LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    INSERTA TU MAIL

Recibe cómodamente
en tu buzón los estrenos
de cine de cada semana

 

D-TOX (Ojo asesino)
(Eye see you)


cartel
Ampliar cartel

Comprar esta película en DVD

Dirección: Jim Gillespie.
País:
USA, Alemania.
Año: 2002.
Duración: 92 min.
Interpretación: Sylvester Stallone (Jake Malloy), Charles Dutton (Chuck Hendricks), Polly Walker (Jenny Munroe), Tom Berenger (Hank), Sean Patrick Flanery (Connor), Christopher Fulford (Frank Slater), Kris Kristofferson (Dr. John Mitchell).
Guión: Ron L. Brinkerhoff; basado en el libro 'Jitter Joint' de Howard Swindle.
Producción: Brian Grazer, Ron Howard, Karen Kehela, Ric Kidney y Kevin King.
Música: John Powell.
Fotografía:
Dean Semler.
Montaje: Timothy Alverson y Steve Mirkovich.
Diseño de producción: Gary Wissner.
Dirección artística: Gershon Ginsburg.
Vestuario: Catherine Adair.
Decorados: Peter Lando y Hamish Purdy.

 

CRÍTICA

Pablo del Moral (Cinencanto.com)
México

Aún recuerdo la época en la que Stallone era considerado un buen actor, escritor y director. Luego del tremendo éxito de la original "Rocky" y su primera secuela, parecía que el actor podía hacer todo. Pero cuando "Rambo" cambió la cara del cine de acción a principios de los ochentas, también cambió radicalmente la percepción que el público tenía del actor. Y no ayudó a la situación de que con las secuelas de "Rambo" y "Rocky", Stallone dejara atrás sus auspiciosos inicios para convertirse paulatinamente en una parodia y un chiste y así, junto con él, arrastró el género de acción hasta los más bajos niveles.

Luego de varios intentos por resucitar su carrera (incluyendo varias intolerables comedias), el actor regresa con una cinta que hasta cierto punto representa una mejoría sobre el típico producto al que nos tiene acostumbrados (como la reciente "Driven"). "D-Tox" no es una película de acción, aunque su publicidad así lo quiera hacer creer. De hecho, se trata de una cinta de suspenso, y aunque el argumento sea tan trillado y predecible como el de cualquier otra cinta similar, está hecha con la suficiente destreza como para hacerla medianamente interesante.

Pero veamos la historia. Jake Malloy (Sylvester Stallone) es un detective del FBI, duro pero de buen corazón, trabajando en el caso de un asesino de policías que lleva meses operando sin ser capturado. Entonces, el asesino ataca indirectamente a Malloy, asesinando brutalmente a un ser querido. Aquí la cinta da un inesperado giro, pues yo supuse que se iba a desarrollar la trama estándar de "policía buscando venganza", pero no fue así. En vez de eso, Malloy se hunde en una gran depresión que lo lleva a un serio alcoholismo. Chuck Hendricks (Charles S. Dutton), su mejor amigo, trata de ayudarlo inscribiéndolo en un excéntrico programa de rehabilitación para policías adictos. El programa se lleva a cabo en un siniestro edificio totalmente aislado de la civilización, y para colmo, en mitad de una intensa tormenta de nieve. Entonces, cuando los pacientes comienzan a morir de manera sospechosa, Malloy tiene que enfrentar sus temores e inseguridades para salvar la situación.

Así es... en vez de ser una clásica película de venganza, se convierte en una clásica ratonera, con el elenco atrapado en un lugar aislado donde una amenaza los empieza a exterminar. Hemos visto esta fórmula cientos de veces, y sin importar que el villano sea un asesino serial, un alien, la cosa de otro mundo o una monstruosidad genética, conocemos perfectamente el desarrollo de la trama, y su conclusión no sorprenderá a nadie.

Aun así la cinta tiene moderado éxito debido al pintoresco grupo de pacientes que acompañan a Malloy y, concretamente, al brillante elenco de actores de carácter que el director reunió. Robert Patrick, Charles S. Dutton, Kris Kristofferson y Tom Berenger, por mencionar algunos, no son "estrellas" que veamos en la portada de las revistas de espectáculos, pero sus sólidas interpretaciones elevan de categoría los proyectos en los que participan, aunque se trate de historias predecibles y repletas de clichés, como lo es "D-Tox". Stallone mismo no queda tan mal, pues lejos de regresar a su papel de invencible superhombre, presenta un papel humano, y casi diría creíble.

"D-Tox" no es la típica cinta de acción a la que nos tiene acostumbrados Stallone, pero no por eso es buena, aunque resulta razonablemente interesante, especialmente por su excelente elenco y sus fantásticas locaciones. La podría recomendar marginalmente para quien guste de las cintas de suspenso, aunque hay mucho mejores muestras del género.

Calificación: 6

CINENCANTO - Revista de cine colaboradora


Imágenes de D-Tox (Ojo asesino) - Copyright © 2002 Universal Pictures. Fotos por Joeseph Lederer. Fuente sinopsis: Cinesa. Todos los derechos reservados.

estrenos | críticas | novedades | cartelera | preestrenos | vídeo | de compras
especiales | reportajes | carteles | buscar | afiliación | listas de cine | contacto

La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

LA BUTACA
Revista de Cine online

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Vídeo
De compras
Especiales
Reportajes
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos