Estrenos en la cartelera de cine

 

LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

 


Fotos ampliables

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Más fotos (22)

 
 
 


Fotos ampliables

 
 
 
 

Más fotos (15)

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Noticias | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


HANNAH MONTANA: LA PELÍCULA
(Hannah Montana: The movie)


cartel
Dirección: Peter Chelsom.
País:
USA.
Año: 2009.
Duración: 102 min.
Género: Comedia, musical.
Interpretación: Miley Cyrus (Hannah Montana/Miley Stewart), Emily Osment (Lilly Truscott), Jason Earles (Jackson Stewart), Melora Hardin (Lorelai), Vanessa Williams (Vita), Billy Ray Cyrus (Robby Stewart), Peter Gunn (Oswald), Mitchell Musso (Oliver Oken), Lucas Till (Travis), Barry Bostwick (Sr. Bradley), Margo Martindale (Ruby).
Guión: Dan Berendsen; basado en los personajes creados por Michel Poryes, Rich Correll y Barry O'Brien.
Producción: Alfred Gough y Milles Millar.
Música: John Debney.
Fotografía:
David Hennings.
Montaje: David Moritz.
Diseño de producción: Caroline Hanania.
Vestuario: Christopher Lawrence.
Estreno en USA: 10 Abril 2009.
Estreno en España: 8 Mayo 2009.

CÓMO SE HIZO "HANNAH MONTANA: LA PELÍCULA"
Notas de producción © 2009 Walt Disney

1. El proyecto

  “Miley es uno de esos extraños, increíbles talentos. Puede cantar, bailar, actuar, y también es graciosa”, dice Al Gough, productor de la película. “Ser natural en cine es uno de los desafíos más complicados, y ella lo hace sin ningún esfuerzo; su instinto para ello es muy bueno. Verla crecer como actriz durante el transcurso de la filmación fue maravilloso”. Traer a Hannah Montana a la pantalla grande fue un paso natural en la evolución de los múltiples talentos de Cyrus, y del ansioso deseo de la audiencia de saber más acerca de sus adoradas heroínas, Miley Stewart y Hannah Montana. En el filme, Miley canta, baila e interpreta 13 canciones y números musicales, muchos como Hannah Montana, otros como Miley Stewart. Es cuando su personalidad de Hannah Montana comienza a tomar el control de las responsabilidades y los deberes de Miley Stewart cuando su padre, Robby Ray, decide intervenir y tratar de volver las cosas a su orden natural. “El film comienza en Los Ángeles, donde la presión comienza a crecer en Miley ante las demandas de ser Hannah Montana”, expone Billy Ray Cyrus, quien interpreta a Robby Ray Stewart, el padre de Miley/Hannah en la historia, y es el padre de Miley Cyrus en la vida real. “Ella está perdiendo por completo su esencia, la de ser esa niña de Tennessee. Entonces Robby Ray decide que el mejor remedio para ella es volver a casa. En la vida real, mi padre siempre dice que hay que estar consciente del entorno y de dónde uno se encuentra. Siempre hay que mirar hacia adelante para saber a dónde uno quiere ir, sí, pero más importante todavía es no olvidarse de dónde uno viene. Y eso es precisamente de lo que trata esta historia”. Dice Miley: “La historia muestra cómo uno necesita tomarse el tiempo para entender quién es y de dónde viene. Yo he tenido que hacer eso en mi vida algunas veces. Se siente genial volver a casa a Nashville y estar cómodo con lo que uno es realmente. El lugar del cual provienes refleja mucho de quién eres y de quién serás a medida que crezcas. Al igual que ocurre en la película, algunas veces hay que volver a ubicarse en el mundo real”.

 

  Cuando Miley vuelve a su hogar para celebrar el cumpleaños de su abuela Ruby (Margo Martindale), no sólo vuelve a Tennessee luego de una larga ausencia; también vuelve para redescubrir cuánto significan para ella su familia, sus amigos y su lugar natal, luego de haberse convertido en una exitosa estrella del pop. En Hannah Montana: La película la audiencia viaja de vuelta al hogar con Miley Stewart para descubrir dónde todo comenzó, y cómo ella se transformó en Hannah Montana.

