LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    INSERTA TU MAIL

Más películas

Crossroads
Falsa identidad
La playa de los galgos
La spagnola
Monster's Ball
The Majestic
E.T. El extraterrestre
En la puta vida
El florido pensil
Guerreros
La máquina del tiempo
Elling
En la habitación
Hable con ella
Little Senegal
Bones
Fuera del mundo
Gosford Park
Mothman, la última profecía
Mulholland Drive
Rollerball
Sexy beast
Atando cabos
Desde el infierno
En la ciudad sin límites
Última sospecha
Yo soy Sam

 

JOHN Q.


cartel
Ampliar cartel
Título en México: Situación extrema.
Dirección:
Nick Cassavetes.
País:
USA.
Año: 2002.
Duración: 118 min.
Interpretación: Denzel Washington (John Q. Archibald), Robert Duvall (Grimes), James Woods (Dr. Turner), Anne Heche (Rebecca Payne), Eddie Griffin (Lester), Kimberly Elise (Denise Archibald), Shawn Hatosy (Mitch), Ray Liotta (jefe de policía Monro), Daniel E. Smith (Mike Archibald), Ethan Suplee (Max).
Guión: James Kearns.
Producción: Mark Burg y Oren Koules.
Música: Aaron Zigman.
Fotografía:
Rogier Stoffers.
Montaje: Dede Allen.
Diseño de producción: Stefania Cella.
Dirección artística: Thomas Carnegie y Elis Y. Lam.
Vestuario: Beatrix Aruna Pazstor.
Decorados: Clive Thomasson.

 

CRÍTICA

Pablo del Moral (Cinencanto.com)
México

Durante los ochentas y parte de los noventas se dio en la televisión norteamericana el fenómeno de "La Enfermedad de la Semana". Esto quiere decir que las consabidas "Películas de la Semana" de las diferentes cadenas televisoras trataban casi invariablemente con una historia de interés humano, en la que una mujer o niño luchaban valerosamente contra alguna enfermedad, y su victoria o derrota resultaba siempre en el clímax emocional de la película, tan falso como los valores de producción de esas baratas cintas, en muchas ocasiones utilizadas para lucir a algún actor o actriz, o para entrenar a futuros directores en un ambiente de baja expectativa y bajo costo. El fenómeno llegó hasta el ridículo, con enfermedades cada vez más exóticas y tramas cada vez más convencionales.

Ahora, desde mediados de los noventas, hemos visto un resurgimiento de este tipo de historias, pero validadas por su aparición en la pantalla grande y estelarizadas por lumbreras histriónicas que simulan un cambio de actitud en este explotativo cine: más que amarillismo, pretenden "crear conciencia", lo que sin duda les conforta al momento de cobrar sus multimillonarios cheques. Así hemos visto a Tom Hanks, Robert De Niro, Julia Roberts y demás, en lacrimosas historias que explotan el real sufrimiento humano al convertirlo en tedioso entretenimiento "de impacto".

La más reciente película de este subgénero es "Situación Extrema" (título de "John Q" en México)*, la cual sufre de todos los clichés esperados, pero de igual manera hace uso de los valores de producción a los que Hollywood nos tiene acostumbrados en su esfuerzo por cubrir con apariencias la falta de contenido.

En "Situación Extrema" conocemos a John Archibald, un obrero norteamericano trabajador, buen padre y esposo, pero duramente afectado por la crisis económica prevaleciente. Cuando su pequeño hijo sufre un desmayo los doctores revelan que el niño tiene una grave deficiencia cardiaca, que le costará la vida en poco tiempo a menos que se efectúe un trasplante de corazón. Archibald supone que su seguro médico pagará la operación, pero cuando se entera de que no es así comienza una desesperada labor para juntar el dinero suficiente; al no conseguirlo decide tomar medidas más drásticas para asegurar la supervivencia de su hijo.

El problema con "Situación Extrema" es que en su interés por hacer comentario social se las arregla para manipular lo más posible al espectador en aras del dramatismo y artificial emoción. No quiero siquiera meterme en las consideraciones políticas que propone la cinta, en parte porque no las entiendo y en parte porque aun sin entenderlas suenan decididamente huecas y unilaterales.

Sin embargo, como dije, la película está muy bien realizada, y cuenta con excelentes actuaciones por parte del elenco completo, a pesar del simple guión y de su cuestionable ideología. Denzel Washington simpre logra sacar lo mejor del material que interpreta, y sus escenas de tensión y sufrimiento son buenas, aunque no muy creíbles, pero no por culpa del actor. El gran James Woods, una vez más en el papel del avaro villano, repite su acostumbrada interpretación, pero aun así es bueno. Anne Heche, tan atacada en los tabloides, es una excelente actriz aunque los escándalos de su vida privada opaquen su trabajo fílmico. Su papel en "Situación Extrema" es difícil y para colmo no está muy bien escrito; a pesar de ello Heche le agrega una ambigüedad intrigante que logra humanizar a su personaje más allá de lo que logra el argumento.

Finalmente, "Situación Extrema" es entretenida, aunque hay que tener cuidado con su obvia intención manipuladora y su actitud "políticamente correcta". Sin embargo resulta interesante, con buenos momentos de tensión (gracias al novel director y ex actor Nick Cassavetes) y con un buen elenco haciendo su mejor esfuerzo por trascender al guión. Medianamente recomendada, siempre y cuando no se tome muy en serio.

Calificación: 6

CINENCANTO - Revista de cine colaboradora

*Nota del editor.


Imágenes de John Q. - Copyright © 2002 New Line Cinema. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo | de compras | reportaje
especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine | reseñas de un butaquero
quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Vídeo
De compras
Especiales
Reportajes
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

 


Internet Explorer
800x600