Estrenos en la cartelera de cine

 

LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

 


Fotos ampliables

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Más fotos (17)

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Noticias | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


AUSTRALIA


cartel
Dirección: Baz Luhrmann.
Países:
USA y Australia.
Año: 2008.
Duración: 155 min.
Género: Drama, aventuras, bélico.
Interpretación: Nicole Kidman (lady Sarah Ashley), Hugh Jackman (Drover), David Wenham (Neil Fletcher), Bryan Brown (King Carney), Jack Thompson (Kipling Flynn), David Gulpilil (rey George), Brandon Walters (Nullah).
Guión: Baz Luhrmann, Stuart Beattie, Ronald Harwood y Richard Flanagan; basado en un argumento de Baz Luhrmann.
Producción: Baz Luhrmann, G. Mac Brown y Catherine Knapman.
Música: David Hirschfelder.
Fotografía:
Mandy Walker.
Montaje: Dody Dorn y Michael McCusker.
Diseño de producción: Catherine Martin.
Vestuario: Catherine Martin.
Estreno en USA: 26 Nov. 2008.
Estreno en España: 25 Diciembre 2008.

CÓMO SE HIZO "AUSTRALIA"
Notas de producción © 2008 Hispano Foxfilm

2. El diseño

  La fotografía principal de AUSTRALIA comenzó el 30 de abril de 2007 en Strickland House, sita en Vaucluse (Nueva Gales del Sur). Luego la producción se trasladó a las costas de Bowen (Queensland), donde la diseñadora de producción y vestuario, Catherine Martin, y su departamento artístico, encabezado por el director de supervisión artística Ian Gracie y la directora artística Karen Murphy, construyeron uno de los dos inmensos decorados de exteriores: el Darwin de los años treinta, un floreciente puesto avanzado tropical de Australia Septentrional, al que llega Lady Sarah Ashley y donde comienza su tumultuoso viaje a través del Interior. “Bowen era el lugar ideal porque encontramos dos enormes parcelas desocupadas situadas en el paseo marítimo junto al muelle y, por algún golpe de suerte, el muelle de Darwin y el de Bowen miran en la misma dirección, por lo que pudimos lograr una iluminación idéntica en ambos exteriores”, dice Martin. El decorado, de más de dos hectáreas, construido en diez semanas, incluía un pub de dos pisos, un barrio chino, postes telegráficos y farolas de la época, calles de tierra y una extensa redecoración de los edificios existentes para cerciorarse de que estas estructuras no desentonaran con los elementos fabricados. “Al principio, nos pareció un reto que Darwin esté en una escarpadura mientras que nuestro decorado de Bowen se alza en terreno llano”, asegura Martin. “Sin embargo, esto nos permitió condensar todos los componente de Darwin en una zona geográfica más reducida, y seguir transmitiendo un sentido de la escala, la profundidad y el ambiente cuando dimos vida a la ciudad”. El rodaje en Bowen finalizó el 28 de junio y la producción emprendió el camino del ‘Extremo Superior’, la parte más al norte del Territorio Septentrional, para rodar en el mismo Darwin. Luhrmann utilizó las singulares mareas que se dan a lo largo de la zona de muelles para filmar escenas de la llegada de Sarah a Darwin, así como secuencias de acción que se desarrollan en el periodo que sigue al devastador ataque de los bombarderos japoneses contra la ciudad.

 

  Después de trasladarse a Sydney para unas pocas semanas de rodaje en los platós de sonido de los Estudios Fox de Australia, la compañía tomó el camino de la remota región de Kimberley Oriental, en Australia Occidental, estableciendo el cuartel general de la producción en Kununurra. Se crearon vías de acceso y se nivelaron caminos rurales para que los enormes contenedores de materiales y suministros pudieran llegar en camiones a Carlton Hill, un lugar aislado a 60 kilómetros de Kununurra, donde Martin y su equipo construyeron Faraway Downs, la destartalada casa de Sarah situada en un rancho ganadero que se extiende de forma desordenada en el medio de una inmensa e inhóspita tierra salvaje.

  Luhrmann, Martin y la directora de fotografía Mandy Walker emplearon una combinación de tecnología digital y extensos reconocimientos en busca de exteriores en Carlton Hill para crear la perfecta relación entre la casa y el decorado, el paisaje y la luz. Así lo explica Martin: “Después de haber hallado los exteriores, hicimos un escáner del entorno y luego construimos un modelo digital de la casa, que llevamos de un lugar a otro hasta que hallamos el sitio perfecto. Sin embargo, esto no redujo la necesidad de prolongados reconocimientos de los auténticos exteriores, donde Baz midió en pasos cada escena para cerciorarse de que las distancias que los actores tenían que cubrir eran absolutamente correctas. También había un enorme baobab en la parte delantera de la hacienda, que es un elemento clave de la composición. Empleamos mucho tiempo espaciándolo para determinar cuán grande debería ser el árbol y a qué distancia de la casa debería situarse”.

  A Martin le entusiasmó el reto de dar vida a la visión que Luhrmann tenía de Faraway Downs. “Me encantó trabajar con el decorador de platós Beverley Dunn y nuestro equipo para lograr los grandes cambios de textura que la hacienda sufre, desde el ruinoso estado en que la vemos al principio, hasta el oasis verde en que acaba transformándose”, explica. “La casa tenía que ser un personaje en ambas encarnaciones. Lograr esta transformación era logísticamente difícil pero, al cabo, resultó muy satisfactorio”.

  Para recalcar esta transición, Walker dotó las escenas de la llegada inicial de Sarah a Faraway Downs de tonos oscuros y de un rojo grisáceo, pasando a continuación a darle un aspecto blanco, ligero y espacioso a medida que el entorno cambia en concierto con la transformación de Sarah.

  Para inspirarse, los realizadores estudiaron fotografías de época en color que databan de los años treinta y cuarenta mientras colaboraban en la elaboración de la paleta general de colores de “Australia”. “Queríamos crear el ambiente de la época, propio de un lienzo de colores ligeramente no saturados que contuviera explosiones de color”, afirma Martin. “El entorno en el que estábamos rodando nos ayudó enormemente en este proceso, porque la tierra del suelo acabó cubriéndolo todo. La naturaleza nos ayudó a formar un fondo de tonos apagados del que brotan todos estos colores”.

  Walker y su equipo fueron los responsables de reproducir los majestuosos colores y texturas del paisaje en los platós de sonido donde Luhrmann pudiera filmar la cobertura de escenas exteriores en un ambiente más controlado. “A esto le llamamos el ‘Método de realización de Lucas y Lean’”, explica Walker. “Baz rodaba estas espectaculares tomas amplias, propias de David Lean, en los exteriores; a continuación, regresaba al plató y realizaba la parte de ‘George Lucas’, rodando el resto de la escena teniendo como fondo una telón o un plató azules. Necesitábamos tomar lo rodado en el exterior, ajustarlo y luego combinar perfectamente ambas partes. Esto nos planteaba un enorme reto porque los colores del paisaje de Australia Septentrional son únicos. Por lo que era todo un halago contemplar el metraje y que la gente no pudiera ver la diferencia entre lo rodado en exteriores y lo realizado en el plató”.

  Hugh Jackman disfrutó con el proceso de colaboración, que evolucionó partiendo del estilo de rodaje de Luhrmann, en el que los actores podían rodar primeros planos para una escena tres meses después de haber rodado en los exteriores las tomas amplias que los complementaban. “Es muy parecido al trabajo en el teatro porque la escena permanece contigo, y tú sigues pensando en ella y discutiéndola con Baz, y, así, está en constante desarrollo”, observa Jackman. “A muchos directores les asusta mucho que las cosas se desarrollen, que se pierdan en los ensayos y que nunca las tomen en película. Baz es justamente lo contrario. Le encanta la odisea del descubrimiento. Nunca le da miedo que por haber logrado algo mágico en la primera toma, esa magia vaya a perderse en la segunda. Es una gran alegría trabajar con él porque el arte del actor consiste en seguir explorando, en seguir buscando la magia, y Baz tiene un asombroso talento oculto para hallar magia más a menudo que la mayoría”.

  Martin y su equipo de vestuario, encabezado por la directora de guardarropa Eliza Godman, se enfrentaron a la colosal tarea de crear casi 2.000 trajes para la película –algo de unas dimensiones cuatro veces superiores a las de su trabajo en “Moulin Rouge!” (Como las ropas del periodo de los años treinta resultaron demasiado pequeñas para que las pudieran llevar los actores contemporáneos, el departamento de vestuario tuvo que diseñar y confeccionar 60 trajes de etiqueta y de noche para una sola escena).

