Estrenos en la cartelera de cine

 

LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

 


Fotos ampliables

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Más fotos (11)

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Noticias | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


NOTORIOUS


cartel
Dirección: George Tillman Jr.
País:
USA.
Año: 2009.
Duración: 122 min.
Género: Biopic, drama, musical.
Interpretación: Jamal Woolard (Christopher "Biggie" Wallace), Angela Bassett (Voleta Wallace), Derek Luke (Sean "Puffy" Combs), Anthony Mackie (Tupac Shakur), Antonique Smith (Faith Evans), Naturi Naughton (Lil' Kim), Kevin Phillips (Mark), Dennis White (Damion "D-Roc" Butler), Marc John Jefferies (Cease), Julia Pace Mitchell (Jan), Aunjanue Ellis (Sandy).
Guión: Reggie Rock Bythewood y Cheo Hodari Coker.
Producción: Voletta Wallace, Wayne Barrow, Mark Pitts, Robert Teitel y Trish Hofmann.
Música: Danny Elfman.
Fotografía:
Michael Grady.
Montaje: Dirk Westervelt.
Diseño de producción: Jane Musky.
Vestuario: Paul A. Simmons.
Estreno en USA: 16 Enero 2009.
Estreno en España: 29 Mayo 2009.

CÓMO SE HIZO "NOTORIOUS"
Notas de producción © 2009 Hispano Foxfilm

1. El proyecto

  La extraordinaria vida y el legado de Christopher “The Notorious B.I.G”. Wallace, junto con su prematura muerte a la edad de veinticuatro años, cuando se hallaba en la cumbre de su poder creador, en el preciso momento en que su carrera estaba despegando, le han convertido desde hace mucho tiempo en uno de los iconos más enigmáticos de la música. Conocido como un poeta de la calle, apasionado y sin pulir, que dio prestó su resonante voz de barítono a quienes carecían de ella en los barrios marginales, y cuyo poderoso influjo sigue dejándose oír en todo el espectro de la música hip-hop contemporánea, The Notorious B.I.G. (también conocido como Biggie y Biggie Smalls) se ha convertido en una leyenda duradera. Más de diez años después de su fallecimiento, los muchachos siguen aprendiendo de memoria cada palabra de sus discos; los artistas siguen inspirándose en su fanfarronería, su estilo y su capacidad de captar el drama de la vida urbana en latigueantes juegos de palabras, y el mundo continúa fascinado por una historia rebosante de música, atractivo, peligro y sueños inverosímiles hechos realidad. Pero, ¿quién era el verdadero hombre –hijo, padre, marido y artista– que se oculta detrás de esa leyenda? NOTORIOUS, una película puesta en marcha por un trío de productores que conocieron íntimamente a Christopher Wallace –su madre, Voletta Wallace, y sus antiguos representantes, Wayne Barrow y Mark Pitts- aborda la irresistible cuestión y examina la profunda importancia de la música de Biggie, llegando al mismo tiempo hasta el fondo de su humanidad. En la década siguiente al asesinato de Biggie, que todavía no se ha resuelto, fueron muchos los que se dirigieron tanto a Voletta Wallace como a Barrow y Pitts con planes para realizar una película sobre la inestable y vibrante vida del rapero. Durante todos esos años dijeron que no –deseando asegurarse de que cualquier película sobre el personaje fuera tan auténtica y fiel a la cruda realidad como lo fue The Notorious B.I.G. en su propia narración de los hechos.

 

  Su esperanza era poder realizar algún día una película que contara la vida de Christopher Wallace sin censura ni sensacionalismo, sino que más bien revelara toda la complejidad del personaje –lo bueno y lo malo, la belleza y la brutalidad– y garantizase que su odisea desde las calles hasta el momento en que se hizo un hombre fuera preservada en toda su extensión de forma respetuosa y artística. Wallace, Barrow y Pitts pudieron finalmente conseguirlo realizando ellos mismos NOTORIOUS.

  “La gente escucha su música y su conocimiento no llega más allá, pero nosotros queríamos que el público saliese de ver esta película con algo más”, dice Barrow hablando de las esperanzas que el trío de productores puso en la película. “Queríamos que los espectadores se llevasen exactamente una imagen de aquello para lo que la señora Wallace crió a su hijo: para que fuera el hombre Christopher Wallace”.

