Estrenos en la cartelera de cine

 

LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

 


Fotos ampliables

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Más fotos (54)

 
 
 


Fotos ampliables

 
 
 
 

Más fotos (12)

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | Noticias | Top10 | DVD | Sorteos | Suscripción
 


ENEMIGOS PÚBLICOS
(Public enemies)


cartel
Dirección: Michael Mann.
País:
USA.
Año: 2009.
Duración: 140 min.
Género: Biopic, thriller, drama, acción.
Interpretación: Johnny Depp (John Dillinger), Christian Bale (Melvin Purvis), Marion Cotillard (Billie), Billy Crudup (J. Edgar Hoover), Stephen Dorff (Homer Van Meter), Stephen Lang (Charles), Giovanni Ribisi (Alvin Karpis), Rory Cochrane (Carter), David Wenham (Pete), Stephen Graham (Nelson), John Ortiz (Phil), Channing Tatum (Floyd), Jason Clarke (John Hamilton).
Guión: Ronan Bennett, Michael Mann y Ann Biderman; basado en la novela de Bryan Burrough.
Producción: Kevin Misher y Michael Mann.
Música: Elliot Goldenthal.
Fotografía:
Dante Spinotti.
Montaje: Jeffrey Ford y Paul Rubell.
Diseño de producción: Nathan Crowley.
Vestuario: Colleen Atwood.
Estreno en USA: 1 Julio 2009.
Estreno en España: 14 Agosto 2009.

CÓMO SE HIZO "ENEMIGOS PÚBLICOS"
Notas de producción © 2009 Universal Pictures

1. El proyecto

  Un sinfín de ensayos, novelas, canciones y películas han contado historias fascinantes sobre la Gran Depresión. Hacía tiempo que Michael Mann tenía ganas de examinar más de cerca este turbulento periodo a través de la experiencia de un delincuente convertido en héroe popular por toda una generación. Para los estadounidenses de los años treinta, que vieron cómo volaban sus ahorros, que perdieron sus trabajos y pasaron hambre, John Herbert Dillinger era un héroe que atracaba a los bancos causantes del colapso financiero y que se burlaba de un gobierno incapaz de resolver el problema económico. Michael Mann, que había escrito anteriormente un guión situado en esta época acerca del famoso atracador de trenes y bancos Alvin Karpis, ve así el atractivo de Dillinger: “Probablemente sea el mejor ladrón de bancos de toda la historia de América, pero su fulgurante carrera sólo duró 13 meses. Le dieron la libertad condicional en mayo de 1933, y murió el 22 de julio de 1934. Dillinger no se limitó a salir de la cárcel, fue una auténtica explosión. Lo quería todo en el acto”. “Atracando bancos y siendo más listo que el gobierno”, sigue explicando el director, “se convirtió en una especie de representante de la gente maltratada por la Depresión. Era un delincuente y una celebridad, un héroe populista”. No puede decirse que las vidas de John Dillinger o de su enemigo jurado, el agente Melvin Purvis, fueran rutinarias en ningún momento, pero los cineastas escogieron un periodo muy específico para ENEMIGOS PÚBLICOS. “Esos intensos 14 meses nos hicieron entender la confluencia de fuerzas existente en aquel periodo de la historia estadounidense”, dice el productor Kevin Mister. “Había un nexo entre John Dillinger, quizá uno de los americanos más famosos del siglo XX, el poco conocido agente Melvin Purvis y J. Edgar Hoover, un titán de la historia. Los tres tejieron una danza de poder y de muerte”.

 

  Poco después de salir de la cárcel hasta finales de junio de 1934, Dillinger se lanzó a una carrera de atracos a bancos por todo el Medio Oeste de Estados Unidos, que le hizo famoso en todo el país y le colocó en la lista negra de J. Edgar Hoover y del recién creado Bureau of Investigation.

  Hoover escogió a Melvin Purvis, un agente joven y decidido, para perseguir y capturar a Dillinger. El dibujante Chester Gould se inspiró en el perfil de este agente para crear al detective Dick Tracy. Pero Dillinger y su banda eran mucho más astutos de lo que los agentes y su jefe imaginaban.

  Durante esa loca carrera, los atracadores pulieron sus técnicas. Tenían algunas ventajas: la resistencia y frialdad que aportan años en cárceles sin ley; las últimas armas automáticas; un sistema policial fragmentado que no se había unido a nivel nacional; los últimos modelos de Ford V8, y haber escogido un momento en que los bancos no eran nada populares.

