Estrenos en la cartelera de cine

 

LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

 


Fotos ampliables

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


Fotos ampliables

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto
 

 
 
 


 

APUNTA  TU CORREO

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Noticias | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


EL INCIDENTE
(The happening)


cartel

ampliar cartel    ampliar cartel    ampliar cartel

Dirección y guión: M. Night Shyamalan.
País:
USA.
Año: 2008.
Género: Drama, thriller.
Interpretación: Mark Wahlberg (Elliot Moore), Zooey Deschanel (Alma Moore), John Leguizamo (Julian), Betty Buckley (Sra. Jones).
Producción: Sam Mercer, Barry Mendel y M. Night Shyamalan.
Música: James Newton Howard.
Fotografía:
Tak Fujimoto.
Montaje: Conrad Buff.
Diseño de producción: Jeannine Oppewall.
Vestuario: Betsy Heimann.
Estreno en USA: 13 Junio 2008.
Estreno en España: 13 Junio 2008.

CÓMO SE HIZO "EL INCIDENTE"
Notas de producción © 2008 Hispano Foxfilm

1. El proyecto

  El guionista y director M. Night Shyamalan se ha convertido en uno de los más preeminentes narradores de historias contemporáneos, con una sucesión de exitosas películas multidimensionales que presentan su singular mezcla de suspense, drama, humor y la emoción más sentida. Desde que hiciera su debut en la gran pantalla con su sonada historia sobrenatural de El sexto sentido, ha continuado elaborando una serie de absorbentes filmes modernos que exploran provocadores misterios humanos, habiendo recibido grandes elogios por parte de la crítica y obtenido grandes éxitos de taquilla con ellos. Ahora, con EL INCIDENTE, Shyamalan retorna a sus raíces con un thriller intenso, esencial y agobiante; una historia de hecatombe, de angustiosa huida y de la Naturaleza en conflicto mortal con la Humanidad. En su esencia, la historia es quizás la más inmediata y directa de todas las que ha realizado, pues se limita a seguir el camino de tres personas –un hombre, una mujer y una niña– mientras huyen de una catástrofe sin nombre ni cara. Incluso en esos primeros momentos de inspiración, antes de que se escribiera ni una sola palabra, Shyamalan sabía ya que quería dale un estilo muy concreto a la película. “Tenía muy claro que quería que la película fuese electrizante, dinámica e inmaculada”, señala. El primer borrador del guión de Shyamalan era ya de por sí bastante intenso, pero cuando Twentieth Century Fox se unió al proyecto, el estudio le planteó a Shyamalan que podía llevar aún más lejos la historia, que podía hacer que se acercara a un filme clasificado R y llevarla a un extremo de tensión y terror al que hasta entonces nunca se había aventurado. Shyamalan se quedó sorprendido, pero al mismo tiempo se sintió muy complacido con esa sugerencia de poder dejar volar su imaginación aún mucho más lejos. “Cuando lo pensé, me di cuenta de que era realmente la forma de construir esta historia, porque es ya una historia de tabúes. Quiero decir, si se hubiera tratado de hacer de EL EXORCISTA una película para mayores de trece años, habría sido algo muy difícil de imaginar”, comenta.

 

  El productor Barry Mendel lo cuenta así: “La gran idea de la película fue siempre llevar más allá el género de Night, y Fox sólo nos dijo que no había límites, que había que arremangarse y hacerlo, y eso fue lo que nosotros hicimos. El productor Sam Mercer añade: “EL INCIDENTE lleva muchos elementos emocionales y sobrenaturales típicos de las películas de Night a un nuevo nivel. Y esta historia plantea una cuestión aún más intrigante: ¿Han ido los seres humanos demasiado lejos?”

  Shyamalan ideó dar un giro contemporáneo a los thriller paranoicos de la Guerra Fría de los años cincuenta y sesenta; películas que entretenían y hacían crecer la ansiedad con una aterradora sensación de muerte inminente y que más aún, bajo su turbulenta superficie, cuestionaban de manera sutil la cordura del camino que estaba tomando la sociedad moderna. Desde los vengativos cuervos de la película de Alfred Hitchcock, Los pájaros, al monstruo creado por las explosiones atómicas de Godzilla, pasando por los agresivos y suplantadores extraterrestres del filme de Don Sigel, La invasión de los ladrones de cuerpos, muchas de estas historias clásicas de suspense funcionaban como películas de terror, aunque también dejaban en los espectadores la idea de que podría existir un heroico nuevo mundo en el que la Tierra siguiera adelante sin que hubiera ya quizás presencia humana.

