Estrenos en la cartelera de cine

 

LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

 


Fotos ampliables

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


Fotos ampliables

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Más fotos (13)

 
 
 


 

APUNTA  TU CORREO

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Noticias | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


SUPERAGENTE 86 DE PELÍCULA
(Get Smart)


cartel

ampliar cartel  ampliar cartel  ampliar cartel  ampliar cartel

Dirección: Peter Segal.
País:
USA.
Año: 2008.
Duración: 110 min.
Género: Comedia, acción.
Interpretación: Steve Carell (Maxwell Smart), Anne Hathaway (Agente 99), Dwayne Johnson (Agente 23), Alan Arkin (el Jefe), Terence Stamp (Siegfried), James Caan.
Guión: Tom J. Astle y Matt Ember; basado en los personajes creados por Mel Brooks y Buck Henry.
Producción: Andrew Lazar, Charles Roven, Alex Gartner y Michael Ewing.
Música: Trevor Rabin.
Fotografía:
Dean Semler.
Montaje: Richard Pearson.
Diseño de producción: Wynn Thomas.
Vestuario: Deborah Scott.
Estreno en USA: 20 Junio 2008.
Estreno en España: 25 Julio 2008.

CÓMO SE HIZO "SUPERAGENTE 86 DE PELÍCULA"
Notas de producción © 2008 Warner Bros. Pictures

1. El proyecto

  El director Peter Segal enfocó Super Agente 86 como cineasta y como fan. “Se trataba de un programa icono de la década de los 60, un auténtico clásico y uno de mis favoritos”, afirma. “Me encantaba. Era inteligente, irreverente y divertidísimo”. El productor Charles Roven señala: “no queríamos recrearlo, sino hacerlo más contemporáneo, para que funcionase en nuestra época con una moderna perspectiva y secuencias de acción que no sirven sólo para intercalarlas con las risas, sino que son dignas de cualquier thriller. Queríamos acercar este mundo de súper espías a una nueva era, con el alcance y la grandeza que verdaderamente se merece en la gran pantalla”. Segal descubrió que, simplemente con imaginarse a los personajes conocidos y a otros nuevos en situaciones actuales dignas de aparecer en los titulares, se le ocurrían miles de ideas y chistes, inspirados por el mismo humor inteligente que hacía de la serie (creada por los inconformistas Mel Brooks y Buck Henry) algo tan memorable.

 

  “Nuestro objetivo era adoptar el espíritu de lo que Mel y Buck crearon y acercarlo a una nueva generación. La película rinde homenaje a los pilares de la serie: su irreverencia, sátira política y algunas de las frases que forman parte de nuestra cultura”, señala Segal, “pero con una historia fresca, un estilo y un punto de vista de 2008 y su propia energía. La idea era realizar una película que ofrezca lo mismo tanto a los nuevos espectadores como a los antiguos fans y, además, hacerla muy divertida, por lo que no importa si conocen la historia o no”. El productor Alex Gartner atribuye a Segal la “habilidad de mezclar la comedia inteligente con la acción seria, ninguna de las cuales es sencilla y desde luego, son difícilmente combinables, pero es algo en lo que Peter destaca y queríamos que fuera él quien dirigiese la película. Hay una gran cantidad de humor físico, pero interpretado con un trasfondo realista”. Steve Carell, que da vida a Maxwell Smart y es uno de los productores ejecutivos, lo resume de la siguiente manera: “diría que es un 80% comedia, 20% acción, 15% emoción, 35% amor, 10% aventura y posiblemente menos del 1% de terror. Súmalo y obtendrás más que el 100%, que es más de lo que se espera de cualquier película realmente.

  Lógicamente, el productor Andrew Lazar indica: “Steve Carell como Max es la parte más importante del puzzle a la hora de ensamblar este proyecto. Su implicación desencadenó todo, y sus ideas sobre cómo rodar el personaje fomentaron toda la obra.” “Lo que más me atrajo del proyecto fue Steve”, reconoce Segal, quien confió en la fuerza del casting de Carell incluso antes de ver un guión. “Para mí no había nadie más que pudiera hacer justicia a ese personaje, y si no contábamos con el Max correcto, no merecía la pena que hiciésemos nada”.

