crece con ella,” comenta King. “David Eigenberg es auténtico. Él es Nueva York”.

  “Steve es un tipo claro,” dice Eigenberg acerca de su personaje. “Él haría cualquier cosa por la gente que ama. Miranda y Steve son dos personajes reales. Tienen una gran historia de amor”.

  Para completar el círculo familiar de Miranda, el joven Joseph Pupo, ya un poco mayor, vuelve a interpretar el papel del hijo de Miranda y Steve: Brady.

  Tras un matrimonio que terminó en fracaso, Charlotte inicia un flirteo que se convertiría luego en algo más con el abogado que se ocupó de su divorcio Harry Goldenblatt, un tipo decente pero algo bruto. Evan Handler vuelve en el papel de Harry, a quien King describe como “lo opuesto del sueño sofisticado. Evan es muy importante porque Harry tiene que ser literalmente todo amor y aceptación. Él es como un rey campesino, un marido abierto y compasivo.

  Handler también describe a Harry como alguien “que no tendrá todos los modales a los que Charlotte York estaba acostumbrada,” pero una persona “cuyo espíritu y corazón nadie podría resistir”.

  Mientras tanto, el personaje de Samantha Jones interpretado por Kim Cattrall se sentía muy orgullosa de su actitud liberada ante el sexo, teniendo todas las relaciones que le parecían. Sin embargo, hoy en día está en una relación seria y monógama con Smith Jerrod, interpretado por Jason Lewis.

  De acuerdo a Lewis, Smith acepta a Samantha por lo que es. “Lo que lo define a él es su manera de ser abierta, su capacidad de aceptar a alguien por lo que es sin juzgar a nadie.” La devoción de Smith hacia Samantha es inagotable; tenían una vida sexual robusta, pero él también se ocupó de ella cuando estuvo enferma con cáncer.

  Otro de los hombres en la vida de estas chicas es Anthony Marentino, interpretado por Mario Cantone, quien originalmente se unió a la familia de Sexo en Nueva York como el planificador de la boda de Charlotte. Cantone, quien conoce a Michael Patrick King desde que hicieran monólogos en el Improv a comienzos de la década de los ochenta, reconoce que Sexo en Nueva York dió un gran paso al plantear las costumbres sexuales de la época de una manera nueva y rompedora. "Nunca fue de, `ah, es gay´, o `a ella le gusta tener relaciones con muchos hombres,´o `ella es algo tonta y neurótica.´ Muestra aceptación hacia todos y mostrados al públicos para que pudiésemos verlos claramente y sin juzgarlos. Además de esto, es hilarante. Se pueden romper los tabúes con humor".

  Un hombre que estuvo constantemente al lado de Carrie es Stanford Blatch, un agente gay interpretado por Willie Garson. Con muchos dramas románticos con otros hombres en su propia vida, y apoyando a Carrie cuando los vive en su propia vida, quizás lo más memorable de Stanford es su estilo peculiar que incluye zapatos puntiagudos, trajes chillones y pajaritas. "Como personaje, Stanford es una creación de Pat Field (diseñadora de vestuario)," dice Garson. “Es el único personaje donde tuvo carta blanca para hacer lo que quisiera. Pat tiene una gran personalidad y Stanford tiene una gran personalidad también”.

  Mientras que las historias de Carrie y sus amigos mantenían al público divertido y enamorado de Sexo en Nueva York, el estilo único de los personajes también mantuvo al público semana tras semana, embrujados por el guardarropa de las chicas, creado especialmente por la diseñadora de vestuario: Patricia Field. A lo largo de los seis años que se mantuvo el programa, este icono de la moda vistió a Carrie, Samantha, Charlotte, y Miranda con todo tipo de indumentarias, desde ropa de diseñadores a hallazgos de mercadillos, siempre con algo inesperado, fresco y algunas veces incluso estrafalario.

  “Pat Field es indispensable,” afirma Sarah Jessica Parker. “De ninguna forma podíamos seguir contando la historia sin ella. Lo novedoso de sus ideas, su manera de romper las reglas, es contagioso”.

  “Pat Field es una artista,” dice Michael Patrick King. “Resulta muy divertido trabajar con ella, porque es muy impulsiva y una gran colaboradora”.

  Field regresa a Sexo en Nueva York con gran parte del elenco original, incluyendo a la co-diseñadora Molly Rogers. “Cuando trabajas con un equipo durante mucho tiempo, se convierten como en familia,” dice Field. “Fue fantástico volver a trabajar juntos otra vez”.