  “En el show de TV el público nunca pudo ver los orígenes de Hannah”, dice el guionista Dan Berendsen. “Esta película completa el círculo y muestra cómo Miley se convirtió en Hannah Montana sin usar un sólo flashback”. Mientras Miley Stewart vuelve al hogar en el transcurso del film, el público vuelve también con ella.

  Desde su debut en 2006, la serie Hannah Montana se convirtió en un fenómeno de la cultura pop, acumulando nominaciones a los premios Emmy®, posiciones número uno en las listas de ratings y una cada vez mayor lista de fieles seguidores. La idea de una joven estrella pop que quiere vivir una vida normal sin verse afectada por su estrellato resultó más que atractiva para la audiencia familiar y colocó al show en el espacio líder de las series para chicos de entre 6-14 años de edad en la televisión por cable de los Estados Unidos durante sus dos primeros años en el aire.

  Con ‘Hannah Montana’, el personaje es el concepto, y éste fácilmente se trasladó al film”, afirma Gough, el productor. “Es básicamente una película de un superhéroe, pero para chicas. Ella es una estudiante de preparatoria totalmente normal durante el día, y una estrella de pop por la noche. Por eso lucha con ciertos conflictos de identidad, temas familiares y de relaciones. La mayoría de las niñas y adolescentes que luchan con esos mismos temas se sienten como si no tuvieran ningún poder, así que la idea de ponerse una peluca y un disfraz y convertirse en una súper heroína es un sueño hecho realidad para los adolescentes”.

  El Disney Channel y los creadores y productores ejecutivos de la serie Hannah Montana, Michael Poryes y Steve Peterman, enlazaron un elenco fuerte alrededor de la carismática figura central, interpretada por una chica de 13 años de edad no conocida antes en el mundo del espectáculo, llamada Miley Cyrus. La idea fue fundar su personalidad real en la familia y los amigos, pero también explorar las aventuras de una doble vida secreta. Esto incluye a un benévolo pero inteligente padre (Billy Ray Cyrus), a un hermano mayor –y no exactamente ‘inteligente’- llamado Jackson (Jason Earles) y a una confiable y verdadera mejor amiga, Lilly (Emily Osment).

  Una vez que Miley y Billy Ray fueron elegidos para integrar el elenco, Poryes y Peterman llevaron adelante la premisa básica del show y la ajustaron hasta acomodarla a las realidades cotidianas de la relación de padre e hija Cyrus. De esta forma, ahora, el padre y la hija del show provienen de un pequeño pueblito en Tennessee y se han mudado recientemente a Los Ángeles. Los personajes son, ambos, cantantes y compositores, y sus conversaciones diarias están llenas de dichos sureños y recuerdos. Con su excepcional química, la dinámica de padre e hija se tradujeron fácilmente en una accesible mezcla de música y comedia. Miley y Billy Ray, y Miley y Robby Ray, se han entrelazado con la realidad y la ficción.

  “Es como aquello de ‘el arte imita la vida, y la vida imita al arte’”, dice Billy Ray Cyrus acerca de sus contrapartes en la pantalla. “Nunca planeamos esto, pero cuando ocurrió, Miley y yo trabajamos duro para hacerlo y mantenerlo real”.

  Cuando la idea de filmar una película comenzó a rondar, hacer que Miley y su padre regresaran a Tennessee parecía una extensión perfecta y natural para que la vida de los personajes llegue a la pantalla gigante.

  “Queríamos expandirlos, sacarlos a tomar aire”, explica Gough acerca de la historia de Hannah Montana. “Mientras desarrollábamos el guión, teníamos un par de reglas bien claras. Una era que no íbamos a utilizar ninguno de los sets del show de televisión. Y la otra, que queríamos filmar en lugares reales, locaciones verdaderas: Nashville, Malibu, el puerto de Santa Mónica, Beverly Hills”.