  “Pudimos adaptar los guiones al inmenso talento para la comedia de Steve, lo que nos dio libertad para llevarlo a lugares a los que otras personas no podrían haber ido”, indica el productor Michael Ewing. “Junto con los escritores Tom Astle y Matt Ember, Peter y Steve trabajaron para desarrollar el personaje y algunos de los puntos del argumento. Aportando una riqueza de experiencia en la improvisación perfeccionado durando su época de trabajo con la famosa compañía teatral Second City, Carell a menudo bombardeaba con sus ideas a los cineastas y al resto de actores, ofreciendo chistes y ángulos alternativos de una escena.

  Para conseguir que fuera una producción del siglo XXI, Segal y los productores decidieron primero llevar El Superagente 86 un paso atrás. Citando otro de los recientes esfuerzos de producción de Roven, el exitazo de 2005 Batman begins, Segal indica: “Me gustó la forma en que la película reinventó la franquicia de Batman relatando una historia de una forma novedosa hasta la fecha. Con eso en mente, comenzamos desde el principio y mostramos cómo Maxwell Smart se convirtió en agente, cómo conoció a 99, y su primer encuentro con Siegfried, el villano de KAOS. Todos esos elementos ya estaban en su lugar cuando comenzó la serie.

  “A partir de este punto, es el Max que muchos de nosotros conocemos y queremos, pero este proyecto nos dice cómo llegó hasta aquí. Es una fantástica presentación para los nuevos espectadores y ofrece a los fans lo que quieren, además de recordarles a su agente secreto favorito”, afirma el guionista Tom J. Astle.

  En el momento en el que comienza la película, vemos que Max está trabajando duro descifrando unas sospechosas conversaciones internacionales de cintas de vigilancia y preparando extensos informes para sus colegas de CONTROL. Es una analista tan valioso que su jefe se lamenta por no poder ofrecerle lo que más desea Max en la vida y para lo que se ha formado tan diligentemente: ser un agente de campo. Carell apunta: “Max es increíblemente serio y se dedica plenamente a su trabajo, pero ansía desesperadamente probarse a sí mismo sobre el terreno”.

  “En este aspecto, al igual que en el resto de sus comedias”, señala Segal, “Steve transmite una parte de humanidad al rodaje para que te compadezcas de él sinceramente. Su Max es un hombre que ve esta oportunidad como su último cartucho, y eso impulsa sus decisiones y la acción siguiente”.

  “Su fobia secreta, al igual que la de muchas personas, es que haya perdido su oportunidad, que nunca vaya a volver a presentársele”, añade el guionista Matt Ember. “Después, las circunstancias le catapultan repentinamente a la carrera de sus sueños. La vida le da una segunda oportunidad”.

  Cuando KAOS, el antiguo y permanente castigo de CONTROL, ataca la sede de la agencia y saca a la luz las identidades de sus espías clave, al Jefe no le queda otra opción que no sea ascender el cargo de Max a Agente 86 y confiarle el tipo de misión arriesgada que supondría un reto incluso para un veterano. A pesar de estar en las peores circunstancias posibles, Max está en éxtasis.

  “Obviamente tiene mucho que aprender y comete errores”, admite Lazar. “Pero igual de obvio es que tiene sus propios talentos, que se demuestran a medida que la acción se desarrolla, y soluciona los problemas de formas inesperadas que sorprenden incluso a su reacia compañera, la Agente 99. Max no sólo se ciñe a los manuales, sino que los conoce mejor que nadie”.

  Aun así, tal y como señala Roven, “aunque Max ha estudiado el manual de los agentes y pasado todas las pruebas, nunca ha estado en una situación en la que la gente estuviera, digamos, disparándole”.

  No hay periodo de adaptación, no hay curva de aprendizaje: tiene que aprender sobre la marcha. Literalmente. Por defecto, Max tiene como compañera, a la Agente 99, la única súper espía de CONTROL cuya identidad no se ha revelado en la reciente incursión. Anne Hathaway, que encarna al personaje, señala: “99 está decepcionada, como poco, por trabajar con un novato, y todo lo que éste hace en los primeros cinco minutos de su reunión no hace sino confirmar sus peores miedos. Por lo tanto, Max no sólo tiene que demostrarle a su jefe lo que vale, también tiene que demostrar que puede trabajar con esta mujer de voluntad férrea que obviamente, va a ser muy dura con él.

  Segal afirma que nunca se supuso que el agente secreto, tenaz aunque propenso a los accidentes, fuera un chapucero. “Más bien el humor nace del entusiasmo incondicional de Max, combinado con una lamentable falta de experiencia práctica”.

  “Pero se recupera rápido. Su mente está siempre trabajando y confía en que todo lo que hace está bien, incluso cuando a veces se tuerce”, añade el director.