  Wallace nació el 21 de mayo de 1972 y se crió en uno de los barrios más pobres y más despiadados de Brooklyn, Bedford Stuysvesant. Siendo muy joven reveló su talento para el rap y ya grababa discos al alcanzar la adolescencia. Aunque era un estudiante inteligente y de excelentes notas, a los diecisiete años, atraído por el dinero fácil y la gran vida que se daban los camellos que veía a su alrededor, abandonó los estudios para llevar una vida en la calle. La paternidad no hizo más que acentuar su ambición de llegar a fin de mes por cualesquiera medios que fueran necesarios. Pero cuando una cinta de demostración cayó en manos del productor de rap en creciente ascenso Sean “Puffy” Combs, tales medios cambiaron radicalmente. Combs firmó al instante un contrato con Biggie haciendo de su vertiginoso éxito la piedra angular de su nuevo sello Bad Boy Records.

  Conocido primero como “Biggie Smalls” y luego como “The Notorious B.I.G”., Wallace logró un número inmenso de admiradores contando unos cuentos extraños y descarnados sobre la violencia real que había encontrado en las calles, pintando un cuadro a veces espeluznante pero siempre profundamente cierto, de la América de los barrios deprimidos. Su rara mezcla de total credibilidad callejera e innegable atractivo comercial, dio un nuevo ímpetu a todo el mundo del hip-hop, subiendo el listón de las letras y contribuyendo a volver a hacer de la cultura algo profundamente importante. Después de haber acumulado varios éxitos y de haberse convertido en el solista masculino más importante de las listas del pop y del Rythm and Blues, parecía que The Notorious B.I.G. no estaba más que al comienzo de una carrera increíble y sin precedentes. Pero el 9 de marzo de 1997, cuando Wallace salía de una fiesta organizada por Vibe Magazine después de los Premios Musicales Soul Train, un desconocido agresor disparó sobre él y lo mató.

  Aunque era posible liquidar a Wallace, su música sobrevivió a su muerte. Poco después de su fallecimiento, su segundo álbum salió al mercado y llegó inmediatamente a la cabeza de las listas, convirtiéndose el cantante en el primer artista en lograr dos números uno póstumos. Desde entonces, su influencia ha seguido resonando en toda la industria musical, manteniéndola viva muchos artistas, de P. Diddy a Jay-Z, cuyas carreras arrancaron gracias a la ayuda de Wallace y al futuro más despejado que él contribuyó a forjar para el hip-hop.

  Tales eran los hechos, pero los realizadores querían ahondar mucho más en la vida y la época de Christopher Wallace para llegar a lo que verdaderamente le movía. Con el fin de crear un cuadro que describiera con todas las de la ley y sin restricciones cómo The Notorious B.I.G. llegó a ser el hombre que fue, el equipo se hizo con los servicios de un guionista que ya conocía cada detalle de esta asombrosa historia: Cheo Hodari Coker, autor de Unbelievable: The Life, Death, and Afterlife of the Notorious B.I.G. y colaborador de Rolling Stone, Spin, Los Angeles Times y VIBE, que fue la última persona que entrevistó a Wallace, hablando largamente con él la noche anterior a su asesinato.

  Coker afirma que sus numerosas y prolongadas entrevistas con Biggie le dejaron la imborrable impresión de un joven que ya había vivido toda una vida. “Christopher Wallace sólo alcanzó la edad de veinticuatro años, pero fueron unos veinticuatro años épicos”, asegura. “Para mí, el reto más grande consistía en rendir homenaje a su carrera como leyenda musical, captando a la vez los matices de su personalidad. Era divertido. Era travieso. Era un verdadero gozo entrevistarlo porque era una persona tan abierta”.

  Coker no sólo gozó del privilegio de haber realizado más de cinco horas de entrevistas cara a cara con Wallace, sino que también, en el año siguiente a la muerte de Biggie, acumuló docenas de conversaciones con muchas de las principales figuras de la vida de Wallace, entre ellas, Voletta Wallace, Mark Pitts, Wayne Barrow, Faith Evans, James “Lil Cease” Lloyd, DJ Enuff, DJ Mister Cee, Sean “Puffy” Combs, Damien “D-Roc” Butler y otros muchos de los personajes de la vida real que aparecen en la película.
Todo esto contribuyó a forjar una imagen de Biggie en la que se unen cada uno de los elementos dispares de su vida –la ruda ley de la calle, sus íntimas relaciones con su familia y sus amigos y el trascendente poder de su música– para formar un retrato caleidoscópico.