  Sin embargo, Field estuvo consciente de que volver a diseñar el guardarropa de estos personajes tan famosos, conocidas por su estilo, no iba a ser una tarea fácil. “Tenía que dar con algún tipo de acción que me sirviera de filosofía acerca de la película,” explica. “Y básicamente, el tiempo que me preocupaba era ese intervalo de cuatro años. Creo que Michael Patrick confió en que haría lo correcto. Y para mí, esto significaba hacer algo inteligente, algo que tuviera alguna razón. Tenía que haber alguna lógica tras la forma en que se ven, porque estas chicas están en el salón de todos, y todo el mundo verificaría cada detalle. Por eso era importante que hubiese una verdad real tras esto”.

  Para empezar, Field se imaginó que Carrie habría madurado de muchas maneras. “Me imaginé a Carrie algo más sexy, algo más evolucionada, algo más tranquila con la idea de ser mujer," dice la diseñadora. “Ella estaba aún estaba pasando por muchas cosas y estaba ganando terreno en su profesión”.

  “Creo que la moda es realmente diferente,” añade Sarah Jessica Parker. Pero Carrie definitivamente es alguien mayor y diferente, cuyos gustos han cambiado, al igual que su paleta de colores. Y eso es lo que ocurre cuando creces. Es realmente emocionante”.

  Como Productora y actriz de la película, Parker comenzó su trabajo con Field meses antes de comenzar la filmación. “Yo sé lo que cuesta obtener trajes de las firmas de diseñadores, y sabía que estaríamos trabajando durante la Semana de la Moda, en Europa y en Estados Unidos, y que iba a ser muy difícil traer estos trajes desde Europa y desde cualquier otro lugar lejano,” explica. “Y realmente valió la pena. Ha sido una experiencia única”.

  “Tenemos buenas relaciones con muchos diseñadores, basadas en el éxito de la serie de la televisión,” agrega Patricia Field. “El programa fue muy bueno para la moda. Y a los diseñadores les encanta ver que Sarah Jessica lleva sus trajes, que es una super modelo”.

  “La gente ha estado esperando por ver a estas chicas,” dice Michael Patrick King, “y cuando las vean, van a ver algo de color y van a ver algunas ideas nuevas. Pat se ha lucido realmente”.

  Algunas de la tendencias que se verán en la película incluyen el uso de cinturones y zapatos más contundentes, de acuerdo con Field. “Si yo tuviese una empresa de zapatos, mi modelo sería Sarah Jessica,” dice la diseñadora. “Solo porque vuela por los aires; camina con mucha gracia, y tiene unas piernas fantásticas”.

  El trabajo de Field incluyó más de ochenta trajes para Sarah Jessica Parker solamente, de acuerdo con el Productor John Melfi. “Entonces, si cuentas con ochenta looks, también estás hablando de accesorios, zapatos y joyería valorada en millones de dólares," agrega.

  “Yo estimo que deben haber más de trescientos cambios de vestuario para estas cuatro mujeres,” comenta Field. “Y deben haber otros personajes con uno o dos cambios de vestuario. Nunca los conté, pero seguro que son más de mil trajes. Fue monumental”. “No te puedes imaginar cuanto tiempo se pasan en los cambios,” comenta Melfi con una sonrisa.

  “Para mí es un proceso tan creativo el de trabajar con Patricia Field,” comenta Kim Cattrall, “porque se produce tanta excitación en el lugar. Ir a una prueba de vestuario con alguien como Pat Field, a un lugar donde hay por lo menos dieciséis, veinte percheros con cosas, es probarse diferentes cosas en una sucesión alocada. Es como ir a un vestuario fabuloso”.

  “Había mesas repletas de bolsos, con todos los bolsos nuevos que aún no han llegado a los escaparates,” agrega Kristin Davis. “Y otras mesas repletas de zapatos. Era como llegar a la Meca”.

  Además de vestir a los personajes para la película, Field también supervisó una interpretación de una Semana de la Moda en Bryant Park.

  Para Patricia Field siempre ha sido de vital importancia el crear un look duradero. “No se trata de lo que estará de moda el año que viene, o la próxima temporada. Se trata de hacer que la película se vea bien dentro de veinte años," explica la diseñadora. “Solo quiero que se vea fenomenal”.

