LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    INSERTA TU MAIL

Más películas

En la puta vida
El florido pensil
Guerreros
John Q.
La máquina del tiempo
Elling
En la habitación
Hable con ella
Little Senegal
Bones
Fuera del mundo
Gosford Park
Mothman, la última profecía
Mulholland Drive
Rollerball
Sexy beast
Atando cabos
Desde el infierno
En la ciudad sin límites
Última sospecha
Yo soy Sam

 

E.T. EL EXTRATERRESTRE [20º Aniversario]
(E.T. The extra-terrestrial)


cartel
Ampliar cartel
Dirección: Steven Spielberg.
País:
USA.
Año reestreno: 2002.
Año cinta original: 1982.
Duración reestreno: 120 min.
Duración cinta original:
115 min.
Interpretación: Henry Thomas (Elliott); Dee Wallace Stone (Mary), Peter Coyote (Keys), Robert MacNaughton (Michael), Drew Barrymore (Gertie), Thomas Howell (Tyler), Sean Frye (Steve), .
Guión: Melissa Mathison.
Producción: Steven Spielberg y Kathleen Kennedy.
Música: John Williams.
Fotografía:
Allen Daviau.
Montaje: Carol Littleton.
Diseño de producción: James D. Bissell.
Decorados: Jackie Carr.
Vestuario: Deborah L. Scott.
Creador de E.T.: Carlo Rambaldi.

 

SOBRE LA PRODUCCIÓN
© 1982 Universal Pictures

CREAR Y CONSTRUIR E.T.

Elegir un actor es una cosa, pero encontrar el diseño exacto y perfecto para un alienígena de fantasía, además de la tecnología necesaria para construirlo a principios de los años 80, es otra. Spielberg y su ayudante Kathleen Kennedy, ahora ascendida a productora, empezaron a visitar a los mejores diseñadores de efectos especiales para lograr lo casi imposible. Ya habían trabajado duro con el ilustrador de producción Ed Verreaux para llegar al concepto de E.T.

"Fue muy difícil encontrar la imagen perfecta para E.T. porque quería que fuese muy especial", añade Spielberg. "No quería que se pareciese a los alienígenas de otras películas. Quería que fuera tan distinto anatómicamente que nadie pudiese pensar que había una persona dentro de un traje que se cerraba con cremallera. Establecimos estos principios cuando empecé a trabajar con Ed Verreaux".

Uno de los mayores retos era que Spielberg quería que E.T. sólo midiese 90 centímetros, que tuviese un cuello telescópico y pies pequeños y rechonchos. Esto eliminaba la posibilidad de que una persona adulta de estatura media llevase el traje de E.T. Entre los diseñadores con los que habló Spielberg estaba Carlo Rambaldi, el talentoso italiano que había diseñado el alienígena de largos brazos y piernas que se comunica con el científico, François Truffaut, en el momento culminante de Encuentros en la Tercera Fase (apodado "Puck" por el director).

"Le di a Carlo unos seis bocetos que Ed Verreaux había dibujado", añade Spielberg, "y me encantaron los primeros diseños que se le ocurrieron para E.T."

"Lo que más recuerdo de cuando trabajaba con Steven en el diseño de E.T.", recuerda Verreaux, "es ir a su oficina y ver todos los libros que usaba como referencias. Steven mostraba una foto o imagen y señalaba los detalles de los ojos, de la boca y otras características; lo que llamaba la atención es que casi todas esas imágenes eran de personas muy, muy mayores". De hecho, a Spielberg le influyeron mucho las fotografías de Albert Einstein, Ernest Hemingway y Carl Sandburg durante sus últimos años. "Me encantaban sus ojos", dice Spielberg, "y le pregunté a Carlo si podíamos hacer que los ojos de E.T fuesen tan frívolos, sabios y tristes como los suyos".

Spielberg y Rambaldi comenzaron a construir un "retrato robot" de cómo debía ser la cara de E.T. Cogieron revistas y recortaron fotos de bebés para luego pegarles los ojos de Einstein, Hemingway y Sandburg encima de las fotografías. Parte de la inspiración también llegó por medio de los ojos del gato del Himalaya de Rambaldi, además de una obra pictórica del italiano titulada Mujeres del Delta (Women of Delta), un tributo a las mujeres de una lejana región de su país. Sus cabezas, largos cuellos y parte superior del cuerpo contribuirían a la cabeza y cuello de E.T.