  “Biggie era un genio a la hora de encapsular momentos enteros de su vida en una canción de tres minutos y medio, y ése es el mismo truco que espero haber conseguido en las ciento diecinueve páginas del guión”, dice Coker. “Yo quería escoger momentos intensos que sirvieran de símbolo y resumen de todos los años de su vida, y encajarlos visualmente de la misma forma como Biggie lo hizo musicalmente para ‘Ready To Die’ o ‘Life After Death’”.

  Coker contaba igualmente con la ventaja de poder echar mano de relatos que Wallace le había confiado durante sus entrevistas, añadiendo sutiles matices y detalles al guión. Por ejemplo, a Coker siempre le apasionó el relato de cómo, en los días de escasez del principio de su carrera, el rapero no quería que su madre supiera que estaba traficando con drogas, por lo que ocultaba todo su vestuario de diseño —las camisas de Izod y Le Tigre, su joyería y otro botín- en un baúl que guardaba en el tejado de su edificio de apartamentos del 226 de la calle St. James— y se cambiaba poniéndose ropa ‘limpia’ que llevaba en la calle Fulton tan pronto como su madre volvía la vista a otro lado.

  “No es más que otro pequeño detalle que deja claro que Christopher Wallace y The Notorious B.I.G. eran dos personas totalmente distintas”, comenta Coker.

  El guionista Reggie Rock Bythewood, autor del argumento de la película de Spike Lee LA MARCHA DEL MILLÓN DE HOMBRES, merecedora del elogio de la crítica, además de guionista y director de ENTRE LÍNEAS y BIKER BOYZ, también se unió a la empresa para profundizar en las relaciones entre los personajes, y añadir su visión propia y perspicaz de la vida, la influencia y el atractivo de Biggie, no sólo para los aficionados incondicionales del hip-hop sino para cualquiera que haya conocido su historia completa.

  “Yo quería ir contra la corriente de aquello que habitualmente se examina cuando se realiza una película sobre la vida de alguien”, explica Bythewood. “Las preguntas que yo quería plantear eran: ¿Cuáles eran sus defectos como ser humano? ¿Cómo se introdujo todo ello en su música y en las opciones hacia las que se inclinó?”

  Prosigue: “Creo que lo que hace que Christopher Wallace resulte tan interesante es el hecho de que en ocasiones parezca representar lo peor de la idea que la gente se ha formado de los jóvenes negros; y sin embargo, en otro nivel, simboliza lo mejor de los jóvenes negros –como hijos conscientes de sus deberes, padres atentos, amigos leales. Espero que el examen que la película realiza de esa dualidad ponga en entredicho las perspectivas de la gente –tanto en lo que se refiere a Christopher Wallace como a nosotros mismos”.

  En última instancia, tanto Coker como Bythewood acabaron viendo a Wallace como a una especie de camaleón que cambia de color de forma repetida y con éxito, a la vez que trata de ser todo para todos. Cada una de sus identidades se convirtió en parte esencial del relato –desde “Chrissy Pooh” la niña de los ojos de su madre; pasando por “Big Chris”, el camello adolescente que vendía crack; por “Biggie Smalls”, el rey del rap improvisado en las esquinas; por “The Notorious B.I.G”., la superestrella de la música, acabando, después de dar una vuelta completa, en Christopher Wallace, el hombre de negocios hecho y derecho que cuida de su familia y del futuro del hip-hop.

  Así lo resume Bythewood: “Para Lil’ Kim nuestro personaje era completamente distinto del que era para Faith; y la personalidad que adoptaba para cada una de éstas también era diferente de la que asumía ante su madre. En eso consistía su atractivo personal y también su genio artístico. En sus discos, las mujeres oirían una cosa; los gángsters, otra; los críticos del hip-hop, algo diferente, y la persona normal que oyera la radio, otra distinta. Pero creo que todos ellos estaban de acuerdo en que él era único en su especie y eso es lo que nos propusimos recoger”.

2. Formando el equipo >>


Imágenes y notas de cómo se hizo "Notorious" - Copyright © 2009 Fox Searchlight Pictures, Voletta Wallace Films, By Storm Films, State Street Pictures y Bad Boy Films. Distribuida en España por Hispano Foxfilm. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Notorious"
Añade "Notorious" a tus películas favoritas
Recomienda "Notorious" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Control     Che: Guerrilla (Che: Part two)     Fast & furious: Aún más rápido     Fighting: Puños de asfalto     Star Trek


::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2009 LaButaca.net. Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | críticas | cartelera | preestrenos | top10 | noticias | opinión | DVD
videojuegos | BSO | clásicos | archivo | suscripción
quiénes somos | contacto | publicidad