  Cuando Sexo en Nueva York debutó en la cadena HBO en 1998, se filmaban muy pocos programas en la ciudad de Nueva York, y la mayoría eran historias de policías que retrataban los aspectos mas hostiles de la ciudad. La Nueva York que Darren Star ideó para Sexo en Nueva York, por otro lado, estaba más bien inspirada por Woody Allen, y la ciudad que este director mostró de forma tan bella en películas como Manhattan y Annie Hall. “Estas son la definición de las grandes comedias románticas de los setenta que tienen lugar en Nueva York, y yo quería llevar algo de esta tradición a la serie,” explica Star. “Yo quería realmente cautivar el glamour, la diversión y la euforia de la ciudad de Nueva York”.

  “Nueva York le añadió mucho a la serie,” agrega Michael Patrick King. “Yo creo que Nueva York es la ciudad cosmopolita de América. Entonces, si vamos a adentrarnos en la vida de estas chicas y ellas van a crecer, ¿qué mejor lugar para esto que la ciudad más madura de todas?”

  De acuerdo con King, ninguna de las cuatro chicas es de Nueva York. Más bien, todas se mudaron a esa ciudad para hacer realidad sus sueños y adueñarse de la ciudad. “Y es como una ciudad de ensueño porque a veces sientes que está totalmente volcada a tí, y estás pasando el mejor momento de tu vida. Y luego, están otros momentos en los que es como si desaparecieras totalmente, y esto es muy bueno para la historia”.

  “La ciudad de Nueva York se convirtió en la quinta chica dentro de la historia,” comenta Sarah Jessica Parker. “Ella se convirtió realmente en un personaje crítico e integral para la historia”. Con eso en mente, no había lugar a dudas de que la película debía de ser filmada y localizada en la ciudad de Nueva York.

  La fotografía principal de Sexo en Nueva York comenzó en la ciudad de Nueva York el 19 de septiembre de 2007, con Michael Patrick King, quien también estuvo a cargo de escribir el guión. Aún cuando King dirigió numerosos episodios de la serie, la película Sexo en Nueva York marca su début como director de largometrajes.

  “Como cineasta ha sido realmente muy divertido el descubrir cómo contar una historia a lo grande,” dice King, para quien muchos aspectos de dirigir una película le resultaron más sencillos que el dirigir la serie. “Cuando estaba haciendo la serie, trabajaba en un episodio mientras pensaba en siete episodios más. Entonces, el poder hacer una sola historia día tras día fue algo fantástico".

  Para Sarah Jessica Parker, el estar nuevamente ante las cámaras para interpretar a Carrie Bradshaw, fue algo muy natural. “El primer día todo resultó tan conocido, que ni lo pensé,” explica.

  Como Productora de la película, Parker apreció realmente el ver que tantos miembros del equipo que participó en la serie volvieran para la película. En realidad, 8 miembros del equipo que estuvieron en la serie desde el programa piloto, hasta el último episodio, volvieron para trabajar en la película.

  “Todos se comprometieron de la manera más increíble," agrega Parker. "Y sacrificaron el tiempo que tenían para dedicarle a sus hijos y a sus familias. Algunos de los recuerdos profesionales más maravillosos que tengo es vernos a las dos o tres de la mañana, en alguna calle extraña, riendo como locos y disfrutando de la compañía”.

  “Somos como una familia muy intensa,” agrega Kristin Davis, quien interpreta a la amiga de Carrie de Park Avenue. “Tenemos a algunas personas nuevas, y unas cuantas no pudieron estar con nosotros, pero en realidad, la mayoría hemos vuelto para trabajar juntos en la película”.

  Aunque la serie había llamado la atención del público cuando filmaba en las calles de Nueva York, ni el reparto, ni el equipo estaban preparados para la recepción que recibió la película cuando las cámaras comenzaron a filmar. Cientos de neoyorquinos, turistas, paparazzi y periodistas se agolparon a las calles todos los días de filmación de Sexo en Nueva York en la ciudad.

  “Cuando volvimos para filmar la película, yo estaba preparado desde el punto de vista mental, y pensé que veríamos algo de interés en las calles,” comenta Parker. “Pero no creo que me imaginé jamás el grado de interés que tendría la gente”.

  Kim Cattrall, quien interpreta a Samantha, la extremadamente glamorosa amiga de Carrie, estaba igualmente sorprendida por el grado de interés en la producción. "El primer día, me esperaba ver a un grupo de admiradores, algunos paseantes o algunos periodistas," comenta. “Pero cuando llegué al set y me bajé del coche en la mañana, me sentí como si estuviera en una première”.