  Este es el encanto de Maxwell Smart, según describe Leonard Stern, productor ejecutivo y escritor ganador de un Premio Emmy por la serie original, que tiene un cameo en la película como piloto desconcertado al que arrojan desde su avión en nombre de la seguridad nacional. “Apoyas a Max. Quieres que lo haga bien. Es indomable. Cada vez que se cae se levanta inmediatamente, ignorándolo, se sacude el polvo con aplomo y se enfrenta al problema de otra manera”.

  “Cuando veía el programa tenía la sensación de que Maxwell Smart no era ningún tonto”, indica Carell como antiguo fan. “Lo veía como un tipo con recursos, capaz y con principios, que ansiaba pelear. No siempre tomaba el camino que otros tomarían, pero aun así, incluso si chocaba con la intuición, se las arreglaba para salir a flote”.

  Representando a Max como un agente recién titulado cuyas habilidades no se han comprobado, Carell comienza desde un lugar diferente al de la estrella de la serie, Don Adams, de quien dice: “Don era un elemento distintivo, no existía una forma realista de recrear su enfoque y decadencia, y no quería hacerlo impersonal. En lugar de eso, quería aprovechar la esencia del personaje y la rica plantilla de la serie de antaño, y, sin abandonar nada de eso, crear algo nuevo y fresco de manera que homenajeara al original pero que se valiera por sí mismo”.

  En relación a CONTROL, la agencia secreta a la que Max ha dedicado su vida, y KAOS, el grupo al que ha jurado destruir, parte de la mística de El Superagente 86 reside en su representación de la batalla entre estas agencias de espías rivales cuya existencia es desconocida, excepto para las esferas más altas del gobierno.

  “CONTROL fue concebida como una agencia de espionaje secreto estadounidense, centrada únicamente en derrotar a KAOS, una organización internacional dedicada a hacer todo lo posible para crear el caos”, explica Ewing. “Ambas son fuerzas opuestas que, en el sentido más amplio, representan el bien y el mal.” Y, en ese sentido “El Superagente 86”, representa una multitud de oportunidades para hacer comedia.

  En un mundo definido por CONTROL y KAOS, nunca se sabe si un bolígrafo es un mero bolígrafo o una pistola de dardos. Las cabinas de teléfonos se convierten en ascensores. Hay contraseñas enrevesadas y códigos secretos, mecanismos fantásticos que desconcertarían a James Bond y agentes clandestinos que aparecen cuando y donde menos se espera.

  “El programa se retransmitió durante la Guerra Fría y la guerra de Vietnam, y reflejaba algunas de las preocupaciones de la época. Asimismo, nos inspiramos en los titulares de hoy día”, afirma Segal, haciendo referencia al conocimiento público dominante de los sucesos clandestinos ocurridos en todo el mundo. “Con la CIA, el FBI, la Seguridad Nacional y posiblemente más de cien agencias similares operando sólo en los Estados Unidos, la idea de que puedan existir organizaciones clandestinas como CONTROL y KAOS no parece tan descabellada. Aún ocurren muchas cosas en la política que se pueden satirizar y ridiculizar”.

  “En otras palabras, desde que hace unos cuarenta años se retransmitiera El Superagente 86 en una atmósfera de tensión y sospechas internacionales, no se han producido muchos cambios”, bromea Stern. Claramente, necesitamos a Maxwell Smart más que nunca.

2. El reparto >>


Imágenes y notas de cómo se hizo "Superagente 86 de película" - Copyright © 2008 Warner Bros. Pictures, Village Roadshow Pictures, Mosaic Media Group, Mad Chance y Callahan Filmworks. Fotos por Tracy Bennett y Tony Rivetti Jr. Distribuida en España por Warner Bros. Pictures International Spain. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Superagente 86 de película"
Añade "Superagente 86 de película" a tus favoritas
Recomienda "Superagente 86 de película" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Casi 300 (Meet the Spartans)     Papá por sorpresa (The game plan)     Astérix en los Juegos Olímpicos (Astérix aux Jeux Olympiques)     OSS 117: El Cairo, nido de espías (OSS 117: Le Caire, nid d'espions)     Mortadelo y Filemón. Misión: Salvar la Tierra


::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2008 LaButaca.net. Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | críticas | cartelera | preestrenos | top10 | noticias | opinión | DVD | carteles
de compras |
sorteos | videojuegos | BSO | clásicos | enlaces | archivo | suscripción
quiénes somos | contacto | publicidad