  Millar, socio de Gough en la producción, agrega: “Nuestro objetivo como productores era hacer una película que sorprendiera a la gente. Creo que el público tiene una expectativa, basada en el show de televisión, de ver una comedia ingenua, muy amplia. Pero quisimos que esta película tuviera mucho sentimiento, paisajes, una hermosa fotografía, muy buenos actos de danza, música fantástica y todo a gran escala. Y esta película es todo eso”.

  Otro cambio respecto del formato de la serie fue que el film se enfoca mucho más en Miley que en ser una aventura de un grupo de gente o una simple road movie de la estrella principal con sus coprotagonistas del show. Berendsen, guionista de la historia, agrega: “Una de las cosas que separa esta película del show es que en buena parte del film Miley es ella misma. Todo es acerca de su personalidad, es su aventura. Es algo que ella y su padre tienen que resolver juntos”.

  Al comienzo de esta película, la vida de Miley Stewart está algo fuera de foco. Llevada bajo el ala de una glamorosa publicista con mucha ambición, Vita (Vanessa Williams), Miley comienza a dejar que Hannah domine su vida. Así, cada vez que ella elige a Hannah por sobre sus obligaciones familiares –despedir a su hermano Jackson cuando él se va a estudiar lejos de casa, asistir a la largamente anhelada fiesta de ‘dulces 16’ de su amiga Lilly o acompañar a su abuela en su cumpleaños- comienza a olvidar por qué Hannah Montana había sido creada en secreto originalmente.

  Pero cuando Hannah Montana es capturada por la lente de un paparazzi, en plena pelea con Tyra Banks por un par de zapatos de diseñador, el padre de Miley sigilosamente toma el control de la situación. Después de intentar –sin suerte- que Miley reaccione por su propia cuenta, Robby Ray finge permitir que su hija vaya a Nueva York como Hannah para actuar en una entrega de premios cuando, en realidad, el avión tiene como destino Crowley Corners, Tennessee, hogar natal de la familia Stewart.

  La doble vida de Miley se complica aún más apenas arriba a Crowley Corners. Allí descubre que un reportero gráfico (Peter Gunn) se las ha ingeniado para rastrear a Hannah Montana hasta su pueblo natal y le está haciendo demasiadas preguntas a los lugareños. También se reencuentra con un viejo amigo de la infancia, Travis Brody (Lucas Till), y pronto se verá a sí misma involucrada en su primer romance serio. Cuando Miley trata de impresionar a Travis, contándole que ella es amiga de Hannah Montana, de pronto encuentra a su alter ego involucrada en un concierto a beneficio para salvar a su intocable Crowley Meadows de unos poco escrupulosos inversores. Una vez más, habiendo abarcado más de lo posible, Miley debe recurrir a su mejor amiga y pedirle ayuda. Cuando Lilly finalmente aterriza en Crowley Corners, fingiendo ser Hannah Montana, ¡todo queda absolutamente fuera de control!

  Al pensar en llevar la historia de Hannah Montana a la medida de un largometraje, los productores se plantearon hallar un director que pudiera quebrar los límites del show de televisión y traer el mundo de Miley/Hannah a la realidad de la pantalla grande.

  Millar y Gough necesitaban entonces un director orientado a la actuación, con la suficiente experiencia como para llevar la amplia fórmula de música, humor y drama a un trabajo simple, a una historia genuina de una adolescente en busca de su propia identidad.

  “Cuando uno mira los films de Peter Chelson, todos los ingredientes que necesitábamos para esta película están en ellos. Peter cubre toda la escala completa en sus realizaciones”, dice Gough. “Siempre prioriza la actuación, y necesitábamos un director que pudiera sacar lo mejor de estos chicos en su primer film, especialmente de Miley. Peter trabajó como actor durante 10 años para The Royal Shakespeare Company, para The Royal National Theatre, y en TV y cine. Por lo tanto, tener un director que pudiera entenderse con los actores y aportar una visión amplia y una mano experimentada es exactamente lo que buscábamos”.