  Aunque se podía estar en desacuerdo con sus métodos, eran pocos los espectadores de los noticieros en los cines que no apoyaban al que por fin pagaba a los peces gordos con su misma moneda.

  Una y otra vez, los ladrones pusieron en ridículo al gobierno escapándose de situaciones inimaginables, como la fuga de la cárcel estatal de Indiana en septiembre de 1933; la evasión de la cárcel del condado Lake en Crown Point, Indiana, en marzo de 1934, y la espectacular huida, en las mismas narices de Purvis, de la posada Little Bohemia de Wisconsin en abril de 1934. Aunque sus hombres nunca dudaron en recurrir a la violencia, Dillinger siempre se portaba como un caballero: no decía palabrotas delante de las señoras a las que retenían como rehenes y a menudo devolvía el dinero a los ciudadanos que se encontraban en el banco.

  Cuando se trata de la ley y de los proscritos, Michael Mann es consciente de que la verdad suele ser más extraña que la ficción. La historia de John Dillinger y sus perseguidores era la inspiración que buscaba para su siguiente proyecto. “Su movilidad y el uso de la última tecnología les hacía casi invencibles”, dice. “Y todo transcurrió en una época en la que se unieron muchas fuerzas en contra del atracador: Hoover y el FBI, la primera fuerza policial a nivel nacional; la primera ley nacional contra el crimen; el uso de sistemas modernos para el almacenamiento de datos. Ahora puede parecer cuestión de rutina, pero hasta entonces nunca se había usado en Estados Unidos”.

  Obligado a luchar contra el Congreso para defender al recién creado FBI, J. Edgar Hoover no podía soportar que Dillinger se convirtiera rápidamente en un héroe popular y que todo el mundo se riera de sus jóvenes agentes. Dentro de las fuerzas del orden, muchos tomaban a Hoover por un engreído y desconfiaban de sus métodos. Desesperado por obtener resultados y ayudar a Purvis y a sus agentes, Hoover se hizo con la ayuda del agente especial Charles Winstead, de Texas, y de dos de sus acólitos. Además, dio la orden de detener a los familiares, novias y amigos de los delincuentes.

  Cuando escapaba de la cárcel, el atracador recorría el país con su novia Billie Frechette, gastando enormes cantidades de dinero y codeándose con la élite de Florida. Pero la suerte de Dillinger llegó a su fin en el cine Biograph de Chicago el 22 de julio de 1934. Después de ver El enemigo público número uno, a la salida del cine le esperaban los agentes, con Purvis a la cabeza, que le acribillaron a balazos gracias a un chivatazo de la misteriosa “Mujer de rojo”, la madama Anna Sage. Pero la leyenda creció.

  Sus desolados seguidores mojaron pañuelos en el charco de sangre delante del cine y miles de personas hicieron cola frente a la funeraria para ver su cuerpo. Todos querían participar de su legado.

  Melvin Purvis, el enemigo jurado de Dillinger, fue aclamado por la hazaña, lo que no gustó nada a J. Edgar Hoover. Kevin Misher dice: “Dillinger era tan famoso que, cuando le mataron, Purvis se convirtió en “el hombre que mató a Dillinger”, aunque no había apretado el gatillo. Hoover no soportaba que su agente fuera famoso en todo el país y consiguió echarle del FBI”.

  Setenta y cinco años después, Dillinger sigue siendo igual de famoso. Desde la clásica foto en la que rodea a uno de sus captores con el brazo mientras esboza una perversa sonrisa, la imagen del elegante Dillinger se ha convertido en un icono. ¿Y quién mejor para encarnarle que un hombre que nació a unos 240 km del pueblo natal del delincuente, el actor Johnny Depp?

2. El reparto >>


Imágenes, sinopsis y notas de cómo se hizo "Enemigos públicos" - Copyright © 2009 Universal Pictures, Relativity Media, Forward Pass, Misher Films, Tribeca Productions y Appian Way. Fotos por Peter Mountain. Distribuida en España por Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Enemigos públicos"
Añade "Enemigos públicos" a tus películas favoritas
Recomienda "Enemigos públicos" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Cuestión de honor     Valkiria (Valkyrie)     Transporter 3     Resistencia     Quantum of solace


::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2009 LaButaca.net. Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
estrenos | críticas | cartelera | preestrenos | top10 | noticias | opinión | DVD  
sorteos | videojuegos | BSO | clásicos | archivo | suscripción
quiénes somos | contacto | publicidad