LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    INSERTA TU MAIL

Más películas

El embrujo de Shanghai
La habitación del pánico
Los Tenenbaums
Un padre de cuidado
Vete a saber
Crossroads
Falsa identidad
La playa de los galgos
La spagnola
Monster's ball
The Majestic
E.T. El extraterrestre
En la puta vida
El florido pensil
Guerreros
John Q.
La máquina del tiempo
Elling
En la habitación
Hable con ella
Little Senegal
Bones
Fuera del mundo
Gosford Park
Mothman, la última profecía
Mulholland Drive
Rollerball
Sexy beast
Atando cabos
Desde el infierno
En la ciudad sin límites
Última sospecha
Yo soy Sam

 

LA VENGANZA DEL CONDE DE MONTECRISTO
(The Count of Monte Cristo)


cartel
Ampliar cartel
Dirección: Kevin Reynolds.
Países:
Reino Unido, USA.
Año: 2002.
Duración: 131 min.
Interpretación: James Caviezel (Edmond Dantés / Conde de Montecristo), Guy Pearce (Fernando Mondego, Conde de Morcert), Richard Harris (Abate Faria), James Frain (Monsieur de Villefort), Dagmara Dominczyk (Mercedes Iguanada), Luis Guzmán (Jacopo), Michael Wincott (Dorléac), Albie Woodingston (Danglar), Henry Cavill (Alberto Mondego), Alex Norton (Napoleón Bonaparte), Christopher Adamson (Maurice).
Guión: Jay Wolpert; basado en la novela "El Conde de Montecristo" de Alejandro Dumas.
Producción: Roger Birnbaum, Gary Barber y Jonathan Glickman.
Música: Edward Shearmur.
Fotografía:
Andrew Dunn.
Montaje: Stephen Semel y Chris Womack.
Diseño de producción: Mark Geraghty.
Dirección artística: Conor Devlin y Terry Pritchard.
Vestuario: Tom Rand.
Decorados: Johnny Byrne.

 

CRÍTICA

José Luis Santos

Si hay algún autor literario al que pueda considerarse puro cine y cuyas obras parezcan predestinadas a la gran pantalla, en mi humilde opinión ése es Alejandro Dumas. Y debo admitirlo: una de sus historias que desde siempre me ha fascinado es la del Conde de Montecristo, entendida como la esencia más pura de la tan amarga como abrasadora sed de venganza que resulta inherente a la naturaleza humana y que a nivel colectivo explica un porcentaje más que respetable de la mayoría de los pasajes de nuestra historia. Ante esto, son numerosas las adaptaciones que de los avatares de Edmundo Dantés se han hecho tanto en cine como en televisión (unas veces con mayor acierto que otras) y ésa ha sido la apuesta elegida por Kevin Reynolds para intentar salir del ostracismo al que le condenó el absoluto naufragio que su sociedad con el errático Kevin Costner sufrió en los desbordados océanos de "Waterworld", y para salir del cual ha preferido "jugar en casa" y abordar el género de aventuras, en el que ya demostró en "Robin Hood, príncipe de los ladrones" que se mueve con cierta eficacia.

La adaptación es muy libre: simplifica, reescribe, modela y reinventa en algunos casos a su gusto trama, personajes, escenarios y situaciones. Todo esto con un única misión: centrar su esfuerzo en hacer una película lo más pura posible de aventuras, con un corte casi clásico y fórmulas exentas de cualquier otra pretensión que no sea un entretenimiento simple pero sin trampa, exento de aditamentos ni estridencias innecesarios, lo cual se convierte en su principal virtud y defecto a la vez.

Virtud porque Reynolds sabe moverse en el género con eficacia y dota a su película de un ritmo y una escritura cinematográfica que consiguen un producto entretenido sin necesidad de recurrir a efectos de pirotecnia visual, huyendo de los alardes de espectacularidad que salpicaban algunos momentos de"Robin Hood" (recordemos: tomas que siguen el recorrido de una flecha, planos forzados...) y ganando así en cercanía al espectador y credibilidad, al margen de algunos excesos de puesta en escena en las presentaciones del conde en sociedad que parecen más propios del "Moulin Rouge" de Luhrmann que del resto del film. Defecto, porque al conjunto realización-guión le falta un ápice de química que deja a la cinta huérfana de verdadera emoción, resultando eficaz y entretenida pero sin conseguir remover sentimientos como posiblemente la historia exigiría. A ello contribuye quizás un final algo embarullado, estático en su definición y excesivamente teatralizado (en la escena a priori más intensa de la película los actores van incorporándose de la nada a la pantalla como si de un escenario de teatro se tratara, con poses corporales que resultan demasiado rígidas para aportar credibilidad) que tiene como colofón una lucha definitiva cuyo desenlace resulta demasiado tópico y fantasma y que deja al espectador algo frío.

En cuanto al reparto, lo más destacable no lo encontramos en su protagonista, James Caviezel (al que recordarán como el soldado Witt de "La delgada línea roja" o el hijo de Dennis Quaid en el futuro en "Frequency"), que está simplemente correcto, sino en un Guy Pierce absolutamente de moda ("L.A. Confidential", "Memento","La máquina del tiempo") que ejerce de forma estimable de villano, y en el lujo de contar con un secundario de la solidez de Richard Harris, capaz de pasar de encarnar un Emperador Marco Aurelio que se erige en lo mejor de "Gladiator" a ser a continuación el maestro de "Harry Potter" sin perder un ápice de credibilidad.

Hace una semana hablábamos de "La máquina del tiempo", una película que abordaba el cine de aventuras desaprovechando una buena historia al reescribirla con torpeza y escenificarla de forma anodina y basada únicamente en unos buenos efectos especiales. Ahora nos encontramos con otra que si bien igualmente transforma la novela en guión de forma bastante libre y simplificadora, mantiene en él un buen pulso narrativo y ofrece una realización que sin ser perfecta demuestra oficio para hacer al espectador pasar un buen rato y no mirar el reloj a lo largo de sus 131 minutos. Si este fin de semana buscan mera diversión en el cine y están dispuestos a disfrutar con un producto no redondo pero sí digno, mi consejo es: vista la cartelera, huyan de los morlocks cambiándolos por la bella Mercedes y sigan a Edmundo Dantés hasta el Castillo de If. No se arrepentirán.


Imágenes de producción de La venganza del Conde de Montecristo - Copyright © 2002 Spyglass Entertainment, Touchstone Pictures y Buena Vista. Todos los derechos reservados.

Página principal de "La venganza del Conde de Montecristo"
Añade "La venganza del Conde de Montecristo" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo | de compras | reportaje
especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine | reseñas de un butaquero
quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Vídeo
De compras
Especiales
Reportajes
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

 


Internet Explorer
800x600