  Sumado a sus fortalezas en lo visual y su enfoque orientado a la actuación, Chelson también aportó otra serie de atributos altamente deseados para el director del film, incluyendo un total desconocimiento del éxito de la secreta estrella del pop. “Él nunca había escuchado hablar de Hannah Montana, lo cual era aún mejor para el proyecto porque queríamos contar con una mirada fresca y nueva del material”, comenta Millar. “Queríamos que el guión funcionase sin previo conocimiento del show o de los personajes; y así fue. Luego de que Peter se involucró en el equipo, por supuesto, hizo una total inmersión en el show y miró todos los episodios hasta convertirse en un total experto en Hannah”.

  “Esta película me recuerda a aquellos films de Disney de los años ´60, que parecían como esos grandes banquetes a los que toda la familia podía asistir y disfrutar”, afirma Chelsom. “Disney me permitió hacer el film que yo quería. Obviamente, una película sobre Hannah Montana tiene que tener ciertos elementos –compras, fiestas, música- pero realmente trabajamos duro para incorporar mucha más sustancia de peso en ella, para hacerla genuinamente una película para toda la familia, con una cierta riqueza y belleza que le recuerde al público cómo eran esos clásicos films de Disney”.

  Pese a que Hannah Montana siempre ha tenido música, la película lleva la música a otro nuevo nivel. Gracias al viaje de los Stewart desde Los Ángeles a Tennessee, la audiencia descubre las profundas raíces que esta familia tiene con los sonidos. “Peter Chelsom describe a la familia Stewart como una familia bilingüe cuya segunda lengua es la música, algo que queda en evidencia con esta película”, dice Gough.

  Chelsom postula que las numerosas canciones interpretadas en el film están firmemente entretejidas con la historia y los personajes. Por eso, según él, el film se percibe como un musical, sin serlo. “Continuamente coqueteamos con la idea del musical, pero con una mayor integración de la historia. Las canciones van a aparecer como parte del film, y no separadas de la trama. A veces, ni siquiera se notará que hay música en la historia, sólo servirá para conducirla”.

  Un ejemplo es la canción The Climb. Luego de tener problemas con Lilly, con su hermano, su abuela y Travis, Miley comienza a descubrir lo mucho que su secreto impacta en las relaciones con la gente a quien ama. Confundida y contrariada, termina expresando sus emociones en una canción, The Climb.

  “Esta canción es su viaje, la lección que ella debe aprender en la película”, reflexiona Gough. “Es una canción épica, escrita por un compositor de Nashville llamado Jesse Alexander y su colaborador, John Mabe. Es una poderosa balada que encierra la travesía de Miley y el mensaje del film”.

  En total, Miley/Hannah interpretan 12 nuevas canciones en la película, incluídas Let’s Get Crazy, Butterfly Fly Away y You’ll Always Find Your Way Back Home. La innovadora mezcla de música incluye pop, rock, country, hip hop y hasta una melodía familiar con aires hawaianos. “Nos dimos cuenta de que era una oportunidad de avanzar con la música, de mejorarla y hacerla más sofisticada, acompañando el crecimiento de Miley”, dice Chelsom. “Nunca antes había tenido una tan buena experiencia musical en ninguno de mis films”.

  Otro punto cumbre en lo musical surge en la historia cuando Billy Ray Cyrus (en su rol de Robby Ray Stewart) canta Back to Tennessee –el tema que da nombre a su último álbum- como parte de su show en un concierto a beneficio para preservar el paseo de compras Crowley Meadows de un grupo de inversionistas. Escrita por Cyrus, Tamara Dunn y Matthew Wilder, tiene como inspiración principal el largo anhelo de Billy Ray de volver a sus raíces y respirar el dulce aire sureño de su estado natal.

  La aclamada cantautora Taylor Swift se sumó al proyecto cuando los realizadores se acercaron a ella con la idea de utilizar su música en el film. Swift no sólo aceptó, sino que también propuso cantar una de sus canciones durante la película.
“Cuando recibí un e-mail de Disney diciendo que querían una canción que fuera perfecta para enamorarse, una especie de vals country, les envié Crazier, y a ellos les encantó”, explica la autora.