  “Lo que resulta interesante acerca del enfoque de Baz sobre el vestuario, es que él se concentra tanto en la textura de los trajes de los personajes del fondo como en el guardarropa de Nicole y Hugh”, explica Martin. “No queda satisfecho con extras genéricos. Cada papel de cada escena necesita una apariencia específica”.

  Martin diseñó un amplio guardarropa para Lady Sarah Ashley que refleja la transformación personal que experimenta a medida que avanza el relato. “Sarah es una mujer muy independiente, capaz y moderna, y ese espíritu queda expresado en su ropa”, asegura Martin. “Lleva pantalones, algo muy vanguardista, conforme al espíritu de mujeres progresistas de los años treinta como Katherine Hepburn y Carole Lombard”.

  Aunque innovadora en la moda, Sarah es muy rígida y autocontrolada. “Baz tenía opiniones muy firmes acerca del visible carácter inglés que quería para Sarah al comienzo de la película”, explica Martin. “Llega en el hidroavión luciendo un conjunto náutico azul y blanco, que habría sido más indicado para la Riviera que para el Darwin de los años treinta. Cuando viaja a Faraway Downs, lleva un salacot y una red de gasa como si estuviera de safari en África. La idea era mantenerla tensa y comedida. Cada vez que la vemos, la rodea un sentido de la formalidad y de la ocasión”.

  “Cuando se ve atrapada en una estampida de ganado y pierde toda su vestimenta, pierde también todas sus pretensiones. Toma la decisión de optar por la supervivencia antes que por la apariencia y, arreando 1.500 cabezas de ganado a través del duro terreno, se transforma en una mujer muy diferente. Después de la estampida, conservamos las características de su guardarropa del inicio de la película, pero lo simplificamos para hacerlo más real a medida que avanza el relato”.

  “Me puse en manos de Catherine y me fié de ella por completo”, dice Nicole Kidman. “Ya ha ganado un Premio de la Academia, pero merece ganar muchos más porque hay poca gente en esta industria con tanto talento como ella”.

  Martin se dirigió al legendario zapatero Ferragamo para que colaborase en el diseño de los zapatos de Sarah. “Ferragamo es sinónimo de fama y moda de los años treinta, y de revolución de determinadas técnicas de diseño y fabricación”, afirma. “Uno de los rasgos por excelencia de Ferragamo es su confianza a la hora de mezclar materiales exóticos con tejidos más lujosos. La exhibición de este rasgo y el uso de materiales como el tafilete es un maravilloso complemento del exotismo de Australia Septentrional durante este periodo”.

  Martin creó los complementos del guardarropa de Sarah mediante pendientes de perlas en forma de lágrima expresamente elaborados por Paspaley, el primer proveedor australiano de perlas de los mares del Sur de la época. El diseñador de joyas de diamantes Stefano Canturi creó un conjunto de joyas para el personaje, incluidos un prendedor de diamantes, anillos de compromiso y de boda, y pendientes de diamantes y coral. La renombrada firma de moda Prada, favorita de la realeza y la aristocracia de los años treinta, suministró el conjunto de maletas azul y blanco de Sarah.

  Para inspirarse a la hora de crear los diseños de vestuario del Arriero y de los 200 peones de la película, Martin examinó repetidamente los archivos de R.M. Williams (‘Confecciones para la Vida al Aire Libre’), una empresa fundada en 1932 y que es conocida por fabricar prendas tradicionales para el monte australiano.

  Después de haber decidido qué estilo de vestimenta era el adecuado para cada personaje de peón, Martin hizo que el departamento de vestuario de la película cortara los patrones y los modificase antes de entregárselos a los talleres de R.M. Williams, donde se fabricaron la mayoría de los prendas y las botas de los ganaderos. (Los estilos actuales de botas de R.M. Williams, así como todo tipo de calzado y artículos de cuero recuperados por la empresa para Martin, se utilizaron en la producción).

  La ropa de Hugh Jackman deriva del tradicional atuendo del ‘arriero’ australiano –una mezcla de piel de topo, camisas a cuadros y botas de R.M. Williams, rematada con un sombrero de monte Akubra.

  Jackman se entrenó durante un año en el estilo de cabalgar propio de ganaderos como el Arriero, que es famoso por ser un soberbio jinete. “Aunque había cabalgado antes, me costó unos nueve meses empezar a disfrutar con ello”, confiesa. “Cuesta un rato depositar tu confianza en ese caballo. Pero cuando el noble bruto lo siente, te corresponde y se establece una clase de relación verdaderamente hermosa. Aprender a montar ha sido una de las grandes alegrías del rodaje de la película. Ahora me he enviciado a perpetuidad”.

  Martin y compañía dedicaron un enorme esfuerzo a la investigación y creación del guardarropa de los personajes indígenas de la película. Según ella misma explica, “en la película, representamos a dos grupos indígenas distintos: un grupo de Kimberley, que son los propietarios tradicionales de la tierra en la que se ha construido Faraway Downs, y otro de Arnhem Land. Decidimos, previa consulta con la tribu Miriwoong, los verdaderos dueños tradicionales del auténtico rancho de Carlton Hill, representar a estos grupos como pertenecientes a Kimberley y a Arnhem Land sin distinciones, por más que las prácticas culturales de los grupos comprendidos en tan extensas regiones varíen enormemente”.

  “Cada personaje indígena tiene un vestuario que ha sido intensamente estudiado mediante entrevistas, asesoría de expertos e investigación fotográfica; en especial, las fotos de Donald Thompson y Baldwin Spencer que documentaron las vidas del pueblo indígena del Extremo Superior en los años treinta. También nos ayudó mucho la experta en adornos corporales indígenas, doctora Louise Hamby, Profesora Numeraria de Cursos Postdoctorales de la Escuela de Investigación de Humanidades de la Universidad Nacional Australiana, que también es una experta en las fotografías de Thompson. Pretendíamos poner en tela de juicio las opiniones estereotipadas de la gente sobre el aspecto de nuestros indígenas en los años treinta, y celebrar el arte y la belleza del atuendo tradicional de esa zona”.

  Después de haber rodado AUSTRALIA en cuatro estados y recorrido enormes distancias de un extremo a otro del continente, en los realizadores, el reparto y el equipo técnico nació una nueva apreciación del misterio y la magia del paisaje del país. “Durante los días pasados en Kimberley, estuvimos rodando en medio de una calorina y nos preguntábamos: ‘¿Seremos capaces de seguir?’”, recuerda Luhrmann. “Pero cada ocaso traía una transformación de la brutalidad en belleza. Cuando salen las estrellas y el aire se enfría, lo perdonas todo y todo se llena de una nueva vida. Como si estuvieras viviendo un sueño”.

  “He visto mucho más de este país durante el rodaje de esta película que en los 30 años que he vivido aquí”, sentencia Kidman, que nunca antes había visitado el Territorio Septentrional. “Aunque en ocasiones resultaba extremadamente difícil, estoy contenta de haber viajado a estos lugares y rodado allí. Sentir el aire y sentirse arrebatada por los elementos era algo exquisito y necesario”.

  “Sin duda te cambia”, coincide Jackman. “Me cambió a mí. Al igual que muchas personas, nací, me crié y he vivido la mayor parte de mi vida en la ciudad. Esta película nos brindó la ocasión de abrir nuestros ojos y nuestros corazones, y ver de verdad este asombroso país. Su diversidad. Su inmensidad. Cuanto más tiempo pases aquí, más te cala. Al mismo tiempo resulta poderoso y te da una lección de humildad”.


Imágenes y notas de cómo se hizo "Australia" - Copyright © 2008 20th Century Fox y Bazmark Productions. Distribuida en España por Hispano Foxfilm. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Australia"
Añade "Australia" a tus películas favoritas
Recomienda "Australia" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Sangre de mayo     Che: El argentino (The Argentine)     El Caballero Oscuro (The Dark Knight)     Posdata: Te quiero (P.S. I love you)     Cosas que perdimos en el fuego (Things we lost in the fire)


::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2008 LaButaca.net. Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | críticas | cartelera | preestrenos | top10 | noticias | opinión | DVD | carteles
de compras |
sorteos | videojuegos | BSO | clásicos | enlaces | archivo | suscripción
quiénes somos | contacto | publicidad