A principios de enero de 1981, seis meses antes de que estuviera previsto comenzar a rodar, Rambaldi realizó un modelo a escala real en arcilla de la cabeza de E.T. y se lo llevó a Spielberg como sorpresa, una grata sorpresa. El cineasta realizó una prueba con el modelo de arcilla y una cámara de vídeo, y descubrió que podía realzar la efectividad del pequeño alienígena con la ayuda de las luces.

Para la obra que suponía realizar el E.T. completo, Rambaldi contó con el esfuerzo de un equipo de artistas y técnicos de efectos especiales. La construcción del alienígena comenzó en marzo de 1981. Spielberg y Kennedy siguieron pasando notas muy detalladas a Rambaldi sobre el alienígena, tales como una petición de que sus labios fueran húmedos y carnosos, como las bocas humanas, pero que al mismo tiempo la textura fuera distinta a la de su piel y que pareciesen mojados y pegajosos; o que la esquina de los ojos de E.T. estuviese húmeda, como los ojos humanos.

Craig Reardon, consultor artístico especial, fue llamado para pintar a E.T. y crear la luz de su corazón, para este trabajo se le unió Robert Short. Spielberg describió la luz de su corazón como parecida al líquido brillante que genera la cola de una luciérnaga. Reardon y Short lucharon con el diseño de la luz del corazón en un intento de lograr el concepto perfecto hasta que, finalmente, justo antes de que comenzase el rodaje, Short decidió fabricar un torso completamente nuevo de plástico transparente que recubrió con pintura a excepción del área del corazón, dejando la zona iluminada transparente. Luego construyó una estructura en el cuello sobre la que se podía montar la cabeza de E.T. Short también creó una segunda luz para el corazón, un peto de escayola con una lámpara halógena Tungsten, que se podía incorporar al traje creado por Rambaldi de E.T. para las escenas en las que E.T. se movía por el bosque.

Otro de los grandes retos fue conseguir que la lengua de E.T. se moviese adecuadamente. El hombre que llegó al rescate fue el supervisor técnico Steven Townsend, que fabricó un mecanismo que requería nada menos que seis cables distintos. Como Spielberg nunca dejó de insistir en la importancia de que los ojos de E.T. fuesen completamente creíbles – ya que los ojos son la ventana del alma – Kathleen Kennedy se los llevó al famoso Instituto Ocular Jules Stein de Los Angeles (poca gente no estará de acuerdo en que es el mejor centro de su tipo en el mundo) y allí encontró a una joven, Beverly Hoffman, que fue la encargada de pintarlos.

Finalmente se construyeron tres modelos de E.T. para la película: (1) El E.T. mecánico de tamaño real que medía 122 centímetros con el cuello encogido y 142 centímetros con el cuello extendido. La cabeza medía 51 centímetros y los ojos tenían un diámetro de 7,56 centímetros. Este modelo estaba controlado por 12 hombres desde unas cajas de control conectadas al cuerpo del alienígena mediante cables de 6 metros de longitud. (2) Un modelo electrónico que fue diseñado y manejado por control remoto para primeros planos y expresiones faciales. (3) Un "traje" de E.T. de tamaño real que fue llevado por distintos artistas de talento especializados en varias funciones. También se construyeron cuatro cabezas de E.T., todas ellas intercambiables y móviles para usarse con los distintos cuerpos, y todas ellas con el cuello extensible característico de E.T.

Los modelos fueron fabricados con esqueletos de aluminio y acero recubiertos de capas de fibra de vidrio, poliuretano y goma. El modelo mecánico y el modelo eléctrico de E.T. tenían 87 puntos de movimiento; desde levantar un brazo hasta guiñar un ojo, con 10 puntos de movimiento sólo en la cara. Era el ejemplo de adónde podían llegar los efectos especiales físicos en 1981.

Sigue: Elegir el reparto humano >>

Fuente: UIP España


Imágenes y notas de producción de E.T. El extraterrestre - Copyright © 1982 Universal Pictures. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo | de compras | reportaje
especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine | reseñas de un butaquero
quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Vídeo
De compras
Especiales
Reportajes
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

 


Internet Explorer
800x600