  Shyamalan sabía que, como en todas esas películas, la fuerza impulsora de EL INCIDENTE iba a ser una sensación de miedo e incertidumbre siempre omnipresente. Pero fue un paso más allá para poner de relieve la más impensable clase de desaparición para la raza humana. “Creo que lo realmente aterrador de EL INCIDENTE es que la gente empieza a comportarse de manera diametralmente opuesta a como se supone que lo haría. Los comportamientos inexplicables son siempre muy perturbadores y hay un comportamiento contra natura en esta historia.”, explica. “Después de todo, la única cosa que hace a una especie seguir adelante es el instinto de estar lo más lejos posible de las cosas dañinas, para protegernos a nosotros mismos y a los demás. Pero ¿qué sucede si ese instinto desaparece? Las cosas se ponen realmente feas muy, muy rápidamente”.

  El guionista y director apretó aún más las tuercas al misterio de la historia alejándose de cualquier explicación detallada y convincente de las causas por las que se produce “EL INCIDENTE”, limitándose únicamente a insinuar que un colapso medioambiental ha afectado gravemente a la mente humana. “La película hace un examen consciente pero sólo en cierto sentido; creo que los espectadores pondrán las respuestas y que no necesitábamos decir al cien por cien lo que va a pasar en la película”, comenta. “Hay personajes que hablan de lo que realmente pasa, pero éstos se ven desmentidos y cuestionados por otras personas. Con todo, creo que la responsabilidad humana en lo que está pasando se ve mucho en la película, así como la idea de que se está en el día del juicio final”.

  Shyamalan disfrutó del efecto liberador de romper con algo por lo que se ha hecho archifamoso: los finales tramposos, con truco. Siempre vio EL INCIDENTE transcurriendo en sólo treinta y seis horas, subiendo desde los primeros atisbos del desastre hasta el singular clímax, sin ningún rodeo, logrando de este modo dejar a los espectadores sin respiración. “El género catastrófico del fin del mundo me reportaba una sensación agradable porque, si escribo algo que parece como si fuera una partida de ajedrez con la audiencia, ellos esperarán que lo haga aunque en realidad no sea así.”, se ríe “Pero a veces una historia es sólo una historia. En el caso de EL INCIDENTE se trata de una familia tratando de sobrevivir y aprendiendo a quererse los unos a los otros y eso era lo que más me atraía de todo. Mi objetivo era hacer una película vertiginosa con la que te entrara la paranoia por determinadas cosas que ocurren en el mundo y que nunca antes se te habían pasado por la cabeza”.

  Aunque EL INCIDENTE es en cierto modo un nuevo camino para Shyamalan, al igual que sus otros filmes el Apocalipsis a gran escala de la historia también se convertía en una forma de explorar, a un nivel muy íntimo, a dos personas en medio de una crisis personal. En el corazón de la historia se encuentra una pareja (formada por el profesor de ciencias Elliot y la terapeuta Alma) que incluso en un mundo que se está cayendo a pedazos y desmoronando a su alrededor están lidiando con cuestiones como el cuidado y la protección mutuos en su vida doméstica.

  “Para mí, las ideas del argumento son siempre catalíticos para que los personajes conversen sobre la fe, sobre el amor, la vida humana y se revelen espiritual y emocionalmente”, comenta Shyamalan. “La relación de Elliot y Alma dice mucho sobre la forma en la que funciona el amor, sobre cómo somos en una relación, sobre lo que significa en una relación ser el que conquista o el conquistado, y sobre lo que decimos al otro cuando pensamos que estamos manteniendo nuestra última conversación. Lo que me interesaba de Elliot es que tiene una gran confianza en que su mujer se salvará”.

  Inesperadamente, a medida que se suceden los acontecimientos, Elliot y Alma se ven formando un nuevo núcleo familiar, uno que nace en unos momentos terribles pero que, pese a ello, está imbuido de una vacilante sensación de esperanza que les da la suficiente luz para continuar adelante en medio de tanta oscuridad que se cierne sobre ellos. “Espero que la nueva familia que ellos crean sirva como una metáfora para la humanidad, para nuestra capacidad de ser positivos, de tener esperanza y seguir adelante y, al mismo tiempo, espero que la película te deje la sensación de que quizás no tengamos esa oportunidad si no empezamos ya a cambiar algunas cosas”, concluye Shyamalan.

2. Los personajes >>


Imágenes y notas de cómo se hizo "El incidente" - Copyright © 2008 20th Century Fox, UTV Motion Pictures, Spyglass Entertainment y Blinding Edge Pictures. Distribuida en España por Hispano Foxfilm. Fotos por Zade Rosenthal. Todos los derechos reservados.

Página principal de "El incidente"
Añade "El incidente" a tus películas favoritas
Recomienda "El incidente" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Rastro oculto (Untraceable)     Despierto (Awake)     10.000 (10,000 B.C.)     Monstruoso (Cloverfield)     La criatura perfecta (Perfect creature)


::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2008 LaButaca.net. Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | críticas | cartelera | preestrenos | top10 | noticias | opinión | DVD | carteles
de compras |
sorteos | videojuegos | BSO | clásicos | enlaces | archivo | suscripción
quiénes somos | contacto | publicidad