  “Era como un gran circo,” comenta Kristin Davis. “Fue realmente sorprendente. No pasaba un solo día sin que alguien te dijera lo mucho que extrañaba la serie, o lo mucho que les gustaba. Nuestros admiradores nos apoyaron mucho".

  Cuando la tarea de controlar al público amenazó con ralentizar la producción, fue la experiencia de la Directora Asistente Bettiann Fishman, una veterana de Sexo en Nueva York, apodada “Bullhorn Betty” en la película, la que permitió mantener al público contento, divertido y controlado.

  Entre los lugares donde fue filmada la película están la Quinta Avenida, a las puertas de Tiffany´s y Saks; la casa de subastas Christie´s, las oficinas de la revista Vogue, en el edificio Condé Nast, el Salón Riccardo Maggiore y el Hotel Giraffe en midtown; el Bryant Park y el ala principal de la Biblioteca Pública de Nueva York en la Quinta Avenida; las tiendas Vitra y Diane Von Furstenberg en el distrito de empacadores de carne; la peluquería Nick’s Hair Salon en Greenwich Village; la calle Henry Street en el Lower East Side, Park Avenue en el Upper East Side, Perry Street en Greenwich Village, y la avenida Dekalb en Brooklyn; el Mercer Hotel y la tienda de muebles Luce Plan en Soho; el lago de Central Park, y el Puente de Brooklyn.

  Los restaurantes donde fue filmada Sexo en Nueva York incluyen Buddakan y el Restaurante 202 en Chelsea, El Bemelmans Bar en el Hotel Carlyle y Lumi en el Upper East Side, Junior’s en Brooklyn, Raoul’s en Soho, el House cerca del parque Gramercy, Starbucks en Astor Place, Good World Café en Chinatown y The Modern en midtown. El equipo de producción también se aventuró fuera de la ciudad de Nueva York para filmar en Malibu, a las puertas de la tienda Gucci en Rodeo Drive en Beverly Hills, en el campus de UCLA y en Simi Valley, California.

  Cuando no estaban filmando en vivo, la producción filmó en los mismos escenarios donde habían sido creada la serie: Silvercup Studios, en la ciudad de Long Island, Nueva York. “Todo era muy surrealista”, comenta Cynthia Nixon, quien interpreta a Miranda, la abogada y siempre directa amiga de Carrie. “Cuando vuelves al estudio y te encuentras con tu antiguo camerino, y vas a tu vestuario y está igual que cuando lo dejaste, e incluso está la misma gente, sientes como si volvieras atrás en el tiempo”.

  “Creo que el momento más surrealista fue cuando entramos al apartamento de Carrie,” comenta Sarah Jessica Parker. “Porque había sido rehecho de una manera virtualmente idéntica. Creo que a eso lo llaman arqueología forense, como cuando se quema una casa y la quieres volver a construir. Fue pensar: `esto es maravilloso y extraño a la vez´”.

  “Sarah Jessica había guardado muchas cosas y que Dios la bendiga por eso,” comenta el diseñador de producción Jeremy Conway, cuya tarea fue reconstruir el apartamento donde transcurrieron muchos momentos memorables de la historia. Sin embargo, faltaba una pieza muy significativa del set original. Cuando terminó la serie, el escritorio de Carrie fue donado al Instituto Smithsonian en Washington D.C. Aún cuando el diseñador sabía exactamente donde se encontraba el escritorio, para el Smithsonian no era algo normal el devolver algo que le había sido donado.

  “Sarah Jessica logró llegar a ellos y convencerlos de que a lo mejor podríamos utilizar su escritorio solo por un tiempo, mientras estábamos filmando el proyecto, y eso funcionó realmente muy bien," explica Conway. Los objetos del apartamento de Carrie que no pudimos hallar fueron trabajosamente recreados para la película, al igual que el elegante apartamento de Charlotte en Park Avenue.

  “Tuve realmente mucha suerte al poder contar con gran parte de mi equipo original nuevamente,” dice Conway. “Fue realmente muy interesante porque a medida que se iban incorporando los miembros del equipo que habían trabajado en la serie, se acordaban de cosas, como pequeños detalles, que hubiésemos pasado de alto de otra manera.

  Pero de nuevo, Conway estaba consciente del hecho que habían transcurrido cuatro años en las vidas de nuestros personajes desde que él diseñara los sets. “Todo era algo más adulto para las chicas,” describe. “Y nos concentramos bastante más en los materiales: bellísimos papeles pintados y telas, y el tipo de detalles y de texturas que esperarías ver”.