  Swift también co-escribió el número musical que cierra el film, You’ll Always Find Your Way Back Home. Otra canción más que apropiada para el baile es Hoedown Throwdown (apodada ‘La Macarena de Miley’ por los realizadores), una fusión de hip hop y country en la que Miley Stewart trepa a un escenario y le enseña unos cuantos pasos de baile a la audiencia al compás de la música y la letra.

  “La llamamos ‘El proyecto’ por un muy largo tiempo”, dice Chelsom. “Yo quería una canción que enseñara un baile al compás de la letra, al estilo de la ‘Macarena’. Quería maximizar esa gracia física que tiene Miley. Ella es divertida, casi con cierto abandono, y yo quería capturar exactamente eso”.

  Porque los pasos bailables son la canción, y la canción es a la vez sus pasos de baile, crear este número musical se convirtió en una experiencia de colaboración entre los compositores, el coreógrafo (Jamal Sims), Miley y los realizadores. La determinación de Chelsom de combinar en un acto musical que pareciera ‘improvisado’ el costado angelino de Miley Stewart -reflejado en el hip hop y pop- con sus raíces más country, finalmente redundó en la creación del destacado Hoedown Throwdown.

  Mientras que el tópico de los personajes volviendo a su hogar para reencontrarse es un clásico en la narrativa moderna, Hannah Montana: La película trasciende la frontera entre ficción y realidad. Al llevar a Miley Stewart y a Hannah Montana de regreso a Crowley Corners, Tennessee, el film transportó a Miley Cyrus, su padre y el resto del elenco directamente al verdadero pueblo natal de los Cyrus, Nashville. De esta manera, la joven actriz también pudo sentirse en casa nuevamente, luego de sus dos meteóricos años de ascenso al estrellato.

  “Es súper importante mantenerse fiel a uno mismo y a su familia, y seguir en contacto con quien uno realmente es”, asegura Miley. “Cuando el público termine de ver esta película, espero que sienta que ellos también han estado en mi lugar natal. Espero que sientan que comprenden cómo es Nashville porque Nashville es mi ‘todo’. Nashville es quien yo soy”.

  Con Tennessee como parte fundamental de la historia de Hannah Montana –y de las raíces de la familia Cyrus- filmar en locaciones reales se convirtió en algo esencial. De hecho, Tennessee, como Los Ángeles, pronto se convirtieron en una suerte de personajes del film, representando a Miley y a Hannah en sus mundos reales y ficticios.

  Para Billy Ray, tener la oportunidad de retornar a Tennessee para filmar en la granja de la familia, donde Miley vivió hasta sus 13 años de edad, fue realmente lo mejor de los dos mundos. “Por las noches, luego del trabajo, ella se trepaba a los árboles, montaba los caballos; era esa niñita otra vez. Ella es Miley”, dice.

  Observar de cerca y trabajar con su talentosa hija es una notable experiencia para Billy Ray. “Estoy tan orgulloso de ella, no sólo como su papá en su vida personal, sino también como un músico que ve la clase de canciones que ella escribe”, afirma. “También como actriz, verla evolucionar desde un papel cómico inspirado en esos aires de Lucille Ball, hasta un rol con real profundidad, es fantástico. Creo que ella le está aportando inspiración a un montón de jóvenes y niños para que sigan sus sueños, para que hagan lo que aman y nunca se rindan”.

  Pero a pesar de toda la confianza que ella inspira en otros, Miley admite que se sintió bastante nerviosa por este protagónico en el film, y a la vez agradecida de tener la oportunidad de desarrollar estos personajes a través del tiempo en la serie.

  “Lo que ha sido realmente bueno de hacer esta película es el hecho de ya conocer bien a los personajes gracias al show de televisión. Creo que estuve asustada durante la mitad de la filmación. Hacer una película es como aprender todo de nuevo”, dice Miley. “Peter Chelsom decía ‘OK, creo que tal cosa’, y yo inmediatamente pensaba ‘¿Qué quiere decir con esto?’. Pero pronto entendí. Nuestro show de TV puede ser un poco menos realista porque se supone que es una serie loca y divertida; esos son los ingredientes de una sitcom. Pero una película es diferente. Peter decía todo el tiempo ‘Hazlo pequeño, muy breve, no tienes que hacer mucho esfuerzo en realidad`”.

