LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 



Compras online
Mothman
 

FNAC

DVD
 

DVDGO

DVD



 

 

MOTHMAN, LA ÚLTIMA PROFECÍA
(The Mothman prophecies)


cartel
Ampliar cartel

Película disponible en DVD

Dirección: Mark Pellington.
País:
USA.
Año: 2002.
Duración: 119 min.
Interpretación: Richard Gere (John Klein), Laura Linney (Connie Parker), Will Patton (Gordon Smallwood), Debra Messing (Mary Klein), Lucinda Jenney (Denise Smallwood), Alan Bates (Alexander Leek).
Guión: Richard Hatem; basado en el libro de John A. Keel.
Producción: Tom Rosenberg, Gary Lucchesi y Gary Goldstein.
Música: Tomandandy.
Fotografía:
Fred Murphy.
Montaje: Brian Berdan.
Diseño de producción: Richard Hoover.
Dirección artística: Troy Sizemore.
Vestuario: Susan Lyall.
Decorados: Diana Stoughton.

 

SOBRE LA PRODUCCIÓN
© 2002 Lakeshore Entertainment y Filmax

MOTHMAN, LA ÚLTIMA PROFECÍA está basada en los acontecimientos relatados en un libro de John Keel de 1975 que lleva el mismo nombre. Se trata de la narración personal de Keel sobre los sucesos que tuvieron lugar en el pequeño pueblo de Point Pleasant, Virginia Occidental, durante trece meses, los cuales culminaron en una tragedia que llenó las páginas de los periódicos del mundo en diciembre de 1967.

Contada en esta ocasión como una historia contemporánea, la película presenta a Richard Gere como John Klein, un reportero del Washington Post que, después de una terrible pérdida en su vida, queda atrapado en unos extraordinarios hechos que afectan las vidas de la gente corriente. Tal y como la describe Gere, "la historia que contamos es realmente psicológica. Mi personaje ha sufrido una desaparición horrible al perder a su esposa al inicio de la película. Todo lo que le sucede lo relaciona con este hecho, con este trauma. Por tanto, proyectamos nuestro propio universo en todo momento. Creo que en la película intentamos mostrar como cada uno ve cosas distintas. No es como si cada dibujo fuera exactamente igual. Algunas personas oyen algo, otras ven algo, y unas otras sienten algo. Se trata de la interpretación de la realidad basada en la creación mental de cada uno, en la creación emocional de cada uno".

Fue el aspecto psicológico de la historia lo que atrajo al director Mark Pellington al proyecto. "Richard Hatem, el guionista original, había hecho un gran trabajo al coger el libro y convertirlo en una película", dice Pellington. "Al crear el personaje de John Klein como el polo alrededor del cual giran todos los acontecimientos, había configurado un héroe para la historia." Sobre su enfoque personal en la película, Pellington dice que "es un territorio difícil y, de hecho, es muy fácil caer en el melodrama o en la absurdidad. Porque tiene algo de increíble, así que debes ir un poco más allá, hasta un punto en que todo es emocionalmente misterioso, enigmático, surreal por naturaleza y metafísico; de esta manera, el material puede funcionar. De otro modo, resultaría ridículo."

A pesar de que la película retiene los detalles básicos del libro, el productor ejecutivo Richard S. Wright le permitió a Pellington la posibilidad de mantener el enfoque de la película en la historia humana y conservar su impacto psicológico. "La gente ha intentado hacer una película del Mothman como mínimo desde que se publicó el libro de Keel", dice Wright. "Muchos escritores lo han intentado pero es un tema muy difícil de tratar correctamente. Mark Pellington es quien ha conseguido imaginarse el modo de hacerlo." Wright continúa explicando que "ya desde un principio decidimos alejarnos de los ovnis y conservar acontecimientos que considerábamos más interesantes, como la gente que ve luces extrañas en el cielo o las llamadas telefónicas de raras voces. Para nosotros, el Mothman es una presencia. No buscamos la versión de látex de La mujer y el monstruo". La nuestra es mucho menos obvia pero más aterradora." Tal y como Pellington dijo al equipo cuando se inició la producción, "nunca diremos ‘criatura’ o ‘monstruo’. Nunca se ha manifestado de la misma forma a todas las personas, a pesar de que existen similitudes."

El productor y presidente de Lakeshore Entertainment, Gary Lucchesi, ha convivido con el proyecto durante mucho tiempo. Es la credibilidad de la historia lo que le convenció de que debía hacerla. "Soy un productor que cree que ‘si me puede pasar a mí, me interesa’", y continúa diciendo que "si piensas en las grandes películas de Hitchcock – si piensas en La ventana indiscreta y en Jimmy Stewart sentado con la pierna rota y siendo testigo de un crimen – te dices a ti mismo, ‘bien, ¡esto me podría pasar a mí!’ y esto es lo que encuentro atractivo. Es muy hitchcockiana. Es lo que pasa cuando gente razonablemente cuerda se topa con cosas increíbles. En este caso lo increíble es el presagio del destino, el presagio de la muerte."