  “El sentido de estilo que tiene Jeremy, sus líneas limpias: él es increíblemente elegante y chic, y hay una cualidad hiper-realista en su sentido del estilo,” afirma el Productor John Melfi. “Jeremy tiene una fantástica manera de navegar la línea entre la elegancia sofisticada de la manera en que a todos nos gustaría vivir, y lo que resulta accesible”.

  “Jeremy ha hecho un trabajo magnífico,” agrega Sarah Jessica Parker. “Yo creo que este es su mejor trabajo de todos”.

  A lo largo del curso de la historia, Conway no solo hizo los hogares de Carrie, Charlotte y Miranda, sino que también creó nuevos ambientes para Samantha, el Sr. Big y otros más. “Algunas veces Michael Patrick King comparaba esto con un dulce de pastelería o un helado de crema,” dice Conway sobre el look de la película. “El decía, la gente va a ver esta película y sabrán más acerca de la moda y sobre lo que Pat Field va a hacer, y yo quiero que ocurra lo mismo para cualquiera que esté interesado en la arquitectura y el diseño de interiores’”.

  Otra pieza clave dentro de la creación del impresionante look de la película es el cineasta John Thomas, quien también fue responsable de mucha de la fotografía para la serie de Sexo en Nueva York, incluyendo los episodios en París, durante la temporada de la serie. “Yo creo que es el mejor trabajo de su carrera,” dice Parker. “Es increíble el trabajo que ha estado haciendo”.

  “El trabajo de John Thomas en la película es realmente hermoso,” comenta Michael Patrick King. “La iluminación es fantástica y es estupendo trabajar con él.” De hecho, el talento de Thomas se equiparó con su sencillez en el escenario, algo que todos pudimos disfrutar.

  El gran respeto de los actores por su director también contribuyó al buen ambiente dentro del set. “Michael siempre nos apoya y es muy afectuoso,” dice Cynthia Nixon. “Siempre nos envía sus buenas vibraciones todo el tiempo”.

  “Michael Patrick nos hacía reír todos los días,” agrega Kristin Davis, quien quedó sorprendida por la dedicación del director a este proyecto. “Tiene la extraña habilidad de ser todos los personajes al mismo tiempo,” comenta. “Algunas veces venía a dirigir una escena de la película y estaba totalmente emocionado. Es tan adorable. La había escrito y realmente podía vivirla”.

  “Si esta película tiene éxito, será por la intensa pasión que ha puesto en hacerlo todo bien,” agrega Sarah Jessica Parker sobre King. “Realmente es muy inspirador”.

  “Yo puedo decir que realmente es muy divertido dirigir una película como esta por la gente con la que tuve la oportunidad de trabajar,” explica King. “Son todos unos genios. Todas las actrices son fantásticas, los actores son fantásticos, los diseñadores son fantásticos. Entonces para mí, esto fue lo mismo que para un niño estar en una tienda de caramelos”.

  King espera que el público que vaya a ver Sexo en Nueva York tenga también una experiencia placentera. “Siempre pensé que la serie era como una montaña rusa," agrega. “Y yo creo que la película es como una gran montaña rusa, con altos y bajos y giros".

  King también espera que el público que vaya a ver Sexo en Nueva York encuentre en la película no sólo aquello que les gustó de la serie, sino también mucho más. “Cuando vas al cine, lo que quieres es aprender algo acerca de la vida, reír acerca de la vida, o llorar por la vida,” dice King. “Y con un poco de suerte, con la película podrás reír y también llorar”.


Imágenes y notas de cómo se hizo "Sexo en Nueva York: La película" - Copyright © 2008 New Line Cinema, Home Box Office y Darren Star Productions. Fotos por Craig Blankenhorn. Distribuida en España por TriPictures. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Sexo en Nueva York"
Añade "Sexo en Nueva York" a tus películas favoritas
Opina sobre "Sexo en Nueva York" en nuestro blog
Recomienda "Sexo en Nueva York" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

La boda de mi novia (Made of honor)     Como locos... a por el oro (Fool's gold)     27 vestidos (27 dresses)     Mi novio es un ladrón (My mom's new boyfriend)     Definitivamente, quizás (Definitely, maybe)


::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2008 LaButaca.net. Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | críticas | cartelera | preestrenos | top10 | noticias | opinión | DVD | carteles
de compras |
sorteos | videojuegos | BSO | clásicos | enlaces | archivo | suscripción
quiénes somos | contacto | publicidad