  En el film, Miley vive su primer romance serio con un antiguo amigo de la infancia, Travis (Lucas Till). Inseguro y atraído por la blonda cowboy de ojos azules, Miley desliza el nombre de Hannah Montana creyendo que Travis quedará impresionado y, posiblemente, más interesado en la estrella pop que en ella misma. Después de ocultar sus dos personalidades de Travis, Miley descubre que el muchacho la prefiere a ella –no a Hannah-, y por eso se siente profundamente decepcionado cuando descubre que ha intentado engañarlo.

  Según los realizadores, el actor para interpretar el rol de Travis fue el más difícil de elegir. Una vez más, la idea fue encontrar al actor más real para el papel de un joven muchacho sureño, en camino de convertirse en un hombre.

  “Básicamente, buscábamos a ese joven Brad Pitt de Thelma & Louise. Hasta que de pronto, desde Atlanta, Georgia, nos llega esta cinta con Lucas Till. Cuando hicimos la prueba de pantalla con Miley, ellos inmediatamente funcionaron bien juntos, y nosotros supimos que teníamos a nuestro personaje”, dice Gough.

  Para Till, “Hay muchas similitudes entre Travis y yo, algo que realmente me atrajo para este papel. Como muchos jóvenes sureños, es reservado. Yo soy del sur, y también soy muy reservado. No me gusta expresar mis emociones demasiado, y Travis constantemente retiene sus sentimientos. El ama montar a caballo, y yo descubrí que también disfruto mucho de ello. Así es que Travis y yo tenemos mucho en común”.

  Al crear un romance para Miley/Hannah, los realizadores buscaron explorar la excitación y la inocencia del primer enamoramiento serio de una chica adolescente. “Esto no era acerca de cabalgar juntos al atardecer y todo es feliz y listo”, dice Chelsom. “A esta instancia, queríamos que ambas partes del romance se movieran en una cierta dirección y afectaran a la otra, particularmente a Miley. El personaje de Travis no es sólo una pieza. Lo que él representa la pone a ella con los pies de nuevo en la Tierra”.

  Para su papel de Travis, Till tomó clases de guitarra y comenzó a cabalgar dos horas por día durante varias semanas antes del comienzo del rodaje. Till, quien nunca antes había montado a caballo, al comenzar el rodaje se sentía totalmente cautivado con la experiencia.

  “Lo sentí tan bueno y tan natural, que ahora pienso que debería haber montado a caballo durante toda mi vida”, comenta. “Me enamoré de cabalgar. Es una increíble, increíble experiencia la de poder aprender a hacerlo como parte de mi trabajo”.

  Su compañero de cuatro patas, Seabiscuit, fue el caballo que en 2003 dio el nombre al film Seabiscuit, una historia verídica acerca de una carrera que rompió todas las apuestas en la Era de la Depresión.

2. El diseño >>


Imágenes, sinopsis y notas de cómo se hizo "Hannah Montana: La película" - Copyright © 2009 Walt Disney Pictures y Millar/Gough Ink. Fotos por Sam Emerson. Distribuida en España por Walt Disney Studios Motion Pictures Spain. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Hannah Montana: La película"
Añade "Hannah Montana: La película" a tus películas favoritas
Recomienda "Hannah Montana: La película" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Hannah Montana & Miley Cyrus: Best of Both Worlds Concert     Papá por sorpresa (The game plan)     High school musical 3: Fin de curso     Mi ligue en apuros (Love wrecked)     La isla de Nim (Nim's island)


::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2009 LaButaca.net. Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | críticas | cartelera | preestrenos | top10 | noticias | opinión | DVD | carteles
de compras |
sorteos | videojuegos | BSO | clásicos | enlaces | archivo | suscripción
quiénes somos | contacto | publicidad