Al haber trabajado en anteriores películas con Gere, para el productor Lucchesi la decisión sobre el casting fue fácil. Explica que "Richard es una estrella cinematográfica muy popular, un hombre que atrae fácilmente al gran público. Era perfecto para interpretar a John Klein". De la elección de Gere para el papel de John Klein, Mark Pellington dice que "es una gran elección, porque debe ser alguien al que estés dispuesto a creer cuando la gente le cuenta que ha visto esas cosas o cuando él mismo dice ‘he recibido una llamada de una entidad de nombre Indrid Cold’, de lo contrario te reirías". Pellington continúa diciendo que "por lo que atañe al reparto, lo más importante es encontrar aquella persona perfecta para cada papel y nuestra misión consistía exactamente en hacer esto. El material dibujó a las personas. No fue difícil conseguir un reparto de este calibre y todo gracias al material".

Cuando se habla sobre el material, Lucchesi observa que "en este guión hemos intentado crear un carácter para John Klein, quien es un completo pragmatista. Es redactor del Washington Post. Toda su vida ha versado sobre el descubrimiento de hechos. Y ahora descubre algo que no puede abarcar, que su parte más lógica sabe que no puede existir, por lo que se plantea si puede creer en algo sobrenatural o metafísico o más espiritual."

Mark Pellington describe a John Klein como "un hombre claramente racional, pero al que un trauma emocional convierte en vulnerable, intuitivo. Es un fiel pensador, sensible a los hechos que le rodean".

Gere amplia esta idea diciendo que "creo que existe un resquicio al que se aproxima este personaje cuando es incapaz de encontrar más pruebas". Gere observa que su personaje finalmente se da cuenta de algo que se encuentra a un nivel muy humano. "Creo que se trata de un proceso en el que varias personas situadas en distintos niveles se ayudan a sí mismas y a las otras, algo muy valioso en este trabajo. Son personas que en condiciones normales nunca habrían entrado en contacto con las otras personas. Por ejemplo, mi personaje y el de Gordon, interpretado por Will Patton, nunca hubiesen tenido ningún tipo de relación si no fuera por lo que sucede en esta historia y creo que de todo esto se desprende una extraña amistad". El personaje de Gere y el de Laura Linney, Connie, también forman una inusual pareja.

Al hablar sobre Laura Linney, quien interpreta el papel de Connie Parker, Gere dice que "me encantó trabajar con ella en Las dos caras de la verdad y pensé que era perfecta para el papel. Es muy creíble como habitante de un pueblo pequeño – es lista y abierta. Fácilmente sería alguien del pueblo en quien la gente confiaría. Laura ha vivido mucho, como todos nosotros, y esto aparece en su trabajo".

El director también pensó que Connie debía ser fuente de fuerza para otros personajes de la historia. Tal y como describe al personaje, "éste debía ser fuerte, era necesario que se notara que tenía carácter. Era necesario que se viera que tiene un gran sentido de la honestidad y mucha fuerza y que sería capaz de levantarte si fuera necesario, pero lo más importante es que uno debe tener la sensación de que sabe escuchar y de que es muy honrada". Hacer que Linney interpretara este papel fue una elección muy fácil para el director. "Cinco minutos después de que hubiese empezado nuestra reunión, ya había visto en ella tal variedad de emociones que supe de inmediato que me encontraba sentado delante de Connie", explica Pellington. "Creo que Laura llena el vacío entre ser una actriz de carácter y ser una primera actriz como Meryl Streep o Jessica Lange, que también son muy atractivas, pero cuya belleza nunca domina su credibilidad."

Linney se entusiasmó con este proyecto, no sólo por la oportunidad de interpretar un papel muy distinto – el de oficial de policía de un pequeño pueblo – sino también por el reto que representaba la historia en sí misma. La actriz explica que "es un proyecto de mucho riesgo, que es una de las razones por las que deseaba tanto hacerlo, además de trabajar de nuevo con Richard, que es la principal razón por la que lo hice, y también por los productores, a quienes conozco desde hace mucho tiempo. Creo que Mark Pellington es tan interesante visualmente que aportará algo un poco inusual en nuestro tiempo".

Sigue: Recreando Point Pleasant >>


Fuente:
Filmax


Imágenes y notas de producción de Mothman, la última profecía - Copyright © 2002 Lakeshore Entertainment y Filmax. Fuente: Filmax. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo | de compras | reportaje
especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine | reseñas de un butaquero
quiénes somos | contacto

La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

LA BUTACA
Revista de Cine online
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
USA
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos